Sara Hebe: «No es mi revolución si no puedo tener libertad de expresión»

La artista Sara Hebe.

La cantante argentina Sara Hebe presenta en Europa su último trabajo: 'Politicalpari'.

La rapera argentina Sara Hebe acaba de publicar Politicalpari, su último trabajo y el cuarto elepé de su carrera, repleto de rap contestatario, actitud punk y ritmos bailables a golpe de reggae, cumbia y electrónica. Hebe aterriza en Europa con una gira de presentación que ha comenzado en el festival ViñaRock y que la llevará por las principales ciudades españolas, además de salas y festivales en Francia, Portugal, Holanda y Suecia, entre otras. Este miércoles ha actuado en la sala Apolo de Barcelona con todas las localidades vendidas.

En Politicalpari, su nuevo trabajo, afianza la exitosa fórmula: fiesta y compromiso. ¿Ha hecho suyo el archiconocido lema “si no se puede bailar no es mi revolución”?

No me gusta esta frase, me parece un cliché. Lo que hacen estas frases o estos símbolos es banalizar los movimientos sociales. No me interesa este lema, no me identifico porque yo siempre he bailado. No es mi revolución si no puedo tener libertad de expresión.

En una entrevista reciente comentaba: “No me gusta solo el rap por el rap”, y en esta ocasión suma reggaeton, cumbia, punk… ¿Da igual el estilo musical si hay mensaje?

La fórmula de Politicalpari es política, fiesta y organización. Política es compromiso por hacerlo mejor aprendiendo que cada decisión que tomamos es política y pari (party) porque es una fiesta. El nombre es una ironía de cómo estamos del lado de la vereda del antiimperialismo pero a la vez nos invaden palabras en inglés, aunque latinizadas. Da igual el estilo, a mí lo que me importa es la música, más que el mensaje. Me importa la poesía, y creo que la poesía es el mensaje. Escribir nuestros propios textos es un acto de resistencia. Cuando escribimos estamos haciendo política.

Algunas letras del reggaeton son machistas pero también lo son las del rock, el pop o el flamenco. ¿Los estilos musicales tienen ideología?

¡No, los estilos no tienen ideología! En este disco hay cumbia, reggaeton… a nuestro estilo. Nuestra música es una ensalada y junto a Ramiro Jota, el productor, repetimos los ingredientes. Hay música con mensaje y no tiene por qué ser siempre un mensaje social. Lo importante es que escribamos nuestros propios textos porque si no no habría diversidad de ideas ni de pensamientos.  

¿Por qué criticamos el machismo de estilos musicales que provienen de los márgenes? ¿Es una cuestión de clase y no de música?

La historia es machista, el paradigma está cambiando gracias a cientos de años de luchas heredadas de las mujeres y las trans. Gracias a esa lucha estamos ganando derechos. Las más jóvenes tienen mucha más información y están preparadas para comandar este nuevo paradigma y eso es esperanzador aunque a veces parezca que todo esta tan mal.

Se declara fan de la cumbia villera, otro estilo de las periferias, ¿por qué le gusta?

Me gusta el baile. A la cumbia villera la amo y no se puede explicar el porqué. Cuando te enamoras de algo o de alguien no se puede dar un motivo, ahí está la pasión.

¿Qué opina del debate sobre la apropiación cultural de la música europea o blanca de ritmos latinoamericanos o afrodescendientes?

Tengo más preguntas que certezas. Yo que soy latinoamericana pero soy blanca, no podría hacer nada de lo que hago.

Elvis se apropió del rock’n roll y no lo criticaron… ¿Hay un factor de género en la crítica apropiacionista?

Se nos acusa más a las mujeres, sí. ¿Quién le dice algo a C. Tangana o a Maluma? Los juicios y los retos siempre recaen en las mujeres. Dividiendo la derecha está triunfando.

Cuando está de gira se interesa por las luchas de cada territorio que visita. En España tenemos un problema de falta de libertad de expresión. De hecho, usted participó en el vídeo ‘Los Borbones son unos ladrones’ en defensa del rapero Valtonyc.

Hablo de temas con los que se puede identificar toda la gente que me oiga, sea de donde sea. La libertad de expresión y la lucha por los derechos humanos son temas que nos afectan a todos.

La Marea Verde Argentina está empezando a recorrer el mundo. ¿Cómo puede ser que en el año 2019 todavía se quiera judicializar sobre el derecho o no al aborto? En España coreamos “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”. ¿El poder de la Iglesia católica sigue presente?

La lucha feminista en Argentina es fuerte y el aborto será ley más pronto que tarde. Las chicas jóvenes como Felia Fernández tienen mucho que decir y hay que escucharlas. La Iglesia todavía tiene mucho poder en todo el mundo. En Brasil, por ejemplo, el poder de la evangelista está creciendo y avanza por Argentina. Exigimos la separación de la Iglesia y el Estado, ¡ya!

Es usted de Trelew, una ciudad tristemente conocida por la masacre de presos políticos en el aeropuerto en 1972. Argentina es uno de los países donde la izquierda española busca ayuda para enjuiciar a dirigentes fascistas de la dictadura franquista. Sin embargo, la juventud argentina y española, en general, no parece muy interesada en la memoria histórica. ¿Es así? Muchos no saben que en el aeropuerto de Trelew hay un museo de la memoria, por ejemplo.

El ejercicio de la memoria histórica se está perdiendo. El capitalismo nos atrapa con el consumo para no pensar. El ejercicio de la memoria hay que hacerlo cada dia en cada fiesta. Ahora bien, creo que hay muchos jóvenes que sí lo hacen y los que no lo hacen es porque están viviendo su presente y luchando por superar sus dificultades del aquí y el ahora.

¿Es más fácil hacer “didáctica” de las injusticias desde la música? Pienso en su canción Nunca digas nunca o Asado de fa, que habla de desalojos.

La música es una expresión popular, una más.  Desde el arte, la pintura, el periodismo… se puede exigir justicia. La gran Ana Tijoux dice que la música es la banda sonora de la lucha y los movimientos sociales.

Su disco de 2015, Colectivo Vacío, era un disco punk muy pesimista. Trump, Bolsonaro, Macron… ¿Se han cumplido algunas profecías?

Sí, creo que soy una bruja y que el disco fue premonitorio

En su primer tema, Tuve que quemar, propone que arda en llamas su cama pero también el Congreso de la Nación. ¿Lo personal es político?

Y lo político es personal. Hoy haría algo más inteligente que quemar, intentaría pensar alguna estrategia que no sea quemar sino algo digital que surta más efecto. Pero si hay una barricada y se queman neumáticos, allí estaré, cantando y acompañando a las luchas.

En una entrevista, un periodista le preguntó qué por qué era tan sexy… Esto jamás se lo preguntarían a un hombre…

Le dije que le escupiría en la cara, pero le podría haber dicho que sí, que yo era muy sexy y él un idiota.

aportacion la marea

Neus Molina

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “Sara Hebe: «No es mi revolución si no puedo tener libertad de expresión»”

  1. VALTONIC: EN BELGICA EL ESTADO ME HA FINANCIADO EL NUEVO DISCO.
    ¿En qué estado legal se encuentra ahora mismo?
    — Estoy absuelto de todo en Bélgica, pero la Fiscalía española recurrió y ahora estoy pendiente de que la justicia belga conteste. De todas formas, ahora está parado porque España intentó aplicar un Código Penal posterior a los hechos y eso está prohibido, provocando que Bélgica denuncie España ante el Tribunal Europeo en Luxemburgo.

    ¿Cómo son sus relaciones con las instituciones belgas?
    — Son muy diferentes a las españolas. Son más próximas. En España el sistema de fechas está diseñado para desgastar psicológicamente: No sabes cuando es el juicio ni el veredicto. En cambio, en Bélgica, el mismo día del juicio te dicen qué día te contestarán. Eso ayuda mucho para planificar tu vida, porqué sino, no puedes marchar de viaje ni una semana

    ¿Su perspectiva es quedarse aquí en Bruselas?
    — Sí, no es volver a vivir en España ni en Mallorca. Porque, sinceramente, aquí no hay ni playa ni paella, pero sí que hay derechos laborales y una justicia justa y gente muy respetuosa. Un país europeo. Que no digo que Europa sea ejemplo de nada, pero es que España está tan atrasada, que parece que aquí vivan 50 años adelantados. Ojalá España tuviera una mentalidad más europea. No tengo pensado volver a vivir en Mallorca, sinceramente me gusta más la vida aquí. Podría volver de vacaciones, de visita, pero no para vivir.
    Por cierto, esta primavera todo el mundo añade el nombre de Valtònyc en los carteles de los festivales musicales.
    — Me parece muy heavy poner mi nombre sin pedir permiso y no hacer ni una aportación económica para ayudarme a pagar los abogados. Lo encuentro una vergüenza. Es de postureo, como para limpiarse la conciencia. Sin embargo, también hay gente que se ha organizado y ha hecho muchas cosas por mi. Y festivales que han lanzado vídeos míos.

    ¿Le han faltado apoyos del mundo musical?
    — Me ha extrañado la falta de apoyo, e incluso cierta criminalización, de los cantautores españoles de toda la vida: Serrat, Sabina, Loquillo…
    https://insurgente.org/valtonyc-en-belgica-el-estado-me-ha-financiado-el-nuevo-disco/

  2. Sara Hebe:
    » Los juicios y los retos siempre recaen en las mujeres. Dividiendo la derecha está triunfando».
    «El ejercicio de la memoria histórica se está perdiendo. El capitalismo nos atrapa con el consumo para no pensar».
    «La Iglesia todavía tiene mucho poder en todo el mundo. En Brasil, por ejemplo, el poder de la evangelista está creciendo y avanza por Argentina. Exigimos la separación de la Iglesia y el Estado, ¡ya!» (tres frases para reflexionar)
    (Angel Munárriz: Asistimos a un reverdecimiento del discurso simbólico de la Iglesia, de la condición religiosa asociada a la cuestión nacional, lo vemos en los países de Europa del Este, un reverdecer poco espiritual, muy político, que se ha producido en Estados Unidos, en Brasil y que llega, o vuelve, a España con un viraje nacional-católico del PP y con la llegada de un partido con el discurso en el que la condición española y católica van íntimamente unidas, solamente hay una identidad española que es la identidad católica).
    http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=8479

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner