El «virus» de la xenofobia «puede transmitirse a otras fuerzas políticas mayoritarias»

Fotos: Javier Bauluz.

El Centre for International Affairs de Barcelona (CIDOB) presenta su anuario 'Inmigración y asilo en el centro de la arena política'.

La hiperpolitización negativa es la principal característica de la inmigración durante el año 2018. Así lo recoge el anuario del Centre for International Affairs de Barcelona (CIDOB), este año bajo el título de Inmigración y asilo en el centro de la arena política. Durante su presentación en Madrid, Joaquín Arango, catedrático de Sociología en la UCM y uno de los autores del informe, ha asegurado que el auge de la extrema derecha “tiene consecuencias políticas que afectan a los fundamentos de la democracia y que acaban desembocando en un endurecimiento de las políticas de migración y asilo a ambos lados del Atlántico”. Arango también ha lamentado que el “virus” del populismo y la xenofobia “que ha emergido en España tras las elecciones andaluzas puede transmitirse a otras fuerzas políticas mayoritarias”.

La inmigración, como destaca el informe, ocupó un papel central en los comicios presidenciales de Estados Unidos de 2016, además de las elecciones de mitad de legislatura celebradas en noviembre de 2018. Los datos muestran el foco que Trump ha puesto sobre las personas migrantes y solicitantes de asilo: mientras que durante el último año de legislatura de Obama EEUU acogió a 80.000 refugiados y elevó el techo a 110.000 para el año siguiente, durante el último año Trump rebajó ese límite a 45.000 y acogió a la mitad. Para el año 2019 el límite se ha colocado en 30.000, lo que supone la cifra más baja desde que se estableció el programa de asilo en 1980. Según Sánchez-Montijano, en el sur de Europa sucede algo similar: “Los partidos utilizan la migración del Mediterráneo como tema a colocar en el centro de la arena política”, ha asegurado Elena Sánchez-Montijano, investigadora senior en CIDOB y directora del informe.

Las cifras de la inmigración en España

  • Siguiendo los datos proporcionados por ACNUR, durante 2018 llegaron a España 65.400 personas, lo que supone un incremento del 131% respecto al año anterior. De todas ellas 58.600 lo hicieron por mar y 6.800 por tierra. De la misma forma que ha crecido el número de migrantes, también lo ha hecho el de personas fallecidas por ahogamiento en el Mediterráneo occidental. Así, en 2017 fueron 202 las personas que murieron en su intento por cruzar el mar. En 2018 la cifra ha alcanzado las 777. En septiembre de 2018 la tasa de muertes en el Mediterráneo central alcanzó el 19%, lo que supone que 1 de cada 5 migrantes perdió la vida.

  • A pesar de este aumento de llegadas, la inmigración no ha sufrido un mayor rechazo por parte de la población española. Así lo confirman tanto la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) como el Eurobarómetro. En 2018, la inmigración se ha mantenido por debajo del 5% en la lista de las principales preocupaciones excepto en aquellos meses de aumento de la presencia de las llegadas migratorias en los medios de comunicación. Atendiendo a las cifras del Eurobarómetro, el 63% de los españoles presentan una actitud positiva hacia las personas migrantes, siendo solo superados por los irlandeses (64%). En contraposición, más de la mitad de los europeos presentan sentimientos negativos.
  • A fecha del 1 de julio de 2018, el volumen de población que ha nacido en el extranjero pero que reside en España es del 13,5% del total, es decir, de 6,3 millones, superando el máximo histórico de enero de 2012. Según datos del SEM, la mitad de las personas extranjeras con registro o tarjeta de residencia provienen de 5 países: Rumanía (1.043.515 personas), Marruecos (782.295), Reino Unido (320.295), Italia (288.179) y China (215.061).

  • Respecto a las solicitudes de asilo, desde 2012 han crecido de forma sistemática hasta alcanzar las 55.161 en 2018, un 50,7% más que el año anterior. Las solicitudes provienen de Venezuela, Colombia, Siria, Honduras y El Salvador, como principales países. En el informe destacan el caso de Venezuela, “primer país de origen de las solicitudes de 2016 a 2018, y, sin embargo, con casi nulo porcentaje de aceptación hasta el momento (en 2017 solo 15 personas originarias de Venezuela consiguieron el estatuto de refugiado).
  • Desde 2002 a 2018 el incremento de la población en España se produce gracias a personas extranjeras: 7 de cada 10 nuevos residentes no habían nacido en España. Durante 2017, 1 de cada 5 nacimientos fueron de madres extranjeras.

  • Finalmente, en el informe también se destaca el “abandono escolar prematuro y alumnado de origen extranjero en España”, que provoca que España se sitúe a la cabeza de la UE en este indicador de desigualdad
aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Una respuesta a “El «virus» de la xenofobia «puede transmitirse a otras fuerzas políticas mayoritarias»”

  1. Tan sencilla que es la solución, y bla, bla, bla. Unos la intentan esconder otros ni piensan en nada que no sea ellos mismos.
    Bastaría solamente con que el dinero destinado a invadir países so falsos pretextos, a bombardearlos y exterminarlos para robarles los recursos con los que hacer negocios gracias a la inconsciencia e ignorancia del consumismo irresponsable de los países expoliadores, bastaría sólo con que ese dinero se utilizara en proyectos de desarrollo, en escuelas, en hospitales, en la cultura de la paz y de la cooperación.
    Así de sencillo…
    Ir contra corriente es fatigoso y desagradable; pero al pueblo que no se le instruye dice el sabio que luego se le padece.
    Y es ni más ni menos que la inconsciencia del pueblo que venimos padeciendo desde hace tiempo y espérate…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner