lamarea.com

domingo 21 octubre 2018

Internacional

“No sé quién mató a mi mujer, pero conozco a los responsables del clima de tensión en la Araucanía”

Macarena apareció ahorcada en su casa hace dos años, en Tranguil (Chile). Los hechos ocurrieron después de que ella y su marido mostraran su oposición a una empresa que construía una mini central hidroeléctrica. Las autoridades determinaron que fue un suicidio.

21 septiembre 2018
10:08
Compartir
“No sé quién mató a mi mujer, pero conozco a los responsables del clima de tensión en la Araucanía”
Ruben Collío, marido de Macarena Valdés, se encuentra en Europa para defender su caso y pedir justicia por la muerte de su mujer. Foto cortesía de Rubén Collio.

Rubén Collío vive en Tranguil, en la comuna Panguipulli, en las faldas de los Andes de la región de Los Ríos, en Chile. Cuando habla de sus montañas, que él llama cerros, lo hace con emoción. “Es un lugar que tiene mucha vegetación, está rodeado de verde. Es un verde especial, distinto del eucalipto o el pino. Es un lugar lleno de vida”, afirma Collío, quien, junto con su mujer, Macarena, y sus hijos, llegaron a vivir a Tranguil en 2014, hartos del cemento de la capital, Santiago. “Allí vivimos dos años de pura felicidad. Los recuerdos de esos años son los que nos mantienen en pie hasta ahora, durante estos dos años de pelea”, explica.

Macarena apareció ahorcada en su casa. Los hechos ocurrieron después de que ella y su marido mostraran su oposición a una filial de la empresa austriaca RP Global, que construía una mini central hidroeléctrica en la localidad. Las autoridades concluyeron que se trató de un suicidio. Según Collío, sus investigaciones indican que ya estaba muerta. El activista mapuche está en Europa estos días para defender su caso y pedir “justicia para La Negra”. La pasada semana presentó su caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra. Esta semana ha pasado por los Parlamentos vasco y navarro, donde también ha denunciado la situación del pueblo mapuche.

¿Quién mató a Macarena?

Sería muy irresponsable por mi parte decirte quién mató a La Negra. Me encantaría poder saberlo a ciencia cierta. Conozco a los responsables del clima de tensión en toda la zona de la Araucanía, pero sería muy irresponsable darte un nombre.

¿Cuál es su primer contacto con la empresa a la que se opusieron?

El primer contacto con ellos lo tiene la comunidad, a finales de 2015, que es la que nos invita a participar en una reunión donde supuestamente se iban a tratar algunos temas de interés. Finalmente, la empresa trajo un acuerdo ya listo y cerrado de lo que la comunidad supuestamente necesita para dejar que la empresa se instale.

¿Estas empresas se instalan con facilidad en las comunidades?

El sueldo mínimo en Chile es de 250.000 pesos al mes (unos 317 euros). En la montaña la gente vive con unos 100.000 pesos, menos de la mitad, para toda una familia. Esta empresa aparece ofreciendo 400.000 pesos por todo tipo de trabajos. Es mucho más de lo que gana cualquier persona por allí. Además, la empresa no solo ofrece trabajo para los hombres, sino que también la ofrece para las mujeres y los jóvenes de más de 14 años. Entonces, en una casa en la que antes vivían con 100.000 pesos, pueden acabar con más de un millón y medio al mes.

Es muy difícil que la gente se oponga a eso. Yo entiendo que la gente cede ante esas ofertas. Porque si estás con el dinero justo, de repente puedes vivir con 1.500 o 2.000 euros al mes haciendo cualquier cosa, porque los tenían tapando hoyos con arena en el camino. Es algo que podrían hacer con una máquina, pero tenían a la gente trabajando día y noche, y bajo la lluvia. Para la empresa era innecesario, pero con eso mantenían a la gente bajo control.

¿Qué ocurre para que comience la oposición en Tranguil?

La oposición se produce porque empiezan a vulnerar derechos. Nos instalan una línea de alta tensión sobre las cabezas, y después empiezan a instalar salas de máquinas en la comunidad. Operan fuera de la ley, y comenzamos a encararlos.

Su conflicto nace de una línea de alta tensión.

Tranguil es, básicamente, un camino sin salida de unos 19 kilómetros, con casas a lo largo del mismo. Llega hasta el final y termina en la falda de un cerro. En la misma población la empresa construyó una mini central hidroeléctrica.

La empresa se instaló unos ocho kilómetros antes de llegar al final del camino. Desde ahí hasta la punta hicieron un tendido de alta tensión, y el único espacio que no lograron completar eran unos 800 metros fuera de mi casa. No lo podían hacer porque había un poste que estaba dentro de nuestro terreno, y nosotros les prohibimos el acceso. Esos 800 metros eran los que les faltaba para poder terminar su tendido y vender la electricidad que generaban en la central local.

En Chile, el agua no es un derecho. Es un bien. Si tienes dinero suficiente puedes comprar un río entero y secarlo, y dejar que la gente que está río abajo muera de sed. Pero a pesar de que existe esta legislación, la empresa no tenía los derechos del agua, y por lo tanto no tenía derecho a secar el río ni a construir donde estaba construyendo.

Descubrimos esa irregularidad y la denunciamos, pero no nos tomaron en cuenta. El 1 de agosto de 2016 hicimos una manifestación. Convocamos para que los funcionarios explicaran por qué la empresa estaba construyendo fuera de la ley con el aval del gobierno. El día 19 de agosto fiscalizan a esta empresa y la Dirección General de Aguas la sancionó con 16 multas, además de iniciar dos procesos por tala ilegal de bosque nativo. Eso generó mucha molestia, incrementándose las amenazas contra nosotros.

Macarena Valdes fue hallada muerta en su casa, en Chile, después de recibir amenazas por oponerse a la construcción de una hidroeléctrica. Foto: Rubén Collío/Facebook

Macarena Valdés fue hallada muerta en su casa, en Chile. Foto: Rubén Collío/Facebook

¿Cómo eran esas amenazas?

Nos las hacían llegar a través de vecinos, que nos decían lo que se comentaba. Nos decían que ya me pillarían caminando solo por la calle, que me iban a pegar, que me quemarían la casa, que sabían que yo salía a comprar por la noche… Yo nunca le di mayor importancia. Yo les decía que el que me quisiera pegar, que viniera. Saben perfectamente dónde vivo, pero que venga dispuesto a recibir también.

El día 21 de agosto, dos personas en un vehículo con el logotipo de la empresa se presentan en la casa de la propietaria de la vivienda que alquilábamos en Tranguil, en otra región de Chile. Le dicen que si no nos echa del terreno, algo muy malo nos va a pasar, porque hay gente que nos quiere hacer caso.

El día 22 matan a Macarena.

Macarena era más que mi esposa. Era mi compañera, mi amiga, mi confidente. Era mi guardaespaldas, mi guardiana, mi secretaria y también mi jefa. Era todo. Y de repente te quedas solo a cargo de una casa que no te habías dado cuenta que era tan grande.

La Negra tenía mucha, mucha energía. Nunca se levantó temprano, pero lo primero que hacía cuando se levantaba eran dos horas de ejercicio, porque le encantaba tener una linda figura. Luego se daba un baño y luego ordenaba toda la casa, bañaba a los niños, cocinaba… Lo que no sé es cómo lo hacía. Era mágica.

Yo hacía orfebrería, y a las 6.30 ya estaba en pie. A las 7 ya estaba desayunando y poniéndome a trabajar. Eso era todo lo que hacía. Después de almorzar nos tomábamos unos mates y ella salía al huerto, de donde comíamos nuestras verduras. También cuidaba a los animales. Teníamos gallinas, pavos, patos, un par de perros, una cerda que tuvo ocho cerditos y un par de ovejas.

Ella se encargaba de todo. Hasta de hacer cercos. Y no porque yo no quisiera hacerlo. Yo salía a hacer mi entrega y, cuando volvía, ella ya había construido el cerco. Así era ella, pura energía.

Imagínate que asesinan a la persona con la que tienes planificado envejecer. Teníamos cuatro hijos, hacíamos todo juntos. Estábamos juntos todos los días. Teníamos la idea de hacer un liceo (un lugar donde estudiar la enseñanza secundaria), porque nos habíamos dado cuenta de que había mucha gente sin educación secundaria solo por vivir en la montaña. Vimos que era necesario acercarles una escuela. Ya teníamos buscado el sitio y estábamos buscando recursos para poder construirlo.

Las autoridades deciden que su muerte corresponde a un suicidio. ¿Por qué?

No investigaron realmente. La primera autopsia se hizo mal, y eso quedó demostrado. Esa autopsia no habla de que fue un suicidio, sino que la muerte fue por ahorcamiento. Un ahorcamiento también puede ser involuntario. Sin embargo, la misma autopsia dice también que no hay ningún tipo de lesión en la tráquea, ni en las mucosidades ni los músculos, ni en las vértebras cervicales. Eso es imposible para un caso de ahorcamiento, sea voluntario o involuntario. Por lo tanto, ese mismo informe ya demuestra que la tesis del suicidio era equivocada.

¿Ella habló de suicidio alguna vez? ¿Se mostró deprimida?

No, para nada. Por esto que te cuento de cómo ella era, nunca nadie creyó en la tesis del suicidio. La Negra tenía mucha energía, mucha personalidad, y también un carácter muy fuerte. Había que saber negociar con ella.

¿Qué hacen entonces?

Hay un órgano del Estado, que se llama Servicio Médico Legal. Se supone que son ellos los que garantizan el acceso a la justicia y las investigaciones que se deben realizar. Pero en el caso de La Negra no fue así. Nosotros presentamos en octubre de 2016 una querella criminal, que tiene dos años para investigarse. Sin embargo, en marzo de 2017 nos avisan de que van a cerrar la investigación. Convocamos una manifestación, y conseguimos que el juez mantuviese la investigación abierta. La fiscalía reclamó que no tenían suficiente dinero para hacer una nueva autopsia o una nueva investigación, así que también asumimos ese coste.

Tuvimos que pagar un peritaje privado, y nos costó unos meses recaudar el dinero. Cuando llegamos con el peritaje, el 9 de agosto de 2017, habían vuelto a cerrar la investigación. El informe del peritaje denuncia que hay muchas irregularidades en el proceso de la policía, en el levantamiento del cuerpo, se extravía información, se perdió la soga… Y dice, por supuesto, que la primera autopsia está mal hecha. El informe era tan contundente y categórico que fuerza a que se reabra la investigación. Se hace un proceso de exhumación y se fija una nueva autopsia, que nosotros también pagamos.

Durante la segunda se toman muestras del cuello por duplicado. Una muestra va para la fiscalía, a través del Servicio Médico Legal, y otra la analizamos nosotros a través de un laboratorio privado. Se hace un análisis célula por célula de la muestra, y se demuestra que esas células ya estaban muertas cuando a Macarena la colgaron. Esa muestra es la que prueba que a Macarena la asesinaron.

Un muerto no se puede colgar solo. Alguien estaba presente cuando La Negra murió. Alguien mató a Macarena y la puso ahí colgada.

Macarena era activista mapuche y usted también. ¿Cómo conecta su lucha con este caso en particular?

El Estado chileno tiene un problema con el pueblo mapuche. Es el único pueblo que consiguió resistir la invasión española durante la época de la conquista, obligando a los españoles a firmar un acuerdo de paz. Cuando llega la independencia de Chile, también firman acuerdos de paz. Sin embargo, el Estado chileno se dio cuenta de las riquezas del territorio mapuche y lo invadieron, a pesar de ser, supuestamente, aliados.

Eso es algo que se mantiene hoy. Durante la dictadura de Pinochet se entregaron muchas tierras mapuches a latifundistas y se fomentaron los monocultivos de pino y eucalipto en territorios usurpados. Eso es lo que genera el conflicto que sigue hoy, por el cual el pueblo mapuche reclama las tierras que ancestralmente le pertenecen.

Las comunidades entonces empiezan a sufrir sequías, aunque llueva 10 meses al año, porque los eucaliptos consumen mucha agua y secan las reservas subterráneas. Eso va generando un clima de tensión, y la gente empieza a organizarse y reclamar sus derechos. Cuando las comunidades empiezan a oponerse, el Estado responde con violencia, con criminalización, con montajes. Empiezan a encarcelar a nuestros dirigentes, a nuestras autoridades espirituales.

Eso se ha ido incrementando hasta desembocar en el asesinato de una mujer, que desafortunadamente era mi compañera, pero que era una mujer mapuche aguerrida, y que no tenía miedo a reclamar sus derechos.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Santiago Sáez

Santiago Sáez

Periodista especializado en cambio global, con un ojo en el cambio climático y otro en sus causas. Además de para La Marea, escribe en PIQD, Deutsche Welle, Chemistry World y, ocasionalmente, en Mongabay y Atlas Obscura. Antes curraba en la sección de noticias de CNBC. También traduce de vez en cuando.

3 comentarios

  1. Carmen C.
    Carmen C. 23/09/2018, 18:11

    Un suicidio? Nos toman por tontos?
    Eso no lo cree ni el más ingenuo.
    VERDAD, JUSTICIA Y REPARACION PARA LA FAMILIA COLLIO-VALDES, PARA EL PUEBLO MAPUCHE Y PARA TODX ACTIVISTA MEDIOAMBIENTAL.

    (Del discurso pronunciado el 14 de septiembre por Pablo Sepúlveda Allende, nieto de Salvador, junto al monumento La Mano de Estocolmo, en el acto con motivo de cumplirse 45 años del fatídico golpe militar en Chile)

    Hoy, recordamos ese 11 de septiembre cuando fue asesinado Salvador Allende hace 45 años. Sé, que entre los chilenos que me escuchan, hay quienes fueron presos políticos, familiares de detenidos desaparecidos, ejecutados y torturados.

    Hoy rendimos homenaje a las víctimas de la dictadura militar, pero TAMBIEN A LOS LUCHADORES MAPUCHES, asesinados en esta ”democracia a medias”: Nueve jóvenes mapuche durante el gobierno de Ricardo Lagos, cuatro durante los gobiernos de Michelle Bachelet y uno durante el primer gobierno de Piñera.
    HOY RENDIMOS HOMENAJE TAMBIEN A ESE PUEBLO MAPUCHE, QUE HA RESISTIDO LA OPRESION POR MAS DE 500 AÑOS.

    Responder a este comentario
  2. Flaco Adrian
    Flaco Adrian 22/09/2018, 16:25

    En mi infancia comparti un par de veces con ruben y consco a su padre Don Marcelino. Sabia de este caso y me parece increible que en chile los noticiarios se dediquen a mostrar cualquier cosas menos noticias como esta. Un abrazo grande para ellos. ABAJO EL ESTADO REPRESOR!!

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".