lamarea.com

miércoles 19 diciembre 2018

Opinión

La represión salarial avanza

“La sobreexplotación de la fuerza de trabajo se ha convertido en una pieza clave de la Europa realmente existente, del proceso de acumulación capitalista y de la propia supervivencia del sistema”, asegura el autor.

22 noviembre 2018
15:25
Compartir
La represión salarial avanza
Foto: Negative Space / Licencia CC0

El término “austeridad” –tramposo y equívoco como pocos–, aplicado a los salarios, hace referencia a las políticas destinadas a moderar o reducir las retribuciones de los trabajadores con el objetivo de activar la inversión, mejorando los márgenes de beneficio de las empresas, y promover la competitividad, ajustando los precios de los bienes y servicios colocados en los mercados doméstico, europeo y global. 

No entraré a valorar los resultados de estas políticas, que han sido, en el mejor de los casos, discretos, o, directamente, negativos. Pero sí quiero llamar la atención del lector sobre una dimensión de la represión salarial –¡llamemos a las cosas por su nombre!– que trasciende los datos estadísticos sobre la evolución seguida por los salarios nominales y reales. Esta información es, por supuesto, muy necesaria, pero resulta claramente insuficiente para tener una visión cabal de lo que está ocurriendo en el mundo del trabajo.

La Sexta Encuesta Europea sobre las Condiciones de Trabajo 2015 elaborada por Eurofound aporta una batería de indicadores, de naturaleza más bien cualitativa, que da cuenta de la verdadera magnitud del ajuste salarial. Dos de las preguntas contenidas en el apartado denominado “Intensidad del trabajo” hacen referencia a las condiciones en que los asalariados realizan su trabajo: a) ¿Su puesto de trabajo conlleva trabajar a gran velocidad?, y b) ¿Su puesto conlleva trabajar con plazos muy ajustados? El valor añadido proporcionado por estos y otros indicadores que aparecen en el cuestionario es que abren la “caja negra” de las empresas, para preguntarse qué está sucediendo con las condiciones laborales de los que han conservado su empleo o han conseguido uno nuevo.

La respuesta a la primera pregunta para el conjunto de la Unión Europea es que el 23% de los trabajadores valoran que la velocidad con que desempeñan su tarea es siempre muy alta y para el 37% lo es entre una cuarta parte y tres cuartas partes de su jornada laboral. En España, los porcentajes son, respectivamente, el 33% y el 31%; y en Alemania, el 22% y el 44%. En total, más del 60% de los trabajadores encuestados consideran que están obligados a realizar su trabajo con gran velocidad.

La contestación a la segunda de las preguntas apunta en la misma dirección. En la UE, el 27% de los trabajadores opinan que siempre tienen que desarrollar su labor en plazos muy estrictos, y el 37% que lo tienen que hacer durante una buena parte de su tiempo laboral. En España estos porcentajes son el 35% y el 29%; y en Alemania, representan el 21% y el 45%. De nuevo nos encontramos con que más del 60% de los asalariados están obligados a desempeñar su trabajo en plazos muy ajustados.

Una conclusión, muy relevante, que se desprende de estos datos es que la represión salarial ha sido considerablemente más pronunciada que lo reflejado por las estadísticas agregadas sobre la trayectoria seguida por las retribuciones de los trabajadores. No sólo el crecimiento de los salarios nominales y reales en los años de crecimiento del Producto Interior Bruto (a partir de 2013) en la mayor parte de los países comunitarios ha sido débil o, simplemente, inexistente. Además, hay que tener en cuenta que la carga de trabajo -hacer más en menos tiempo- se ha intensificado para muchos trabajadores; ello supone una reducción de hecho de los salarios realmente percibidos.  

Buena parte de los estudios en materia laboral ponen el foco en la destrucción o conservación del empleo, en la creación mayor o menor de puestos de trabajo o en la evolución de los salarios. Esta información es, desde luego, trascendental, pero es imprescindible poner el foco asimismo en las condiciones de trabajo dentro de las empresas; pues estas condiciones están cambiando sustancialmente, a peor, tanto en los países del norte como en los del sur, tanto en las empresas en declive como en las “historias de éxito”. 

Para la economía crítica es evidente que presionar a la baja los salarios no crea puestos de trabajo (este ha sido uno de los argumentos estrella de las denominadas políticas de austeridad). Resulta igualmente claro que disponer de un puesto de trabajo y la reducción de la tasa de desempleo oficial no implica un aumento de las retribuciones de los trabajadores ni la mejora de sus condiciones de vida. En el escenario que emerge de la crisis, la sobreexplotación de la fuerza de trabajo –a través de la represión salarial y de la aceleración de los ritmos laborales– se ha convertido en una pieza clave de la Europa realmente existente, del proceso de acumulación capitalista y de la propia supervivencia del sistema.

Fernando Luengo es economista y miembro de la Secretaría de Europa de Podemos

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Fernando Luengo

Fernando Luengo

4 comentarios

  1. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 24/11/2018, 13:32

    LA IRRECONCILIABLE LUCHA DE CLASES, EXISTE.
    ILEGALIZAR A LOS COMUNISTAS
    La dictadura burguesa muestra su verdadero rostro.
    Por fin la democracia de la que participan el PP, sus votantes y otros muchos más dio el paso supremo mostrando su verdadera intención como dictadura burguesa: excluir, aplastar al proletariado, con lo cual confirma lo que siempre niega (dicen que es cosa del “pasado”): la existencia de una constante y vigente lucha de clases irreconciliables que sólo finalizará cuando una borre del mapa a la otra. Gracias, señores del PP por ser tan sinceros dejando a sus socios de clase con el trasero al aire así como ese falso discurso conciliador y su término favorito, “ciudadano”, que oculta burguesía y proletariado. Ciudadanos, en sentido literal, somos todos.
    http://canarias-semanal.org/art/23968/ilegalizar-a-los-comunistas

    Responder a este comentario
  2. chorche
    chorche 23/11/2018, 19:13

    David contra Goliat en Amazon
    Por Mariano G. Hernández
    https://burgosdijital.net/david-contra-goliat-en-amazon/

    El nuevo capitalismo tiene muchas caras y una de ellas es Jeff Bezos el dueño y señor de Amazon, la mayor empresa de venta online a nivel mundial, la cual, le ha proporcionado situarse como el hombre más rico del mundo; además, ha sido premiado recientemente como “emprendedor visionario” y la Confederación Internacional de Sindicatos, le designó como el peor jefe del mundo, fama que ha ido consolidando con el tiempo.

    Para llegar a conseguir esta fama el “amo” de Amazon, incumple sistemáticamente los derechos sindicales y laborales, con represión, despidos, salarios bajos, largas jornadas laborales y precarias condiciones en materia de salud laboral que ocasionan numerosas lesiones en manos, brazos y espalda.

    La situación laboral y salarial es similar en todos los centros de Amazon en Europa: trabajadoras y trabajadores de distintos centros de trabajo y países han empezado a movilizarse con huelgas y a unirse con el fin de crear un frente europeo, para defender sus derechos y aparte de la simultaneidad de los días de huelga, van a crear un Comité Intercentros Europeo en el que estarán integrados los centro de trabajo del Estado Español, Alemania, Polonia, Francia, Italia, Reino Unido, República Checa, Dinamarca e Irlanda, todo ello con el fin de aglutinar y unificar todas las luchas, ya que si “los problemas son globales, las acciones también deben ser globales”.

    La dirección de Amazon, en su afán de seguir reprimiendo las relaciones laborales y siguiendo los consejos del Ibex 35, ha decidido incluir en su plantilla a antiguos miembros de las Fuerzas Armadas, del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) o de los cuerpos policiales, para que ejerzan como jefes de almacenes. Según han difundido en su portal de empleo, el perfil de un militar es idóneo porque, como dicen “necesitamos lideres de alto rango para unirse a nosotros y superar los límites de lo posible”. Esos “capataces militares” tendrán a su cargo equipos de entre 50 y 400 personas.

    Este tipo de medidas sólo se combate con la lucha, la unidad entre tod@s l@s trabajador@s y la solidaridad activa del resto de la clase trabajadora y el boicot a todos los productos de Amazon.

    Responder a este comentario
  3. Carmen C.
    Carmen C. 22/11/2018, 21:16

    Habéis visto la película “Tiempos modernos”‘
    Yo he trabajado a ese ritmo y éso que entonces había trabajo para todxs y desde entonces ésto no ha hecho sino empeorar:
    Deslocalización de empresas, máquinas en lugar de personas por ser más rentables para la empresa, las ETT vergüenza social y laboral, 200 trabajadores aspirantes por cada mal puesto de trabajo, aspirantes que no están acostumbrados a luchar por el derecho a un trabajo digno, a unas vida digna, amansados, domesticados y estafados por las falsas virtudes del capitalismo.
    También me pregunto si para el panorama laboral actual siguen siendo válidas las recetas de los tiempos en que Marcelino Camacho fundó CCOO, que por cierto, ¡que tristeza Marcelino!, el actual sindicato ya no se parece en nada al que tú fundaste; pero es que entonces sindicato y sindicados erais gente luchadora.
    “EL DERECHO A HUELGA SE CONSIGUE HACIENDO HUELGAS, EL DERECHO DE REUNION, REUNIENDOSE, EL DE ASOCIACION, ASOCIANDOSE, Y TODOS ESTOS ATRIBUTOS DE LA LIBERTAD ES UNICAMENTE LA ACCION DE MASAS LA QUE PUEDE ACABAR IMPONIENDOLOS”
    ¿Qué ha sido de la acción de masas, Marcelino que no se la ve por ninguna parte?
    Escuché decir a Julio Anguita, ya hace un par de años, que a él ni le asustaba el capitalismo, ni el fascismo, lo que sí le asustaba era el silencio del pueblo. A mí también me tiene asustada.

    Responder a este comentario
  4. Juan
    Juan 22/11/2018, 18:59

    Breve reflexión de 3 minutos sobre la crisis y el mercado laboral. Espero que pueda ayudar: https://www.youtube.com/watch?v=UvRZNXgvAW0

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Manifiesto en defensa del Laicismo y la Libertad de Conciencia

"Algunos, los autoritarios -por llamarlos de alguna forma-, actúan claramente de forma frontal, directa, indisimulada, manifestándose como ideológicamente opuestos", reflexiona el autor.