lamarea.com

miércoles 19 septiembre 2018

Opinión

El Cristo de la corona de concertinas

“Si algo nos enseña el Evangelio es a desobedecer […]- Las leyes mordaza son la guinda del imperio vigente de invisibilizar a los pobres, como si no tuvieran rostro”. Quien habla así es el párroco de Entrevías, Javier Baeza

30 marzo 2018
11:26
Compartir
El Cristo de la corona de concertinas
El Cristo de la madrileña parroquia San Carlos Borromeo amordazado contra la Ley Mordaza (@EntreBorromeos)

“Jesús era un hombre que iba por ahí con su madre y con una prostituta, María Magdalena, echando de los templos a los banqueros de entonces por usureros, señalando a los corruptos por ser los responsables de la situación de los pobres, rodeándose de los indeseables, de los miserables y los leprosos”. Quien habla así de su gran referente es una jubilada cuya pensión no contributiva no le llega para ducharse todos los días con agua caliente. Y desde luego no es por su Dios por quien la ministra de Defensa ha ordenado que las banderas ondeen a media asta de nuevo esta Semana Santa, después de aprobar un aumento de 10.000 millones de euros para el Ejército mientras su gobierno impide un aumento real de las pensiones. Y tampoco le ofende a esta creyente que nadie ‘se cague en Dios’, pero sí que a estas alturas y en este país, haya quien se enfrente a condenas por expresarse libremente, cuando ella por poco paga con cárcel luchar contra la dictadura franquista.

Si algo nos enseña el Evangelio es a desobedecer […]- Las leyes mordaza son la guinda del imperio vigente de invisibilizar a los pobres, como si no tuvieran rostro”. Quien habla así es el párroco de Entrevías, Javier Baeza, que esta Semana Santa escribía en su cuenta de Twitter “como creyente cristiano debemos -junto con la jerarquía- oponernos a la manipulación de unos sujetos que en nombre de Dios compran armas para matar, elevan alambradas que matan y persiguen a ciudadanas que salvan vidas. No, no creemos en el mismo Dios”.

El Dios en el que cree Baeza es el que le hace estar en las movilizaciones que desde hace años piden la despenalización del top manta, el fin de las políticas asesinas de extranjería, de las redadas racistas, de los Centros de Internamiento de Emigrantes y de las políticas sociales basadas en el paternalismo y la superioridad moral. Por eso, cada domingo, en la homilía que celebran en su parroquia de San Carlos Borromeo se reúnen católicos, musulmanes, evangelistas y ateos bajo una fotografía de un inmigrante que se pasó horas encaramado a la valla de Melilla porque sabía que, si se daba por vencido, sería deportado ilegalmente por el Gobierno español al lado marroquí de las concertinas. El Dios de Baeza se revolvería si viese que en este país se encarcela a titiriteros por representar obras de teatro, a raperos por cantar o que se imputa a la concejala Rommy Arce por pedir en sus redes sociales el fin del hostigamiento policial contra los manteros tras la muerte en Lavapiés de Mame Mbaye.

Policía de Madrid persigue a inmigrantes vendedores ambulantes. Foto: Javier Bauluz (2013)

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

En Melilla, en Ceuta, en Lavapiés, en los invernaderos de Almería, en la selva colombiana, en las favelas brasileñas, en el apartheid israelí, en el puerto de Nuadibú de donde partían las pateras, en la frontera jordana donde llegaban los sirios huyendo de la guerra… Allá donde el Estado no protege o donde, directamente, es el enemigo de los despojados, siempre me he encontrado con cristianos y cristianas dando la batalla contra las multinacionales, contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, contra el terrorismo de Estado, contra la corrupción y la desolación.

Allá donde solo hay miseria, injusticia y violencia siempre me he encontrado con hombres y mujeres que vivían compartiendo su fe en la fuerza de los pequeños, en el imparable poder de la rebeldía, en la contagiosa alegría de la resistencia y en el consuelo de haber enarbolado la bandera de la dignidad para cuando haya muertos. Porque saben que siempre habrá muertos, “porque hay muchas maneras de matar: con las balas, pero también de miseria, de explotación, de enfermedad y de desesperanza”, como dice la misionera laica Carmina Bascarán.

Soy atea, pero creo inquebrantablemente en estos activistas. Personas que no lideran, sino que van de la mano; que no se ponen al frente de la pancarta, sino que se quedan en la retaguardia por si a alguien le falta el aliento; que odian las entrevistas porque al salir en la foto invisibilizan a los verdaderos protagonistas; que no hablan de dioses, sino de María que luchó por parar su desahucio; de Manuel, que una noche más no tendrá plaza en los albergues de Madrid; de Mamadou, al que después de quince años en España le siguen denegando los papeles; de Pepa, que con su trabajo de mierda no tiene ni para para pagar la luz.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Soy atea, pero no es por eso por lo que me ofende ver procesiones, sino porque en un Estado laico vayan escoltadas por alcaldes, guardias civiles, policías y militares. Porque si el Jesús de los Evangelios resucitase en uno de esos tronos se bajaría para sumarse a las protestas de Lavapiés, a las manifestaciones por las pensiones, contra la Ley Mordaza o contra las políticas de cierre de fronteras. Porque si ese Jesús en el que creen muchos amigos en los que yo creo viviese hoy le acusarían de antisistema y de populista. Porque si Cristo resucitase este domingo se iría a protestar frente al Congreso de la mano de los manteros, de los lateros, de los personas racializadas, desahuciadas, precarizadas, empobrecidas y feministas para gritar, hasta hacer estallar los cristales de sus ventanas, “¿Por qué nos habéis abandonado?”.

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Patricia Simón

Patricia Simón

Reportera transfronteriza especializada en derechos humanos y enfoque de género. Premio de la Asociación Española de Mujeres de los Medios de Comunicación. Me apasiona tanto viajar para reportear al otro lado del mundo, como descubrir y contar los mundos que conviven en la esquina del barrio.

13 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 02/04/2018, 18:43

    Carta de otro cura atípico Joaquín Sánchez, a Cospedal, vergüenza nacional:

    No te puedes imaginar la indignación que me produce cuando veo a los legionarios con la imagen del Cristo yacente. Me parece blasfemo verlo con los fusiles, con ese exhibicionismo corporal. Desde la fe es una aberración.
    Tú, María Dolores, defiendes unas políticas que chocan frontalmente con los Evangelios, con lo que Jesús vivió, porque sería bueno que todos tuviéramos claro el motivo de la muerte de Jesús y respondiéramos a la pregunta de por qué Jesús murió, por qué fue crucificado.
    Fue capturado, detenido, encerrado en una cárcel, torturado y condenado a muerte por los poderes políticos, económicos, militares y religiosos. Sí, fue un antisistema que se enfrentó a los enriquecidos.
    Desobedeció las leyes políticas y religiosas para poner en el centro de la historia al ser humano y su dignidad denunciando a los que ostentaban el poder.
    Los poderes económico, político, religioso y militar no aceptaron que una persona abriera el pensamiento y la conciencia de su pueblo para liberarse de los yugos y las cadenas.
    El sistema reaccionó, y como a tantos otros de la historia –humanistas, agnósticos, ateos, aquellos que han luchado por ese mundo que soñamos– lo asesinó en un juicio sumarísimo. Fueron los defensores del orden social quienes lo mataron.
    Mira, María Dolores, Jesús sigue siendo crucificado en los refugiados, esos que vienen huyendo de las guerras y el hambre. Les ponéis alambradas e impedís los rescates humanitarios ¡Ni siquiera habéis acogido a los 17.000 que os comprometisteis! Jesús sigue siendo crucificado en los inmigrantes, esos que encerráis en los CIEs, y presumís con orgullo de las expulsiones. Jesús sigue muriendo en la violencia contra las mujeres. Jesús sigue siendo crucificado en los parados, en los trabajadores precarios, en las personas explotadas y oprimidas, en los mayores que no tienen una pensión digna, en los que no tienen ayuda en dependencia que les permita una vida en calidad, en las familias desahuciadas, en los que mueren por causa de cualquier tipo de violencia, en los que son despedidos de sus puestos de trabajo por pedir sus derechos….
    Tienes que saber que gestos como el de ondear la bandera a media asta en los cuarteles militares (te vuelvo a recordar la incompatibilidad entre la fe y lo militar, y, de paso, se lo recuerdo a los curas castrenses que bendicen armas y tropas para matar) sólo sirve para aumentar la hipocresía y el cinismo. Esa hipocresía y cinismo que se extiende a los que defendéis la política al servicio de los poderosos y que ellos os pagan a cambio con puestos en grandes multinacionales o negocios.
    no vuelvas tú o quien te sustituya a mandar una circular pidiendo un luto que es despreciativo para Jesús, porque el luto se encuentra en los que se ahogan en el Mediterráneo o están sepultados bajos los escombros por las bombas o muertos por armas que tu Gobierno vende, entre otros. No lo vuelvas a hacer por honestidad. ¿Os queda algo de honestidad? Confío en que algún día se recupere la honestidad y el servicio a la ciudadanía desde la perspectiva de los Derechos Humanos.
    (El Diario)

    Responder a este comentario
  2. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 02/04/2018, 15:37

    VOLVEMOS AL NACIONALCATOLICISMO.
    … considero bastante cuestionable que sean destinados importantes recursos públicos -económicos, materiales o personales- a promocionar y sustentar esta manifestación religiosa. Opino que dado el carácter aconfesional de nuestro Estado -supuestamente- excepto aquellos imprescindibles de seguridad, los gastos derivados de estos desfiles ostentosos deben ser costeados por sus organizadores, es decir cada cofradía.

    …En Semana Santa esa aconfesionalidad -que no es sino una forma vergonzante de evitar hablar de laicismo- queda suspendida. Y así vemos a concejales, alcaldes, presidentas autonómicas o ministros, participando -en el ejercicio de su cargo- tras la imagen de un supuesto dios o una supuesta virgen. Tendríamos que convenir que esos cargos públicos preferentemente no deberían participar y si lo hacen movidos por su fe, pues estarán en su derecho… siempre que lo hagan como ciudadanos y no en la representación de su cargo. Y si lo hacen, como me consta en algún caso, por postureo o ganar unos votos, más vergonzoso resulta.
    …La cruz y la espada tienen una amplia historia de simbiosis y connivencia en este nuestro país. Se remonta a la llamada Reconquista y se perpetuó con la santa cruzada franquista-nacional-católica. Y ahora la derecha del PP en el gobierno la hace renacer. Como ha señalado Juanjo Téllez, “en España, militares del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire participan este año en más de 200 actos institucionales y religiosos con motivo de la Semana Santa, algo que debería quedar reservado a la esfera privada, donde todo el mundo tiene derecho a profesar sus creencias religiosas”.

    Franco murió hace 42 años, pero sigue la pesada losa de los privilegios y prebendas de la Iglesia Católica. El PSOE cuando pudo no quiso, o más bien no se atrevió en su permanente temor a molestar a los llamados poderes fácticos, y la Iglesia es sin duda uno de ellos. Y ahora con el PP, tengo la firme sensación de que vivimos impotentes una imparable involución de nuestros derechos y libertades, entre ellas la aconfesionalidad de nuestro estado.

    Volveremos al nacional catolicismo. Si les dejamos.
    Rafael Lara

    https://laicismo.org/2018/04/volvemos-al-nacional-catolicismo/

    Responder a este comentario
  3. Stella
    Stella 02/04/2018, 14:36

    Gravisimo error. Maria Magdalena no era prostituta. Eso fue inventado por un Papa del Medioevo, Gregorio el Grande, para discriminar a las mujeres de la Iglesia. Ùna actitud Machista y de Agresion Moral a las mujeres. NI UNA MAS, YO TAMBIEN.

    Responder a este comentario
    • Garbiñe
      Garbiñe 11/04/2018, 00:01

      María Magdalena, decía hace unos días una persona qye lee con atención la Biblia , era una mujer de Magdala, Todo lo demás son atributos, como todos lis que se han ido poniendo para que nada chocase con la doctrina de la jerarquia de turno. pero tampoco habría pasado nada si lo fuera…

      Responder a este comentario
  4. mar
    mar 31/03/2018, 17:11

    Muy buen articulo y muy oportuno. Comparto plenamente tus opiniones y tus valores. No tenia referencias de este parroco de Entrevias, debe ser un hombre valiente, digno, felicitaciones y todo mi respeto y solidaridad para personas de la iglesia como El y periodistas como usted. Muchas gracias por este articulo..

    Responder a este comentario
  5. Luigi
    Luigi 31/03/2018, 12:16

    Felicitaciones Dona Patricia por Su estupendo articulo con cuyo contenido estoy cabalmente de acuerdo, y enhorabuena al cura Padre Javier Baeza, verdadero profeta de nuestro tiempo. A la vez quiero subrayar que personas como el Padre Javier Baeza tiene suma importancia a la hora construir un pensamiento critico que solo podrìa cambiar la sociedad en la que nos toca vivir. Nuevamente Gracias!

    Responder a este comentario
  6. rojozamorano
    rojozamorano 31/03/2018, 11:55

    Estoy totalmente de acuerdo con Nui.

    Responder a este comentario
  7. Manu
    Manu 31/03/2018, 09:45

    Como cristiano y teólogo protestante estoy totalmente de acuerdo. Gracias por este artículo.

    Responder a este comentario
  8. Maribel
    Maribel 31/03/2018, 09:41

    Soy cristiana catolica y estoy de acuerdo con lo que has escrito.Jesus estaría con los que has nombrado.Quizas no acabaría crucificado pero si encarcelado.

    Responder a este comentario
  9. Pepi García
    Pepi García 30/03/2018, 17:41

    Completamente de acuerdo. La San Carlos Borromeo, es el ejemplo vivo, de vivir las enseñanzas del maestro, por éso mismo, se han ganado el respeto de todo el mundo, con o, sin creencias

    Responder a este comentario
  10. Nui
    Nui 30/03/2018, 17:02

    Buen relato, Patricia…
    EJEMPLAR el trabajo diario de este parroco, Javier Baeza y de otros similares como Joaquín Sánchez, el padre Llanos, Diamantino García…. y así el de miles de ellos, autenticos interpretes de un cristianismo original y que el poder oligarquico ayudado por LA POLIEDRICA INSTITUCION (HUMANA) DE LA SANTISIMA PUTA IGLESIA CATOLICA ROMANA ha convertido en pura hez, basura y herramienta muy eficaz en mano de las oligarquias que han mandado el mundo desde siempre manteniendo sus privilegios sobre la mayoria social…

    Sr. Baeza, abandone la putrefacta institucion de la que a dia de hoy forma parte, eso si quiere ser consecuente con su ideario. Su mensaje, Sr. cura, a mi simplemente me produce indiferencia, no por su real significado revolucionario de la lucha de los oprimidos y explotadores sino porque viene de un miembro de una institucion corrupta que ha sido, es y será el verdadero cancer de la especie humana.
    Mi lucha, mi esfuerzo es contra todo lo que representa la Iglesia catolica (especial mencion para su partner Spañistaní) y veo en su mensaje una de las mil caras de su institucion para continuar con el engaño, o la duda como mínimo, al resto de los ciudadanos. Creame, sin uds., solo con el ideal de Solidaridad y Justicia Social distributiva, a los humanos nos iría infinitamente mejor.
    Hagame caso, abandone el barco… yo quiero hundirlo y a ser posible, que ud. ya no se encuentre en él para cuando ocurra. Hay vida (muchiiiisima) fuera de esa mierrrda de secta que le exige “obediencia, pobreza y castidad”… de guasa, no? manda guevosss con los “votos” que nunca se aplica la jerarquia, cierto?.

    Reitero mi felicitacin por el articulo, Patricia.

    y como decía mi viejo mentor, NI DIOS, NI PATRIA, NI REY!!

    Responder a este comentario
    • Jaguar
      Jaguar 31/03/2018, 00:42

      Desconsideradas como tu no tienen sentido. Cada uno piensa y obra en lo que sea y no tiene porque ser incongruente. Tu no estas en posesion de la verdad. Atea progre.

      Responder a este comentario
    • Pablo
      Pablo 31/03/2018, 14:30

      Como ateo convencido que soy -en buena parte gracias a la educación recibida en un colegio de frailes- entiendo perfectamente tus argumentos, pero discrepo de alguno de sus postulados. Rabiosamente defensor del Estado laico, con todo lo que conlleva, incluyendo tradiciones y otras monsergas, creo también firmemente en la libertad de creencias del individuo, que al fin y al cabo la mía, y la tuya, también lo son. Creo también que las posiciones más eficaces para combatir cualquier institución opresiva y/o embrutecedora, se encuentran precisamente en el interior de las mismas -y donde decimos iglesia, también podemos decir ejército, judicatura, cuerpo político…- siempre, claro está, apoyado o directamente instigado por el clamor popular, tal vez el más endeble a causa de una educación castradora que es donde se encuentra el origen del silencio destructivo. La labor de personas como Javier Baeza y tantos otros, está bien donde está, que es precisamente donde su voz alcanza una dimensión más potente.
      A lo largo de mi ya prolongada vida, he conocido a bastantes curas, alguno buen amigo, aquellos a los que el régimen quería en el paredón, con la cabeza abierta o encarcelados a causa de su lucha por lo mismo que yo.
      Mi respeto y gratitud hacia todos los luchadores por la libertad y la justicia, sea cual sea su trinchera.
      Salud y República, Nui.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".