lamarea.com https://www.lamarea.com Periodismo para gente independiente Mon, 19 Nov 2018 22:31:44 +0000 es-ES hourly 1 Andalucía sin tópicos: verdades malas y verdades buenas https://www.lamarea.com/2018/11/19/andalucia-sin-topicos-verdades-malas-y-verdades-buenas/ https://www.lamarea.com/2018/11/19/andalucia-sin-topicos-verdades-malas-y-verdades-buenas/#respond Mon, 19 Nov 2018 10:19:09 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110789

El especial 'Andalucía sin tópicos' está publicado en LaMarea65

Los datos del segundo trimestre de 2018 sitúan el paro en Andalucía en el 23,9%, un 8,62% más que la media en España; la tasa de riesgo de pobreza en 2017 ascendió al 31% en Andalucía frente al 21,6% nacional; la de abandono escolar supera en casi cinco puntos a la media. Y el PIB per cápita es uno de los más bajos de España. Son cifras oficiales. Todo esto es verdad. Y el paro, en concreto, es el mayor problema al que se enfrenta históricamente esta comunidad.

Pero también es verdad que Andalucía, una tierra castigada especialmente por el franquismo, es la comunidad donde la economía social tiene más presencia –representa el 8% del Producto Interior Bruto andaluz–; también es verdad que Andalucía es la tercera comunidad con mayor producción científica; es verdad también que Andalucía es la comunidad que más ha aportado al crecimiento de las exportaciones de España durante el primer semestre de este año, por encima de Cataluña, un hecho que no ocurría desde el primer semestre de 2004. Y otro ejemplo: es verdad que Andalucía se sitúa a la cabeza, junto con el País Vasco, en ayuda a la cooperación. Todos ellos son, como los primeros, datos oficiales.

Hay muchas verdades en Andalucía, malas y buenas. La mentira es decir que la parte mala es lo único que existe en Andalucía. “Una comunidad autónoma a la que nunca nos acercamos si no es para observar escándalos –el fraude de los ERE–, o atacarla con tópicos ofensivos –tierra de subsidiados, tierra de parásitos–, o para observarla solamente como el campo de batalla donde se ha venido librando durante décadas el gran combate entre el PP y el PSOE”, decía recientemente el periodista Iñaki Gabilondo en la Cadena SER, con motivo de la convocatoria de las elecciones andaluzas el próximo 2 de diciembre. “Espero –continuaba– que llegue el día en el que decidamos observarla en su verdadera dimensión —la cuantitativa, 18% de la población nacional, 14% del PIB, y la cualitativa— para tratar de entender su riquísima complejidad y su peso en los equilibrios territoriales de España. Espero que llegue el día en el que le tengamos respeto y le dediquemos por lo menos la décima parte del tiempo que dedicamos a otras comunidades porque por el momento Andalucía, vapuleada por todos los lugares comunes, es una gran desconocida”.

Días después, solo días después –y como acostumbran los líderes del PP de Despeñaperros para arriba en época de elecciones–, salió la exministra de Agricultura Isabel García Tejerina diciendo aquello de que un niño (no sabemos si también las niñas) de 10 años de Andalucía sabe lo mismo que uno de 8 de Castilla y León. Simplificando, añadió la dirigente del PP. Y eso es lo que se suele hacer con Andalucía: simplificar hasta hablar de ella, todavía hoy, como una comunidad analfabeta, subvencionada, atrasada y vaga. Lo que vino a decir también Jorge Verstrynge. Lo que han dicho y probablemente sigan diciendo.

“Nadie es mejor que nosotros, pero cierto clasismo territorial no quiere cambiar un statu quo impuesto, en el que los andaluces parecen vetados para la prosperidad, la vanguardia y el descubrimiento”, dijo tras ser nombrado Hijo Predilecto de Andalucía el genetista Guillermo Antiñolo. “Como si la inteligencia, la destreza y el emprendimiento fueran valores exclusivos de otras comunidades o territorios. No es la única mirada que hay que cambiar. Debemos tener otra mirada sobre nosotros. Reconocernos en las cosas que hacemos. Completar ese cambio interior que te da la confianza necesaria para creer, porque hacemos muchas cosas bien”, prosiguió. Antiñolo es director de la Unidad de Medicina Materno Fetal, Genética y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, donde junto a su equipo ha protagonizado algunos de los mayores hitos de la sanidad pública andaluza y de la medicina mundial. Y claro, claro que la sanidad pública se ha resentido en los últimos años, como le afea la oposición al gobierno socialista, que lleva casi 40 años gobernando.

Pero en este cuadernillo –publicado en #LaMarea65 y que iremos liberando a lo largo de estos días– no vamos a hablar de política: las encuestas siguen dando la victoria, aunque con mucho menor peso que años atrás, al PSOE, que tendrá muy difícil gobernar sin el apoyo de Adelante Andalucía, la marca formada entre Podemos e Izquierda Unida; además, por primera vez, está sobre la mesa como una posibilidad real un gobierno entre PP y Ciudadanos. En este cuadernillo vamos a hablar de personas. Andaluces y andaluzas –más andaluzas– que desmontan los tópicos, que reflexionan sobre esas verdades buenas de las que apenas se habla y que forman parte –tanto como las malas– de la realidad andaluza.


TRES APUNTES

La investigadora Marta Alarcón. FUNDACIÓN ANDALUZA PROGRESO Y SALUD

Enfermedades autoinmunes

En Granada, desde el Centro de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo) de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, la científica Marta Alarcón dirige el proyecto Precisesads, financiado con casi 23 millones de euros y en el que participan 28 entidades públicas y privadas de 12 países diferentes. Su objetivo es crear un mapa molecular que pueda servir de base al desarrollo de tratamientos para enfermedades autoinmunes como el lupus, que afectan a un 5% de la población.

Vanguardia y Teatro Central

El Teatro Central de Sevilla abrió su temporada de 2016 con una versión de Fuente Ovejuna protagonizada por mujeres del barrio chabolista de El Vacie, a quienes dieron una oportunidad el dramaturgo Ricardo Iniesta y la directora Pepa Gamboa. El Central, dirigido por Manuel Llanes –galardonado con el Ramón Llull y nombrado Caballero de las Artes y las Letras en Francia, es un laboratorio de vanguardia, Premio Max a la Contribución de las Artes Escénicas.

Feminismo desde el sur

El movimiento feminista también tiene mucha fuerza en el sur. No solo hay Semana Santa: están las mujeres del coño insumiso. Están las creadoras de la publicación La Poderío. Están Rocío Medina, Violeta Romero y Pura Sánchez, “hablando Feminista a(r)mando resistencias en Radiópolis, la radio comunitaria de sevilla en el 88.0 de FM”. Está Martirio, está Pilar del Río, está Elena Medel, está María Galiana, está María Castellano… Y las madres y las abuelas y tantas más.

La entrada Andalucía sin tópicos: verdades malas y verdades buenas se publicó primero en lamarea.com.

]]>

El especial 'Andalucía sin tópicos' está publicado en LaMarea65

Los datos del segundo trimestre de 2018 sitúan el paro en Andalucía en el 23,9%, un 8,62% más que la media en España; la tasa de riesgo de pobreza en 2017 ascendió al 31% en Andalucía frente al 21,6% nacional; la de abandono escolar supera en casi cinco puntos a la media. Y el PIB per cápita es uno de los más bajos de España. Son cifras oficiales. Todo esto es verdad. Y el paro, en concreto, es el mayor problema al que se enfrenta históricamente esta comunidad. Pero también es verdad que Andalucía, una tierra castigada especialmente por el franquismo, es la comunidad donde la economía social tiene más presencia –representa el 8% del Producto Interior Bruto andaluz–; también es verdad que Andalucía es la tercera comunidad con mayor producción científica; es verdad también que Andalucía es la comunidad que más ha aportado al crecimiento de las exportaciones de España durante el primer semestre de este año, por encima de Cataluña, un hecho que no ocurría desde el primer semestre de 2004. Y otro ejemplo: es verdad que Andalucía se sitúa a la cabeza, junto con el País Vasco, en ayuda a la cooperación. Todos ellos son, como los primeros, datos oficiales.

Hay muchas verdades en Andalucía, malas y buenas. La mentira es decir que la parte mala es lo único que existe en Andalucía. “Una comunidad autónoma a la que nunca nos acercamos si no es para observar escándalos –el fraude de los ERE–, o atacarla con tópicos ofensivos –tierra de subsidiados, tierra de parásitos–, o para observarla solamente como el campo de batalla donde se ha venido librando durante décadas el gran combate entre el PP y el PSOE”, decía recientemente el periodista Iñaki Gabilondo en la Cadena SER, con motivo de la convocatoria de las elecciones andaluzas el próximo 2 de diciembre. “Espero –continuaba– que llegue el día en el que decidamos observarla en su verdadera dimensión —la cuantitativa, 18% de la población nacional, 14% del PIB, y la cualitativa— para tratar de entender su riquísima complejidad y su peso en los equilibrios territoriales de España. Espero que llegue el día en el que le tengamos respeto y le dediquemos por lo menos la décima parte del tiempo que dedicamos a otras comunidades porque por el momento Andalucía, vapuleada por todos los lugares comunes, es una gran desconocida”.

Días después, solo días después –y como acostumbran los líderes del PP de Despeñaperros para arriba en época de elecciones–, salió la exministra de Agricultura Isabel García Tejerina diciendo aquello de que un niño (no sabemos si también las niñas) de 10 años de Andalucía sabe lo mismo que uno de 8 de Castilla y León. Simplificando, añadió la dirigente del PP. Y eso es lo que se suele hacer con Andalucía: simplificar hasta hablar de ella, todavía hoy, como una comunidad analfabeta, subvencionada, atrasada y vaga. Lo que vino a decir también Jorge Verstrynge. Lo que han dicho y probablemente sigan diciendo.

“Nadie es mejor que nosotros, pero cierto clasismo territorial no quiere cambiar un statu quo impuesto, en el que los andaluces parecen vetados para la prosperidad, la vanguardia y el descubrimiento”, dijo tras ser nombrado Hijo Predilecto de Andalucía el genetista Guillermo Antiñolo. “Como si la inteligencia, la destreza y el emprendimiento fueran valores exclusivos de otras comunidades o territorios. No es la única mirada que hay que cambiar. Debemos tener otra mirada sobre nosotros. Reconocernos en las cosas que hacemos. Completar ese cambio interior que te da la confianza necesaria para creer, porque hacemos muchas cosas bien”, prosiguió. Antiñolo es director de la Unidad de Medicina Materno Fetal, Genética y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, donde junto a su equipo ha protagonizado algunos de los mayores hitos de la sanidad pública andaluza y de la medicina mundial. Y claro, claro que la sanidad pública se ha resentido en los últimos años, como le afea la oposición al gobierno socialista, que lleva casi 40 años gobernando.

Pero en este cuadernillo –publicado en #LaMarea65 y que iremos liberando a lo largo de estos días– no vamos a hablar de política: las encuestas siguen dando la victoria, aunque con mucho menor peso que años atrás, al PSOE, que tendrá muy difícil gobernar sin el apoyo de Adelante Andalucía, la marca formada entre Podemos e Izquierda Unida; además, por primera vez, está sobre la mesa como una posibilidad real un gobierno entre PP y Ciudadanos. En este cuadernillo vamos a hablar de personas. Andaluces y andaluzas –más andaluzas– que desmontan los tópicos, que reflexionan sobre esas verdades buenas de las que apenas se habla y que forman parte –tanto como las malas– de la realidad andaluza.


TRES APUNTES La investigadora Marta Alarcón. FUNDACIÓN ANDALUZA PROGRESO Y SALUD

Enfermedades autoinmunes

En Granada, desde el Centro de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo) de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, la científica Marta Alarcón dirige el proyecto Precisesads, financiado con casi 23 millones de euros y en el que participan 28 entidades públicas y privadas de 12 países diferentes. Su objetivo es crear un mapa molecular que pueda servir de base al desarrollo de tratamientos para enfermedades autoinmunes como el lupus, que afectan a un 5% de la población.

Vanguardia y Teatro Central

El Teatro Central de Sevilla abrió su temporada de 2016 con una versión de Fuente Ovejuna protagonizada por mujeres del barrio chabolista de El Vacie, a quienes dieron una oportunidad el dramaturgo Ricardo Iniesta y la directora Pepa Gamboa. El Central, dirigido por Manuel Llanes –galardonado con el Ramón Llull y nombrado Caballero de las Artes y las Letras en Francia, es un laboratorio de vanguardia, Premio Max a la Contribución de las Artes Escénicas.

Feminismo desde el sur

El movimiento feminista también tiene mucha fuerza en el sur. No solo hay Semana Santa: están las mujeres del coño insumiso. Están las creadoras de la publicación La Poderío. Están Rocío Medina, Violeta Romero y Pura Sánchez, “hablando Feminista a(r)mando resistencias en Radiópolis, la radio comunitaria de sevilla en el 88.0 de FM”. Está Martirio, está Pilar del Río, está Elena Medel, está María Galiana, está María Castellano… Y las madres y las abuelas y tantas más.

La entrada Andalucía sin tópicos: verdades malas y verdades buenas se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/19/andalucia-sin-topicos-verdades-malas-y-verdades-buenas/feed/ 0
Noticias climáticas: Primeros detalles de la ley de cambio climático https://www.lamarea.com/2018/11/19/noticias-climaticas-primeros-detalles-de-la-ley-de-cambio-climatico/ https://www.lamarea.com/2018/11/19/noticias-climaticas-primeros-detalles-de-la-ley-de-cambio-climatico/#respond Mon, 19 Nov 2018 09:34:09 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110781 Central térmica de Andorra (Teruel), cuyo cierre ha sido anunciado esta semana por Endesa. Foto: Luis Zamora/Flickr. CC BY 2.0

La futura ley de cambio climático y transición energética española ha copado los titulares de la prensa de todo el mundo esta semana. El texto, que aún está en fase de preparación, establece que el sistema eléctrico será totalmente renovable para mediados de siglo, y una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 90% con respecto a niveles de 1990. Antes, en 2030, las emisiones se deben haber reducido un 20%, con un 70% de renovables en el sistema eléctrico, según informaron fuentes del ministerio que dirige Teresa Ribera durante un encuentro con periodistas el pasado martes. Para conseguirlo, España deberá instalar al menos 3.000 MW en solar y eólica durante la próxima década.

De entre las medidas que incluye el borrador, una de las más comentadas ha sido la prohibición de matricular nuevos vehículos con motor de combustión interna (diésel o gasolina) a partir de 2040. A partir de 2050 ya no podrán circular. Asimismo, y aunque el borrador no fija una fecha exacta, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, afirmó que las últimas centrales de carbón en España cerrarán en 2025.

Además de los objetivos de renovables y reducción de emisiones, el ministerio tiene la intención de no autorizar nuevos proyectos de extracción, exploración e investigación de combustibles fósiles. También se prohibirá el fracking y las subvenciones a estos combustibles. El borrador exige que al menos el 20% de los Presupuestos Generales del Estado tenga un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, y que el sector público estatal retire sus inversiones de los combustibles fósiles. Finalmente, se prevé poner en marcha una “estrategia de transición justa” en los territorios que puedan perder tejido económico por las medidas de transición y la rehabilitación energética de al menos 100.000 viviendas al año.

Algunas de las grandes ONG ecologistas (Greenpeace, Ecologistas en Acción y WWF) han reaccionado con frialdad a la noticia. A pesar de considerar el texto como un paso importante hacia un “futuro renovable y sostenible”, han señalado que las propuestas son “insuficientes” para frenar el cambio climático. Por su parte, el vicepresidente de la patronal del automóvil (Anfac) se mostró sorprendido, y en una entrevista con El País, afirmó que espera que “el Gobierno recapacite”. La Fundación Renovables ha lamentado “la falta de ambición en reducción de gases de efecto invernadero”, mientras que el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) pidió que se incluyan las fechas de cierre de las centrales de carbón en el Plan Nacional de Energía y Clima.

El infierno en California

Los incendios que han asolado el Estado de California durante las últimas dos semanas han dejado ya al menos 76 muertes y alrededor de 1.300 personas desaparecidas. El mayor de los dos incendios, conocido como Camp Fire, ya es el incendio forestal más letal y destructivo de la historia del Estado. La gran mayoría de las víctimas del Camp Fire se han producido en Paradise, una ciudad de unos 27.000 habitantes a aproximadamente 280 kilómetros al norte de San Francisco, que ha sido totalmente arrasada por las llamas. El incendio ha quemado más de 57.000 hectáreas, y ha hecho necesaria la evacuación de alrededor de 300.000 personas. Aún no está bajo control.

Este año ya ha batido el récord en superficie quemada en California, según el Departamento de Protección contra Incendios del Estado. El cambio climático es la principal causa del incremento en la frecuencia y severidad de los siniestros, al estar relacionado con el aumento en la aridez y las mayores temperaturas. Otros factores son una mala planificación y una gestión incorrecta de las zonas forestales. Sin embargo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha culpado a cualquier cosa excepto el calentamiento global.

El mundo no puede permitirse más combustibles fósiles

El informe anual Perspectivas para la Energía Mundial, publicado el pasado martes por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), advierte de que el mundo no puede soportar más plantas de generación energética a partir de hidrocarburos, si se quieren respetar los límites de calentamiento establecidos en el Acuerdo de París. Según la agencia, todo el presupuesto de carbono será consumido por las plantas, vehículos e industrias ya existentes. Para contener el calentamiento por debajo de 2ºC, todos los nuevos proyectos energéticos deben ser bajos en emisiones, o neutros, y además deben retirarse u optimizarse las centrales actuales, instalando sistemas de captura de carbono. El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, afirmó que “existe una desconexión creciente entre la ciencia climática internacional y los mercados de la energía”.

El informe también señala que la demanda internacional de energía podría crecer alrededor de un 25%, impulsada sobre todo por el desarrollo de Asia. Si este desarrollo no va acompañado de medidas de eficiencia energética, podría llegar a ser el doble. No se espera que las renovables y la nuclear puedan cubrir la totalidad de esa nueva demanda. Sin embargo, el documento también incluye buenas noticias: el uso del carbón podría haber alcanzado su pico en 2014.

El grupo ecologista Oil Change International ha criticado a la AIE por lo que, en su opinión, es una falta de ambición en cuanto al cumplimiento de los objetivos climáticos.

Otras noticias

Causas y causantes

  • Endesa ha anunciado al Gobierno que cerrará, de manera inmediata, sus centrales de Andorra (Teruel) y Compostilla (León).
  • Los liderazgos políticos de las 20 mayores economías del mundo prestan más atención a las industrias de combustibles fósiles que a las autoridades científicas, según una investigación recogida por The Guardian.
  • Las grandes petroleras de todo el mundo invirtieron el 1% de su presupuesto en energías limpias, según un estudio recogido por Reuters.
  • La petrolera estadounidense Chevron Texaco es la empresa que más contribuye al cambio climático en todo el mundo. La firma está detrás del 3,51% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según The Guardian.
  • Según el medio digital Climate Home News, la elección de Jair Bolsonaro ya está afectando negativamente al Amazonas, donde se habría disparado en un 50% la deforestación durante la campaña electoral.
  • Informa Inside Climate News de que el aumento en el uso del aire acondicionado podría significar medio grado adicional de calentamiento para finales de siglo.
  • El gobierno de Donald Trump ha iniciado el proceso para retirar la protección del Ártico contra la exploración y explotación petrolera.
  • La petrolera estadounidense Hilcorp está encontrando dificultades para perforar el ártico por la falta de hielo marino, informó The Guardian.
  • Además de contribuir al cambio climático, las emisiones de los vehículos diésel dañan los pulmones infantiles.
  • China ya es el mayor importador mundial de gas natural licuado, tras sobrepasar esta semana a Japón, según informó Reuters.
  • Enagás tendrá que devolver hasta 17 millones de euros a las personas contribuyentes, cobrados en el marco del proyecto Castor.

Transparencia, greenwashing y negacionismo

  • El presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de dar “datos falsos” sobre contaminación, criticando los planes del Ejecutivo de prohibir en el futuro los vehículos de combustión interna.
  • El probable nuevo ministro de Exteriores de Brasil cree que el cambio climático es una “conspiración marxista”
  • El lobby australiano del petróleo y el gas está presionando para limitar la información sobre emisiones que tienen que publicar por ley, según The Guardian.

Luchas y represión

  • El grupo activista Extinction Rebellion volvió a manifestarse esta semana en Londres, donde al menos 27 manifestantes fueron detenidos tras bloquear varios puentes de la capital británica y pegarse a las verjas de Downing Street, donde reside la primera ministra, Theresa May. 
  • El miércoles, asociaciones de pescadores de cangrejos de California denunciaron a 30 empresas de combustibles fósiles por su contribución al calentamiento global, que afecta a la industria de los crustáceos. 
  • El científico australiano Terry Hughes, uno de los mayores expertos del mundo en materia de arrecifes de coral, famoso por sus feroces críticas por la falta de acción climática en su país, ha recibido el premio John Maddox por su defensa de la ciencia

Impactos

  • Las fuertes lluvias que han afectado a la costa mediterránea persistirán durante el comienzo de esta semana. El temporal ha dejado una víctima mortal en Girona e inundaciones en Cataluña y la Comunidad Valenciana.
  • Analistas de la firma británica Verisk Maplecroft declararon que 84 de las 100 ciudades (79 de las cuales están en África) que más rápido crecen del mundo están expuestas a un “riesgo extremo” por los impactos del cambio climático.
  • Un joven de Barcelona ha sido diagnosticado con el primer caso de dengue autóctono en Cataluña y el sexto en España. Más información en El País.

Ciclos de realimentación

  • Personal investigador de la NASA ha mostrado su preocupación por el CO2 procedente de los incendios cada vez más extensos y frecuentes, informa la BBC.

Adaptación y mitigación

  • Una investigación publicada por Science Advances ha hallado que la restauración de ecosistemas costeros y otros espacios naturales podrían contrarrestar hasta un 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.
  • Un informe hecho público en el contexto de la XXVI Cumbre Iberoamericana señala a la reducción de emisiones procedentes del transporte y la gestión y reciclaje de residuos como los grandes retos climáticos de Iberoamérica. 
  • El comité científico que asesora al gobierno de Theresa May en materia de cambio climático ha publicado un informe, recogido por la BBC, en la que pide cambios radicales, incluida una reducción de hasta la mitad del ganado ovino y bovino, para combatir el calentamiento global.

Políticas y diplomacia

  • El pleno del Parlamento Europeo aprobó el martes los objetivos de energías renovables (32% para 2030) y eficiencia energética (32,5%). Los objetivos podrán revisarse al alza en 2023.
  • Un estudio publicado el viernes en Nature Communications y recogido por The Guardian afirma que las políticas actuales de China, Rusia y Canadá llevarían al planeta a un calentamiento por encima de los 5ºC para finales de siglo.
  • Un borrador de la comisión alemana que debate la estrategia para la transición energética del país centroeuropeo, filtrado a Clean Energy Wire, contempla compensaciones a la industria del carbón por el cierre de sus centrales.
  • El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, anunció el martes que el Gobierno planea lanzar un plan integral de movilidad intermodal para favorecer el transporte en tren y bicicleta, informa La Vanguardia.
  • Los camiones de la UE deberán reducir sus emisiones de CO2 en un 20% para 2025 y un 35% para 2030.
  • El gobierno de Donald Trump planea organizar sesiones de promoción del carbón (el combustible fósil que más contribuye al cambio climático) en la Cumbre del Clima de Katowice (Polonia), que se celebrará en diciembre. 
  • Representantes políticos de todo el mundo, reunidos en la Conferencia de Biodiversidad de las Naciones Unidas, han señalado que la protección global de los arrecifes de coral debe convertirse en una prioridad.
  • El Reino Unido podría retirarse del Sistema de Comercio de Emisiones de la UE después del Brexit, según Reuters. El acuerdo alcanzado entre Londres y Bruselas, además, recoge varias medidas de protección climática y medioambiental, informó DeSmog UK.
  • Los tribunales europeos han dictaminado que el sistema de mecanismos de capacidad del Reino Unido son ilegales, según The Guardian.
  • El presidente francés, Emmanuel Macron, reconoció el miércoles haber acordado con Donald Trump presionar a los productores de petróleo para que bajen los precios, según información de Reuters.
  • Barcelona acogió el pasado miércoles un encuentro de la alianza C40 Cities, una red de grandes urbes (incluyendo a Madrid y la propia ciudad condal) que coordinan sus estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático. Más información en La Vanguardia.
  • Según Reuters, la región metropolitana de París (con 5,61 millones de habitantes) prohibirá, a partir de 2019, la circulación de vehículos diésel matriculados antes del 31 de diciembre de 2000.
  • El gobierno francés anunció el miércoles un plan para prohibir la importación de productos que contribuyan a la deforestación para 2030, informó Climate Home News.
  • El Reino Unido, Francia y Alemania han pedido a la Comisión Europea que elabore un plan que incluya medidas severas para detener la deforestación antes de fin de año, según The Guardian.
  • El ministro de Finanzas de Alemania, el socialdemócrata Olaf Scholz, ha rechazado el plan de la ministra de Medio Ambiente, su compañera de partido Svenja Schulze, para poner un precio a las emisiones de CO2

Finanzas y economía

  • América Latina pierde, como mínimo, 17.000 millones de dólares al año como consecuencia del cambio climático. 
  • La financiación de infraestructuras para facilitar el acceso universal a la electricidad suele dedicarse a centrales de carbón, según un informe recogido por Reuters.
  • Un grupo empresarial australiano ha mostrado su preocupación de que la decisión del Gobierno de avalar la generación eléctrica por carbón endeude a las personas contribuyentes del país oceánico “por miles de millones de dólares”, según The Guardian.

Ciencia

  • Un estudio de la Comisión Europea cuantifica los daños para la UE que supondría que la temperatura del planeta subiera por encima de 2ºC con respecto a niveles preindustriales.
  • Un estudio publicado en Nature Communications y recogido por Efe ha señalado la amenaza que suponen las olas de calor para la fertilidad masculina.
  • La mitad de los glaciares de los Pirineos han desaparecido desde 1983, y para 2050 se espera que la cantidad de nieve en esa cadena montañosa se reduzca en un 50%, informó eldiario.es.
  • Una investigación publicada en Nature y recogida por The Guardian confirma que el cambio climático ha agravado los impactos de los huracanes, al aumentar la precipitación asociada a los mismos hasta en un 10%.
  • Boeing presentó el miércoles un avión solar de bajo coste que podría mantenerse en el aire indefinidamente, y que serviría para recoger datos climáticos y meteorológicos. Más información en Reuters.
  • Un estudio publicado en Science of The Total Environment ha analizado la protección ante las inundaciones costeras que podría suponer una hipotética central mareomotriz en el sur de España.
  • La seguridad hídrica de Australia meridional podría estar amenazada según representantes del Consejo del Clima, que han pedido al gobierno que actúe “de manera urgente”, según información de SBS News.

Transición energética y movilidad

  • Barcelona Energía, la comercializadora del ayuntamiento de la capital catalana, ya puede prestar servicio al consumo privado, aunque no comenzará hasta enero.
  • Alemania destinará alrededor de 1.000 millones de euros a la investigación de baterías para coches eléctricos, según informó Reuters.
  • El Periódico de la Energía informa de que el Gobierno no tiene una decisión tomada acerca de la fecha de cierre de las centrales nucleares, lo que contradice las palabras del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.
  • Cerrar centrales nucleares supondrá un riesgo de incremento en las emisiones de gases de efecto invernadero, según un informe de la hasta ahora anti-nuclear Union of Concerned Scientists recogido por The Guardian.
  • Volkswagen ha anunciado que adaptará su fábrica de Zwickau (Alemania) para producir exclusivamente vehículos eléctricos.
  • La Delegación del Gobierno en León ha comenzado el proceso para la construcción de una central hidroeléctrica de 552 MW en las minas de carbón de Navaleo.

La entrada Noticias climáticas: Primeros detalles de la ley de cambio climático se publicó primero en lamarea.com.

]]>
Central térmica de Andorra (Teruel), cuyo cierre ha sido anunciado esta semana por Endesa. Foto: Luis Zamora/Flickr. CC BY 2.0

La futura ley de cambio climático y transición energética española ha copado los titulares de la prensa de todo el mundo esta semana. El texto, que aún está en fase de preparación, establece que el sistema eléctrico será totalmente renovable para mediados de siglo, y una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 90% con respecto a niveles de 1990. Antes, en 2030, las emisiones se deben haber reducido un 20%, con un 70% de renovables en el sistema eléctrico, según informaron fuentes del ministerio que dirige Teresa Ribera durante un encuentro con periodistas el pasado martes. Para conseguirlo, España deberá instalar al menos 3.000 MW en solar y eólica durante la próxima década. De entre las medidas que incluye el borrador, una de las más comentadas ha sido la prohibición de matricular nuevos vehículos con motor de combustión interna (diésel o gasolina) a partir de 2040. A partir de 2050 ya no podrán circular. Asimismo, y aunque el borrador no fija una fecha exacta, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, afirmó que las últimas centrales de carbón en España cerrarán en 2025. Además de los objetivos de renovables y reducción de emisiones, el ministerio tiene la intención de no autorizar nuevos proyectos de extracción, exploración e investigación de combustibles fósiles. También se prohibirá el fracking y las subvenciones a estos combustibles. El borrador exige que al menos el 20% de los Presupuestos Generales del Estado tenga un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, y que el sector público estatal retire sus inversiones de los combustibles fósiles. Finalmente, se prevé poner en marcha una “estrategia de transición justa” en los territorios que puedan perder tejido económico por las medidas de transición y la rehabilitación energética de al menos 100.000 viviendas al año. Algunas de las grandes ONG ecologistas (Greenpeace, Ecologistas en Acción y WWF) han reaccionado con frialdad a la noticia. A pesar de considerar el texto como un paso importante hacia un “futuro renovable y sostenible”, han señalado que las propuestas son “insuficientes” para frenar el cambio climático. Por su parte, el vicepresidente de la patronal del automóvil (Anfac) se mostró sorprendido, y en una entrevista con El País, afirmó que espera que “el Gobierno recapacite”. La Fundación Renovables ha lamentado “la falta de ambición en reducción de gases de efecto invernadero”, mientras que el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) pidió que se incluyan las fechas de cierre de las centrales de carbón en el Plan Nacional de Energía y Clima.

El infierno en California

Los incendios que han asolado el Estado de California durante las últimas dos semanas han dejado ya al menos 76 muertes y alrededor de 1.300 personas desaparecidas. El mayor de los dos incendios, conocido como Camp Fire, ya es el incendio forestal más letal y destructivo de la historia del Estado. La gran mayoría de las víctimas del Camp Fire se han producido en Paradise, una ciudad de unos 27.000 habitantes a aproximadamente 280 kilómetros al norte de San Francisco, que ha sido totalmente arrasada por las llamas. El incendio ha quemado más de 57.000 hectáreas, y ha hecho necesaria la evacuación de alrededor de 300.000 personas. Aún no está bajo control. Este año ya ha batido el récord en superficie quemada en California, según el Departamento de Protección contra Incendios del Estado. El cambio climático es la principal causa del incremento en la frecuencia y severidad de los siniestros, al estar relacionado con el aumento en la aridez y las mayores temperaturas. Otros factores son una mala planificación y una gestión incorrecta de las zonas forestales. Sin embargo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha culpado a cualquier cosa excepto el calentamiento global.

El mundo no puede permitirse más combustibles fósiles

El informe anual Perspectivas para la Energía Mundial, publicado el pasado martes por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), advierte de que el mundo no puede soportar más plantas de generación energética a partir de hidrocarburos, si se quieren respetar los límites de calentamiento establecidos en el Acuerdo de París. Según la agencia, todo el presupuesto de carbono será consumido por las plantas, vehículos e industrias ya existentes. Para contener el calentamiento por debajo de 2ºC, todos los nuevos proyectos energéticos deben ser bajos en emisiones, o neutros, y además deben retirarse u optimizarse las centrales actuales, instalando sistemas de captura de carbono. El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, afirmó que “existe una desconexión creciente entre la ciencia climática internacional y los mercados de la energía”. El informe también señala que la demanda internacional de energía podría crecer alrededor de un 25%, impulsada sobre todo por el desarrollo de Asia. Si este desarrollo no va acompañado de medidas de eficiencia energética, podría llegar a ser el doble. No se espera que las renovables y la nuclear puedan cubrir la totalidad de esa nueva demanda. Sin embargo, el documento también incluye buenas noticias: el uso del carbón podría haber alcanzado su pico en 2014. El grupo ecologista Oil Change International ha criticado a la AIE por lo que, en su opinión, es una falta de ambición en cuanto al cumplimiento de los objetivos climáticos.

Otras noticias

Causas y causantes
  • Endesa ha anunciado al Gobierno que cerrará, de manera inmediata, sus centrales de Andorra (Teruel) y Compostilla (León).
  • Los liderazgos políticos de las 20 mayores economías del mundo prestan más atención a las industrias de combustibles fósiles que a las autoridades científicas, según una investigación recogida por The Guardian.
  • Las grandes petroleras de todo el mundo invirtieron el 1% de su presupuesto en energías limpias, según un estudio recogido por Reuters.
  • La petrolera estadounidense Chevron Texaco es la empresa que más contribuye al cambio climático en todo el mundo. La firma está detrás del 3,51% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según The Guardian.
  • Según el medio digital Climate Home News, la elección de Jair Bolsonaro ya está afectando negativamente al Amazonas, donde se habría disparado en un 50% la deforestación durante la campaña electoral.
  • Informa Inside Climate News de que el aumento en el uso del aire acondicionado podría significar medio grado adicional de calentamiento para finales de siglo.
  • El gobierno de Donald Trump ha iniciado el proceso para retirar la protección del Ártico contra la exploración y explotación petrolera.
  • La petrolera estadounidense Hilcorp está encontrando dificultades para perforar el ártico por la falta de hielo marino, informó The Guardian.
  • Además de contribuir al cambio climático, las emisiones de los vehículos diésel dañan los pulmones infantiles.
  • China ya es el mayor importador mundial de gas natural licuado, tras sobrepasar esta semana a Japón, según informó Reuters.
  • Enagás tendrá que devolver hasta 17 millones de euros a las personas contribuyentes, cobrados en el marco del proyecto Castor.
Transparencia, greenwashing y negacionismo
  • El presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de dar “datos falsos” sobre contaminación, criticando los planes del Ejecutivo de prohibir en el futuro los vehículos de combustión interna.
  • El probable nuevo ministro de Exteriores de Brasil cree que el cambio climático es una “conspiración marxista”
  • El lobby australiano del petróleo y el gas está presionando para limitar la información sobre emisiones que tienen que publicar por ley, según The Guardian.
Luchas y represión
  • El grupo activista Extinction Rebellion volvió a manifestarse esta semana en Londres, donde al menos 27 manifestantes fueron detenidos tras bloquear varios puentes de la capital británica y pegarse a las verjas de Downing Street, donde reside la primera ministra, Theresa May. 
  • El miércoles, asociaciones de pescadores de cangrejos de California denunciaron a 30 empresas de combustibles fósiles por su contribución al calentamiento global, que afecta a la industria de los crustáceos. 
  • El científico australiano Terry Hughes, uno de los mayores expertos del mundo en materia de arrecifes de coral, famoso por sus feroces críticas por la falta de acción climática en su país, ha recibido el premio John Maddox por su defensa de la ciencia
Impactos
  • Las fuertes lluvias que han afectado a la costa mediterránea persistirán durante el comienzo de esta semana. El temporal ha dejado una víctima mortal en Girona e inundaciones en Cataluña y la Comunidad Valenciana.
  • Analistas de la firma británica Verisk Maplecroft declararon que 84 de las 100 ciudades (79 de las cuales están en África) que más rápido crecen del mundo están expuestas a un “riesgo extremo” por los impactos del cambio climático.
  • Un joven de Barcelona ha sido diagnosticado con el primer caso de dengue autóctono en Cataluña y el sexto en España. Más información en El País.
Ciclos de realimentación
  • Personal investigador de la NASA ha mostrado su preocupación por el CO2 procedente de los incendios cada vez más extensos y frecuentes, informa la BBC.
Adaptación y mitigación
  • Una investigación publicada por Science Advances ha hallado que la restauración de ecosistemas costeros y otros espacios naturales podrían contrarrestar hasta un 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.
  • Un informe hecho público en el contexto de la XXVI Cumbre Iberoamericana señala a la reducción de emisiones procedentes del transporte y la gestión y reciclaje de residuos como los grandes retos climáticos de Iberoamérica. 
  • El comité científico que asesora al gobierno de Theresa May en materia de cambio climático ha publicado un informe, recogido por la BBC, en la que pide cambios radicales, incluida una reducción de hasta la mitad del ganado ovino y bovino, para combatir el calentamiento global.
Políticas y diplomacia
  • El pleno del Parlamento Europeo aprobó el martes los objetivos de energías renovables (32% para 2030) y eficiencia energética (32,5%). Los objetivos podrán revisarse al alza en 2023.
  • Un estudio publicado el viernes en Nature Communications y recogido por The Guardian afirma que las políticas actuales de China, Rusia y Canadá llevarían al planeta a un calentamiento por encima de los 5ºC para finales de siglo.
  • Un borrador de la comisión alemana que debate la estrategia para la transición energética del país centroeuropeo, filtrado a Clean Energy Wire, contempla compensaciones a la industria del carbón por el cierre de sus centrales.
  • El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, anunció el martes que el Gobierno planea lanzar un plan integral de movilidad intermodal para favorecer el transporte en tren y bicicleta, informa La Vanguardia.
  • Los camiones de la UE deberán reducir sus emisiones de CO2 en un 20% para 2025 y un 35% para 2030.
  • El gobierno de Donald Trump planea organizar sesiones de promoción del carbón (el combustible fósil que más contribuye al cambio climático) en la Cumbre del Clima de Katowice (Polonia), que se celebrará en diciembre. 
  • Representantes políticos de todo el mundo, reunidos en la Conferencia de Biodiversidad de las Naciones Unidas, han señalado que la protección global de los arrecifes de coral debe convertirse en una prioridad.
  • El Reino Unido podría retirarse del Sistema de Comercio de Emisiones de la UE después del Brexit, según Reuters. El acuerdo alcanzado entre Londres y Bruselas, además, recoge varias medidas de protección climática y medioambiental, informó DeSmog UK.
  • Los tribunales europeos han dictaminado que el sistema de mecanismos de capacidad del Reino Unido son ilegales, según The Guardian.
  • El presidente francés, Emmanuel Macron, reconoció el miércoles haber acordado con Donald Trump presionar a los productores de petróleo para que bajen los precios, según información de Reuters.
  • Barcelona acogió el pasado miércoles un encuentro de la alianza C40 Cities, una red de grandes urbes (incluyendo a Madrid y la propia ciudad condal) que coordinan sus estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático. Más información en La Vanguardia.
  • Según Reuters, la región metropolitana de París (con 5,61 millones de habitantes) prohibirá, a partir de 2019, la circulación de vehículos diésel matriculados antes del 31 de diciembre de 2000.
  • El gobierno francés anunció el miércoles un plan para prohibir la importación de productos que contribuyan a la deforestación para 2030, informó Climate Home News.
  • El Reino Unido, Francia y Alemania han pedido a la Comisión Europea que elabore un plan que incluya medidas severas para detener la deforestación antes de fin de año, según The Guardian.
  • El ministro de Finanzas de Alemania, el socialdemócrata Olaf Scholz, ha rechazado el plan de la ministra de Medio Ambiente, su compañera de partido Svenja Schulze, para poner un precio a las emisiones de CO2
Finanzas y economía
  • América Latina pierde, como mínimo, 17.000 millones de dólares al año como consecuencia del cambio climático. 
  • La financiación de infraestructuras para facilitar el acceso universal a la electricidad suele dedicarse a centrales de carbón, según un informe recogido por Reuters.
  • Un grupo empresarial australiano ha mostrado su preocupación de que la decisión del Gobierno de avalar la generación eléctrica por carbón endeude a las personas contribuyentes del país oceánico “por miles de millones de dólares”, según The Guardian.
Ciencia
  • Un estudio de la Comisión Europea cuantifica los daños para la UE que supondría que la temperatura del planeta subiera por encima de 2ºC con respecto a niveles preindustriales.
  • Un estudio publicado en Nature Communications y recogido por Efe ha señalado la amenaza que suponen las olas de calor para la fertilidad masculina.
  • La mitad de los glaciares de los Pirineos han desaparecido desde 1983, y para 2050 se espera que la cantidad de nieve en esa cadena montañosa se reduzca en un 50%, informó eldiario.es.
  • Una investigación publicada en Nature y recogida por The Guardian confirma que el cambio climático ha agravado los impactos de los huracanes, al aumentar la precipitación asociada a los mismos hasta en un 10%.
  • Boeing presentó el miércoles un avión solar de bajo coste que podría mantenerse en el aire indefinidamente, y que serviría para recoger datos climáticos y meteorológicos. Más información en Reuters.
  • Un estudio publicado en Science of The Total Environment ha analizado la protección ante las inundaciones costeras que podría suponer una hipotética central mareomotriz en el sur de España.
  • La seguridad hídrica de Australia meridional podría estar amenazada según representantes del Consejo del Clima, que han pedido al gobierno que actúe “de manera urgente”, según información de SBS News.
Transición energética y movilidad
  • Barcelona Energía, la comercializadora del ayuntamiento de la capital catalana, ya puede prestar servicio al consumo privado, aunque no comenzará hasta enero.
  • Alemania destinará alrededor de 1.000 millones de euros a la investigación de baterías para coches eléctricos, según informó Reuters.
  • El Periódico de la Energía informa de que el Gobierno no tiene una decisión tomada acerca de la fecha de cierre de las centrales nucleares, lo que contradice las palabras del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.
  • Cerrar centrales nucleares supondrá un riesgo de incremento en las emisiones de gases de efecto invernadero, según un informe de la hasta ahora anti-nuclear Union of Concerned Scientists recogido por The Guardian.
  • Volkswagen ha anunciado que adaptará su fábrica de Zwickau (Alemania) para producir exclusivamente vehículos eléctricos.
  • La Delegación del Gobierno en León ha comenzado el proceso para la construcción de una central hidroeléctrica de 552 MW en las minas de carbón de Navaleo.

La entrada Noticias climáticas: Primeros detalles de la ley de cambio climático se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/19/noticias-climaticas-primeros-detalles-de-la-ley-de-cambio-climatico/feed/ 0
Sindicatos denuncian “coacción” y “reparto de votos” en las elecciones de El Corte Inglés https://www.lamarea.com/2018/11/18/sindicatos-denuncian-coaccion-elecciones-el-corte-ingles/ https://www.lamarea.com/2018/11/18/sindicatos-denuncian-coaccion-elecciones-el-corte-ingles/#comments Sun, 18 Nov 2018 14:39:57 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110763 El Corte Inglés

Comisiones Obreras, UGT y FETICO han interpuesto sendas reclamaciones en El Corte Inglés de Princesa (Madrid), dirigidas a la mesa central electoral responsable del proceso. Fuentes sindicales denuncian “coacción, acompañamiento de jefes y de candidatos” de FASGA, así como “reparto de votos en los despachos a los compañeros”. Estas prácticas, alegan, se han vivido también en los grandes almacenes situados en Méndez Álvaro, en la capital madrileña. Desde CC.OO., aseguran a este medio que esta forma de actuar es la tónica general “que sufren los sindicatos no afines al centro”. “Pusimos reclamaciones en los centros en los que sucedía, y fueron bastantes”, responde a La Marea una fuente del sindicato.

Las elecciones, que tuvieron lugar el viernes en casi la totalidad de grandes almacenes del país, involucró a cerca de 200 centros de El Corte Inglés. En el caso del de Princesa, ubicado junto al metro Argüelles, los sindicatos consultados sostienen que los altos directivos del centro llevaban desde por la mañana alentando al resto de la plantilla para que voten a su favor, "llevándolos de la mano" hasta el lugar donde se vota, en este caso, situado en el comedor interno de los empleados. Cristina Estevez de la sección de Grandes Almacenes de UGT, afirma a La Marea que durante la mañana llegaron incluso a amenazar con llamar a la policía si estas técnicas de coacción no cesaban. Unos métodos, aseguran desde el sindicato, que se extienden a toda la geografía española.

FASGA, sindicato mayoritario en El Corte Inglés, es acusado por los propios trabajadores y organizaciones sindicales de ‘amarillo’. Desde CC.OO. denuncian el trato de favor hacia sus integrantes, señalando que el ascenso dentro de la empresa “es imposible” si antes no estás afiliado a FASGA. Representantes de Comisiones Obreras presentes en el lugar confirman que los responsables de estas técnicas son, además de los altos cargos del centro, afiliados a FASGA que concurren a las elección.

Un representante de FAGSA, ante estas reclamaciones y acusaciones, ha afirmado a La Marea que “es todo muy relativo lo de acompañar” y que "nosotros también ponemos reclamaciones", algo que califica de "normal, fruto de los momentos de tensión”. Sobre el transcurso de la jornada a nivel general, afirma que ha habido “menos incidencias que en otros años”. Este medio se ha intentado poner en contacto en repetidas ocasiones con El Cortes Inglés, pero no ha obtenido respuesta.

Los resultados totales a nivel nacional han dado larga mayoría a los sindicatos amarillos. FASGA obtuvo un total de 903 delegados, mientras que FETICO obtuvo 626. Por su parte, UGT logró sacar 122 delegados y CCOO 69.

La entrada Sindicatos denuncian “coacción” y “reparto de votos” en las elecciones de El Corte Inglés se publicó primero en lamarea.com.

]]>
El Corte Inglés

Comisiones Obreras, UGT y FETICO han interpuesto sendas reclamaciones en El Corte Inglés de Princesa (Madrid), dirigidas a la mesa central electoral responsable del proceso. Fuentes sindicales denuncian “coacción, acompañamiento de jefes y de candidatos” de FASGA, así como “reparto de votos en los despachos a los compañeros”. Estas prácticas, alegan, se han vivido también en los grandes almacenes situados en Méndez Álvaro, en la capital madrileña. Desde CC.OO., aseguran a este medio que esta forma de actuar es la tónica general “que sufren los sindicatos no afines al centro”. “Pusimos reclamaciones en los centros en los que sucedía, y fueron bastantes”, responde a La Marea una fuente del sindicato.

Las elecciones, que tuvieron lugar el viernes en casi la totalidad de grandes almacenes del país, involucró a cerca de 200 centros de El Corte Inglés. En el caso del de Princesa, ubicado junto al metro Argüelles, los sindicatos consultados sostienen que los altos directivos del centro llevaban desde por la mañana alentando al resto de la plantilla para que voten a su favor, "llevándolos de la mano" hasta el lugar donde se vota, en este caso, situado en el comedor interno de los empleados. Cristina Estevez de la sección de Grandes Almacenes de UGT, afirma a La Marea que durante la mañana llegaron incluso a amenazar con llamar a la policía si estas técnicas de coacción no cesaban. Unos métodos, aseguran desde el sindicato, que se extienden a toda la geografía española.

FASGA, sindicato mayoritario en El Corte Inglés, es acusado por los propios trabajadores y organizaciones sindicales de ‘amarillo’. Desde CC.OO. denuncian el trato de favor hacia sus integrantes, señalando que el ascenso dentro de la empresa “es imposible” si antes no estás afiliado a FASGA. Representantes de Comisiones Obreras presentes en el lugar confirman que los responsables de estas técnicas son, además de los altos cargos del centro, afiliados a FASGA que concurren a las elección.

Un representante de FAGSA, ante estas reclamaciones y acusaciones, ha afirmado a La Marea que “es todo muy relativo lo de acompañar” y que "nosotros también ponemos reclamaciones", algo que califica de "normal, fruto de los momentos de tensión”. Sobre el transcurso de la jornada a nivel general, afirma que ha habido “menos incidencias que en otros años”. Este medio se ha intentado poner en contacto en repetidas ocasiones con El Cortes Inglés, pero no ha obtenido respuesta.

Los resultados totales a nivel nacional han dado larga mayoría a los sindicatos amarillos. FASGA obtuvo un total de 903 delegados, mientras que FETICO obtuvo 626. Por su parte, UGT logró sacar 122 delegados y CCOO 69.

La entrada Sindicatos denuncian “coacción” y “reparto de votos” en las elecciones de El Corte Inglés se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/18/sindicatos-denuncian-coaccion-elecciones-el-corte-ingles/feed/ 2
#PorTodas: ¡¡¡Lo habéis conseguido!!! https://www.lamarea.com/2018/11/17/portodas-lo-habeis-conseguido/ https://www.lamarea.com/2018/11/17/portodas-lo-habeis-conseguido/#respond Sat, 17 Nov 2018 08:37:45 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110752

Y a falta de dos días para concluir la primera ronda, tenemos que comunicar lo siguiente: ¡¡¡Lo hemos conseguido, lo habéis conseguido!!! Las aportaciones de más de 2.000 personas al proyecto #PorTodas han superado ya los 70.702 euros mínimos necesarios para llevar a cabo esta investigación periodística sobre la violencia machista que estamos impulsando desde La Marea. Como ya sabéis, lo que queremos no es solo contabilizar los asesinatos de mujeres, contar la última hora, sino contar sus historias en profundidad, realizar un seguimiento de los casos, darles continuidad y detectar con ello en qué ha fallado el sistema antes y después.

¿Qué sucede después de un asesinato machista? ¿Por qué rara vez sabemos qué condena se le impuso al asesino? ¿Recibieron las hijas o hijos de la víctima algún tipo de ayuda? ¿Aumentó el Ayuntamiento el presupuesto para proteger a las mujeres amenazadas de su municipio o adoptó otro tipo de medida? En resumen: ¿Qué ocurre después de quitarnos el lazo morado el 25-N, después del minuto de silencio, cuando los medios dejan de informar? ¿Cómo deben informar los medios de comunicación?

“Estamos muy felices e impresionadas. Agradecemos a todas las personas que han aportado su granito, desde un euro, el esfuerzo que han hecho para que este proyecto se haga realidad. Y una cosa muy importante: lo que indica este apoyo enorme es que la sociedad demanda otro tipo de información sobre violencia machista, nos exige que hagamos un seguimiento y que controlemos de manera continuada qué hacen las administraciones para erradicar la violencia de género. No olvidemos que anoche mismo un hombre asesinó a una mujer en Palma”, explica la directora de La Marea, Magda Bandera.

El proyecto comenzará con la investigación de los casos de las 55 mujeres asesinadas en 2014, según las cifras oficiales. Desde entonces, han transcurrido cinco años, un tiempo adecuado para poder investigar con perspectiva cada historia en concreto. 

En #PorTodas ya están trabajando más de 30 periodistas. Además de Bandera, coordinadora del proyecto, escribirán Olivia Carballar, Patricia Simón, Noemí López Trujillo y Alba Mareca, entre otras periodistas especializadas en género. Una vez logrado el primer objetivo, mantendremos el crowdfunding puesto en marcha en la plataforma goteo.org. ¡Ahora toca llegar a los 90.000!

¡Muchísimas gracias, mecenas!

La entrada #PorTodas: ¡¡¡Lo habéis conseguido!!! se publicó primero en lamarea.com.

]]>

Y a falta de dos días para concluir la primera ronda, tenemos que comunicar lo siguiente: ¡¡¡Lo hemos conseguido, lo habéis conseguido!!! Las aportaciones de más de 2.000 personas al proyecto #PorTodas han superado ya los 70.702 euros mínimos necesarios para llevar a cabo esta investigación periodística sobre la violencia machista que estamos impulsando desde La Marea. Como ya sabéis, lo que queremos no es solo contabilizar los asesinatos de mujeres, contar la última hora, sino contar sus historias en profundidad, realizar un seguimiento de los casos, darles continuidad y detectar con ello en qué ha fallado el sistema antes y después.

¿Qué sucede después de un asesinato machista? ¿Por qué rara vez sabemos qué condena se le impuso al asesino? ¿Recibieron las hijas o hijos de la víctima algún tipo de ayuda? ¿Aumentó el Ayuntamiento el presupuesto para proteger a las mujeres amenazadas de su municipio o adoptó otro tipo de medida? En resumen: ¿Qué ocurre después de quitarnos el lazo morado el 25-N, después del minuto de silencio, cuando los medios dejan de informar? ¿Cómo deben informar los medios de comunicación?

“Estamos muy felices e impresionadas. Agradecemos a todas las personas que han aportado su granito, desde un euro, el esfuerzo que han hecho para que este proyecto se haga realidad. Y una cosa muy importante: lo que indica este apoyo enorme es que la sociedad demanda otro tipo de información sobre violencia machista, nos exige que hagamos un seguimiento y que controlemos de manera continuada qué hacen las administraciones para erradicar la violencia de género. No olvidemos que anoche mismo un hombre asesinó a una mujer en Palma”, explica la directora de La Marea, Magda Bandera.

El proyecto comenzará con la investigación de los casos de las 55 mujeres asesinadas en 2014, según las cifras oficiales. Desde entonces, han transcurrido cinco años, un tiempo adecuado para poder investigar con perspectiva cada historia en concreto. 

En #PorTodas ya están trabajando más de 30 periodistas. Además de Bandera, coordinadora del proyecto, escribirán Olivia Carballar, Patricia Simón, Noemí López Trujillo y Alba Mareca, entre otras periodistas especializadas en género. Una vez logrado el primer objetivo, mantendremos el crowdfunding puesto en marcha en la plataforma goteo.org. ¡Ahora toca llegar a los 90.000!

¡Muchísimas gracias, mecenas!

La entrada #PorTodas: ¡¡¡Lo habéis conseguido!!! se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/17/portodas-lo-habeis-conseguido/feed/ 0
23 disparos, 41 años de impunidad y 3 hermanas invencibles https://www.lamarea.com/2018/11/16/23-disparos-41-anos-de-impunidad-y-3-hermanas-invencibles/ https://www.lamarea.com/2018/11/16/23-disparos-41-anos-de-impunidad-y-3-hermanas-invencibles/#respond Fri, 16 Nov 2018 14:40:29 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110758

"Ya ese hombre no va a pagar por lo que hizo. Seguramente fue ese", decía a la salida del cine una chica joven a su acompañante, otra mujer varios años mayor que ella. La película, sobre un crimen sin resolver 41 años después, había terminado –atención, spoiler– descubriendo que uno de los policías que podía haber disparado el arma ya había muerto.

Se llama 23 disparos. Y no es ficción. Es un documental sobre uno de los crímenes cometidos en la Transición que todavía hoy, en democracia, sigue impune. "Yo no quiero ensuciar el nombre de nadie. Yo quiero saber la vedad, no las supuestas verdades", dice en la última escena Loli, una de las protagonistas del filme, con una insuperable dignidad y el sentido de la justicia que a ella y a sus hermanas le han negado hasta este 2018. Les acababan de mostrar una foto en la que supuestamente se ve el rostro del policía que disparó, también supuestamente, en la histórica manifestación del 4-D en Málaga, en 1977. Una bala acabó ese día con la vida de Manuel José García Caparrós, un andaluz que salió a la calle a pedir autonomía.

Era militante de CCOO y trabajador de Cervezas Victoria. Y todavía hoy, 41 años después, Loli, Paqui y Puri, sus hermanas, continúan luchando para que se sepa qué ocurrió. Para impedir que se diga que aquel día no ocurrió nada, como, según explica el periodista Rafael Rodríguez en la cinta –que narró los hechos en Radio Juventud–, se intentó hacer desde el poder político y judicial. "Esa muerte quería subvertir el orden democrático", dice también en el documental el exdiputado del PSOE Rafael Ballesteros, quien leyó el manifiesto aquel día. Porque no solo fue aquel día. Después vinieron los demás días, los que no se ven, los que solo padecen quienes los tienen encima. "La bala se llevó también a mi madre, con 45 años. Y dos años después, a mi padre. En siete años nos quedamos solas", cuentan las hermanas de García Caparrós.

Hace una semana expusieron su caso en el Parlamento Europeo, en Bruselas. Anoche acudieron al Teatro Lope de Vega de Sevilla, donde se proyectó, en el marco del Festival de Cine Europeo de Sevilla, 23 disparos (Andalucía Digital Multimedia), el documental ganador de los Premios Imagenera, concedidos por el Centro de Estudios Andaluces. "23 disparos a nuestra conciencia, pero también de dignidad y de verdad, porque la verdad no llega tarde si llega", expuso en la presentación la directora del Centro de Estudios Andaluces, Mercedes de Pablos.

La cinta, dirigida por Jorge Laplace, incorpora el testimonio a cámara, por primera vez, de varios policías. Uno dice que allí no se pegó un tiro. Pero otro dice que allí no había cazadores matando perdices. ¿De dónde iban a salir los tiros, por tanto? Un tercero dice que lo pasó horrible esperando el peritaje de su pistola. Y el cuarto, el que varias personas identifican en la foto, la persona de la que hablaba la espectadora que salía del cine, ya murió. "Me dijo que había tenido que meterse debajo de un coche porque le tiraron un cóctel molotov", explica en la cinta su viuda al exinspector Juan Antonio O'Donell, que es la persona que habla con todos ellos.

Con un ritmo narrativo implacable –que engancha, para entendernos–, 23 disparos intenta reconstruir los hechos con testigos como Carlos Carmona, la última persona que vio con vida a García Caparrós, o periodistas que participaron en la manifestación como Juan de Dios Mellado: desde la subida de un manifestante por la fachada de la Diputación provincial, a donde se encaramó para poner la bandera andaluza que el organismo se había negado a izar, a la forma en la que pudo entrar la bala en el cuerpo de Manuel José, como explica el forense Antonio García de Gálvez, quien practicó la autopsia del cadáver.

"Aquí estamos otra vez. Puri ya está mejor, ya está mejor [esta hermana no pudo asistir al acto porque días atrás había sufrido un infarto]. Ahora nos vamos ya para Málaga, que nos quedan dos horas y media de camino", se despiden Loli y Paqui a la salida del Lope de Vega, donde el grupo Maraña rockanroleó el A galopar de Alberti y Paco Ibáñez y el Verde, blanca, verde de Carlos Cano. Poco antes había comenzado la campaña de las elecciones andaluzas.

La entrada 23 disparos, 41 años de impunidad y 3 hermanas invencibles se publicó primero en lamarea.com.

]]>

"Ya ese hombre no va a pagar por lo que hizo. Seguramente fue ese", decía a la salida del cine una chica joven a su acompañante, otra mujer varios años mayor que ella. La película, sobre un crimen sin resolver 41 años después, había terminado –atención, spoiler– descubriendo que uno de los policías que podía haber disparado el arma ya había muerto. Se llama 23 disparos. Y no es ficción. Es un documental sobre uno de los crímenes cometidos en la Transición que todavía hoy, en democracia, sigue impune. "Yo no quiero ensuciar el nombre de nadie. Yo quiero saber la vedad, no las supuestas verdades", dice en la última escena Loli, una de las protagonistas del filme, con una insuperable dignidad y el sentido de la justicia que a ella y a sus hermanas le han negado hasta este 2018. Les acababan de mostrar una foto en la que supuestamente se ve el rostro del policía que disparó, también supuestamente, en la histórica manifestación del 4-D en Málaga, en 1977. Una bala acabó ese día con la vida de Manuel José García Caparrós, un andaluz que salió a la calle a pedir autonomía. Era militante de CCOO y trabajador de Cervezas Victoria. Y todavía hoy, 41 años después, Loli, Paqui y Puri, sus hermanas, continúan luchando para que se sepa qué ocurrió. Para impedir que se diga que aquel día no ocurrió nada, como, según explica el periodista Rafael Rodríguez en la cinta –que narró los hechos en Radio Juventud–, se intentó hacer desde el poder político y judicial. "Esa muerte quería subvertir el orden democrático", dice también en el documental el exdiputado del PSOE Rafael Ballesteros, quien leyó el manifiesto aquel día. Porque no solo fue aquel día. Después vinieron los demás días, los que no se ven, los que solo padecen quienes los tienen encima. "La bala se llevó también a mi madre, con 45 años. Y dos años después, a mi padre. En siete años nos quedamos solas", cuentan las hermanas de García Caparrós. Hace una semana expusieron su caso en el Parlamento Europeo, en Bruselas. Anoche acudieron al Teatro Lope de Vega de Sevilla, donde se proyectó, en el marco del Festival de Cine Europeo de Sevilla, 23 disparos (Andalucía Digital Multimedia), el documental ganador de los Premios Imagenera, concedidos por el Centro de Estudios Andaluces. "23 disparos a nuestra conciencia, pero también de dignidad y de verdad, porque la verdad no llega tarde si llega", expuso en la presentación la directora del Centro de Estudios Andaluces, Mercedes de Pablos. La cinta, dirigida por Jorge Laplace, incorpora el testimonio a cámara, por primera vez, de varios policías. Uno dice que allí no se pegó un tiro. Pero otro dice que allí no había cazadores matando perdices. ¿De dónde iban a salir los tiros, por tanto? Un tercero dice que lo pasó horrible esperando el peritaje de su pistola. Y el cuarto, el que varias personas identifican en la foto, la persona de la que hablaba la espectadora que salía del cine, ya murió. "Me dijo que había tenido que meterse debajo de un coche porque le tiraron un cóctel molotov", explica en la cinta su viuda al exinspector Juan Antonio O'Donell, que es la persona que habla con todos ellos. Con un ritmo narrativo implacable –que engancha, para entendernos–, 23 disparos intenta reconstruir los hechos con testigos como Carlos Carmona, la última persona que vio con vida a García Caparrós, o periodistas que participaron en la manifestación como Juan de Dios Mellado: desde la subida de un manifestante por la fachada de la Diputación provincial, a donde se encaramó para poner la bandera andaluza que el organismo se había negado a izar, a la forma en la que pudo entrar la bala en el cuerpo de Manuel José, como explica el forense Antonio García de Gálvez, quien practicó la autopsia del cadáver. "Aquí estamos otra vez. Puri ya está mejor, ya está mejor [esta hermana no pudo asistir al acto porque días atrás había sufrido un infarto]. Ahora nos vamos ya para Málaga, que nos quedan dos horas y media de camino", se despiden Loli y Paqui a la salida del Lope de Vega, donde el grupo Maraña rockanroleó el A galopar de Alberti y Paco Ibáñez y el Verde, blanca, verde de Carlos Cano. Poco antes había comenzado la campaña de las elecciones andaluzas.

La entrada 23 disparos, 41 años de impunidad y 3 hermanas invencibles se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/16/23-disparos-41-anos-de-impunidad-y-3-hermanas-invencibles/feed/ 0
¿Por qué los árboles deben saber cuánto cobramos? https://www.lamarea.com/2018/11/16/por-que-los-arboles-deben-saber-cuanto-cobramos/ https://www.lamarea.com/2018/11/16/por-que-los-arboles-deben-saber-cuanto-cobramos/#comments Fri, 16 Nov 2018 13:42:22 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110642

La biodiversidad urbana también se ve afectada por la brecha salarial. Es la conclusión a la que hemos llegado mi compañera Guyu Dai y yo realizando una investigación para el Master de Estudios Medioambientales y Ciencias Sostenibles que estamos haciendo en la Universidad de Lund.

A través de la investigación, exploramos cómo la planificación urbana y la infraestructura verde de los municipios influyen en la diversidad de las especies arbóreas urbanas. Tras comparar los datos entre los barrios con mayor y menor ingreso medio en cinco ciudades del mundo, encontramos que incluso la distribución y la riqueza de especies de los árboles están significativamente influenciadas por la desigualdad social.

El poder urbano (verde)

Las ciudades globales están acumulando riqueza y recursos. Están desempañando un papel central como motores de la economía y formando corredores urbanizados transnacionales que superan los límites de los estados, asegura Simon Curtis en el Vanguardia Dossier, dedicado al 'Poder de las ciudades'. Muchas grandes megalópolis mundiales ya ejercen de centros neurálgicos de economías enteras y su poder político está cada vez más presente en los grandes debates globales, retando incluso el poder estatal.

Uno de los ejemplos más evidentes es la coalición de las grandes ciudades estadounidenses (Nueva York, Chicago, San Francisco y Washington entre otros) que tras el anuncio de Donald Trump de dejar el Acuerdo de París, se unieron para dejar claro que ellos siguen vinculados al acuerdo. En el comunicado firmado por 380 alcaldes quedó clara su voluntad de seguir con el plan de reducir las emisiones hasta un 28% y monitorear los avances realizados por los demás firmantes.

Si tenemos en cuenta que en el año 2050, según los datos de la ONU, seremos un 70% de población humana viviendo en las zonas urbanas, la importancia de las ciudades para el futuro sostenible de la humanidad es más que evidente.

En las últimas décadas, se han establecido numerosos objetivos sostenibles. Muchos de ellos fueron transformados en planes de acción. Como solución y preparación para futuras ciudades, la mayoría de estos planes resaltaron la relación entre los humanos y la naturaleza. Esta relación pasa por reconocer que las áreas verdes juegan un papel vital en el ecosistema urbano. Brindan a las personas experiencias naturales de fácil acceso y aseguran la salud física y mental de los seres humanos, aseguran los investigadores europeos. Por lo tanto, en el futuro, muchos de los esfuerzos, actualmente enfocados hacia la protección de grandes hábitats naturales, deberán dirigirse hacia áreas altamente urbanizadas.

Este es el punto de partida para entender los beneficios para la salud y el bienestar que proporciona la vida en las áreas con mayor cantidad de árboles. Según los resultados del estudio Neighborhood greenspace and health in a large urban center, llevado a cabo en la ciudad de Toronto (Canadá), una mayor presencia de árboles directamente se traduce en unos mayores beneficios para la salud humana. De acuerdo con sus hallazgos, los residentes de áreas urbanas más verdes pueden disfrutar mejor los beneficios naturales que brindan los árboles y evidencian una correlación positiva entre la densidad de la población humana y la biodiversidad. Al mismo tiempo, en algunas partes del mundo, en las áreas urbanas ya se reflejan niveles más altos de biodiversidad, en comparación con los no poblados (Araújo, 2003).

Sin embargo, la forma en la que la biodiversidad está repartida dentro de los núcleos urbanos refleja, de forma sorprendente, las diferencias en biodiversidad entre los barrios altos y barrios bajos. Al parecer, de la información y estudios a la que hemos tenido acceso, el estatus socioeconómico y cultural de diferentes áreas de la ciudad parece tener efectos considerables en la estructuración de los patrones de biodiversidad urbana. "Los residentes de un estatus socioeconómico más bajo  simplemente tienen menos probabilidades de poder disfrutar de diversas comunidades de plantas y aves en sus vecindarios". Es la conclusión a la que llegaron los investigadores que llevaron a cabo un estudio pionero en este campo, en la ciudad de Phoenix (EE. UU.).

Fueron los resultados de este estudio los que nos motivaron a expandir la muestra y observar si las correlaciones parecidas se manifiestan en otras ciudades. Debido a la dificultad de obtener más datos que nos permitiesen realizar la comparación de la biodiversidad urbana en más barrios altos y barrios bajos de las grandes ciudades, nuestra investigación quedó limitada a cuatro grandes metrópolis mundiales. Londres, Nueva York, Malmo y Barcelona fueron las ciudades a cuyas bases de datos hemos tenido acceso para poder realizar las comparaciones. Evidentemente, para hacer unas conclusiones más generales haría falta extender la muestra. Sin embargo, los datos reflejados ofrecen indicios suficientes para orientar la atención hacía la importancia de prestar la atención en la igualdad de planificación de las áreas verdes en las ciudades.

Cuatro ejemplos

Londres es un ejemplo típico en el que el principal impulsor de las políticas de plantación de árboles y de selección de especies estaba estrechamente relacionado con la planificación previa del paisaje. El enfoque sistemático, iniciado por el informe de la Select Commission on Public Walks, realizado en 1833, proporcionó un contexto en el que la riqueza de especies aumentó con el tamaño de los parques (Cornelis y Hermy, 2003). Esta quizá es la principal razón por la cual en Londres, el bosque urbano no parece significativamente afectado por la desigualdad de ingresos.

A pesar de las diferencias de ingresos, el 24% de Newham está cubierto por áreas verdes, que está solo un 7% por debajo del promedio de Londres (Greater London Authority, 2013). Teniendo en cuenta que la diferencia de ingresos promedio de los hogares entre este distrito (siendo la más baja) y Kensington & Chelsea (la más alta) es casi seis veces mayor, la cantidad de áreas verdes y la diversidad de árboles no parecen seguir el patrón observado en Phoenix. Debido a que Newham tiene una cantidad casi tres veces mayor de árboles, es lógico llegar a la conclusión de que, proporcionalmente, debería mostrar un mayor número de especies. Aun así, este no es el caso de la siguiente ciudad que hemos observado.

En el caso de Nueva York, no vimos esta misma correlación. Al igual que la cantidad no está necesariamente vinculada a la calidad, después de analizar los datos del ingreso promedio más alto y más bajo de la ciudad de Nueva York, podemos decir que no está vinculado a la diversidad. A pesar de un número significativamente menor de parques y áreas verdes, la diversidad de especies de árboles en Staten Island(al ser el barrio con ingresos más altos) es casi idéntica a la de Brooklyn. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el número de parques en Staten Island es tres veces menor que el que se cuenta en el área de menores ingresos. Aun así, a pesar de esta diferencia y del hecho de que tiene 61.7% menos árboles plantados que Brooklyn, solo tiene una especie de árbol menos registrada.

En el caso de Barcelona, cuya estructura urbana se configuró durante la segunda parte del siglo XIX, más concretamente durante la transformación liderada por Ildefonso Cerdà, encontramos un patrón similar. En comparación con Nou Barris, el barrio de tradición obrera, el área de clase alta Sarria-Sant Gervasi, diseñada por Cerdà, tiene una mayor cantidad de jardines privados, en su mayoría pertenecientes a villas y otras unidades de vivienda unifamiliares. Al mismo tiempo, tiene una densidad de población más de dos veces menor que Nou Barris, donde se cuentan 209 habitantes por hectárea en un territorio de más de 800 hectáreas. Sin embargo, aunque se extiende en un territorio menor, todos los indicadores muestran que los residentes del distrito de Sarria-Sant Gervasi se benefician mucho más de la diversidad y de la cantidad de especies de plantas que los vecinos de Nou Barris.

Finalmente, donde más manifiesta quedó la diferencia entre los ingresos y la biodiversidad es la ciudad sueca de Malmö. Es la ciudad más socialmente segregada de las tres principales ciudades suecas y un ejemplo particularmente interesante para observar la correlación entre la equidad de ingresos y la diversidad urbana. Por un lado, en la escala de ingresos, tenemos a Herrgården. Con el 96% de toda su población nacida fuera de Suecia, el barrio está constantemente en el ojo de los medios de comunicación como fuente de noticias relacionadas con la violencia y el crimen, debido a su alta tasa de problemas sociales. Todo lo contrario a Västra Hamnen, que es un distrito de la ciudad nuevo, moderno e innovador y hogar  para muchas personas y familias de altos ingresos.

La comparación entre los dos hace que Malmö sea la ciudad con una mayor desproporción, tanto en el número de árboles como en las especies de árboles. Los datos de número de árboles y diferentes especies de árboles ilustran adicionalmente la brecha social existente entre los dos. Casi cinco veces mayor número de árboles, proporciona casi el doble de especies de árboles, en un distrito que cuenta con un ingreso promedio casi siete veces superior al de Herrgården.

Biodiversidad para la resiliencia

Tras el análisis de los resultados de cinco ciudades diferentes (Phoenix, Londres, Nueva York, Barcelona y Malmö), junto a los resultados del estudio llevado a cabo en Toronto, en cinco de los seis casos encontramos indicadores que muestran la correlación entre la desigualdad de ingresos de los hogares y la diversidad urbana de árboles y plantas. A menos que se tomen medidas para evitar que la desigualdad de ingresos afecte la biodiversidad, nuestras ciudades serán desequilibradas e insaludables.

La biodiversidad urbana aporta numerosos beneficios a las ciudades y sus habitantes. Estos beneficios pueden ser manifestados, entre otros, en la calidad del aire, el micro clima, la resiliencia del ecosistema y una mayor cantidad de especies de fauna e insectos. Al mismo tiempo, aparte de la planificación, el diseño y la gestión, la biodiversidad urbana también está influenciada por los aspectos socioeconómicos, los valores culturales y la dinámica de las poblaciones humanas, según aseguran desde la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Cabe también decir que los bosques urbanos favorecen la protección de la biodiversidad general.  Concretamente, en el caso de Suecia, muchas especies en peligro de extinción, identificadas en la Lista Roja de especies, encuentran refugio dentro de las áreas verdes urbanas (Alvey, 2003). Por todo ello y para que la diversidad de las especies pueda brindar múltiples ecoservicios, se ha de asegurar una mayor igualdad dentro de las áreas urbanas.

Además, parques y espacios verdes son parte del escenario público que forma parte de la esfera pública que es fundamental para “el cultivo de la ciudadanía, de modo que las personas de diferentes ámbitos de la vida se encuentren entre sí y así adquieran suficiente sentido compartido para poder pensar en el otro como ciudadano en una aventura compartida”, según decía Michael Sandel, el politólogo que enseña en Harvard.

Afrontando la cercanía del año 2050, hemos de tener muy claras las alternativas que ofrecer a unos 7.000 millones de seres humanos (70% de los 10.000 millones estimados por la ONU) que aspirará a tener una calidad de vida parecida a la que actualmente experimentamos en las sociedades occidentales. Eso  significaría reducir más de cien veces la intensidad de emisiones de carbono. Siguiendo con el mismo comportamiento que tenemos hoy en día esto simplemente no será posible.

La solución pasa por desmantelar las narrativas que mueven la rueda del consumismo. Aquellas que transforman en objetos la necesidad que tenemos por sentirnos parte de la sociedad, por encontrar el sentido y poder expresar nuestra identidad. Para conseguirlo hacen falta alternativas viables  al actual modo de vida basado en consumo.

“Desentrañar la cultura y cambiando la lógica social de consumismo requerirá un sostenido y sistemático esfuerzo, parecido al que fue usado para construirlo en primer lugar”, aconseja el profesor Tim Jackson, en Prosperity without growth. El camino pasa por asociarnos con la naturaleza y no con los objetos materiales producidos por la industria de consumo. Teniendo en cuenta que, en un futuro muy cercano, un 70% de los humanos únicamente podrá hacerlo en las ciudades, asegurar que todos, independientemente del nivel de ingresos, podrán disfrutar de la biodiversidad urbana, será fundamental para construir unas comunidades sanas, prosperas, plurales y resilientes.

Boris Matijas, nació en Yugoslavia, escribe en castellano y vive en Suecia. Es escritor, consultor y coach. Actualmente está cursando el Máster de Estudios Medioambientales y Ciencias de Sostenibilidad en la Universidad de Lund, Suecia. Es autor de los libros Cuenta siempre contigo(Premio Feel Good) y Conectar los puntos, Inventar lo posible (Plataforma).

La entrada ¿Por qué los árboles deben saber cuánto cobramos? se publicó primero en lamarea.com.

]]>

La biodiversidad urbana también se ve afectada por la brecha salarial. Es la conclusión a la que hemos llegado mi compañera Guyu Dai y yo realizando una investigación para el Master de Estudios Medioambientales y Ciencias Sostenibles que estamos haciendo en la Universidad de Lund. A través de la investigación, exploramos cómo la planificación urbana y la infraestructura verde de los municipios influyen en la diversidad de las especies arbóreas urbanas. Tras comparar los datos entre los barrios con mayor y menor ingreso medio en cinco ciudades del mundo, encontramos que incluso la distribución y la riqueza de especies de los árboles están significativamente influenciadas por la desigualdad social.

El poder urbano (verde)

Las ciudades globales están acumulando riqueza y recursos. Están desempañando un papel central como motores de la economía y formando corredores urbanizados transnacionales que superan los límites de los estados, asegura Simon Curtis en el Vanguardia Dossier, dedicado al 'Poder de las ciudades'. Muchas grandes megalópolis mundiales ya ejercen de centros neurálgicos de economías enteras y su poder político está cada vez más presente en los grandes debates globales, retando incluso el poder estatal. Uno de los ejemplos más evidentes es la coalición de las grandes ciudades estadounidenses (Nueva York, Chicago, San Francisco y Washington entre otros) que tras el anuncio de Donald Trump de dejar el Acuerdo de París, se unieron para dejar claro que ellos siguen vinculados al acuerdo. En el comunicado firmado por 380 alcaldes quedó clara su voluntad de seguir con el plan de reducir las emisiones hasta un 28% y monitorear los avances realizados por los demás firmantes. Si tenemos en cuenta que en el año 2050, según los datos de la ONU, seremos un 70% de población humana viviendo en las zonas urbanas, la importancia de las ciudades para el futuro sostenible de la humanidad es más que evidente. En las últimas décadas, se han establecido numerosos objetivos sostenibles. Muchos de ellos fueron transformados en planes de acción. Como solución y preparación para futuras ciudades, la mayoría de estos planes resaltaron la relación entre los humanos y la naturaleza. Esta relación pasa por reconocer que las áreas verdes juegan un papel vital en el ecosistema urbano. Brindan a las personas experiencias naturales de fácil acceso y aseguran la salud física y mental de los seres humanos, aseguran los investigadores europeos. Por lo tanto, en el futuro, muchos de los esfuerzos, actualmente enfocados hacia la protección de grandes hábitats naturales, deberán dirigirse hacia áreas altamente urbanizadas. Este es el punto de partida para entender los beneficios para la salud y el bienestar que proporciona la vida en las áreas con mayor cantidad de árboles. Según los resultados del estudio Neighborhood greenspace and health in a large urban center, llevado a cabo en la ciudad de Toronto (Canadá), una mayor presencia de árboles directamente se traduce en unos mayores beneficios para la salud humana. De acuerdo con sus hallazgos, los residentes de áreas urbanas más verdes pueden disfrutar mejor los beneficios naturales que brindan los árboles y evidencian una correlación positiva entre la densidad de la población humana y la biodiversidad. Al mismo tiempo, en algunas partes del mundo, en las áreas urbanas ya se reflejan niveles más altos de biodiversidad, en comparación con los no poblados (Araújo, 2003). Sin embargo, la forma en la que la biodiversidad está repartida dentro de los núcleos urbanos refleja, de forma sorprendente, las diferencias en biodiversidad entre los barrios altos y barrios bajos. Al parecer, de la información y estudios a la que hemos tenido acceso, el estatus socioeconómico y cultural de diferentes áreas de la ciudad parece tener efectos considerables en la estructuración de los patrones de biodiversidad urbana. "Los residentes de un estatus socioeconómico más bajo  simplemente tienen menos probabilidades de poder disfrutar de diversas comunidades de plantas y aves en sus vecindarios". Es la conclusión a la que llegaron los investigadores que llevaron a cabo un estudio pionero en este campo, en la ciudad de Phoenix (EE. UU.). Fueron los resultados de este estudio los que nos motivaron a expandir la muestra y observar si las correlaciones parecidas se manifiestan en otras ciudades. Debido a la dificultad de obtener más datos que nos permitiesen realizar la comparación de la biodiversidad urbana en más barrios altos y barrios bajos de las grandes ciudades, nuestra investigación quedó limitada a cuatro grandes metrópolis mundiales. Londres, Nueva York, Malmo y Barcelona fueron las ciudades a cuyas bases de datos hemos tenido acceso para poder realizar las comparaciones. Evidentemente, para hacer unas conclusiones más generales haría falta extender la muestra. Sin embargo, los datos reflejados ofrecen indicios suficientes para orientar la atención hacía la importancia de prestar la atención en la igualdad de planificación de las áreas verdes en las ciudades.

Cuatro ejemplos

Londres es un ejemplo típico en el que el principal impulsor de las políticas de plantación de árboles y de selección de especies estaba estrechamente relacionado con la planificación previa del paisaje. El enfoque sistemático, iniciado por el informe de la Select Commission on Public Walks, realizado en 1833, proporcionó un contexto en el que la riqueza de especies aumentó con el tamaño de los parques (Cornelis y Hermy, 2003). Esta quizá es la principal razón por la cual en Londres, el bosque urbano no parece significativamente afectado por la desigualdad de ingresos. A pesar de las diferencias de ingresos, el 24% de Newham está cubierto por áreas verdes, que está solo un 7% por debajo del promedio de Londres (Greater London Authority, 2013). Teniendo en cuenta que la diferencia de ingresos promedio de los hogares entre este distrito (siendo la más baja) y Kensington & Chelsea (la más alta) es casi seis veces mayor, la cantidad de áreas verdes y la diversidad de árboles no parecen seguir el patrón observado en Phoenix. Debido a que Newham tiene una cantidad casi tres veces mayor de árboles, es lógico llegar a la conclusión de que, proporcionalmente, debería mostrar un mayor número de especies. Aun así, este no es el caso de la siguiente ciudad que hemos observado. En el caso de Nueva York, no vimos esta misma correlación. Al igual que la cantidad no está necesariamente vinculada a la calidad, después de analizar los datos del ingreso promedio más alto y más bajo de la ciudad de Nueva York, podemos decir que no está vinculado a la diversidad. A pesar de un número significativamente menor de parques y áreas verdes, la diversidad de especies de árboles en Staten Island(al ser el barrio con ingresos más altos) es casi idéntica a la de Brooklyn. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el número de parques en Staten Island es tres veces menor que el que se cuenta en el área de menores ingresos. Aun así, a pesar de esta diferencia y del hecho de que tiene 61.7% menos árboles plantados que Brooklyn, solo tiene una especie de árbol menos registrada. En el caso de Barcelona, cuya estructura urbana se configuró durante la segunda parte del siglo XIX, más concretamente durante la transformación liderada por Ildefonso Cerdà, encontramos un patrón similar. En comparación con Nou Barris, el barrio de tradición obrera, el área de clase alta Sarria-Sant Gervasi, diseñada por Cerdà, tiene una mayor cantidad de jardines privados, en su mayoría pertenecientes a villas y otras unidades de vivienda unifamiliares. Al mismo tiempo, tiene una densidad de población más de dos veces menor que Nou Barris, donde se cuentan 209 habitantes por hectárea en un territorio de más de 800 hectáreas. Sin embargo, aunque se extiende en un territorio menor, todos los indicadores muestran que los residentes del distrito de Sarria-Sant Gervasi se benefician mucho más de la diversidad y de la cantidad de especies de plantas que los vecinos de Nou Barris. Finalmente, donde más manifiesta quedó la diferencia entre los ingresos y la biodiversidad es la ciudad sueca de Malmö. Es la ciudad más socialmente segregada de las tres principales ciudades suecas y un ejemplo particularmente interesante para observar la correlación entre la equidad de ingresos y la diversidad urbana. Por un lado, en la escala de ingresos, tenemos a Herrgården. Con el 96% de toda su población nacida fuera de Suecia, el barrio está constantemente en el ojo de los medios de comunicación como fuente de noticias relacionadas con la violencia y el crimen, debido a su alta tasa de problemas sociales. Todo lo contrario a Västra Hamnen, que es un distrito de la ciudad nuevo, moderno e innovador y hogar  para muchas personas y familias de altos ingresos. La comparación entre los dos hace que Malmö sea la ciudad con una mayor desproporción, tanto en el número de árboles como en las especies de árboles. Los datos de número de árboles y diferentes especies de árboles ilustran adicionalmente la brecha social existente entre los dos. Casi cinco veces mayor número de árboles, proporciona casi el doble de especies de árboles, en un distrito que cuenta con un ingreso promedio casi siete veces superior al de Herrgården.

Biodiversidad para la resiliencia

Tras el análisis de los resultados de cinco ciudades diferentes (Phoenix, Londres, Nueva York, Barcelona y Malmö), junto a los resultados del estudio llevado a cabo en Toronto, en cinco de los seis casos encontramos indicadores que muestran la correlación entre la desigualdad de ingresos de los hogares y la diversidad urbana de árboles y plantas. A menos que se tomen medidas para evitar que la desigualdad de ingresos afecte la biodiversidad, nuestras ciudades serán desequilibradas e insaludables. La biodiversidad urbana aporta numerosos beneficios a las ciudades y sus habitantes. Estos beneficios pueden ser manifestados, entre otros, en la calidad del aire, el micro clima, la resiliencia del ecosistema y una mayor cantidad de especies de fauna e insectos. Al mismo tiempo, aparte de la planificación, el diseño y la gestión, la biodiversidad urbana también está influenciada por los aspectos socioeconómicos, los valores culturales y la dinámica de las poblaciones humanas, según aseguran desde la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Cabe también decir que los bosques urbanos favorecen la protección de la biodiversidad general.  Concretamente, en el caso de Suecia, muchas especies en peligro de extinción, identificadas en la Lista Roja de especies, encuentran refugio dentro de las áreas verdes urbanas (Alvey, 2003). Por todo ello y para que la diversidad de las especies pueda brindar múltiples ecoservicios, se ha de asegurar una mayor igualdad dentro de las áreas urbanas. Además, parques y espacios verdes son parte del escenario público que forma parte de la esfera pública que es fundamental para “el cultivo de la ciudadanía, de modo que las personas de diferentes ámbitos de la vida se encuentren entre sí y así adquieran suficiente sentido compartido para poder pensar en el otro como ciudadano en una aventura compartida”, según decía Michael Sandel, el politólogo que enseña en Harvard. Afrontando la cercanía del año 2050, hemos de tener muy claras las alternativas que ofrecer a unos 7.000 millones de seres humanos (70% de los 10.000 millones estimados por la ONU) que aspirará a tener una calidad de vida parecida a la que actualmente experimentamos en las sociedades occidentales. Eso  significaría reducir más de cien veces la intensidad de emisiones de carbono. Siguiendo con el mismo comportamiento que tenemos hoy en día esto simplemente no será posible. La solución pasa por desmantelar las narrativas que mueven la rueda del consumismo. Aquellas que transforman en objetos la necesidad que tenemos por sentirnos parte de la sociedad, por encontrar el sentido y poder expresar nuestra identidad. Para conseguirlo hacen falta alternativas viables  al actual modo de vida basado en consumo. “Desentrañar la cultura y cambiando la lógica social de consumismo requerirá un sostenido y sistemático esfuerzo, parecido al que fue usado para construirlo en primer lugar”, aconseja el profesor Tim Jackson, en Prosperity without growth. El camino pasa por asociarnos con la naturaleza y no con los objetos materiales producidos por la industria de consumo. Teniendo en cuenta que, en un futuro muy cercano, un 70% de los humanos únicamente podrá hacerlo en las ciudades, asegurar que todos, independientemente del nivel de ingresos, podrán disfrutar de la biodiversidad urbana, será fundamental para construir unas comunidades sanas, prosperas, plurales y resilientes.

Boris Matijas, nació en Yugoslavia, escribe en castellano y vive en Suecia. Es escritor, consultor y coach. Actualmente está cursando el Máster de Estudios Medioambientales y Ciencias de Sostenibilidad en la Universidad de Lund, Suecia. Es autor de los libros Cuenta siempre contigo(Premio Feel Good) y Conectar los puntos, Inventar lo posible (Plataforma).

La entrada ¿Por qué los árboles deben saber cuánto cobramos? se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/16/por-que-los-arboles-deben-saber-cuanto-cobramos/feed/ 1
“La responsabilidad del Estado es enterrar a sus ciudadanos e investigar los crímenes” https://www.lamarea.com/2018/11/16/la-responsabilidad-del-estado-es-enterrar-a-sus-ciudadanos-e-investigar-los-crimenes/ https://www.lamarea.com/2018/11/16/la-responsabilidad-del-estado-es-enterrar-a-sus-ciudadanos-e-investigar-los-crimenes/#respond Thu, 15 Nov 2018 23:36:25 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110733 almudena, el silencio de otros

Este viernes llega a los cines El silencio de otros, que narra el periplo de las personas supervivientes del régimen franquista a medida que organizan la denominada querella argentina y se enfrentan a la dura realidad de la justicia y las instituciones. Es un documental porque da voz a un hecho real que ocurrió en nuestro país. Pero también es una película, porque logra la narrativa propia de una gran producción. Hay protagonistas definidos, pero es una historia coral que va más allá de las personas que el largometraje puede abordar. En la primera secuencia vemos a María Martín, que con más de 90 años seguía manteniendo la esperanza de encontrar a su madre para que descansara junto a su padre. Falleció en 2014 sin poder lograrlo. “Los humanos son muy injustos”, decía en un momento del documental. El final muestra la otra cara, la feliz. Fue el caso de Ascensión Mendieta. Ella sí consiguió, en 2017, encontrar los restos de su padre y darle un último adiós. Historias, ambas, reflejos de la situación que vive nuestro país desde hace tanto tiempo. La incertidumbre de no saber si llegará la despedida final.

La película está dirigida por Almudena Carracedo y Robert Bahar, ganadores de un premio Emmy por su anterior documental, Made in L.A.. Han sido siete años de viaje. Empezó en 2011: 450 horas de grabación, un año de catalogación, más otro año y medio de montaje. "Hecha artesanalmente", confiesa la codirectora. Ese esfuerzo se ha transformado no solo en la buena crítica, sino en los premios cosechados hasta el momento. La cinta está nominada a Mejor Largometraje por la Asociación Internacional de Documental (IDA) y al Mejor Documental en los Premios de Cine Europeo (EFA). Además, ha sido 14 veces galardonada a nivel mundial, incluyendo el premio del público y el premio de cine por la paz en la Berlinale. Esta semana ha sido presentada en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Me gustaría empezar por el título. ¿Quiénes son esos ‘otros’?

Esto nunca lo he contado. Realmente viene de una frase que dijo Dulce Chacón: “Somos la generación del silencio de los otros”. Ella le puso el “los” y nosotros se lo hemos quitado, porque nos parecía muy acusatorio y queríamos que tuviese un sentido más colectivo. Es un poco la idea de que es un silencio heredado, de que no podemos contar la historia porque no la conocemos. Recuerdo ver la entrevista cuando leí La Voz Dormida, que me impactó muchísimo, y le dije a Rober [Brahan]: “Algún día haremos una película que se llame El silencio de los otros". En cierta manera, mucha gente cuando ve la película nos dice que en realidad es El silencio de todos. Cada persona que va a ver la película sale con una idea diferente sobre el título. La película habla de dos lados, pero no solo hay dos lados; es multifacética, tiene muchas capas. Para apelar a esa idea de que en realidad todos hemos, de alguna manera, participado en ese silencio, había que quitarle ese “los”. No era unos contra otros, sino un todos colectivo.

El espectador puede sacar varias lecturas de la película (memoria histórica, dignidad, política, labor educativa, histórica, justicia…). ¿Cuál era el objetivo de ustedes?

A través de la querella argentina la película toca muchas temas. La película habla de ese proceso de búsqueda de dignidad, de procesos transicionales, el que hemos llevado a cabo en nuestro Estado, pero también en otros. Es decir, cómo cada país decide lidiar con su pasado de una manera diferente, poner un espejo. También trata del tan manido perdón, del olvido, de la necesidad de recordar. En fin, de todas las cosas que nos motivan a los seres humanos. Como dice Chato [uno de los querellantes] en un momento de la película: me di cuenta de que no luchaba por mis convicciones políticas, sino porque era un ser humano. Lo que queríamos precisamente era tener una película compleja y nada panfletaria. Sabíamos que los movimientos memorialistas acogerían la película con mucho cariño, pero también sabíamos que para llegar a un público más allá tenía que funcionar como película en sí misma. Tenía que llevarte de la mano como espectador solo a través de las vivencias de los personajes.

No a todos les terminan de gustar que se refieran a ellos como 'víctimas'.

Exactamente. No solo son víctimas en sujeto pasivo. Muchos no se sienten representados en la palabra “víctima”. Intentamos englobar a la mayor colectividad posible.

¿Ha habido ya críticas a la película?

Nos ha sorprendido porque todavía no hemos recibido ninguna. No sé si es verdad que la película está calando muy profundo; eso es bonito. Una persona me comentó que echaba de menos al PSOE, y estoy de acuerdo. Nos estudiamos horas y horas de discursos de Felipe González. Imagínate. Pero no encontramos nada que pudiese funcionar. Cuando la película bucea en el pasado, en este contexto político, es importante entender que el PSOE lideró y orquestó la situación en la que estamos ahora.

¿Un punto de inflexión fue la llamada Ley de Memoria Histórica?

Lo intentó, pero bajo mi punto de vista no lo consiguió. Se quedó corta porque no estaba blindada. En cuanto entró el PP el Estado no se hizo cargo de las exhumaciones. No se trata de dar dinero a las asociaciones para que lo hagan ellos. Tu responsabilidad como Estado es enterrar a tus ciudadanos e investigar los crímenes que se han cometido. El PP se jactaba de dar cero euros a la memoria histórica. No se ha asegurado el cumplimiento de la ley. Basta con ver todas las calles dedicadas al franquismo. Hace falta mucho apoyo y un poquito de reforma para que sea una ley de memoria histórica como realmente se merece este país.

Fueron seis años de grabación. Empezaron a grabar en 2011, pero ¿dónde comenzó ese viaje?

En Madrid. Hay dos orígenes. El más primigenio soy yo y un dolor creciente. En la universidad tenía mi grupo y organizábamos charlas, pero nunca pensamos que este fuera un tema que tuviera que ver con nosotros. Es curioso, veíamos la paja en el ojo ajeno. Pero a través de películas que trataban el tema de la memoria como El viento que agita la cebada [Ken Loach, 2006] ha habido algo que iba creciendo en mí sobre la que yo sentida una responsabilidad, como artista, como creadora, de lidiar con él.

Luego, el origen inmediato es en 2010, cuando sale el tema de los bebés robados. Nosotros estábamos terminando la difusión de nuestro documental anterior, Made in L.A. Nos habíamos mudado a España, y cuando llegamos nos encontramos con la querella, que se estaba iniciando. Enseguida nos dimos cuenta de que era como un tren que avanzaba en la oscuridad. Recuerdo que un día le conté a Carlos Slepoy esta idea y me dijo: “Bueno… un tren postal, va despacito, parando en cada ciudad”. Esa escena estaba en el documental, pero después se cayó. 

¿Cuál fue la última escena que grabaron?

Durante el montaje seguimos grabando. Grabamos, por ejemplo, el entierro de Timoteo Mendieta. Aunque la primera calavera no fuese su padre fue el más hermoso. Ella [Ascensión Mendieta] había encontrado a su padre. Nos pareció más bonito acabar con ese momento metafórico más que con la del entierro.

Han sido muchos años con un mismo proyecto. ¿Cuánto de rentable es?

¿Rentable? [ríe]. Aquí no ganamos nada. Realmente es muy difícil. Para apoyar un proceso tan largo… Quiero que quede claro: cuando digo que han sido siete años de nuestra vida es que han sido siete años de nuestra vida. No hemos hecho otra cosa. Muy intenso. Hemos tenido que buscar financiación debajo de las piedras. En la última fase, sobre todo, teníamos un equipo en España al que había que pagar, porque hay que hacerlo. Sacamos financiación de muchas instituciones europeas, de Estados Unidos... De España no.

¿Nada?

No. Es muy complicado. Por eso ha sido tan importante El Deseo [la productora de los hermanos Almodóvar]. Ellos entraron al final. Para nosotros ha sido muy importante, porque es un sello de aprobación que deja claro que la película es española, pero que tiene vocación internacional. Lo que queríamos es que también funcionara fuera. Ellos [El Deseo] entraron precisamente para este momento de lanzamiento, para que salga con fuerza. Mucha gente irá al cine porque verá ‘Pedro Almodóvar presenta’. Fenomenal. Esa es la idea. Cuando alguien salga del cine se dará cuenta por qué está detrás Almodóvar; ya habrá experimentado qué produce la película. Eso es lo bonito de estar en cines. Es muy importante como activista ir a cines comerciales porque es un espacio neutro donde las personas, más allá de las personas ya convencidas y activistas, pueden ir a ver una película como película. Yo, como activista, reivindico todos los espacios. Incluida la tele, claro que sí. Aunque la gente se levante a hacer pis en medio de la película o que el niño llore. Ese ego no lo tenemos, es mucho más importante que llegue al mayor número de gente posible.

¿Y en plataformas como Netflix o HBO?

Sí, por supuesto. La distribución comercial ahora mismo la lleva BTEAM, una distribuidora independiente con un gran compromiso social. Están siendo un compañero de viaje precioso.

Volviendo al documental. ¿Les ha llegado a superar emocionalmente en algún momento lo que estaban rodando?

Sí. Y también ahora. Durante la película hay momentos emocionalmente muy difíciles porque tienes una empatía muy fuerte con las personas. Se nos ha muerto mucha gente como María Martín y Carlos Slepoy. Tuvimos que montar toda la película después de que Slepoy muriera. Había momentos que tenía que parar porque estaba llorando. Ha sido un viaje conjunto. Nos sentimos partícipes de ese camino. En este otro proceso de difusión son los propios protagonistas los que viajan a presentarla sin nosotros.

¿Ha quedado algo fuera del montaje que les hubiese gustado incluir?

Lo más triste es todas las historias que no han cabido. Obviamente, hay historias que no caben en hora y media. La película es más grande que nosotros y los propios protagonistas. Es una causa muchísimo más grande, y ahí es donde todos los que no han entrado se vean reflejados y reflejadas, que puedan hacerla suya también. Eso es, digamos, el dolor que se te queda, porque claro, la película no es una enciclopedia, tiene que funcionar y no pueden ser tres horas.

Antes comentaban la proyección internacional de la película. Precisamente, no paran de venir premios de fuera para una película con una temática tan delicada en nuestro país. ¿Cómo ha sido la recepción del público extranjero?

Flipan. Igual que aquí, aunque por otros motivos. Lo bonito es que en el extranjero todo el mundo se planteó un reflejo. Hay muchísima sensación de culpabilidad como Estado, como país, por haber sido partícipe de eso. La película plantea un claro espejo de responsabilidad, es decir, el olvido no empezó en la Transición, fue antes. Fue un olvido internacional de los crímenes. Se abrazó a Franco en su lucha contra el comunismo. La película ayuda a otros países a hablar de su propio pasado. Hay muchos países que tienen fantasmas presentes: Francia con Argelia, Estados Unidos con los confederados… Hay que entenderlo: hasta que no se lidie con el pasado, el pasado es presente. 

Durante el documental también interviene Jaime Alonso, de la Fundación Nacional Francisco Franco. 

Lo que esperamos es que las personas que muestran ese otro punto de vista sientan que hemos respetado su mensaje. Creo que eso es importante. La película está hecha con respeto. Aunque no comparta el punto de vista del señor Alonso en la mayoría de cosas, lo que dice en la película me parece interesante y queríamos usarlo, porque lo que precisamente dice es que todas esas personas que eran franquistas se quitaron la medalla franquista y se pusieron la de demócratas. Realmente eso habla un poquito de la continuidad del franquismo. Él, claro, denunciándolo desde su punto de vista porque no reivindican su pasado franquista, pero desde el nuestro también porque hay una continuidad. Esperamos que, cuando vea la película si es que la ve, sienta que le hemos respetado.

¿Y cómo ha recibido la gente conocer la existencia de una fundación dedicada a un dictador?

Pues imagínate. No hay más que pensar en Alemania. La verdad es que fuera flipan bastante; con todo. Flipan con el Valle de los Caídos. Recuerdo en Berlín estar Chato hablando del Valle y una persona en la audiencia dijo que el traductor se debía de haber equivocado, que por favor tradujera otra vez porque dijo que había un mausoleo a Franco a 30 kilómetros de Madrid. Entonces, Chato dijo: “No, no se ha equivocado”. Esto es una anécdota que explica cómo se percibe fuera esta situación.

¿Ha sido difícil lograr que se proyecte el documental en cines?

Efectivamente, hay cines que no la quieren programar. Pero también se lo decimos a la gente: si en tu ciudad no la han programado, llama al cine. Movilízate, porque ellos piensan que estas historias no son interesantes. Es tu trabajo también explicarles que sí te interesa. No obstante, después de la distribución internacional nuestro trabajo es ir pueblo a pueblo, instituto a instituto, ayuntamiento a ayuntamiento. 

¿Después de El silencio de otros, continuarán la historia o piensan que por vuestra parte ya está todo contado?

[Ríe] Creo que ahora entregamos el relevo a otras generaciones para que hagan la segunda parte.

Para acabar: ¿qué significa para usted la memoria?

El no olvido. Me parece una perogrullada, pero es así, la memoria es no olvidar tu pasado para entender tu presente.

La entrada “La responsabilidad del Estado es enterrar a sus ciudadanos e investigar los crímenes” se publicó primero en lamarea.com.

]]>
almudena, el silencio de otros

Este viernes llega a los cines El silencio de otros, que narra el periplo de las personas supervivientes del régimen franquista a medida que organizan la denominada querella argentina y se enfrentan a la dura realidad de la justicia y las instituciones. Es un documental porque da voz a un hecho real que ocurrió en nuestro país. Pero también es una película, porque logra la narrativa propia de una gran producción. Hay protagonistas definidos, pero es una historia coral que va más allá de las personas que el largometraje puede abordar. En la primera secuencia vemos a María Martín, que con más de 90 años seguía manteniendo la esperanza de encontrar a su madre para que descansara junto a su padre. Falleció en 2014 sin poder lograrlo. “Los humanos son muy injustos”, decía en un momento del documental. El final muestra la otra cara, la feliz. Fue el caso de Ascensión Mendieta. Ella sí consiguió, en 2017, encontrar los restos de su padre y darle un último adiós. Historias, ambas, reflejos de la situación que vive nuestro país desde hace tanto tiempo. La incertidumbre de no saber si llegará la despedida final. La película está dirigida por Almudena Carracedo y Robert Bahar, ganadores de un premio Emmy por su anterior documental, Made in L.A.. Han sido siete años de viaje. Empezó en 2011: 450 horas de grabación, un año de catalogación, más otro año y medio de montaje. "Hecha artesanalmente", confiesa la codirectora. Ese esfuerzo se ha transformado no solo en la buena crítica, sino en los premios cosechados hasta el momento. La cinta está nominada a Mejor Largometraje por la Asociación Internacional de Documental (IDA) y al Mejor Documental en los Premios de Cine Europeo (EFA). Además, ha sido 14 veces galardonada a nivel mundial, incluyendo el premio del público y el premio de cine por la paz en la Berlinale. Esta semana ha sido presentada en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Me gustaría empezar por el título. ¿Quiénes son esos ‘otros’? Esto nunca lo he contado. Realmente viene de una frase que dijo Dulce Chacón: “Somos la generación del silencio de los otros”. Ella le puso el “los” y nosotros se lo hemos quitado, porque nos parecía muy acusatorio y queríamos que tuviese un sentido más colectivo. Es un poco la idea de que es un silencio heredado, de que no podemos contar la historia porque no la conocemos. Recuerdo ver la entrevista cuando leí La Voz Dormida, que me impactó muchísimo, y le dije a Rober [Brahan]: “Algún día haremos una película que se llame El silencio de los otros". En cierta manera, mucha gente cuando ve la película nos dice que en realidad es El silencio de todos. Cada persona que va a ver la película sale con una idea diferente sobre el título. La película habla de dos lados, pero no solo hay dos lados; es multifacética, tiene muchas capas. Para apelar a esa idea de que en realidad todos hemos, de alguna manera, participado en ese silencio, había que quitarle ese “los”. No era unos contra otros, sino un todos colectivo. El espectador puede sacar varias lecturas de la película (memoria histórica, dignidad, política, labor educativa, histórica, justicia…). ¿Cuál era el objetivo de ustedes? A través de la querella argentina la película toca muchas temas. La película habla de ese proceso de búsqueda de dignidad, de procesos transicionales, el que hemos llevado a cabo en nuestro Estado, pero también en otros. Es decir, cómo cada país decide lidiar con su pasado de una manera diferente, poner un espejo. También trata del tan manido perdón, del olvido, de la necesidad de recordar. En fin, de todas las cosas que nos motivan a los seres humanos. Como dice Chato [uno de los querellantes] en un momento de la película: me di cuenta de que no luchaba por mis convicciones políticas, sino porque era un ser humano. Lo que queríamos precisamente era tener una película compleja y nada panfletaria. Sabíamos que los movimientos memorialistas acogerían la película con mucho cariño, pero también sabíamos que para llegar a un público más allá tenía que funcionar como película en sí misma. Tenía que llevarte de la mano como espectador solo a través de las vivencias de los personajes. No a todos les terminan de gustar que se refieran a ellos como 'víctimas'. Exactamente. No solo son víctimas en sujeto pasivo. Muchos no se sienten representados en la palabra “víctima”. Intentamos englobar a la mayor colectividad posible. ¿Ha habido ya críticas a la película? Nos ha sorprendido porque todavía no hemos recibido ninguna. No sé si es verdad que la película está calando muy profundo; eso es bonito. Una persona me comentó que echaba de menos al PSOE, y estoy de acuerdo. Nos estudiamos horas y horas de discursos de Felipe González. Imagínate. Pero no encontramos nada que pudiese funcionar. Cuando la película bucea en el pasado, en este contexto político, es importante entender que el PSOE lideró y orquestó la situación en la que estamos ahora. ¿Un punto de inflexión fue la llamada Ley de Memoria Histórica? Lo intentó, pero bajo mi punto de vista no lo consiguió. Se quedó corta porque no estaba blindada. En cuanto entró el PP el Estado no se hizo cargo de las exhumaciones. No se trata de dar dinero a las asociaciones para que lo hagan ellos. Tu responsabilidad como Estado es enterrar a tus ciudadanos e investigar los crímenes que se han cometido. El PP se jactaba de dar cero euros a la memoria histórica. No se ha asegurado el cumplimiento de la ley. Basta con ver todas las calles dedicadas al franquismo. Hace falta mucho apoyo y un poquito de reforma para que sea una ley de memoria histórica como realmente se merece este país. Fueron seis años de grabación. Empezaron a grabar en 2011, pero ¿dónde comenzó ese viaje? En Madrid. Hay dos orígenes. El más primigenio soy yo y un dolor creciente. En la universidad tenía mi grupo y organizábamos charlas, pero nunca pensamos que este fuera un tema que tuviera que ver con nosotros. Es curioso, veíamos la paja en el ojo ajeno. Pero a través de películas que trataban el tema de la memoria como El viento que agita la cebada [Ken Loach, 2006] ha habido algo que iba creciendo en mí sobre la que yo sentida una responsabilidad, como artista, como creadora, de lidiar con él. Luego, el origen inmediato es en 2010, cuando sale el tema de los bebés robados. Nosotros estábamos terminando la difusión de nuestro documental anterior, Made in L.A. Nos habíamos mudado a España, y cuando llegamos nos encontramos con la querella, que se estaba iniciando. Enseguida nos dimos cuenta de que era como un tren que avanzaba en la oscuridad. Recuerdo que un día le conté a Carlos Slepoy esta idea y me dijo: “Bueno… un tren postal, va despacito, parando en cada ciudad”. Esa escena estaba en el documental, pero después se cayó.  ¿Cuál fue la última escena que grabaron? Durante el montaje seguimos grabando. Grabamos, por ejemplo, el entierro de Timoteo Mendieta. Aunque la primera calavera no fuese su padre fue el más hermoso. Ella [Ascensión Mendieta] había encontrado a su padre. Nos pareció más bonito acabar con ese momento metafórico más que con la del entierro. Han sido muchos años con un mismo proyecto. ¿Cuánto de rentable es? ¿Rentable? [ríe]. Aquí no ganamos nada. Realmente es muy difícil. Para apoyar un proceso tan largo… Quiero que quede claro: cuando digo que han sido siete años de nuestra vida es que han sido siete años de nuestra vida. No hemos hecho otra cosa. Muy intenso. Hemos tenido que buscar financiación debajo de las piedras. En la última fase, sobre todo, teníamos un equipo en España al que había que pagar, porque hay que hacerlo. Sacamos financiación de muchas instituciones europeas, de Estados Unidos... De España no. ¿Nada? No. Es muy complicado. Por eso ha sido tan importante El Deseo [la productora de los hermanos Almodóvar]. Ellos entraron al final. Para nosotros ha sido muy importante, porque es un sello de aprobación que deja claro que la película es española, pero que tiene vocación internacional. Lo que queríamos es que también funcionara fuera. Ellos [El Deseo] entraron precisamente para este momento de lanzamiento, para que salga con fuerza. Mucha gente irá al cine porque verá ‘Pedro Almodóvar presenta’. Fenomenal. Esa es la idea. Cuando alguien salga del cine se dará cuenta por qué está detrás Almodóvar; ya habrá experimentado qué produce la película. Eso es lo bonito de estar en cines. Es muy importante como activista ir a cines comerciales porque es un espacio neutro donde las personas, más allá de las personas ya convencidas y activistas, pueden ir a ver una película como película. Yo, como activista, reivindico todos los espacios. Incluida la tele, claro que sí. Aunque la gente se levante a hacer pis en medio de la película o que el niño llore. Ese ego no lo tenemos, es mucho más importante que llegue al mayor número de gente posible. ¿Y en plataformas como Netflix o HBO? Sí, por supuesto. La distribución comercial ahora mismo la lleva BTEAM, una distribuidora independiente con un gran compromiso social. Están siendo un compañero de viaje precioso. Volviendo al documental. ¿Les ha llegado a superar emocionalmente en algún momento lo que estaban rodando? Sí. Y también ahora. Durante la película hay momentos emocionalmente muy difíciles porque tienes una empatía muy fuerte con las personas. Se nos ha muerto mucha gente como María Martín y Carlos Slepoy. Tuvimos que montar toda la película después de que Slepoy muriera. Había momentos que tenía que parar porque estaba llorando. Ha sido un viaje conjunto. Nos sentimos partícipes de ese camino. En este otro proceso de difusión son los propios protagonistas los que viajan a presentarla sin nosotros. ¿Ha quedado algo fuera del montaje que les hubiese gustado incluir? Lo más triste es todas las historias que no han cabido. Obviamente, hay historias que no caben en hora y media. La película es más grande que nosotros y los propios protagonistas. Es una causa muchísimo más grande, y ahí es donde todos los que no han entrado se vean reflejados y reflejadas, que puedan hacerla suya también. Eso es, digamos, el dolor que se te queda, porque claro, la película no es una enciclopedia, tiene que funcionar y no pueden ser tres horas. Antes comentaban la proyección internacional de la película. Precisamente, no paran de venir premios de fuera para una película con una temática tan delicada en nuestro país. ¿Cómo ha sido la recepción del público extranjero? Flipan. Igual que aquí, aunque por otros motivos. Lo bonito es que en el extranjero todo el mundo se planteó un reflejo. Hay muchísima sensación de culpabilidad como Estado, como país, por haber sido partícipe de eso. La película plantea un claro espejo de responsabilidad, es decir, el olvido no empezó en la Transición, fue antes. Fue un olvido internacional de los crímenes. Se abrazó a Franco en su lucha contra el comunismo. La película ayuda a otros países a hablar de su propio pasado. Hay muchos países que tienen fantasmas presentes: Francia con Argelia, Estados Unidos con los confederados… Hay que entenderlo: hasta que no se lidie con el pasado, el pasado es presente.  Durante el documental también interviene Jaime Alonso, de la Fundación Nacional Francisco Franco.  Lo que esperamos es que las personas que muestran ese otro punto de vista sientan que hemos respetado su mensaje. Creo que eso es importante. La película está hecha con respeto. Aunque no comparta el punto de vista del señor Alonso en la mayoría de cosas, lo que dice en la película me parece interesante y queríamos usarlo, porque lo que precisamente dice es que todas esas personas que eran franquistas se quitaron la medalla franquista y se pusieron la de demócratas. Realmente eso habla un poquito de la continuidad del franquismo. Él, claro, denunciándolo desde su punto de vista porque no reivindican su pasado franquista, pero desde el nuestro también porque hay una continuidad. Esperamos que, cuando vea la película si es que la ve, sienta que le hemos respetado. ¿Y cómo ha recibido la gente conocer la existencia de una fundación dedicada a un dictador? Pues imagínate. No hay más que pensar en Alemania. La verdad es que fuera flipan bastante; con todo. Flipan con el Valle de los Caídos. Recuerdo en Berlín estar Chato hablando del Valle y una persona en la audiencia dijo que el traductor se debía de haber equivocado, que por favor tradujera otra vez porque dijo que había un mausoleo a Franco a 30 kilómetros de Madrid. Entonces, Chato dijo: “No, no se ha equivocado”. Esto es una anécdota que explica cómo se percibe fuera esta situación. ¿Ha sido difícil lograr que se proyecte el documental en cines? Efectivamente, hay cines que no la quieren programar. Pero también se lo decimos a la gente: si en tu ciudad no la han programado, llama al cine. Movilízate, porque ellos piensan que estas historias no son interesantes. Es tu trabajo también explicarles que sí te interesa. No obstante, después de la distribución internacional nuestro trabajo es ir pueblo a pueblo, instituto a instituto, ayuntamiento a ayuntamiento.  ¿Después de El silencio de otros, continuarán la historia o piensan que por vuestra parte ya está todo contado? [Ríe] Creo que ahora entregamos el relevo a otras generaciones para que hagan la segunda parte. Para acabar: ¿qué significa para usted la memoria? El no olvido. Me parece una perogrullada, pero es así, la memoria es no olvidar tu pasado para entender tu presente.

La entrada “La responsabilidad del Estado es enterrar a sus ciudadanos e investigar los crímenes” se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/16/la-responsabilidad-del-estado-es-enterrar-a-sus-ciudadanos-e-investigar-los-crimenes/feed/ 0
“Próximo año en España”, desde Berlín https://www.lamarea.com/2018/11/15/proximo-ano-en-espana-desde-berlin/ https://www.lamarea.com/2018/11/15/proximo-ano-en-espana-desde-berlin/#respond Thu, 15 Nov 2018 12:11:41 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110682

En pleno debate sobre el Valle de los Caídos, la exhumación del dictador Francisco Franco y la impunidad de la exaltación del franquismo, un grupo de españoles y españolas emigradas se encuentran en el Memorial de los Socialistas en Berlín. A poco más de media hora en bicicleta, desde la Plaza Rosa Luxemburgo (cerca de Alexander Platz), y tras los más de ocho kilómetros recorridos, veo por fin entre la leve niebla, el sudor y viento frío una bandera republicana española. El grupo de Izquierda Unida de la capital alemana saluda a unas veinte personas en la entrada del cementerio Friedrichsfelde, donde reposan los cuerpos de muchos brigadistas y antifascistas y donde también está el memorial, entre otros y otras, a Rosa Luxemburgo. Jaime Martínez Porro, coordinador de IU Berlín, nos da la bienvenida e introduce y presenta a quienes nos guiarán por la historia poco recordada en España. Tras los minutos de cortesía, Luis Sanz, ya dentro del Memorial, explica qué es y qué significa este espacio para la lucha contra el fascismo. Una plaza rodeada por un mural en semicírculo muestra el nombre de miles de alemanes antifascistas y víctimas del nazismo y el fascismo español. En el centro, los nombres más conocidos, como el de Rosa Luxemburgo o Ernst Thälmann, circundan el medio del memorial donde se puede leer "Die Toten Mahnen Uns" (Los muertos nos recuerdan). Y es que, a diferencia de España, donde aún se puede exaltar el fascismo, Alemania (en este caso la Antigua República Democrática Alemana) recordaba, aún hoy, a quienes lucharon contra el fascismo español en la guerra civil.

El joven guía nos habla de los brigadistas Artur Becker y Hans Beimler, que murieron en España defendiendo la II República española. Se calcula que fueron en torno a 4.000 los brigadistas alemanes, muchos de ellos y ellas nombrados en el memorial, de los cuales más de 800 murieron en España, según las explicaciones. También resaltaba que, seguramente, la cifra es superior pero, en su momento, no hubo una gran documentación de todos y todas las caídas. Frente al gran mural encontramos muchos de sus nombres y bajo este, un ramo de flores con los colores republicanos (rojo, amarillo y morado). Nos detenemos en un nombre, el escritor y brigadista E. Weinert, y Sanz nos muestra imágenes, carteles y un libro dedicado a ese terrible momento histórico. La guerra en España fue el primer escenario de lucha contra el fascismo en Europa que, tras la Segunda Guerra Mundial, luego fue abandonada por las potencias. Y de ahí, casi ochenta años de olvido de los miles y miles de brigadistas y españoles y españolas que se dejaron su vida luchando por la democracia, la igualdad y la justicia social. María Martínez, coportavoz de IU Exterior, nos lee el poema A Hans Beimler, defensor de Madrid, de Alberti, dedicado a los brigadistas, entre la emoción de las personas asistentes.

Justo al lado de este emocionante memorial, en el cementerio Friedrichsfelde, nos guía Margarita Bremer. Ella es hija de exiliados catalanes, quienes estuvieron años en campos de refugiados al sur de Francia y donde ella y sus hermanos nacieron. “Mi padre era comunista y mi madre anarquista. Se conocieron en el campo”, recuerda Margarita, en un castellano con acento alemán. La historia de la huida de sus padres y las condiciones en las que tuvieron que vivir en los campos de refugiados nos recuerda, de forma muy clara en el imaginario grupal, a la de los actuales refugiados que llegan a Europa. “Fueron hasta 500.000 los refugiados españoles y españolas”, resalta Bremer mientras rememora la importancia de los españoles en la liberación de París, ocupada por los nazis. “Hasta hace poco no hubo un reconocimiento de los españoles que formaron parte de esa resistencia”, recuerda la emocionada mujer que explica los detalles más emocionantes y duros de la vida de sus padres. La RDA los acogió en los años cincuenta, donde ella y sus hermanos crecieron y se formaron y donde sus padres tuvieron trabajo, sanidad y vivienda asegurada, tras ser expulsados de Francia mediante la operación Bolero-Papikra en plena Guerra Fría. “Las mujeres aún temían ir a Alemania por lo que había significado el régimen nazi y esto aún perduraba en la memoria”, explica Margarita, y añade la anécdota en la que su padre y sus compañeros “cantaron La Internacional en la frontera con la RDA para que los reconocieran como refugiados políticos después de ser expulsados”. Junto a su familia, también iban las hermanas Pepita y Elisa Úriz, quienes murieron en la Alemania oriental. El grupo hizo una parada frente al bloque donde vivieron las hermanas y los guías resaltaron la importancia y la lucha de las organizaciones para que la ciudad de Berlín reconozca todo el trabajo realizado por las dos mujeres en pro de los derechos de la mujer y la niñez en la UNESCO.

Finalmente, tras atravesar la inmensa avenida de Karl Marx y hacer una parada en el bloque donde vivieron las hermanas Úriz, llegamos al Volskpark, justamente en el Spanienkämpfer, el monumento dedicado a los brigadistas internacionales de la guerra española. Con la estética soviética característica, un luchador sale de una trinchera con una espada y el puño en alto a la derecha, en el centro, una placa y la izquierda, un mural que cuenta en relieve de piedra la guerra civil española. En la placa se lee “Gedenkstätte der Deutschen Interbrigadisten. Spanien, 1936-1939” (Memorial de los brigadistas alemanes. España, 1936-1939). Los jóvenes de Izquierda Unida Berlín rinden homenaje con un ramo de flores con los colores de la bandera republicana. En el centro de la plaza del memorial, Harald Wistock, de la KFSR (siglas en alemán de Luchadores y Amigos de la República Española), explica en alemán el significado de este monumento. Tras la polémica de la figura que cuestionan ciertos aspectos estéticos y simbólicos del brigadista del monumento, Wistock nos enseña la guerra civil en España moldeada en el muro frontal, donde se observan los actores de la guerra, el ejército y los poderes que dieron soporte al fascismo y las bombas contra la población, así como la defensa de Madrid. En la esquina superior derecha se observa la huida por los Pirineos. En la parte trasera, podemos ver el exilio que deja atrás esas montañas. En un punto de cerca, puede verse a La Pasionaria.

Este recorrido por las frías calles berlinesas nos emocionó a más de uno y una. Con los y las guías, conocimos historias duras y pusimos algunos nombres a los y las brigadistas y al exilio español. Salvando las diferencias, pudimos sentir algo en nuestro interior, cuando somos ahora, en otras circunstancias, otra generación de españoles y españolas emigradas quienes desde estas mismas calles berlinesas recordamos nuestra historia y rendimos homenaje a quienes dieron su juventud y su vida por la democracia y la libertad. Entre varios momentos emocionantes, nos sentimos tan identificados con Margarita y con todos y todas ellas cuando recuerda que cada Nochevieja, los y las exiliadas brindaban desde la fría Alemania diciendo: “El próximo año en España”.

La causa contra Franco

En el clásico cine Babylon, en la Plaza Rosa Luxemburgo, se estrenó el pasado 16 de octubre y se proyectó en el Café Madame el 6 de marzo en un Cine-Fórum en castellano, La causa contra Franco o Franco on trial. Un documental germano-español de Lucía Palacios y Dietmar Post. La película explica las razones de la querella argentina contra los crímenes del franquismo y sobre la memoria histórica. Es un documental completo, duro y muy claro sobre el proceso aceptado por la jueza argentina María Servini, quien investiga los crímenes de este régimen. En el actual debate de lo que significó la dictadura y los rastros que aún perduran en la España de hoy, este documental es fundamental para entender lo que somos como país. Se hace también un buen recorrido histórico para saber lo que sucedió en España, así reconocieron varios asistentes latinoamericanos y latinoamericanas al debate del café Madame.

El documental no solo retrata las muertes durante la guerra civil sino también la represión posterior e incluso retrata y recuerda a los últimos fusilados, incluso cuando el régimen aún agonizaba. La película pone de manifiesto que lo que sucedió fue un genocidio. No estaría nada mal que documentos audiovisuales así fueran parte de materia para debatir y analizar en las escuelas, universidades, centros públicos, culturales, cívicos y de memoria. En él, juristas, víctimas y familiares de víctimas dan voz a las querellas y al final a la historia de un país que ha dado la espalda a quienes sufrieron tales atroces crímenes y lucharon por la libertad. El documental llega en un momento muy importante cuando este debate está en la esfera pública. Quizás empieza a abrirse otra grieta en el Régimen del 78, que ha silenciado estas voces para no cuestionar la “modélica Transición”. Los directores reflejan lo difícil que está siendo hacer justicia en la España democrática. Todo un cuestionamiento audiovisual y bien argumentado de lo que pensábamos que era una base modélica de nuestra democracia.

Jorge A. Trujillo es socio cooperativista de 'La Marea'. 

Ver más fotos del tour

Ver más fotos del estreno documental

La entrada “Próximo año en España”, desde Berlín se publicó primero en lamarea.com.

]]>

En pleno debate sobre el Valle de los Caídos, la exhumación del dictador Francisco Franco y la impunidad de la exaltación del franquismo, un grupo de españoles y españolas emigradas se encuentran en el Memorial de los Socialistas en Berlín. A poco más de media hora en bicicleta, desde la Plaza Rosa Luxemburgo (cerca de Alexander Platz), y tras los más de ocho kilómetros recorridos, veo por fin entre la leve niebla, el sudor y viento frío una bandera republicana española. El grupo de Izquierda Unida de la capital alemana saluda a unas veinte personas en la entrada del cementerio Friedrichsfelde, donde reposan los cuerpos de muchos brigadistas y antifascistas y donde también está el memorial, entre otros y otras, a Rosa Luxemburgo. Jaime Martínez Porro, coordinador de IU Berlín, nos da la bienvenida e introduce y presenta a quienes nos guiarán por la historia poco recordada en España. Tras los minutos de cortesía, Luis Sanz, ya dentro del Memorial, explica qué es y qué significa este espacio para la lucha contra el fascismo. Una plaza rodeada por un mural en semicírculo muestra el nombre de miles de alemanes antifascistas y víctimas del nazismo y el fascismo español. En el centro, los nombres más conocidos, como el de Rosa Luxemburgo o Ernst Thälmann, circundan el medio del memorial donde se puede leer "Die Toten Mahnen Uns" (Los muertos nos recuerdan). Y es que, a diferencia de España, donde aún se puede exaltar el fascismo, Alemania (en este caso la Antigua República Democrática Alemana) recordaba, aún hoy, a quienes lucharon contra el fascismo español en la guerra civil. El joven guía nos habla de los brigadistas Artur Becker y Hans Beimler, que murieron en España defendiendo la II República española. Se calcula que fueron en torno a 4.000 los brigadistas alemanes, muchos de ellos y ellas nombrados en el memorial, de los cuales más de 800 murieron en España, según las explicaciones. También resaltaba que, seguramente, la cifra es superior pero, en su momento, no hubo una gran documentación de todos y todas las caídas. Frente al gran mural encontramos muchos de sus nombres y bajo este, un ramo de flores con los colores republicanos (rojo, amarillo y morado). Nos detenemos en un nombre, el escritor y brigadista E. Weinert, y Sanz nos muestra imágenes, carteles y un libro dedicado a ese terrible momento histórico. La guerra en España fue el primer escenario de lucha contra el fascismo en Europa que, tras la Segunda Guerra Mundial, luego fue abandonada por las potencias. Y de ahí, casi ochenta años de olvido de los miles y miles de brigadistas y españoles y españolas que se dejaron su vida luchando por la democracia, la igualdad y la justicia social. María Martínez, coportavoz de IU Exterior, nos lee el poema A Hans Beimler, defensor de Madrid, de Alberti, dedicado a los brigadistas, entre la emoción de las personas asistentes. Justo al lado de este emocionante memorial, en el cementerio Friedrichsfelde, nos guía Margarita Bremer. Ella es hija de exiliados catalanes, quienes estuvieron años en campos de refugiados al sur de Francia y donde ella y sus hermanos nacieron. “Mi padre era comunista y mi madre anarquista. Se conocieron en el campo”, recuerda Margarita, en un castellano con acento alemán. La historia de la huida de sus padres y las condiciones en las que tuvieron que vivir en los campos de refugiados nos recuerda, de forma muy clara en el imaginario grupal, a la de los actuales refugiados que llegan a Europa. “Fueron hasta 500.000 los refugiados españoles y españolas”, resalta Bremer mientras rememora la importancia de los españoles en la liberación de París, ocupada por los nazis. “Hasta hace poco no hubo un reconocimiento de los españoles que formaron parte de esa resistencia”, recuerda la emocionada mujer que explica los detalles más emocionantes y duros de la vida de sus padres. La RDA los acogió en los años cincuenta, donde ella y sus hermanos crecieron y se formaron y donde sus padres tuvieron trabajo, sanidad y vivienda asegurada, tras ser expulsados de Francia mediante la operación Bolero-Papikra en plena Guerra Fría. “Las mujeres aún temían ir a Alemania por lo que había significado el régimen nazi y esto aún perduraba en la memoria”, explica Margarita, y añade la anécdota en la que su padre y sus compañeros “cantaron La Internacional en la frontera con la RDA para que los reconocieran como refugiados políticos después de ser expulsados”. Junto a su familia, también iban las hermanas Pepita y Elisa Úriz, quienes murieron en la Alemania oriental. El grupo hizo una parada frente al bloque donde vivieron las hermanas y los guías resaltaron la importancia y la lucha de las organizaciones para que la ciudad de Berlín reconozca todo el trabajo realizado por las dos mujeres en pro de los derechos de la mujer y la niñez en la UNESCO. Finalmente, tras atravesar la inmensa avenida de Karl Marx y hacer una parada en el bloque donde vivieron las hermanas Úriz, llegamos al Volskpark, justamente en el Spanienkämpfer, el monumento dedicado a los brigadistas internacionales de la guerra española. Con la estética soviética característica, un luchador sale de una trinchera con una espada y el puño en alto a la derecha, en el centro, una placa y la izquierda, un mural que cuenta en relieve de piedra la guerra civil española. En la placa se lee “Gedenkstätte der Deutschen Interbrigadisten. Spanien, 1936-1939” (Memorial de los brigadistas alemanes. España, 1936-1939). Los jóvenes de Izquierda Unida Berlín rinden homenaje con un ramo de flores con los colores de la bandera republicana. En el centro de la plaza del memorial, Harald Wistock, de la KFSR (siglas en alemán de Luchadores y Amigos de la República Española), explica en alemán el significado de este monumento. Tras la polémica de la figura que cuestionan ciertos aspectos estéticos y simbólicos del brigadista del monumento, Wistock nos enseña la guerra civil en España moldeada en el muro frontal, donde se observan los actores de la guerra, el ejército y los poderes que dieron soporte al fascismo y las bombas contra la población, así como la defensa de Madrid. En la esquina superior derecha se observa la huida por los Pirineos. En la parte trasera, podemos ver el exilio que deja atrás esas montañas. En un punto de cerca, puede verse a La Pasionaria. Este recorrido por las frías calles berlinesas nos emocionó a más de uno y una. Con los y las guías, conocimos historias duras y pusimos algunos nombres a los y las brigadistas y al exilio español. Salvando las diferencias, pudimos sentir algo en nuestro interior, cuando somos ahora, en otras circunstancias, otra generación de españoles y españolas emigradas quienes desde estas mismas calles berlinesas recordamos nuestra historia y rendimos homenaje a quienes dieron su juventud y su vida por la democracia y la libertad. Entre varios momentos emocionantes, nos sentimos tan identificados con Margarita y con todos y todas ellas cuando recuerda que cada Nochevieja, los y las exiliadas brindaban desde la fría Alemania diciendo: “El próximo año en España”.

La causa contra Franco

En el clásico cine Babylon, en la Plaza Rosa Luxemburgo, se estrenó el pasado 16 de octubre y se proyectó en el Café Madame el 6 de marzo en un Cine-Fórum en castellano, La causa contra Franco o Franco on trial. Un documental germano-español de Lucía Palacios y Dietmar Post. La película explica las razones de la querella argentina contra los crímenes del franquismo y sobre la memoria histórica. Es un documental completo, duro y muy claro sobre el proceso aceptado por la jueza argentina María Servini, quien investiga los crímenes de este régimen. En el actual debate de lo que significó la dictadura y los rastros que aún perduran en la España de hoy, este documental es fundamental para entender lo que somos como país. Se hace también un buen recorrido histórico para saber lo que sucedió en España, así reconocieron varios asistentes latinoamericanos y latinoamericanas al debate del café Madame. El documental no solo retrata las muertes durante la guerra civil sino también la represión posterior e incluso retrata y recuerda a los últimos fusilados, incluso cuando el régimen aún agonizaba. La película pone de manifiesto que lo que sucedió fue un genocidio. No estaría nada mal que documentos audiovisuales así fueran parte de materia para debatir y analizar en las escuelas, universidades, centros públicos, culturales, cívicos y de memoria. En él, juristas, víctimas y familiares de víctimas dan voz a las querellas y al final a la historia de un país que ha dado la espalda a quienes sufrieron tales atroces crímenes y lucharon por la libertad. El documental llega en un momento muy importante cuando este debate está en la esfera pública. Quizás empieza a abrirse otra grieta en el Régimen del 78, que ha silenciado estas voces para no cuestionar la “modélica Transición”. Los directores reflejan lo difícil que está siendo hacer justicia en la España democrática. Todo un cuestionamiento audiovisual y bien argumentado de lo que pensábamos que era una base modélica de nuestra democracia. Jorge A. Trujillo es socio cooperativista de 'La Marea'. 

Ver más fotos del tour

Ver más fotos del estreno documental

La entrada “Próximo año en España”, desde Berlín se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/15/proximo-ano-en-espana-desde-berlin/feed/ 0
#PorTodas: Solo es posible sostener el periodismo independiente con una red sólida y tupida https://www.lamarea.com/2018/11/14/portodas-solo-es-posible-sostener-el-periodismo-independiente-con-una-red-solida-y-tupida/ https://www.lamarea.com/2018/11/14/portodas-solo-es-posible-sostener-el-periodismo-independiente-con-una-red-solida-y-tupida/#respond Wed, 14 Nov 2018 20:44:51 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110725 El equipo de periodistas de #PorTodas (casi) al completo en el Teatro del Barrio.

Difunde y apoya #PorTodas. ¡Solo quedan 4 días! El vídeo íntegro del acto se puede ver aquí.

Este martes fue un día muy especial para el proyecto #PorTodas. El equipo que hace posible la investigación llenó el Teatro del Barrio en un acto emocionante. ¿Cómo contar y no solo contabilizar la violencia machista? El Teatro del Barrio, referente cultural y del cooperativismo madrileño, ha sido siempre un espacio aliado al que La Marea tiene mucho que agradecer.

En un ejercicio crítico sin apenas precedentes, Noemí López Trujillo, periodista del equipo de investigación de las 55 historias de las mujeres asesinadas en 2014, hizo una revisión de su propio trabajo como informadora sobre violencias machistas. ¿Qué habría ocurrido si hubiese podido investigar con más tiempo, con más medios, con otra perspectiva?

Patricia Reguero y Amaya Larrañeta, periodistas de El Salto y 20 Minutos respectivamente, compartieron con la directora de La MareaMagda Bandera, las dificultades para informar con perspectiva de género cuando prima la precariedad o la inmediatez.

Durante un proceso vertiginoso como está siendo esta campaña de crowdfunding, ocurren muchas sorpresas. La que primero nos impactó fue el testimonio de una colaboradora del proyecto que, bajo el seudónimo de Sofía Ortega, compartió su caso personal tras haber sido víctima de violencia machista. Su testimonio, que se puede consultar en lamarea.com y recuerda que todas podríamos ser víctimas en algún momento, estuvo presente anoche en la voz de Laura Casielles.

La segunda gran sorpresa de esta campaña la trajo al acto Miguel Rabaneda. El músico y reportero de televisión envió a La Marea una canción inédita que compuso en 2009. María no tiene nombre habla de todas las mujeres asesinadas por causas de violencia machista cuyas historias permanecen en el anonimato, resultan siendo datos, cifras y noticias pasajeras. Justo lo que el proyecto#PorTodas va a investigar: ¿qué ocurre después de un asesinato machista? Para saber también qué ha fallado antes.

La compañía Teatro de la riada, con María San MiguelAlba Herre y Sonia Pérez al frente, estrenó un fragmento de su emocionante pieza El Contrato. Y por si fueran pocas las sorpresas y el arrope, al acto asistieron, física y virtualmente, cómplices y aliadas de La Marea y del proyecto #PorTodas: las poetas Juana Castro desde Córdoba con la pieza Amor míoMiriam Reyes con el videopoema Asco y la revista colectiva Caja de Resistencia a través de Belén G. Nieto con el poema Lo que haré, de Suheir Hammad. Alicia Ramos, compañera de largos recorridos, acompañó al final de la noche para recordar que “hay otras formas de organizarse más allá del patriarcado” y compartir tres temas de su último trabajo. Tras el encuentro en la sala visitó el Teatro Veinndj de los colectivos Sonidero Mandril y Moto Kiatu y aliada del proyecto.

Como no podía ser de otra manera, La Marea vuelve de manera recurrente a los datos. Ana Ordaz y Carmen Lozano evaluaron qué comportamiento está teniendo la campaña #PorTodas después de alertar el 24 de octubre que la mayoría de las donaciones procedían de mujeres. Y la tendencia se mantiene. Cuando la recaudación sumaba el 55%, ayer 13 de noviembre, el 60% de las personas cofinanciadoras eran mujeres, el 30% eran hombres y el 10% restante eran aportaciones anónimas.

De los 38.125 euros conseguidos hasta ese momento, 22.271 procedían de aportaciones de mujeres, 11.575 de hombres y los 4.279 restantes de donantes anónimos, lo cual demuestra la tendencia que ya había sido identificada semanas atrás.

La media de dinero aportado por hombres es ligeramente superior al aportado por mujeres (32,51 euros frente a 31,15 euros).

A falta de 4 días para el final de la campaña, te animamos a que la apoyes y la difundas entre esas personas que sabes que quieren sumar su aportación pero aún no lo han hecho: por Whatsapp, Telegram y todas las redes sociales. Estas últimas horas son cruciales para que en La Marea podamos hacer periodismo de calidad y con perspectiva de género #PorTodas.

 

La entrada #PorTodas: Solo es posible sostener el periodismo independiente con una red sólida y tupida se publicó primero en lamarea.com.

]]>
El equipo de periodistas de #PorTodas (casi) al completo en el Teatro del Barrio.

Difunde y apoya #PorTodas. ¡Solo quedan 4 días! El vídeo íntegro del acto se puede ver aquí.

Este martes fue un día muy especial para el proyecto #PorTodas. El equipo que hace posible la investigación llenó el Teatro del Barrio en un acto emocionante. ¿Cómo contar y no solo contabilizar la violencia machista? El Teatro del Barrio, referente cultural y del cooperativismo madrileño, ha sido siempre un espacio aliado al que La Marea tiene mucho que agradecer. En un ejercicio crítico sin apenas precedentes, Noemí López Trujillo, periodista del equipo de investigación de las 55 historias de las mujeres asesinadas en 2014, hizo una revisión de su propio trabajo como informadora sobre violencias machistas. ¿Qué habría ocurrido si hubiese podido investigar con más tiempo, con más medios, con otra perspectiva? Patricia Reguero y Amaya Larrañeta, periodistas de El Salto y 20 Minutos respectivamente, compartieron con la directora de La MareaMagda Bandera, las dificultades para informar con perspectiva de género cuando prima la precariedad o la inmediatez. Durante un proceso vertiginoso como está siendo esta campaña de crowdfunding, ocurren muchas sorpresas. La que primero nos impactó fue el testimonio de una colaboradora del proyecto que, bajo el seudónimo de Sofía Ortega, compartió su caso personal tras haber sido víctima de violencia machista. Su testimonio, que se puede consultar en lamarea.com y recuerda que todas podríamos ser víctimas en algún momento, estuvo presente anoche en la voz de Laura Casielles. La segunda gran sorpresa de esta campaña la trajo al acto Miguel Rabaneda. El músico y reportero de televisión envió a La Marea una canción inédita que compuso en 2009. María no tiene nombre habla de todas las mujeres asesinadas por causas de violencia machista cuyas historias permanecen en el anonimato, resultan siendo datos, cifras y noticias pasajeras. Justo lo que el proyecto#PorTodas va a investigar: ¿qué ocurre después de un asesinato machista? Para saber también qué ha fallado antes. La compañía Teatro de la riada, con María San MiguelAlba Herre y Sonia Pérez al frente, estrenó un fragmento de su emocionante pieza El Contrato. Y por si fueran pocas las sorpresas y el arrope, al acto asistieron, física y virtualmente, cómplices y aliadas de La Marea y del proyecto #PorTodas: las poetas Juana Castro desde Córdoba con la pieza Amor míoMiriam Reyes con el videopoema Asco y la revista colectiva Caja de Resistencia a través de Belén G. Nieto con el poema Lo que haré, de Suheir Hammad. Alicia Ramos, compañera de largos recorridos, acompañó al final de la noche para recordar que “hay otras formas de organizarse más allá del patriarcado” y compartir tres temas de su último trabajo. Tras el encuentro en la sala visitó el Teatro Veinndj de los colectivos Sonidero Mandril y Moto Kiatu y aliada del proyecto. Como no podía ser de otra manera, La Marea vuelve de manera recurrente a los datos. Ana Ordaz y Carmen Lozano evaluaron qué comportamiento está teniendo la campaña #PorTodas después de alertar el 24 de octubre que la mayoría de las donaciones procedían de mujeres. Y la tendencia se mantiene. Cuando la recaudación sumaba el 55%, ayer 13 de noviembre, el 60% de las personas cofinanciadoras eran mujeres, el 30% eran hombres y el 10% restante eran aportaciones anónimas. De los 38.125 euros conseguidos hasta ese momento, 22.271 procedían de aportaciones de mujeres, 11.575 de hombres y los 4.279 restantes de donantes anónimos, lo cual demuestra la tendencia que ya había sido identificada semanas atrás. La media de dinero aportado por hombres es ligeramente superior al aportado por mujeres (32,51 euros frente a 31,15 euros). A falta de 4 días para el final de la campaña, te animamos a que la apoyes y la difundas entre esas personas que sabes que quieren sumar su aportación pero aún no lo han hecho: por Whatsapp, Telegram y todas las redes sociales. Estas últimas horas son cruciales para que en La Marea podamos hacer periodismo de calidad y con perspectiva de género #PorTodas.  

La entrada #PorTodas: Solo es posible sostener el periodismo independiente con una red sólida y tupida se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/14/portodas-solo-es-posible-sostener-el-periodismo-independiente-con-una-red-solida-y-tupida/feed/ 0
Koldo Almandoz: “Lo que escondemos es lo que realmente nos define” https://www.lamarea.com/2018/11/14/koldo-almandoz-lo-que-escondemos-es-lo-que-realmente-nos-define/ https://www.lamarea.com/2018/11/14/koldo-almandoz-lo-que-escondemos-es-lo-que-realmente-nos-define/#respond Wed, 14 Nov 2018 08:57:38 +0000 https://www.lamarea.com/?p=110717 Una escena de 'Oreina'.

Paul Bowles solía explicar su vida como expatriado en Marruecos recitando El canto de la golondrina de Las mil y una noches: “A mis ojos, no hay nada más delicioso que la condición de extranjera. Así me mezclo con los humanos porque no son de mi especie, y precisamente para ser una extraña entre ellos”. Koldo Almandoz (San Sebastián, 1973) agradece la referencia: “Me encanta Bowles. Pero, claro, él se refiere a ser un extranjero que llega a otro país desde Estados Unidos y con ciertos medios. No es un guineano que llega a Marruecos. Hay algo que también me interesa mucho de él: Bowles, evidentemente, no es un racista, pero sabía que nunca llegaría a ser amigo de verdad de la población nativa. Era muy consciente de que siempre sería visto por ellos como un medio para conseguir cosas y que eso era normal. El suyo es un planteamiento racial, no racista, pero también es real”.

¿Por qué hablamos de Bowles? Por observar el fenómeno de la extranjería desde otro punto de vista. La película que acaba de estrenar Almandoz, Oreina (Ciervo), cuenta la historia de un joven saharaui que intenta salir adelante en un entorno que no es el suyo: las marismas del río Oria, en el País Vasco. Llegó allí siendo niño, ha crecido allí, no tiene muchos recuerdos de su país de origen, habla euskera perfectamente y, sin embargo, tiene dificultades para ser aceptado por la población local. La gente allí a menudo se dirige a él en castellano porque, por su aspecto, no creen que pueda ser euskaldún. Para él, que ni siquiera puede ser considerado un extranjero en sentido estricto, parecer forastero no es precisamente una experiencia “deliciosa”.

[caption id="attachment_110719" align="alignright" width="300"] Koldo Almandoz.[/caption]

Periodista de formación, locutor, cantante punk y cineasta alternativo, el director donostiarra debuta en el largometraje con una película que insinúa más que enseña. Ese es otro rasgo muy vasco. Y, curiosamente, también muy árabe. “¡Yo me apellido Almandoz, así que lo tengo todo!”, bromea. En Oreina no quiere mostrar las emociones de sus personajes, es una película muy pudorosa. Y lo es conscientemente. “Tengo la sensación de que hoy quizás nos define mejor lo que no decimos, lo que escondemos, que lo que mostramos. Es un rasgo de esta sociedad contemporánea. Cada vez hablamos más de nosotros mismos, con menos pudor, y me parece que al final ahí hay más impostura o más mentira sobre lo que somos que cuando escondemos algo. Lo que escondemos es lo que realmente nos define. Yo quería transmitir eso en la película: los personajes se relacionan entre ellos, pero solo sabemos quiénes son de verdad cuando están solos. Por otra parte, no creo que haya un solo tipo de vasco o de español o de francés. Pero, por mi experiencia, en mi familia no somos gente que nos contemos todo, nos abracemos y nos besemos demasiado. Hay amor, por supuesto, pero no se muestra de una forma muy efusiva”.

Almandoz se enfrenta por primera vez a una producción de corte "industrial", como dice él, pero no ha querido cambiar radicalmente su forma de trabajar. Cuando rueda cortometrajes todo está abierto a la improvisación. No hay guiones de hierro que lleven la historia por donde se supone que debe ir. Con Oreina ha intentado hacer lo mismo. “No me gusta ir a un rodaje con todo organizado. Necesito zonas de duda porque creo que así estás abierto a que sucedan cosas. Yo me tengo que divertir trabajando. Para trasladar fielmente el guion, pues hubiera hecho un cómic”. Admite haber rodado "más de cien escenas" que no estaban en el plan inicial. El resultado es una historia bastante diferente a la concebida inicialmente. “Cambiar el plan de rodaje pone muy nervioso a todo el equipo, pero creo que es fundamental. Hay una escena en la que Khalil (Laulad Ahmed) y José Ramón (Patxi Bisquert) van en lancha hasta la desembocadura del río y entonces vemos ese mastodonte de cemento que han construido en Orio y que parece un nicho”. Explica que eso no estaba en el guion, pero que servía para mostrar otro personaje central de la historia: la mezcla de ambientes, el natural y el fabril, que se dan en la zona. “Más que el entorno de naturaleza pura, me interesa el entorno de periferia, que no solo se da en el País Vasco. Se ve también en Cantabria, Asturias, Galicia… En ese mundo se puede pasar de lo urbano a lo más salvaje en apenas medio kilómetro. Yo salgo de Donosti y lo primero que veo es el polígono industrial en el que curré cuando tenía 20 años. Hacía ese trayecto en moto y veía la fábrica, y al lado los caseríos, y más allá el barrio de los trabajadores del polígono, donde ahora viven sobre todo obreros de otros países y de otras culturas… Y toda esa variedad se da en un espacio muy pequeño. Está todo muy mezclado”.

Para él, ese paisaje de vías ferroviarias, carreteras, ciudades dormitorio, chimeneas industriales y naturaleza agreste —"y la gente que vive ahí", añade con énfasis— es algo familiar, algo que de pequeño no estaba acostumbrado a ver en el cine. Almandoz recuerda la primera vez que sintió algo similar. Fue con Tasio (1984). “Yo la vería con 12 o 13 años, y en su momento me marcó porque veía algo reconocible. Y pocas veces hasta entonces habíamos visto un entorno, una gente, un idioma que fuera reconocible”.

Con aquel título comparte a uno de sus actores, Patxi Bisquert, presencia totémica de la cinematografía vasca que no relacionó, en un principio e intencionadamente, con Tasio, aunque su personaje en Oreina también viva en una especie de simbiosis (maliciosa, eso sí) con la naturaleza. Cazador furtivo, pescador ilegal de angulas, disecador de animales, bebedor, putero, homófobo, expresidiario… lo tiene todo para que nos cayera mal, pero es el mentor de Khalil, lo acoge en su seno, lo trata con respeto y afecto paternal, por lo que es muy difícil odiarlo. “Hay dos cosas que me molestan mucho en el cine: por un lado, detesto los subrayados, ya sean con la música o con el texto; y por otro, pastorear al público, decirle qué es lo que tiene que pensar y lo que tiene que sentir. Yo sé que el cine es manipulación, que es mentira, y no lo niego, pero me molesta ir a ver una peli y sentir eso”. Por eso siempre esconde sus cartas. Sabemos por una conversación con Khalil que el personaje de Bisquert ha estado en la cárcel, pero no sabemos por qué. ¿Ha estado en ETA? “Es lo primero que piensas, claro. Un hombre de esa edad, con condenas de 3 y 4 años… Y empiezas a atar cabos: 'No hay delito de sangre, entonces es por colaboración'. En nuestra mente de vascos eso lo tenemos como muy claro. Pero a mí me da igual que haya estado en la cárcel o no. Incluso a él le da igual. Lo importante, lo que a él le jode, es que perdió a su novia. Siempre hemos afrontado ese tema desde un punto de vista muy general: la lucha de ETA por unos ideales, pero no se cuenta la historia en minúscula, lo que esa gente deja atrás, la vida íntima. Lo han dado todo por una causa pero la causa personal, la causa de la gente que quieren, su familia, su pareja, sus hijos, la hemos tenido abandonada. Eso es una cosa también muy vasca”.

En su afán por perseguir el realismo, Almandoz eligió como protagonista a un actor no profesional, desestimando otras opciones más cómodas. “Por fenotipo y por su conocimiento de la lengua, Eneko Sagardoy [el premiado gigante de Handia] era perfecto, pero entonces iba a ver en todo momento a un actor haciendo de árabe y no quería eso. Hicimos un casting y Laulad Ahmed ni siquiera fue el que mejor lo hizo, pero es que su historia personal era muy parecida a la del personaje que yo había escrito. Era él. Laulad es un chico más espabilado que cualquier chaval de 20 años de Donosti porque ha tenido que buscarse la vida. Estoy muy contento con su trabajo. Es creíble”. Además, hay otro detalle, quizás menor, pero al que el director concede una gran importancia: “Laulad es saharaui, no marroquí. Mi generación está muy acostumbrada a que, desde hace 25 años, todos los veranos vienen chavales del Sáhara y hemos crecido con ellos alrededor, hemos jugado al fútbol en la playa con ellos. Quien conoce ese fenómeno, será capaz de captar otra capa más de realidad”.

Almandoz tiene a gala ser un cineasta instintivo y eso es lo que enseña a su alumnado en sus clases de la Casa de la Cultura de Larrotxene –por la que tiene una especial querencia por su carácter popular: “Allí hay desde señoras de 60 años hasta chavales de 14 que quieren hacer vídeos de skate”– o en sus tutorías en la Escuela de Cine Elías Querejeta. “Yo soy consciente de que la mitad de ellos saben más de cine que yo. Al final soy yo quien aprende de ellos. Lo que quiero transmitirles es una especie de antiacademicismo. Creo que es bueno que los cineastas jóvenes huyan un poco de la cinefilia, que no sea esa su única inspiración. Se lo escuché a Lucrecia Martel en una charla y tiene toda la razón: estamos tan empeñados en que para ser cineasta tienes que ser cinéfilo que al final nos olvidamos de otro tipo de fuentes: la literatura, la tradición oral, la calle, las experiencias propias… Por ejemplo, ella usó los cuentos de miedo que oía de pequeña en su casa para hacer La ciénaga (2001). El cine se puede alimentar de muchas otras cosas”.

A su juicio, afrontar el trabajo sin ideas preconcebidas es lo que hará surgir la magia: “Prefiero arriesgar y hacer una película imperfecta pero con momentos notables que hacer una película correcta, con un guion de hierro, en la que todo está explicado pero que en cuanto salgas del cine se te haya olvidado”.


Paisaje humano

En Oreina, Koldo Almandoz ha querido mostrar un fenómeno que está cambiando, para bien, el paisaje étnico de Euskadi. “En esa misma marisma de Orio hay una segunda y una tercera generación de gente que vino del Magreb y que sabe euskera, que se ha educado en ese idioma. Por ejemplo, Kamel Ziani, el atleta. Y yo conozco el caso de Ondarroa, adonde llegaron muchos senegaleses para trabajar en la pesca. Sus hijos están perfectamente integrados y los ves con 18 años participando en las traineras. No son inmigrantes y sin embargo no los consideramos como nuestros. Y en sus países de origen tampoco son considerados como nacionales”.

La entrada Koldo Almandoz: “Lo que escondemos es lo que realmente nos define” se publicó primero en lamarea.com.

]]>
Una escena de 'Oreina'.

Paul Bowles solía explicar su vida como expatriado en Marruecos recitando El canto de la golondrina de Las mil y una noches: “A mis ojos, no hay nada más delicioso que la condición de extranjera. Así me mezclo con los humanos porque no son de mi especie, y precisamente para ser una extraña entre ellos”. Koldo Almandoz (San Sebastián, 1973) agradece la referencia: “Me encanta Bowles. Pero, claro, él se refiere a ser un extranjero que llega a otro país desde Estados Unidos y con ciertos medios. No es un guineano que llega a Marruecos. Hay algo que también me interesa mucho de él: Bowles, evidentemente, no es un racista, pero sabía que nunca llegaría a ser amigo de verdad de la población nativa. Era muy consciente de que siempre sería visto por ellos como un medio para conseguir cosas y que eso era normal. El suyo es un planteamiento racial, no racista, pero también es real”.

¿Por qué hablamos de Bowles? Por observar el fenómeno de la extranjería desde otro punto de vista. La película que acaba de estrenar Almandoz, Oreina (Ciervo), cuenta la historia de un joven saharaui que intenta salir adelante en un entorno que no es el suyo: las marismas del río Oria, en el País Vasco. Llegó allí siendo niño, ha crecido allí, no tiene muchos recuerdos de su país de origen, habla euskera perfectamente y, sin embargo, tiene dificultades para ser aceptado por la población local. La gente allí a menudo se dirige a él en castellano porque, por su aspecto, no creen que pueda ser euskaldún. Para él, que ni siquiera puede ser considerado un extranjero en sentido estricto, parecer forastero no es precisamente una experiencia “deliciosa”.

[caption id="attachment_110719" align="alignright" width="300"] Koldo Almandoz.[/caption]

Periodista de formación, locutor, cantante punk y cineasta alternativo, el director donostiarra debuta en el largometraje con una película que insinúa más que enseña. Ese es otro rasgo muy vasco. Y, curiosamente, también muy árabe. “¡Yo me apellido Almandoz, así que lo tengo todo!”, bromea. En Oreina no quiere mostrar las emociones de sus personajes, es una película muy pudorosa. Y lo es conscientemente. “Tengo la sensación de que hoy quizás nos define mejor lo que no decimos, lo que escondemos, que lo que mostramos. Es un rasgo de esta sociedad contemporánea. Cada vez hablamos más de nosotros mismos, con menos pudor, y me parece que al final ahí hay más impostura o más mentira sobre lo que somos que cuando escondemos algo. Lo que escondemos es lo que realmente nos define. Yo quería transmitir eso en la película: los personajes se relacionan entre ellos, pero solo sabemos quiénes son de verdad cuando están solos. Por otra parte, no creo que haya un solo tipo de vasco o de español o de francés. Pero, por mi experiencia, en mi familia no somos gente que nos contemos todo, nos abracemos y nos besemos demasiado. Hay amor, por supuesto, pero no se muestra de una forma muy efusiva”.

Almandoz se enfrenta por primera vez a una producción de corte "industrial", como dice él, pero no ha querido cambiar radicalmente su forma de trabajar. Cuando rueda cortometrajes todo está abierto a la improvisación. No hay guiones de hierro que lleven la historia por donde se supone que debe ir. Con Oreina ha intentado hacer lo mismo. “No me gusta ir a un rodaje con todo organizado. Necesito zonas de duda porque creo que así estás abierto a que sucedan cosas. Yo me tengo que divertir trabajando. Para trasladar fielmente el guion, pues hubiera hecho un cómic”. Admite haber rodado "más de cien escenas" que no estaban en el plan inicial. El resultado es una historia bastante diferente a la concebida inicialmente. “Cambiar el plan de rodaje pone muy nervioso a todo el equipo, pero creo que es fundamental. Hay una escena en la que Khalil (Laulad Ahmed) y José Ramón (Patxi Bisquert) van en lancha hasta la desembocadura del río y entonces vemos ese mastodonte de cemento que han construido en Orio y que parece un nicho”. Explica que eso no estaba en el guion, pero que servía para mostrar otro personaje central de la historia: la mezcla de ambientes, el natural y el fabril, que se dan en la zona. “Más que el entorno de naturaleza pura, me interesa el entorno de periferia, que no solo se da en el País Vasco. Se ve también en Cantabria, Asturias, Galicia… En ese mundo se puede pasar de lo urbano a lo más salvaje en apenas medio kilómetro. Yo salgo de Donosti y lo primero que veo es el polígono industrial en el que curré cuando tenía 20 años. Hacía ese trayecto en moto y veía la fábrica, y al lado los caseríos, y más allá el barrio de los trabajadores del polígono, donde ahora viven sobre todo obreros de otros países y de otras culturas… Y toda esa variedad se da en un espacio muy pequeño. Está todo muy mezclado”.

Para él, ese paisaje de vías ferroviarias, carreteras, ciudades dormitorio, chimeneas industriales y naturaleza agreste —"y la gente que vive ahí", añade con énfasis— es algo familiar, algo que de pequeño no estaba acostumbrado a ver en el cine. Almandoz recuerda la primera vez que sintió algo similar. Fue con Tasio (1984). “Yo la vería con 12 o 13 años, y en su momento me marcó porque veía algo reconocible. Y pocas veces hasta entonces habíamos visto un entorno, una gente, un idioma que fuera reconocible”.

Con aquel título comparte a uno de sus actores, Patxi Bisquert, presencia totémica de la cinematografía vasca que no relacionó, en un principio e intencionadamente, con Tasio, aunque su personaje en Oreina también viva en una especie de simbiosis (maliciosa, eso sí) con la naturaleza. Cazador furtivo, pescador ilegal de angulas, disecador de animales, bebedor, putero, homófobo, expresidiario… lo tiene todo para que nos cayera mal, pero es el mentor de Khalil, lo acoge en su seno, lo trata con respeto y afecto paternal, por lo que es muy difícil odiarlo. “Hay dos cosas que me molestan mucho en el cine: por un lado, detesto los subrayados, ya sean con la música o con el texto; y por otro, pastorear al público, decirle qué es lo que tiene que pensar y lo que tiene que sentir. Yo sé que el cine es manipulación, que es mentira, y no lo niego, pero me molesta ir a ver una peli y sentir eso”. Por eso siempre esconde sus cartas. Sabemos por una conversación con Khalil que el personaje de Bisquert ha estado en la cárcel, pero no sabemos por qué. ¿Ha estado en ETA? “Es lo primero que piensas, claro. Un hombre de esa edad, con condenas de 3 y 4 años… Y empiezas a atar cabos: 'No hay delito de sangre, entonces es por colaboración'. En nuestra mente de vascos eso lo tenemos como muy claro. Pero a mí me da igual que haya estado en la cárcel o no. Incluso a él le da igual. Lo importante, lo que a él le jode, es que perdió a su novia. Siempre hemos afrontado ese tema desde un punto de vista muy general: la lucha de ETA por unos ideales, pero no se cuenta la historia en minúscula, lo que esa gente deja atrás, la vida íntima. Lo han dado todo por una causa pero la causa personal, la causa de la gente que quieren, su familia, su pareja, sus hijos, la hemos tenido abandonada. Eso es una cosa también muy vasca”.

En su afán por perseguir el realismo, Almandoz eligió como protagonista a un actor no profesional, desestimando otras opciones más cómodas. “Por fenotipo y por su conocimiento de la lengua, Eneko Sagardoy [el premiado gigante de Handia] era perfecto, pero entonces iba a ver en todo momento a un actor haciendo de árabe y no quería eso. Hicimos un casting y Laulad Ahmed ni siquiera fue el que mejor lo hizo, pero es que su historia personal era muy parecida a la del personaje que yo había escrito. Era él. Laulad es un chico más espabilado que cualquier chaval de 20 años de Donosti porque ha tenido que buscarse la vida. Estoy muy contento con su trabajo. Es creíble”. Además, hay otro detalle, quizás menor, pero al que el director concede una gran importancia: “Laulad es saharaui, no marroquí. Mi generación está muy acostumbrada a que, desde hace 25 años, todos los veranos vienen chavales del Sáhara y hemos crecido con ellos alrededor, hemos jugado al fútbol en la playa con ellos. Quien conoce ese fenómeno, será capaz de captar otra capa más de realidad”.

Almandoz tiene a gala ser un cineasta instintivo y eso es lo que enseña a su alumnado en sus clases de la Casa de la Cultura de Larrotxene –por la que tiene una especial querencia por su carácter popular: “Allí hay desde señoras de 60 años hasta chavales de 14 que quieren hacer vídeos de skate”– o en sus tutorías en la Escuela de Cine Elías Querejeta. “Yo soy consciente de que la mitad de ellos saben más de cine que yo. Al final soy yo quien aprende de ellos. Lo que quiero transmitirles es una especie de antiacademicismo. Creo que es bueno que los cineastas jóvenes huyan un poco de la cinefilia, que no sea esa su única inspiración. Se lo escuché a Lucrecia Martel en una charla y tiene toda la razón: estamos tan empeñados en que para ser cineasta tienes que ser cinéfilo que al final nos olvidamos de otro tipo de fuentes: la literatura, la tradición oral, la calle, las experiencias propias… Por ejemplo, ella usó los cuentos de miedo que oía de pequeña en su casa para hacer La ciénaga (2001). El cine se puede alimentar de muchas otras cosas”.

A su juicio, afrontar el trabajo sin ideas preconcebidas es lo que hará surgir la magia: “Prefiero arriesgar y hacer una película imperfecta pero con momentos notables que hacer una película correcta, con un guion de hierro, en la que todo está explicado pero que en cuanto salgas del cine se te haya olvidado”.


Paisaje humano

En Oreina, Koldo Almandoz ha querido mostrar un fenómeno que está cambiando, para bien, el paisaje étnico de Euskadi. “En esa misma marisma de Orio hay una segunda y una tercera generación de gente que vino del Magreb y que sabe euskera, que se ha educado en ese idioma. Por ejemplo, Kamel Ziani, el atleta. Y yo conozco el caso de Ondarroa, adonde llegaron muchos senegaleses para trabajar en la pesca. Sus hijos están perfectamente integrados y los ves con 18 años participando en las traineras. No son inmigrantes y sin embargo no los consideramos como nuestros. Y en sus países de origen tampoco son considerados como nacionales”.

La entrada Koldo Almandoz: “Lo que escondemos es lo que realmente nos define” se publicó primero en lamarea.com.

]]>
https://www.lamarea.com/2018/11/14/koldo-almandoz-lo-que-escondemos-es-lo-que-realmente-nos-define/feed/ 0