Días ajenos, 4 de marzo

Un momento de la entrevista a Umbral en el programa 'Queremos saber'. YOUTUBE

De los universitarios que le interesaban a Umbral al fascismo de nuestros días.

Publicaba Francisco Umbral el 4 de marzo de 1982 en El País:

Anda ahora una encuesta sobre el paro universitario que, en principio, viene a recordarnos que éste es un grave caso nacional, aunque las abrumadoras estadísticas nos hagan ocuparnos más, a periodistas y políticos, del paro obrero. Grave error, porque, como dijera una vez Laín y yo he recordado mucho, «el problema de la universidad es el problema de las clases medias españolas». Y si el paro obrero lleva al marxismo, el paro pequeño burgués lleva casi siempre al fascismo, no lo olvidemos.

Hoy, 4 de marzo de 2019, 37 años después, cuando Umbral ya está muerto y muchos de esos universitarios que le interesaban tanto se habrán prejubilado de mala manera, hoy nos seguimos preguntando por todos los caminos que llevan al fascismo y me temo que nos preocupan aún más, porque no forman parte de los mapas de carreteras del recuerdo sino de un trazado de futuro inmediato que asusta, de un GPS del mañana que acojona tanto que nos empeñamos en entender.

aportacion la marea

Bob Pop

Crítico televisivo, escritor, columnista, bloguero y mucho más. Además de en La Marea, colabora con Revista Mongolia y el programa A Vivir Madrid, de Cadena SER. También trabaja en Late Motiv de Andreu Buenafuente.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “Días ajenos, 4 de marzo”

  1. Decía el pensador: al pueblo se le instruye o se le padece.
    Los pueblos están hoy utilizados y sometidos por el capital que nos quiere cuanto más incultos mejor y que nos peleemos entre nosotros para que le dejemos tranquilo y ir haciendo «caja» mientras tanto a costa del saqueo del Planeta y de los Derechos del ser humano.
    Salvo excepciones, los medios de comunicación están vendidos (o comprados) por este sistema genocida que adoctrina sutil y persistente sobre las bondades de sus «valores» y bien se vé que consigue venderlos como valores y como democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.