Cuatro libros para cuatro candidatos

Pablo Iglesias, Pablo Casado, Albert Rivera y Pedro Sánchez, antes de comenzar el debate en Atresmedia. JUAN MEDINA / REUTERS

Y no, en este debate decisivo, no se habló de cambio climático, ni de memoria histórica, ni –a pesar de esos últimos segundos– de cultura.

No hace falta recordar el momento libro en el Día del Libro en el segundo y último debate electoral, emitido por Atresmedia. La tesis doctoral de Pedro Sánchez por un lado, y el libro de Abascal y Sánchez Dragó, por otro. Por un momento, quisimos imaginar que quienes moderaban el programa iban a ayudarnos a olvidar el bochorno en esos últimos segundos arañados para hablar de ¡Cultura! A ver, señor Casado, ¿cuál ha sido el último libro que ha leído? A ver, señor Sánchez, ¿qué libro tiene sobre su mesilla de noche? (No vale Manual de resistencia). A ver, a ver, señor Iglesias, ¿qué libro recomendaría para educar en igualdad? Señor Rivera, ¿escucha? Claro que puede hablar, hombre, ya sabe que puede interrumpir. ¿Qué libro recomendaría sobre el futuro del planeta?

Se habló de muchos temas de los que no se hubiera hablado si no hubiera habido periodistas preguntando. Se habló también de algún otro porque algún candidato recondujo el asunto, como cuando el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se refirió a otros territorios en el bloque territorial. Se habló de feminismo y de violencia machista, aunque, una vez más, fueron hombres quienes hablaron. Y no, en este debate decisivo, no se habló de cambio climático, ni de memoria histórica, ni –a pesar de esos últimos segundos– de cultura.

Así que aquí dejamos una recomendación para cada candidato sobre estos temas y alguno más, con extracto y dedicatoria incluida, que nos hemos venido arriba desde que sabemos que hay quien firma constituciones como bestsellers

Griego busca griega

Friedrich Dürrenmatt / Tusquets, 1999

Para Pablo Casado, hijo de madre, marido de mujer y padre de hija. Sin acritud.

“-¿Me admiraba usted mucho?, preguntó el presidente.

-Usted era mi modelo, le consideraba un enemigo acérrimo del alcohol, observó Arquíloco tímidamente.

-Eso me lo inventó la prensa, murmuró el presidente. Como el Gobierno está haciendo una campaña contra el alcoholismo, siempre me fotografían con un vaso de leche.

-También decían que en el plano moral era usted severísimo.

-Es solo una idea de la Asociación de Mujeres. ¿Es usted abstemio?

-Y vegetariano.

-¿Y ahora está bebiendo champagne y comiendo pollo?

-Ya no tengo ideales.

-Lo siento.

-Son todos unos hipócritas”.

Iglesia S. A.

Ángel Munárriz / Akal, 2019

Para Pedro Sánchez, para ver si el haz que pase pasa con estas cuestiones. Con afecto. 

“Sánchez, en su empeño por exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, donde fue enterrado bajo una inmensa cruz 263 para escarnio de las víctimas republicanas allí sepultadas sin consentimiento, tuvo la oportunidad de vincular esta voluntad a la derogación de los acuerdos con la Santa Sede, que establecen la «inviolabilidad» de los lugares de culto. Pero, en lugar de eso, optó por el atajo legal sin abrir un debate político profundo que habría puesto en evidencia la ligazón de la Iglesia con el franquismo. Eso sí, la controversia ha dado pie a una suculenta reunión de la vicepresidenta Carmen Calvo con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, en la que la representante española no se limitó a expresar la incomodidad del Gobierno ante la hipótesis de que Franco acabe enterrado con honores por la Iglesia, sino que salió a colación la voluntad del Ejecutivo de que la institución católica pague el IBI por los inmuebles donde desarrolla actividad comercial. ¿Un globo sonda? ¿La típica declaración de intenciones que queda en nada? El tiempo dirá”.

Mamá desobediente

Esther Vivas / Capitán Swing, 2019

Para Pablo Iglesias, que está cambiando muchos pañales y pide una oportunidad. ¡Tú puedes!

“No es fácil ser madre, o padre, e ir a asambleas que empiezan tarde y acaban a horas intempestivas, donde es difícil además llevar a los pequeños (que corren, gritan y no se están quietos). La militancia no está pensada para que sea compatible con criar. Claro que hay progenitores que se las ingenian para amoldarse, pero no es fácil. Una mamá sola me contaba cómo podía asistir a las reuniones de su asamblea de barrio porque tenía el apoyo de las gentes que la integraban. Acoger a los progenitores y a sus pequeños en ámbitos de activismo social solo es posible si los repensamos desde el punto de vista de los cuidados”.

Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima

Naomi Klein / Booket, 2014

Para Albert Rivera, el presidente de las familias, del futuro y amante de los marcos. ¡Suerte!

«Nuestro sistema económico no valora la labor reproductora de las mujeres, paga a los cuidadores sueldos miserables y no remunera mucho mejor a los maestros; y si alguna vez oímos hablar de la capacidad reproductora femenina, suele ser únicamente en aquellas ocasiones en que los hombres tratan de regularla».

aportacion la marea

Olivia Carballar

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “Cuatro libros para cuatro candidatos”

  1. defendamos la laicidad de manera fuerte y visible en todo el territorio nacional utilicemos sus mismas armas y no nos callemos porque ellos no se cortan un pelo , dios no existe si existiera ya habría echado a todos estos sinvergüenzas de sus templos, por cierto jesucristo era un sin papeles que nació clandestinamente en un establo(por lo menos eso dicen en sus libros de cuentos) y era judío(les debe de doler el corazón sabiendo que ellos son antisemitas natos)!!!!

  2. LAICISMO: APAGON POLITICO INFORMATIVO
    Entramos en la última semana de campaña electoral. ¿No les extraña a Ustedes que durante toda la campaña se haya establecido el más absoluto silencio en todo lo referente al Laicismo, a los temas de la separación Iglesia/Estado?.
    Ningún partido, ningún líder, ningún medio hace referencia. De repente el más absoluto apagón político e informativo.
    En el fondo. Tienen miedo. Mejor dicho, tienen pánico. ¿A quién? Si señores: A la Iglesia. A una institución muy poderosa. Y lo es. Dispone de una enorme influencia social a través de multitud de medios de comunicación propios y ajenos. De una enorme red privada de Educación, de una enorme red asistencial, y de unos partidos políticos que se pondrían inmediatamente a su disposición en caso de conflicto. Solo imaginarse la confrontación les aterra.
    Así las cosas ¿Siguen Vds. Creyendo que la iglesia no se mete en política? Lo hace. Indirectamente y hasta el fondo.
    Tácitamente han establecido un pacto clerical que asustados y atemorizados están cumpliendo a rajatabla especialmente los partidos de izquierda. Si guardáis silencio en las cuestiones religiosas la iglesia se mantendrá al margen de la campaña electoral.
    La iglesia cumple su parte del pacto no habla de las elecciones. ¿pero que no ha estado presente en la campaña electoral? ¿Y la semana a la que los católicos llaman santa?
    Si somos un poco observadores nos daremos cuenta de que: Más que nunca las fuerzas armadas y militares han participado en las procesiones, escoltando pasos, desfilando con armas, símbolos y banderas, bandas militares con sus marchas rindiendo honores a imágenes católicas. Es decir, las fuerzas armadas y militares de un Estado cuya constitución dice que no tiene confesión alguna. Más que nunca han participado alcaldes, concejales, presidentes de diputaciones y hasta ministros. La TVE ha ofrecido ritos y liturgias católicas sin freno y las televisiones autonómicas mucho más. Y convendría recordar al respecto que durante todo este tiempo el gobierno continúa en manos del PSOE. ¿han notado Vds. alguna diferencia en este terreno con los gobiernos del PP?.
    Hay una vía para la solución de un problema que siempre hemos considerado muy grave, que la solución no es fácil, que requiere un largo plazo. Que pasa por el fortalecimiento del movimiento social laicista, y que junto al resto de los movimientos sociales podrá constituir la fuerza social necesaria y suficiente que pueda decirle a la iglesia católica: ¡Señores hasta aquí hemos llegado!
    Hasta ahora en este camino de estos partidos y de estos políticos no hemos recibido el más mínimo apoyo, o en todo caso unas migajas que les sirve más a ellos de justificación que a nosotros en el avance en la separación iglesia/Estado. Quizá haya llegado el momento de comprender que nuestros caminos divergen. Que Vds. Están empeñados en dirigir las Instituciones de un Estado Confesional Católico y Monárquico y el nuestro es otro muy diferente. Y que quizá no merezca la pena perder más tiempo en intentar que el rey se haga republicano.
    José Luis Iglesias (Asturias Laica/Europa Laica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner