Ada Colau acaba con los símbolos del franquismo en Barcelona

Un operario retira placas franquistas. Foto: Ayuntamiento de Barcelona

El consistorio de la capital catalana revoca diez medallas a personalidades de la dictadura y retira del espacio público 1.300 placas de vivienda del régimen

BARCELONA // Este sábado 26 de enero se cumplirán 80 años de la entrada de las tropas franquistas en Barcelona y 40 desde el fin del de la dictadura. Sin embargo, eran muchos los símbolos y homenajes al régimen que resistían el paso del tiempo en la capital catalana. Este viernes, el Gobierno de Ada Colau ha dado un paso adelante a la hora de acabar con ellos: el consistorio ha revocado diez medallas a personalidades de la dictadura. Además, ha finalizado la retirada de más de 1.300 placas de vivienda franquistas que todavía pervivían en los edificios de la ciudad.

“Este ayuntamiento ha promovido una desfranquistización de Barcelona”, ha sostenido el primer teniente de alcaldía del Ejecutivo, Gerardo Pisarello. Lo ha hecho tras la celebración de un pleno que ha ratificado, con votos a favor de todos los grupos a excepción del PP (abstención), la revocación de honores a diez personalidades de la dictadura, entre ellas el propio Francisco Franco. Las medallas fueron concedidas por el mismo consistorio durante el régimen (1964).

Más allá de la del dictador, también han sido derogadas las distinciones a Carrero Blanco o Martínez Anido. A su vez, también este viernes, se ha aprobado conceder la Medalla de Oro de la ciudad al Mérito Cívico al abogado antifranquista August Gil Matamala. La acción ha sido aplaudida por los regidores y entidades de memoria histórica presentes en el pleno.

Durante su mandato, el Gobierno de Colau ha impulsado diversas políticas de reparación de la memoria histórica: señalización de lugares bombardeados de la ciudad; inicio de los trámites para querellarse contra los abusos a personas homosexuales durante el franquismo; visibilización de la tradición republicana en Barcelona; o la retirada de placas de vivienda franquistas, la más laboriosa de las acciones emprendidas por el ente municipal.

Adiós a las placas de vivienda franquistas

El Ayuntamiento de Barcelona ha extraído, previo censo y desde febrero de 2017, un total de 1.325 placas franquistas. Los distritos donde se ha realizado un mayor número de retiradas han sido los de Nou Barris (228) y Sarrià-Sant Gervasi (229), donde se conservan la mayoría de placas que no han podido ser eliminadas (trece) del total de 23 que todavía permanecen en los inmuebles. 

De las 23 placas que no han sido abolidas, cinco están pendientes de retiro. El resto, hasta dieciocho, se mantendrán a petición de los vecinos, según han relatado fuentes municipales a lamarea.com. Las comunidades de vecinos que se han opuesto a la eliminación de las placas colocadas por el Ministerio de la Vivienda franquista lo han hecho mediante un escrito presentado en el Registro Municipal tras acuerdo de todos los vecinos. 

Los símbolos que sí han sido extraídos serán conservados en el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA). “Esperamos que esta política se extienda por el resto de municipios. Se trata de combatir la impunidad franquista y trabajar por la justicia y reparación. Y se trata, también, de construir ciudades más democráticas, republicanas, feministas”, ha zanjado Pisarello.

Yeray S. Iborra

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

4 respuestas a “Ada Colau acaba con los símbolos del franquismo en Barcelona”

  1. NO NOS INVOLUCREN EN TEMAS VIDRIOSOS.

    Esta es la respuesta del obispado de BARBASTRO (Huesca) al requerimiento de quitar la enorme losa fascista de la iglesia san Francisco de Barbastro.

    Ahí sigue a la vista de todos la enorme losa en recuerdo de los caídos del bando fascista situada en la Iglesia de San Francisco de Balbastro. Ahí sigue con el mensaje “caídos por Dios y por España”, una gran cruz, y el nombre de José Antonio Primo de Rivera encabezando la lista con letras más grandes. Una herida que perdura en el tiempo y que ni la administración ni la iglesia parecen tener voluntad de curar.
    Todos los intentos y esfuerzos para lograr su retirada se están dando contra un muro. Y mientras tanto, José Antonio Primo de Rivera y el régimen fascista tienen un enorme recuerdo presente en la capital del Somontano.

    Una herida que dura demasiado. Una herida que los y las represaliados y represaliadas por el fascismo en Blbastro merecen que se cierre. Y para curar, hay que actuar.
    Víctor Pardo Lancina, candidato en las primarias de Cambiar Uesca para optar a la alcaldía oscense, afirma que “existe el mismo problema en otros pueblos como Robres, que yo mismo he denunciado ante el Defensor del Pueblo”.
    https://arainfo.org/ayuntamiento-de-balbastro-y-la-iglesia-nidos-de-ciguenas-no-losa-fascista-si/

  2. Clara Valverde: con la dictadura nos mataban, ahora nos dejan morir.

    Una sociedad como la nuestra que, después de Camboya, destaca a nivel mundial por la cantidad de personas desaparecidas y sin enterrar desde hace 80 años, no es una sociedad que pueda funcionar de forma humana. Tenemos a más de 100.000 abuelos y abuelas sin enterrar aún. ¿A cuántas personas de nuestra generación afecta éso directamente? ¿E indirectamente?

    Andamos por los campos y las cunetas, y debajo de nuestros pies están miles y miles de personas que el gobierno, ningún gobierno, cree que merezcan ser encontrados y devueltos a sus familias. Eso produce una sociedad muy enferma.

  3. La Asociación Foro Veneranda Manzano requiere al Ayuntamiento la retirada de símbolos franquistas en el pórtico de la iglesia de Poo de Llanes (Asturias) en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y contribuir “a dignificar la memoria de los caídos por la democracia y reparar la larga humillación social que vienen sufriendo”.
    En 2015 el PSOE ya solicitó la retirada de estos elementos franquistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.