lamarea.com

martes 17 julio 2018

cambio climático

Teresa Ribera: las expectativas contra el cambio climático

Entre sus principales retos destaca sacar adelante la nueva Ley de Transición Energética, atascada con el anterior gobierno.

06 junio 2018
17:15
Compartir
Teresa Ribera: las expectativas contra el cambio climático

Teresa Ribera, exsecretaria de Estado de Cambio Climático, será la nueva ministra de Transición Energética y Medio Ambiente. Con este primer movimiento se logrará unificar las áreas de medio ambiente, energía y cambio climático, repartidas en dos en la pasada legislatura: Energía (Álvaro Nadal) y Agricultura (Isabel García Tejerina). Este gesto ha sido muy bien recibido por asociaciones y personas expertas en la materia. Jorge Morales de Labra, ingeniero industrial especializado en el sector eléctrico español, considera acertado que se junten los tres bloques. En la misma línea se expresa Marta Victoria Pérez, ingeniera aeronáutica y doctora en Energía Solar, quien ve en ello un paso fundamental “si uno de verdad quiere llevar a cabo una lucha decidida contra el cambio climático”. Con esta fusión, señala que será posible “desarrollar políticas coordinadas y efectivas”.

Ribera se encontraba en excedencia del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Licenciada en Derecho y diplomada en Derecho Constitucional y Ciencia Política, los últimos años ha estado ligada a la dirección del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI), con sede en París. Su figura ha logrado algo muy complicado y es generar en términos generales gran consenso. Calificada como una mujer con gran sensibilidad ambiental y defensora pública de la causa, tiene ante sí muchos frentes abiertos del anterior inquilino del ministerio. Entre sus principales retos destaca sacar adelante la nueva Ley de Transición Energética. Su redacción lleva tiempo atascada y es fundamental para que España cumpla los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París, que establecía reducir las emisiones de gases invernadero un 40% para el año 2030 e impulsar las energías renovables.

Desde Ecologistas en Acción creen que esta ley es la que marcará los criterios y dinámicas de la ministra. Para su coordinador, Paco Segura, su solo nombramiento ya supone un gran cambio frente a Álvaro Nadal, “quien estaba a favor de las grandes empresas, y en contra del autoconsumo y las renovables”. Aunque recuerdan las discrepancias con ella en el pasado, ven ahora más avanzadas sus posiciones.

Esas diferencias a las que se refieren vienen de octubre de 2009. En aquella época, la entonces secretaria de Estado de Cambio Climático en el último Gobierno de José Luis Zapatero firmó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que permitió sacar adelante el almacén de gas Castor, la construcción que acabó provocando cientos de terremotos en la zona de Castellón. El Estado se vio obligado a cesar su actividad, teniendo además que indemnizar a la empresa propietaria -vinculada a ACS-. Aquello se saldó con una querella para la ahora ministra por prevaricación, aunque finalmente fue archivada.

El coordinador de la confederación ecologista también destaca los repartos de derechos de emisión a grandes empresas contaminantes siendo Ribera la responsable entonces de dichas concesiones de créditos que, considera, fueron “muy generosas”. Con su nuevo puesto esperan que cambie de postura y las condiciones sean mucho más duras.

En un comunicado, Greenpeace también ha hecho hincapié en la necesidad de la Ley de Transición Energética. Del mismo modo, la organización ve con Ribera “la oportunidad de devolver a España el liderazgo en la transición energética, impulsando la participación de la sociedad para sustituir por energías renovables, las energías fósiles y la vieja e insegura energía nuclear”.

Las opiniones desde la izquierda política también han sido optimistas en estas primeras horas. Juantxo López de Uralde, coportavoz de EQUO y diputado por Unidos Podemos – En comú Podem, valora positivamente su elección y espera que sea el cambio climático “quien dictamine las políticas y marque el proceso de transición energética”. Aunque avisa: “Estaremos vigilantes para que no sea el oligopolio energético quien acabe dominando la política de cambio climático sino al revés”.

También desde el sector neoliberal ven con buenos ojos su nombramiento. Daniel Lacalle, doctor en Economía de corte liberal, declara que ve en ella una figura moderada, “en la línea de la Unión Europea y los reguladores europeos”. Confía en que seguirá la misma senda que países “como Italia, Francia o Alemania”.

Su primera prueba la tendrá el próximo lunes en Luxemburgo. Allí, el Consejo adoptará una orientación general sobre el Reglamento (refundido) de la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía de la UE. Por su parte, la Presidencia informará a los ministros de Energía acerca de los avances en las negociaciones en torno a eficiencia energética, renovables y gobernanza. Dichas iniciativas se encuentran actualmente en proceso de negociación entre el Consejo y el Parlamento Europeo.

Lograr hacer lo máximo posible con un tiempo limitado. El ingeniero industrial Labra cree que la dirigente tiene poco margen de actuación para conseguir grandes cambios debido a lo mucho que pueden extenderse los periodos de tramitación de las leyes. Por ello, ve importante centrarse en medidas ya en marcha, como la derogación del impuesto al Sol, así como potenciar el autoconsumo o enmendar una de las últimas propuestas de Nadal, que busca restringir los escenarios en los que se permite el cierre de instalaciones de generación de energía eléctrica.

Para poder sacar adelante todas estas iniciativas, la ministra Ribera deberá esquivar cualquier tipo de presión de las grandes empresas y encontrar consenso en el Congreso de los Diputados. Aun así, Marta Victoria Pérez apunta a la inacción como el lastre mayor que puede afectar a la lucha contra el cambio climático.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Robaina

Eduardo Robaina

Periodista que saca fotos. También ha colaborado con El Salto Diario, Publico.es y Bez.es, y en el lado oscuro’ (la publicidad). No le gusta trabajar gratis. De Canarias.

3 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 13/06/2018, 11:54

    La ganadería industrial está devorando el planeta.
    El ritmo actual de producción y consumo de carne es insostenible y tiene graves consecuencias sociales y medioambientales.
    En España se consumen más de 90 kg de carne por persona al año, es decir, más de un cuarto de kilo por persona al día, lo que coloca a España como el segundo mayor consumidor de carne de todo Europa. Nuestra alimentación ha cambiado drásticamente en los últimos 40 años, tanto que el consumo de carne se ha doblado.

    Este nivel de producción y consumo no es solo nocivo para nuestra salud, sino que es una de las causas principales del cambio climático, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la contaminación y escasez de agua.

    Por eso, es urgente que las administraciones públicas actúen para cambiar este modelo agroalimentario, y exigimos de ellas:

    el establecimiento de políticas que fomenten en los comedores públicos una alimentación donde predominen los productos de origen vegetal, ecológicos y locales;
    el fin de los subsidios a la ganadería industrial;
    el apoyo decidido a la agricultura y ganadería ecológica y de pequeña escala.
    ¡Firma y exige a la administración que apueste por un modelo alimentario sostenible y deje de apoyar la ganadería industrial!
    https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/ganaderia-industrial/?utm_campaign=Consumo&utm_source=newsletter-socios&utm_medium=email&utm_term=MAILLINK&u

    Responder a este comentario
  2. Krapocho
    Krapocho 07/06/2018, 09:59

    Sólo con lo de Castor es más que suficiente para pensar mal, pero viendo los comentarios positivos de Daniel Lacallo no hay ninguna duda.

    Responder a este comentario
    • Carmen C.
      Carmen C. 10/06/2018, 20:54

      Viendo los comentarios positivos de Daniel Lacalle, mal asunto.

      TAMBIEN LOS PLASTICOS:
      Se han encontrado aves, peces y ballenas muertos con bolsas de plástico, pajitas y envoltorios de comida en su interior, entre otros. La última víctima: una ballena piloto que ha muerto tras ingerir 80 bolsas de plástico en una playa de Tailandia.
      Los plásticos ya están en el agua potable de todo el mundo, y están llegando a nuestra comida. Pero, ¿están haciendo algo las empresas y los gobiernos para frenar esta crisis que han ayudado a crear y no hace más que crecer?

      Grandes marcas como Coca-Cola, McDonald’s, Starbucks, Nestlé, PepsiCo, Unilever y Procter & Gamble han presentado planes centrados en reciclar más, o en aumentar el contenido de material reciclado en sus envases de plástico. Pero no es suficiente: sabemos que más del 90% del plástico no se recicla a nivel global y la producción de plástico sigue aumentando. Para acabar con este problema, tienen que reducir inmediatamente su producción de plástico.
      No queremos un futuro en el que cada minuto el equivalente a un camión lleno de plástico llega a nuestros océanos. Por eso hasta que las empresas no nos guíen hacia el futuro que queremos ver, serán personas como tú las que lo seguirán construyendo desde cero.
      Si no has firmado apoyando la campaña contra el exceso de plastificación, todavía puedes hacerlo:

      https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/plasticos-supermercados/?utm_campaign=plasticos&utm_source=newsletter-socios&utm_medium=email&utm_term=MAILLIN

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.