Iván Ferreiro: “No soy especial admirador de los defraudadores ni de los capullos egocéntricos”

Iván Ferreiro. Foto: Daniel Mills Salcedo

El músico gallego reflexiona en esta entrevista sobre tecnología, impuestos, elecciones, y música, claro.

Iván Ferreiro (Nigrán, 1970) ha pasado a formar parte de la cultura popular gracias a temas complejos y, no precisamente coreables, que ya comenzaron a fraguarse tanto en la banda de culto Los Piratas (1991 – 2004), primera experiencia musical del gallego, como en solitario, ya bajo su propio nombre. Turnedo, El equilibrio es imposible, El pensamiento circular… canciones que, pese a sus casi constantes referencias a la ciencia ficción, no aparentan una relación tecnológica explícita. Sin embargo, nos sorprendemos encontrando a este inusual compositor como ponente en los PassionTech en Madrid, hablando de modulares musicales, de su estudio de ensayo, sonido y grabación (toda una nave espacial de sonidos) y su relación personal con el mundo tecnológico. 

Aprovechamos esta ocasión para preguntarle por su relación con la ciencia ficción en la que se ha convertido nuestra realidad diaria, rodeada de móviles, estímulos visuales y gadgets, así como de los temas, no precisamente tecnológicos ni musicales, que rodean a la música actualmente: el dinero, la temida Hacienda y un futuro más bien incierto. 

Es curioso encontrarle aquí, en un evento relacionado con la tecnología y patrocinado por una gran marca de coches. ¿Le gusta conducir?

Sí, me gusta. Donde yo vivo, es necesario tener un coche. En mi casa, sacarse el carné no era un premio, era una obligación. Pero tener un coche caro… ya te digo, siempre va a haber un modular o un aparatito que me va a merecer más el gasto. 

En Un país para escucharlo (TVE1) decía que empezó a tocar gracias a la influencia de Coque Malla –“Pequeñito, como yo”, decía– y Siniestro Total. ¿Hubiera sido distinto ahora, teniendo un portátil y una grabadora? ¿Quizás no hubiera necesitado ese empuje de ver a alguien como usted en un escenario para empezar?

Creo que es necesario igual. De hecho, yo empecé a tocar porque me gustaba Golpes Bajos, me gustaba Siniestro Total, Coque… y tuve la suerte de que un guitarrista de Vigo, Pablo Vidal, que tocaba en un grupo llamado Club Naval, me prestó un cuatro pistas, una caja de ritmos, un micro… Yo empecé directamente con la tecnología. El mundo tecnológico está ligado a mi vida y me encantan las máquinas desde siempre. Creo que tenemos una idea de la grabación, como de acústico a digital, pero es todo digital.

Yo empecé a hacer canciones porque me gusta grabar y me gustan las máquinas. La primera canción que hice fue una versión, para tener algo que grabar. A la segunda ya pensé: “Pues tengo que hacer canciones”. Y me gustaba programar la caja de ritmos, me gustaba grabar… Ese es mi hobbie

Un hobbie pagado, en cierta manera. 

Sí. Yo no siempre tengo una canción para escribir, pero grabo siempre. Me gusta grabar. Mira, toda esta semana estuve instalando distintos instrumentos de software que quería probar. Estuve ajustando mi modular, metiéndole efectos. Los pedales de guitarra me gustan desde siempre y los uso para voz. Y en mi casa, cuando no tengo qué hacer, hago electrónica.

¿Va a sacar algún disco de electrónica?

No. La electrónica es mi hobbie. Hubo un momento en el que mis amigos me decían que tenía que buscarme un hobbie. Que estaba todo el día haciendo música. Les dije que mi hobbie era la música. Yo no tengo canciones para escribir ni cosas de las que hablar todos los días, pero sí que me voy a mi estudio todos los días y me pongo con un beat y hago cosas. 

Volviendo al tema televisivo, también se encargó de realizar la intro de Fariña. Hace poco salió una noticia en la que se decía que esta serie había vuelto a poner de moda la música gallega. 

Pues estaría guay, la verdad. Hay que meterle caña a la música gallega, que hay mucha y muy buena. 

También ha versionado Descanso dominical, de Mecano, hace poco, con Love of Lesbian. ¿Cómo ve que una persona que está acusada de evadir impuestos aparezca como jurado en un programa de máxima audiencia?

Es un drama todo esto que estamos viviendo con la gente que no entiende la importancia de los impuestos. Yo realmente tengo que decir que grabé esta canción porque me lo pidieron los Love of Lesbian y siempre voy a hacer todo lo que ellos me pidan. Pero Mecano no es de mis bandas favoritas ni lo han sido nunca. Creo que tienen canciones maravillosas, pero no sé si me caen especialmente bien. Pero bueno, igual que hay otros que están viviendo al otro lado del charco y nos dicen que hay que usar la homeopatía, ¿sabes? Y que también ‘compran’ niños. Me refiero a que no soy especial admirador de los defraudadores ni de los capullos egocéntricos.

¿No teme que llegue Hacienda a pedirle cuentas algún día?

A mí Hacienda me pide cuentas todos los años. Los músicos somos los más perseguidos del mundo por Hacienda. Y, probablemente, excepto los que ganan mucho dinero y viven en otros países y pagan los impuestos en otros sitios, los que estamos aquí estamos un poco desprotegidos. No hay una Ley del Artista todavía. Estamos hablando en todos los sitios para que nos quiten del epígrafe de Artistas y Toreros y nos den otras soluciones fiscales. No temo que me llegue Hacienda reclamando, porque pago muchísimo dinero. Para mí el problema es que creo que no se está siendo justo con mi régimen y mi forma de trabajar. Porque yo estoy dos años en mi casa, escribiendo un disco, y solo tengo gastos. Luego tengo un año bueno y pago por lo que gano ese año. Y a lo mejor podría poder fiscalizar dos o tres años. Y cada vez que tengo que descansar para poder escribir un disco nuevo, se llevan todo mi dinero y no me dejan ahorrar. Claro, tenemos ciclos de trabajo de tres, cuatro, cinco años. Y realmente pagamos lo que ganamos cada año y no nos dejan separarlos.

¿Hay algún partido que les haya hecho caso a la hora de plantear estas medidas?

Todos dicen que nos hacen caso. 

¿A quién va a votar? Si quiere expresarlo. 

Pues no lo sé. No sé lo que voy a votar. Votaré a algo de la izquierda, probablemente, pero no tengo muy claro todavía el qué. Y tampoco lo voy a hacer muy convencido. Votaré a la izquierda porque el avance de la derecha me da un poco de miedo. Pero también te diré que creo que actualmente los políticos que tenemos no tienen el nivel suficiente. En otros tiempos, cada forma de pensamiento y cada partido tenía al mejor preparado. Ahora no tengo esa sensación. 

Ahora lo que se ha puesto de moda, en este sentido, es publicar lo que cobra cada artista por tocar. Pero su caché ya se publicó hace un par de años a través del Festival Noroeste de A Coruña, y no se armó ningún revuelo. ¿Cuánto cobra ahora?

Pues a un ayuntamiento, más. El caché varía dependiendo de dónde toque y para quién toque. Mi política de cobro es tratar de ser justo con el que me contrate. Y yo realmente no soy partidario de los gratuitos. Para los gratuitos pido más, porque pierdo entradas que podría vender en otro momento. Y realmente también subo el precio para ver si pasan de mí. Creo que hay que cargar la mano. Y no me gusta especialmente tocar para los ayuntamientos. Prefiero trabajar con promotores.

¿Todavía no le han preguntado cuánto dinero tiene en el banco, verdad?

Hoy tengo un poco más. Cobré un dinero hoy. No tengo tanto como la gente se cree. Han sido unos buenos años y me va a dar para cuando pare en septiembre a componer. Podré estar un año tranquilito, escribiendo. Tendré que hacer algo entre medias para aguantar todo ese tiempo, pero no sé. Si quieres la cifra, en este momento tendré sobre 40.000 o 50.000 pavos en el banco. Pero ahora tengo un hijo que entra a la universidad y me voy a gastar una pasta… Entre el piso y esto y lo otro, voy a flipar. Es verdad que gano más que mucha gente, pero tengo muchos gastos. Y el año que gano más de 100.000, se llevan la mitad.

Y se queda igual que ahora. Este parece ser su techo de ganancia. 

Sí, de hecho creo que nunca había tenido tanto dinero en el banco. Pero vamos, que tengo una hipoteca, dos hijos… Sí, tengo dinero, pero no soy rico ni tengo la vida solucionada, ni mucho menos.

Plan de pensiones tendrá, al menos. 

No, no tengo. Espero que mis derechos de autor sean mi plan de pensiones. De todos modos, no me quejo. Pago mis impuestos encantado. Pero considero que nuestro régimen es injusto y se debería regular. También de la misma manera que te digo esto, te digo que la industria musical está mal regulada. Yo no sé cómo hacen los músicos que ganan menos pasta. Si solo tienes un concierto en el que te pagan 400 pavos y tienes que pagar los autónomos. A lo mejor no te merece la pena ni salir de casa. 

Siendo deficitario, quizás. 

Pues sí, muchísimas bandas son deficitarias. Lo que haría falta es que nos ayudasen a tener una regulación con la Seguridad Social. Además, ahora hablando en serio, el sector de la música es un sector que no se ha regularizado porque no le da la gana a ningún gobierno. Que es una cosa que viene ya de los años 80. A mí lo que me da rabia es que, encima, se nos criminalice. Cuando realmente lo único que queremos es estar en regla con todo. Yo no tengo ningún interés en engañar a nadie. También es cierto que, hasta hace poco, si te jubilabas no podías cobrar tus derechos de autor. Y eso lo acaban de arreglar ahora. Yo no pido no pagar impuestos, todo lo contrario. De hecho, me molestan los youtubers que están en Andorra. Creo firmemente en los impuestos, y gracias a los impuestos yo tengo carreteras cada vez mejores para ir a tocar. Pero sí que creo que es un poco injusto en algunos casos, porque creo que la ley está hecha para los muy ricos. Y los que un año tenemos y otro no… 

Siempre puede ser que algún día le llamen de OT para ser jurado. 

No creo. Tampoco lo haría. Creo que salen más damnificados que gente que le vaya a ir bien. Creo que les están dando unas falsas esperanzas que no me gustaría ser yo el que se las da. 

Elena Rosillo

Elena Rosillo (Madrid, 1989). Periodista cultural freelance especializada en la crítica musical y la escena alternativa y underground. Doctora con la tesis 'La cultura underground madrileña a través de la música en directo durante la dictadura franquista'. También colabora en varios podcast radiofónicos.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner