lamarea.com

lunes 16 julio 2018

Opinión

El patriotismo constitucional de Albert Rivera: un complejo de nacionalista pijo

El orgullo de nación se construye obviando la culpa y la responsabilidad sobre los trazos oscuros de la historia de cualquier identidad nacional. El revisionismo y la negación de la memoria histórica construyendo una historia selectiva que incida solo en lo mejor de cada país son preceptos fundamentales del nacionalismo español que nace de la nostalgia del imperio.

15 junio 2018
11:01
Compartir
El patriotismo constitucional de Albert Rivera: un complejo de nacionalista pijo
El acto 'La España Ciudadana' se celebró el pasado mayo. CIUDADANOS

A comienzos de Pradial conviene remitirse a Brumario. Decía Karl Marx que la historia se repite dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa. Esa es la sensación que el conocimiento de la historia del siglo XX dejan los métodos empleados por Albert Rivera para llegar al poder. La bojiganga patriotera representada con pendones digitales y exaltación chovinista marca el alcance exacto de la tragedia venidera. No se puede esperar de la inanidad ideológica e intelectual de Albert Rivera nada más que la repetición de representaciones del pasado realizando un pastiche con una pátina de modernidad que se parece demasiado a una de las figuras más oscuras de nuestra historia.

Uno de los mitos de la Europa postcrisis es que en España no ha prendido ninguna opción de extrema derecha. Solo la cercanía de los grandes medios de comunicación con Ciudadanos impide que el partido sea catalogado así de forma mayoritaria en la opinión pública. Es debatible si el término científico para denominar a estos partidos es el de extrema derecha, es más extendido el de derecha radical, pero deja poco margen para el debate que la última proclamación nacional-populista de Albert Rivera en la puesta en marcha de su plataforma España Ciudadana esté más cerca de Libertas que de Emmanuel Macron.

Los asesores de Albert Rivera deberían saber que los procesos políticos, los discursos y la escenografía no son exportables. Si intentas plagiar, casi literalmente, el discurso de Barack Obama en la Convención Demócrata de 2004 y trasladarlo a la realidad social española no vas a parecerte al expresidente de EEUU, te pareces más a Unión Patriótica de los años 20. Te pareces más a José Antonio Primo de Rivera. El discurso de Obama era una oda a la diversidad, el de Rivera ha sido un grito a la uniformidad. Un repliegue identitario que busca capitalizar la identidad de España frente la antiespaña.

El líder de Ciudadanos terminó su intervención con un alegato tercerposicionista que intentaba minar cualquier matiz, que buscaba transmitir que los intereses de un empresario y un obrero serán los mismos por el simple hecho de compartir bandera y nación. Un alegato joseantoniano que eliminaba las clases para apelar a la emoción de la patria y que establecía una diferenciación entre buenos y malos españoles, entre ciudadanos que se adhieren a sus formas y símbolos frente a aquellos que tienen otra visión del mundo, del país, y de la vida:

“Cuando viajo por España yo no veo rojos y azules, yo veo españoles. Yo no veo urbanistas o rurales, veo españoles, yo no veo jóvenes o mayores, veo españoles, yo no veo a trabajadores o empresarios, yo veo españoles. Yo no veo a creyentes o agnósticos, yo veo españoles. Por eso, os propongo a todos que a partir de ahora nos pongamos las gafas de la España ciudadana. Unas gafas que permiten unir a la gente. Una visión que no divide sino que une, una visión de la España que suma pero no resta. Una visión de una España futura, que está al llegar, que es la España que viene. Compatriotas, conciudadanos, vamos a por esa España. Vamos a volver a sentirnos orgullosos de ser españoles. Vamos a recuperar la dignidad que nunca debimos perder. Una España de libres e iguales. Ya está aquí la España ciudadana. Únete”.

El 1 de enero de 1935 José Antonio Primo de Rivera hizo una declaración pública a los medios para intentar explicar por qué su proyecto se diferenciaba de los fascismos europeos. Las similitudes discursivas con lo enunciado por el líder de Ciudadanos no son difíciles de encontrar: “Tengo una fe resuelta en la que están vivas todas las fuentes genuinas de España, España ha venido a menos por una triple división, por la división engendrada por los separatistos locales, por la división engendrada entre los partidos, y por la división engendrada por la lucha entre clases. Cuando España encuentre una empresa colectiva que supere todas esas diferencias, España volverá a ser grande como en sus mejores tiempos”.

José Antonio Primo de Rivera en 1935.

No habría ningún problema si las complicidades ideológicas entre Albert Rivera y su primo homónimo no pasaran de calcar un discurso falangista ultranacionalista en un momento puntual de exacerbada emoción patria. Sería irresponsable, pero no preocupante para el futuro. El problema aparece cuando es reiterativo en el tiempo y ocupa el vacío ideológico de un partido oportunista con ambición desmedida.

La masa orteguiana

“¿Qué lee para conformar su pensamiento?”, preguntaba Pepa Bueno a Albert Rivera para cuestionarle sobre cómo conforma esa idea del patriotismo civil que contrapone al nacionalismo. “Desde Popper a Ortega”, contestaba Rivera. Lo cierto es que no aclaró qué ha leído de estos autores, más allá de citarlos porque estuvo en un acto de Mario Vargas Llosa sobre su libro La llamada de la tribu, donde el autor peruano habla de ellos. La mención de Rivera a José Ortega y Gasset como referente aplicada al tema que nos concierne es también definitoria.

La doctrina falangista bebía de dos intelectuales: Eugenio D´Ors y José Ortega y Gasset. Preguntado José Antonio Primo de Rivera por el periodista Francisco Bravo sobre la influencia de estos autores, respondió: “No cabe duda que en Ortega están las raíces intelectuales de nuestra doctrina, en especial en este postulado que yo estimo fundamental de la ‘unidad de destino’, para situar firmemente nuestro Movimiento ante los problemas de la realidad española y el futuro Estado”. Pero no es la única premisa del pensador que comparten los antiguos falangistas y el nuevo ciudadanismo. La soberbia intelectual y la división entre clases de individuos está influida por la doctrina de la masa orteguiana expresada en su obra La rebelión de las masas. Para José Antonio existían unas minorías excelentes que debían encauzar a las masas. Ese pensamiento es radical en la conformación de Ciudadanos, tal y como expresaba Félix de Azúa, uno de los fundadores de la formación naranja en los estadios iniciales del partido: “Las masas agonizan de horror vacui cuando no se les da todo muy evidente”.

No pedir perdón por el pasado

El orgullo de nación se construye obviando la culpa y la responsabilidad sobre los trazos oscuros de la historia de cualquier identidad nacional. El revisionismo y la negación de la memoria histórica construyendo una historia selectiva que incida solo en lo mejor de cada país son preceptos fundamentales del nacionalismo español que nace de la nostalgia del imperio. De épocas pasadas gloriosas y de nuevo aspiracionales. “La España que vuelve a liderar el mundo”, dijo Rivera en su mitin patriotero. Pero hubo en su diatriba una frase perdida con una carga simbólica muy importante en un contexto como el español, que tiene miles de muertos sin desenterrar por los crímenes del franquismo: “No tenemos por qué volver a pedir perdón por nuestro pasado y sentirnos orgullosos”, sentenció el lider de Ciudadanos. La construcción de ese discurso también tiene referentes, y no deja en demasiado buen lugar a quien quiere transmitir que su relato es patriótico pero no nacionalista.

La misma construcción discursiva lógica en un entorno de negación fascista fue realizada por Marine Le Pen el año pasado en fechas previas a las elecciones presidenciales francesas. La candidata xenófoba negó en una entrevista la responsabilidad de Francia en las deportaciones a Auschwitz ocurridas en 1942 en el Velódromo de Invierno. Le Pen añadió que estaba cansada de poner en cuestión al Estado francés poniendo énfasis solo en los “los aspectos históricos más oscuros”, algo necesario para culminar con su conclusión: “Yo quiero que estén orgullosos de ser franceses”.

Poco Habermas y mucho Millán Astray

Bancada de Ciudadanos en el Congreso. DANI GAGO

Por inventar, Ciudadanos no ha inventado ni ese intento vano de darle una pátina de modernidad al ultranacionalismo español. Ponerse camisas blancas y banderas patrias en leds mientras se enfunda la camiseta de la selección, que es el equipo ganador de turno, es lo que Manuel Vázquez Montalbán llamaba nacionalcatolicismo pijo. Lo que venía a ser el intento aznarino de maquetar el rancio abolengo de la idea carcundera de la patria franquista echando “purpurina imperial a la cosa”, y poniéndose la camiseta del Real Madrid, que era el equipo que entonces ganaba.

Albert Rivera e Inés Arrimadas han negado muy ofendidos ser nacionalistas. Lo nuestro es patriotismo civil, han clamado. Supongo y entiendo que confundiéndolo con el patriotismo constitucional elaborado por Jürgen Habermas: una teoría elaborada a partir del Verfassungspatriotismus de Dolf Sternberger. Digo supongo y entiendo porque he intentado con mucha insistencia y poco éxito que algún miembro de Ciudadanos responda a las dudas sobre esta confusión.

El complejo nacionalista patrio de los que quieren declararse españoles sin complejos es muy conocido y tiene referentes. Manuel Vázquez Montalbán, que ya analizó todo Ciudadanos habiendo muerto antes de su eclosión, lo narra en su libro La Aznaridad. En octubre de 2002, José María Aznar se sacó de la manga la idea de colocar una bandera enorme, inmensa, como el imperio español de Felipe II de grande, en la plaza de Colón, a la que se rendiría homenaje cada mes. La idea era una reacción a la deriva soberanista del lehendakari Ibarretxe. La enseña, de 294 metros cuadrados, situada en un mástil de 50 metros de altura y 19 toneladas de peso, fue la respuesta reaccionaria del aznarismo al nacionalismo vasco. La propuesta y la puesta en escena del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, propició un cachondeo similar al que provocaron las lágrimas de Marta Sánchez en el acto patriotero de Ciudadanos. La pasada de frenada nacionalista de José María Aznar hizo recular al PP y dejar la bandera ondeando sin acto mensual sacramental de exaltación: “Era mucho más inteligente la influencia de Habermas sobre el PP que el retorno a Millán Astray. El patriotismo según Habermas es una cuestión de gentes racionalmente convencidas y, según Millán Astray, ya sabemos lo que es: ‘¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!”.

Para Jürgen Habermas, “el patriotismo de la Constitución significa, entre otras cosas, el orgullo de haber logrado superar duraderamente el fascismo”. La construcción del concepto filosófico político nacía precisamente de la necesidad de asirse a unas ideas contrapuestas a las que precisan enarbolar banderas y apelar a la nostalgia de un pasado mejor. Justo lo contrario que hizo Albert Rivera en su mitin al ansiar “una España que vuelva a liderar el mundo”. El concepto de Habermas estaba precisamente indicado para Estados plurales que precisaran una identidad nacional común. Es antagónico para el filósofo alemán construir una idea de patriotismo constitucional apelando a elementos culturales nacionales preexistentes. Antagónico. Para que Albert Rivera lo entienda: no es posible establecer una idea del patriotismo constitucional con la bandera española detrás de tu atril mientras realizas un discurso que habla de adversarios internos.

La idea del patriotismo constitucional es incompatible con la pretensión de arrogársela un solo partido. Porque la esencia del pensamiento de Habermas implica que tiene que ser compartida y construida por todas y todos. No es patrimonio de nadie ni puede ser liderada por ninguna parte de ese todo. Los intentos por patrimonializar de una manera partidista el patriotismo constitucional se remontan, otra vez, a la época de Aznar. En el año 2001, el entonces presidente del gobierno ordenó a FAES, en aquellos años liderada por Esperanza Aguirre, apropiarse del concepto. Este había sido introducido en España por el senador del PSOE Juan José Laborda, que adaptó al contexto nacional el pensamiento de Habermas tras una conferencia del alemán en Madrid en 1991. El pistoletazo de salida lo dio Esperanza Aguirre en un pregón en Ciudad Rodrigo (Salamanca). La entonces presidenta del Senado afirmó: “Nuestro patriotismo es constitucional, fundamentado en el pleno ejercicio de la libertad de los ciudadanos… Tenemos que reivindicar nuestro patriotismo, que viene de las Cortes de Cádiz… Un patriotismo que no es la nostalgia de un pasado quimérico, ni son las ataduras a mitos que chocan con nuestra razón”. FAES organizó unas conferencias para maquillar su discurso nacionalista con el pensamiento del filósofo alemán en las que participaron una panoplia de importantes intelectuales que ahora se encuentran en Ciudadanos o que estuvieron en su formación, como Francesc de Carreras o Félix de Azúa.

“No puedo imaginarme que el patriotismo constitucional sea una idea de derechas”, dijo Habermas al ser preguntado sobre el uso de su pensamiento por parte del PP. No solo no es nuevo el intento de Ciudadanos por atribuirse la idea del patriotismo constitucional, es que bebe de lo más reaccionario de nuestra democracia y está creado por los mismos ideólogos que lo hicieron durante el aznarato en favor del PP. Se trata, además, de un intento utilitarista de pervertir el pensamiento de Jürgen Habermas para ocultar su nacionalismo español contraponiéndolo al catalán, de un modo que les permita atacar lo más tóxico del pensamiento nacionalista atribuyéndoselo a los otros, al adversario, mientras ellos patrimonializan los réditos populistas del pensamiento identitario. Ellos, nacionalistas; nosotros, patriotas. Creerse Habermas, ser Millán Astray.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

45 comentarios

  1. alc
    alc 01/07/2018, 11:54

    que es ese invento para borregos de patriotismo……es N a c i o n a l i s m o .. pero bueno

    Responder a este comentario
  2. Timshal
    Timshal 20/06/2018, 16:28

    Uff, que cansino, tanto esfuerzo intelectual para hacer siempre lo mismo, tachar de fascista al adversario político. Esto no es periodismo, es propaganda, intelectualoide, sí, pero propaganda. Sigue el principio de echar mierda al adversario, ver si se le queda pegado algo de tufillo. Arma de habitual uso de los nacionalistas catalanes para demonizar a los que no son del pensamiento único. ¡Qué hartazgo!

    Responder a este comentario
  3. unmojónpavitolo
    unmojónpavitolo 19/06/2018, 10:13

    Cuanto acomplejado periférico y nostálgico del “contra él vivíamos mejor”. Pena, penita, pena…

    Responder a este comentario
  4. Peggipon
    Peggipon 15/06/2018, 20:28

    Buen artículo. Blanco y en botella, Rivera el demagogo. Pero más que las abundantes mentiras de este impresentable y su caterva de resentidos, fustrados y, sobretodo, arribistas, es leer comentarios donde mucho taverniano inculto (sí, es sinónimo, perdón) les aplaude. Cacereño np entiende el artículo, Dan ni pajorera idea de como se hizo la Transición, los dos primeros, legionarios de la incultura… Pena de Ñ….

    Responder a este comentario
  5. Carmen C.
    Carmen C. 15/06/2018, 20:25

    Ala, ala, y luego dicen que no involucionamos.
    No paramos de hacerlo desde que los entendidos, en futbol, claro, los apolíticos de derechas, le dieron la mayoría absoluta al partido franco-fascista, podrido de corrupción, y rey de la manipulación. Ciudadanos, sus delfines, llevaba por Cataluña como dos décadas sin comerse una rosca como se suele decir, pero la propaganda catalanofóbica y los intereses de la dictadura capitalista han conseguido hacerlo subir como la espuma.
    Las ovejas votando al lobo, ni más ni menos….
    Porque más de un comentario de éstos será de trabajadores, no me cabe duda…
    ¿Ves Antonio cómo los trabajadores tenemos, yo no, lo que nos merecemos?

    Responder a este comentario
  6. Clarin
    Clarin 15/06/2018, 19:28

    No soy franquista ni creo que después de más de 40 años de la muerte del dictador se debería utilizar este adjetivo como insulto. Me siento orgulloso de ser español y me índigo cuando se identifica con Franco una bandera de más de 300 años. Rivera no es franquista pero se le califica o descalifica como tal para quitarle votos.
    Los nacionalismos periféricos parasitan al resto de España y la acabarán arruinando al romper la unidad de mercado y la pertenencia a la UE.
    Su artículo me ha convencido voy a votar a Ciudadanos

    Responder a este comentario
    • FieldsOfAthenry
      FieldsOfAthenry 16/06/2018, 09:29

      No soy etarra pero creo que disuelta ya la banda no se debería utilizar más ese adjetivo como insulto hacia los privincianos del norte. España parasita a los nacionalismos periféricos en torno a una unidad central de la que que siempre ha carecido, en una Europa constituída únicamemente con el objetivo de una moneda para competir con el dólar. Me ha convencido, voy a votar a Sinn Fein

      Responder a este comentario
    • ana beltran
      ana beltran 17/06/2018, 03:02

      Pues nada….como la esvástica tiene mil años de antigüedad, no vamos a relacionarla mas con el nazismo….¿o no?

      Responder a este comentario
  7. Karl
    Karl 15/06/2018, 19:18

    Que muedo tienen los nacionalistas a Albert Rivera. Y tb muchos partidos por la derecha y por la izquierda a los que roba votos a mansalva.
    Yo he votado a la izquierda siempre y votare a Rivera ahora. Solo los qud teneis miedo a perder contra Cs les tachais de fascistas. Desgraciadamente en España ya sabemos lo que es ser facha. Y eso no es Cs.

    Responder a este comentario
    • Lector
      Lector 16/06/2018, 16:18

      Me imagino que cuando dices que siempre has votado a la izquierda te refieres a que siempre has votado al PSOE, ese partido de derecha moderada que de socialista sólo tiene el nombre. Y lo mismo que el PSOE te ha engañado toda la vida haciéndote pensar que no votabas a la derecha, ahora te engaña Ciudadanos con lo mismo. Lee un poco e infórmate mejor, y verás lo que es de verdad Ciudadanos.

      Responder a este comentario
  8. Pepe.l
    Pepe.l 15/06/2018, 19:14

    Hace falta mucha compresnsion de lo que somos y como queremos vivir ,la desunion nos hace debil.debemos construir. No separar

    Responder a este comentario
  9. Minucio Félix
    Minucio Félix 15/06/2018, 19:01

    “la idea del patriotismo constitucional es incompatible con la pretensión de arrogársela a un solo partido”
    Punto uno: a ver si escribís como merece un periodista, que mira que va bajando la calidad a marchas forzadas. “Es incompatible con su arrogación a un único partido” o algo del estilo, más legible vaya…
    Segundo. No os enteráis. Y punto. O no queréis. Es que os fastidia que, de hecho, exista un proyecto político para España desde la derecha. Pero la culpa es vuestra, por no tener uno de izquierdas. Mira el parlamento, y quita los partidos de la derecha. Quién defiende la unidad de España? PNV, Esquerra? … Podemos? Sin comentarios. El PSOE? Si tan sólo… A ver si te enteras: no hay constitución si no lo es de una nación, y no puede haber una “nación de naciones”, es una contradicción en los términos. Qué queréis? Desde la izquierda, habéis decidido abandonar un proyecto de nación. Os habéis vendido a la ideología progre donde, según parece, aquí solo existe el “grupo”(“las mujeres”, “los catalanes”, “los trabajadores”, “la gente”), siempre oprimido, en busca de redención: la vuestra. Viene un partido reivindicando lo que está en el corazón de la mayoría de los españoles, que es vivir todos juntos sin abrirnos la crisma, ni luchas sociales, ni imposiciones. Convivencia, paz prosperidad. Libertad Todos juntos, España una y libre (dejo lo de grande, que sé que te salen sarpullidos).vamos, lo que quiere la mayoría (si, la mayoría, porque hay tanto trabajadores, cómo vascos ,catalanes o mujeres de derechas, o como mínimo no quieren vuestra redención, a ver si os enteráis). Y resulta que convencen, ilusionan y la gente quiere votarlos a ellos, no a vosotros. Os corroe la bilis: “patriotismo fascista!”. Hasta maniobrais para haceros con el poder, lo que haga falta, “todo por el pueblo”, pero sin preguntarles, vayamos a…
    Porque, según resulta ser el caso, alguien parece querer el bien del pueblo, y no sois vosotros, os han comido el terreno. Y os molesta.

    Responder a este comentario
  10. Lamasa
    Lamasa 15/06/2018, 18:48

    Un placer leer reflexiones tan serias y bien documentadas. Desenmascarar las medias verdades nunca fue tarea fácil ni agradecida, pero sí muy necesaria!

    Responder a este comentario
  11. Sr.Cave
    Sr.Cave 15/06/2018, 18:47

    Muy buena reflexión, lo bueno de como lo has expuesto es que tu argumentación se convierte en objetiva (así pues, en verdad). Seguro que te vendrán trogloditas a defender a este personaje, que al igual que Franco fue, es aplaudido por muchos Españoles que creían en él sin saber las verdades que expones, e ignorarán, para tal de seguir con una historia cíclica creyendo lo que le dice la caja tonta. Esperemos que sean minoría, sino, si tal condición no se cumple servidor se irá a otro país a generar riqueza ahí, dado que éste ya no será el mío al ser manchado con sangre franquista.

    De verdad me gusta mucho la crítica en vuestros artículos que de vez en cuando, he podido leer. Seguid así!

    Aunque el miedo me invade al pensar que todo medio que va con la verdad por delante suele desaparecer por falta de usuarios con capacidad de autocrítica…

    Responder a este comentario
  12. Physcia
    Physcia 15/06/2018, 18:41

    Veste 15 dias a arrancar garbanzos diez horitas y aluego me lo cuentas.
    Demasiaos individuos-nómina, triperos y ociosos.

    Responder a este comentario
    • La vasca
      La vasca 16/06/2018, 00:51

      Veste tu a currar 15 horas en mi bar para ver si eso justifica pensar de un lado u otro.Y sólo por afinidad política TODOS los “currelas” deberíamos votar izquierdas.

      Responder a este comentario
  13. Ibisala
    Ibisala 15/06/2018, 18:08

    Somos tantos los que nos sentimos extranjeros en nuestro país. La única nación del mundo donde te insultan, pegan y acosan por mostrar la bandera constitucional de país. Así que queridos odiadores de España, podemos, nacionalistas de todo pelaje y parte del PSOE. Basta ya!! Queremos ser nacionales en nuestra tierra, y poder opinar y mostrar nuestro amor y cariño legítimo a la unión de todos los q compartimos lengua, cultura, geografía y sentimiento, plasmado en una bandera, un escudo o un himno!!! Viva España, digamos lo sin pudor y con orgullo

    Responder a este comentario
    • damk3r
      damk3r 15/06/2018, 18:55

      La única nación del mundo donde te insultan, pegan y acosan por mostrar la bandera constitucional de país

      Si cuela cuela, y si no me la pela, lo importante es que me lo crea yo.

      Responder a este comentario
    • La vasca
      La vasca 16/06/2018, 00:47

      TU COMPARTIRAS IDEAS,LENGUA Y CULTURA con los tuyos,pero mi vida no.Divorciada:la Iglesia mal me admite;Euskaldun:VASCA para ti(así que lo de una grande y libre..).¿Es mi obligación comulgar con algo que ni entiendo?

      Responder a este comentario
    • La vasca
      La vasca 16/06/2018, 01:03

      Pues TU sigue amando a tu tierra,pero por ese mismo motivo déjame a mi amar LA MIA.(Que por supuesto no es la tuya).¿Como vais a OBLIGARNOS a amar algo que no sentimos?.

      Responder a este comentario
    • ana beltran
      ana beltran 17/06/2018, 03:06

      Mientras tenga el más mínimo parecido a la la bandera e himno durante la dictadura franquista…nunca será de tod@s

      Responder a este comentario
  14. Atila
    Atila 15/06/2018, 17:53

    Lo mas representativo de lo que fue el comunismo,es que ningubo de los paises que lo vivieron durante decadas,lo extraña,al contrario.Y la otra paradoja es ver una dictadura feroz como la venezolana,que se autodenomina bolivariana,patriotica y democrática….asi es el pos modernismo.

    Responder a este comentario
  15. RESPETO
    RESPETO 15/06/2018, 16:53

    La izquierda solo piensa en cuanto peor mejor ,a romper españa,y la derecha acomplejada solo tiene miedo a cs pues deberian tener miedo a vox no a ciudadanos yo soy republicano no quiero monarquia pero soy español y catalan claro para un pablo iglesias soy facista y para un indepe tambien para mi son antipatriotas y nazis ,democracia es respetar desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda y sin imponer tus ideas a nadie seas periodista politico etc.

    Responder a este comentario
    • Jilirio
      Jilirio 17/06/2018, 09:16

      “Las ideas” son de fascistas, y las repiten Ciudadanos.
      España necesita un meneo, superar nuestras mierdas y buscar un país mejor. Y eso es lo que un partido como Podemos algún día conseguirá.

      Responder a este comentario
      • RESPETO
        RESPETO 18/06/2018, 16:47

        Podemos es p iglesias el que preparo con roures y oriol el golpe de estado y ahora a preparado la segunda traicion uniendo pnv y pdcat er para ofrecer a pedro sanchez lo que el queria ques cobrar su pension de vitalicia como presidente a p.sanchez españa el psoe y todo lo demas le importa una M.

        Responder a este comentario
  16. Republicano
    Republicano 15/06/2018, 16:00

    Toda la gente que se autotitula apolítico normalmente es muy de derechas, además es falso, porque diciéndolo están haciendo política, siempre de derechas. Eso está más fque comprobado. Para ello examinar el argumento de todos los “apolíticos”.

    Responder a este comentario
  17. Lo mío lo mejor
    Lo mío lo mejor 15/06/2018, 15:52

    Simplemente, genial.Estos panfletos son necesarios para hacer ver a la gente que ” lo mío ” debe calificarse de bueno cuando así lo sea, no porque sea mío. Y aprovecho para decir que a mí nadie me preguntó dónde quería nacer.A ustedes sí?

    Responder a este comentario
    • María
      María 15/06/2018, 20:21

      Primero:por qué se asocia siempre el republicanismo a la izquierda?.No hay error más grande. Además,para estas mismas personas no hay más republicanismo que el federal, pues tampoco lo entiendo.
      Segundo:por qué hay gente que piensa que por creer y defender la unidad de tu país eres un fascista? O un franquista? (Hay también un error garrafal en asimilar a ambos puesto que sí son totalitarismos pero mientras el fascismo,nazismo,comunismo son ideologías, el franquismo no lo es. Pero en fin,ese sería otro tema).
      Y tercero: de verdad se creen estas personas que millones de españoles no tenemos otra cosa que hacer desde que nos levantamos que estar pensando en Franco?
      Todos sabemos que en países plenamente democráticos esto que está pasando en España no hubiese sucedido. Así llegó a admitirlo uno de los intelectuales del independentismo catalán a finales de mayo en un ciclo de conferencias celebrado en Sevilla. Lo admitió claramente. Si España fuese Francia,ellos no existirían.Y se quedó tan ancho. Y saben una cosa? Desgraciadamente, tenía razón.

      Responder a este comentario
      • Jilirio
        Jilirio 17/06/2018, 09:20

        La historia se repite. Por eso se habla del pasado. Porque “hemos sio engañaos” y la gente cae en las mismas trampas que los fascistas del pasado ya utilizaron. Vuestro patriotismo es más parecido a lo que hay en Corea del Norte. Ciudadanos es un peligro para España.

        Responder a este comentario
  18. Dan
    Dan 15/06/2018, 15:52

    Que alguien abra la ventana, que aquí huele a rancio. A estas alturas, algunos todavía no se han enterado de que se puede estar orgulloso de ser español sin ser fas cista. Orgullosos de nuestra Constitución que, con un apoyo aplastante de la ciudadanía, nos permitió implantar una democracia que nos ha traído los años de mayor prosperidad y paz de nuestra historia. Una historia que, si bien tiene sombras, también tiene luces y una cosa no quita la otra. Se puede aprender de los errores y estar orgulloso de los aciertos. Hoy, en el S.XXI, puedo decir viva España y jamás en mi vida he votado al PP.

    Responder a este comentario
    • damk3r
      damk3r 15/06/2018, 18:45

      Pues vuelve a leer el articulo, en ningun momento dice que no pueda sentirse alguien orgulloso de ser Español

      Responder a este comentario
    • ana beltran
      ana beltran 17/06/2018, 03:10

      …me recuerdas al lema aquel franquista de los “25 años de paz” y sus argumentos…se nota q no lo viviste…si no, no lo repetirías sin avergonzarte

      Responder a este comentario
  19. PPnatas
    PPnatas 15/06/2018, 15:50

    Aquí 2 fachas que no saben que son fachas. Y que nadie les llame fachas eh!

    Responder a este comentario
    • Carmen C.
      Carmen C. 15/06/2018, 20:34

      ¿Sólo dos? Hay mucho IBEX RIVERA aquí. ¡qué porvenir nos espera!
      De Insurgente extraigo este párrafo:
      …Otro aspecto que igual no se ha trasladado bien al resto del Estado es que una cosa es la derecha europea, y otra muy distinta la derecha fascista con la que siempre hemos tragado aquí en España. Porque con una persona de Convergència se puede hablar, y seguramente por vías legales va a intentar pisotear tus derechos laborales, pero tú vas a tener derecho a réplica, no te van a mandar al talego ni te van a enviar al garrote vil directamente, o van a dar por terminada la conversación con un ‘pocos fusilamos en el 39’.
      Creo que es por eso que no entienden que esto sea tan transversal, porque no están acostumbrados a tener una derecha europea en su país.
      Sí, yo creo que ésa es la diferencia. no es lo mismo un burgués de Finlandia, que es lo que comentas, te va a joder tus derechos, pero vas a poder expresarte. En Finlandia no te encarcelan por decir que el presidente roba. Yo he hecho charlas por Alemania, Francia, Grecia, y cuando les explico lo que está pasando aquí, alucinan. Aquí has de buscar Turquía para encontrar un estado que se parezca al Estado español, ahí también encarcelan a artistas”.

      Responder a este comentario
  20. Grumosky
    Grumosky 15/06/2018, 14:50

    Impecable!!!??????????

    Responder a este comentario
  21. franjinsal
    franjinsal 15/06/2018, 13:23

    Uno no se puede sentir patriota y Español por que enseguida lo enmarcan como facista con ideología Franquista esto es ?? y yo como Alber Ribera pienso igual y soy Apolítico, que hay de malo sentirse Patriota en estos tiempos cuando hay personas que quieren dividir España, si por sentirme así soy con ideología Franquista entonces hay un problema por que hay muchas personas que piensan igual

    Responder a este comentario
    • Diéguez
      Diéguez 15/06/2018, 18:09

      Albert Rivera considera que odiar a Cataluña lo hace patriota y no, lo hace fascista. Sentir amor por España es un sentimiento maravilloso, pero lo que hace Albert Rivera es detestar a los que no piensan como él, y eso ya no lo es tanto. Sus discursos están llenos de odio, porque el amor hacia España no puede ser restrictivo. Él no ama España, él ama a los que piensan como él. Y busca que todos piensen cómo el, usando la bandera y la nación como elementos aglutinantes. Es un fascismo.

      En este artículo han comparado magistralmente sus discursos con los de José Antonio Primo de Rivera. Tienen mucho de parecido, y de JA Primo de Rivera seguro que no te atreves a llamarlo sólo “una persona que se siente patriota y español”

      Responder a este comentario
    • damk3r
      damk3r 15/06/2018, 18:43

      Curioso, el articulo en ningun momento habla de sentimientos. Ni mucho menos que usted no pueda sentirse pariota o Español.

      Usted es apolítico seguidor de un político, Albert Rivera, el cual se presenta con un partido politico llamado Ciudadanos.

      En fin, el articulo habla de la diferencia entre patriota y nacionalista.

      Usted no es patriota si lo unico que le importa es la unidad de España. Es nacionalista.

      Por cierto, reflexione sobre lo que dice el fundador de Ciutadans “Las masas agonizan <> cuando no se les da todo muy evidente” y que lugar ocupa usted en ella.

      Responder a este comentario
  22. Cacereño
    Cacereño 15/06/2018, 12:47

    Me parece de vergüenza lo q pones, además todas las naciones tienen su parte oscura ¿o la alemana no? No por ello se patriota significa se fascista, menudo cacao tenéis la izquierda, y menudo complejo de inferioridad la historia de España es tan digna o más q la francesa o la inglesa, ojalá gane Rivera x q aunque no le guste a usted gran parte de España creemos que tiene razón aunque haya gente que saca panfletos como este para descalificarlo y encima te lo hacen pasar x un periódico normal,

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.