lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Sociedad

#AMíTampoco: Darío Gael Blanco

Este filólogo, jurista y traductor freelance, que también es un hombre trans, responde el test del especial #LaMarea58 con cuestiones que afectan a las mujeres a diario.

28 febrero 2018
14:23
Compartir
#AMíTampoco: Darío Gael Blanco
Darío Gael Blanco.

Este test forma parte del especial #AMíTampoco, en el que planteamos a más de 60 hombres de todos los ámbitos –política, medios de comunicación, sindicatos, justicia…– sobre aspectos que afectan diariamente a las mujeres. Puedes comprar #LaMarea58 en kioscos y en nuestra tienda online. Puedes suscribirte aquí

Darío Gael Blanco, filólogo, jurista y traductor freelance.

1. ¿Alguna vez ha sufrido una situación de acoso sexual por una mujer?

Sí, un par. Pero ha sido absolutamente anecdótico en comparación con las veces que lo ha hecho un hombre, y tuvo lugar únicamente por ser trans, no un hombre.

2. Si ha sido así, ¿ha sentido temor de ser violado?

Cuando me ha acosado una mujer, no.

3. ¿Alguna vez ha sufrido una agresión sexual por parte de una mujer?

No.

4. ¿Alguna vez ha presenciado una situación de acoso sexual a una mujer?

Sí. No habría salido de casa en mi vida de no haberlo hecho.

5. ¿Conoce a hombres que participen en algún grupo de WhatsApp en el que se trate a mujeres como objetos sexuales?

Sí. Vamos, no me lo cuentan ni enseñan supongo que por falta de confianza, pero estoy seguro de conocer a más de uno y de dos. Cuando estaba en la universidad sí que me salí de un par (no sin antes decir que ese era el motivo) en cuanto se dieron esas dinámicas, pero como eran grupos mixtos no se daba en tanta medida, ni de lejos, como cuando seguro que sucederá cuando sus integrantes son únicamente de hombres. Nunca he estado en uno no mixto, la verdad.

6. ¿Suele sentir miedo a ser agredido sexualmente al volver solo a casa de noche?

No. No desde los 25/26 años (es decir, hace unos dos o tres), aproximadamente. Una vez mi tratamiento hormonal estuvo lo suficientemente avanzado para que no me malgenerizaran dejé de temerlo porque en absoluto se dan situaciones que puedan acabar en eso con desconocidos en espacios públicos.

7. ¿Se ha sentido incómodo con la actitud sexual en el trabajo hacia usted? 

De un jefe y un compañero, ambos hombres, antes de mi transición.

8. ¿Ha cobrado menos (salario base o pluses) que alguna compañera haciendo el mismo trabajo que ella?

No.

9. ¿Alguna vez al expresar su opinión con firmeza le han recriminado que es un ?mandón’?

No. Sí me han aplaudido, no obstante, por “asertivo”.

10. Especifique cuántas jefas ha tenido a lo largo de su carrera profesional.

Más de 3 (9, pero la gran mayoría en sectores feminizados).

11. ¿Cree que alguien asocia su éxito profesional a relaciones sexuales con mujeres con poder?

No.

12. ¿Ha asistido a alguna reunión de trabajo en la que era el único hombre?

No.

13. ¿Cree que la sociedad le impone cuidar más su aspecto físico que a una mujer?

Ni siquiera me impone el cambiarme de ropa de un día para otro. O el asearme a secas, la verdad.

14. ¿Alguna vez le han preguntado en una entrevista de trabajo si piensa tener hijos/as?

Sí. Pero únicamente antes de mi transición.

15. ¿Ha pensado alguna vez que tener hijos/as podría perjudicar su carrera profesional?

Sí, pero solo porque en ese caso solicitaría jornada reducida o pediría una excedencia por unos años, de ser siquiera una posibilidad. No descarto totalmente que fuera yo el embarazado aunque resulte difícil por varias cuestiones, así que habría que añadirle la baja y demás.

16. Si tiene hijos/as, ¿ha pedido alguna vez una jornada reducida para poder conciliar?

17. ¿Dedica más tiempo que su pareja (en caso de que sea mujer) a las tareas del hogar y cuidados?

Sí. Dispongo de más tiempo que ella.

18. ¿Conoce a más hombres que mujeres que se encarguen del cuidado de una persona mayor o dependiente?

No. Es más, no conozco a ninguno.

19. ¿Se siente discriminado por el hecho de ser hombre?

No. Por el hecho de ser trans sí, en determinadas ocasiones. Pero jamás por ser un hombre. Eso no existe y quien diga que sí se lo inventa.

20. ¿Cree que los estereotipos y modelos de comportamiento que la sociedad exige a los hombres perjudica su vida profesional / personal?

La profesional, no. La personal, tampoco. Tendría un cierto impacto negativo en mi vida personal, relativamente y soplo a la larga, únicamente en caso de que no me tomase el más mínimo trabajo por gestionar mis emociones (algo que no se nos inculca a los hombres en absoluto y que supone otra excusa para tirar de agresividad) dañando y dañándome lo menos posible, así como por proporcionar cuidados (algo que no solo no se nos inculca, sino que se da por hecho que tenemos derecho a recibir sin proporcionarlo). Pero en ese caso tampoco pasaría nada. La única diferencia es que el trabajo que yo no hiciera tendrían que acabar haciéndolo, una vez más, únicamente las mujeres a mi alrededor.

ÚLTIMAS REFLEXIONES

¿Es usted feminista?

No necesito de títulos performativos que como hombre no me corresponden. La praxis es lo único relevante en la lucha contra el machismo desde el lado de aquellos a quienes nos beneficia, pensemos lo que pensemos al respecto y queramos o no que eso suceda.

¿Qué es para usted ser un hombre feminista?

De existir, sería alguien dispuesto a ceder todas y cada una de sus ventajas por el mero hecho de serlo, a asumir todas aquellas tareas que únicamente se imponen a las mujeres en la misma medida, como mínimo, que ellas y, por supuesto, a hacerlo sin requerir de aplauso ni reconocimiento alguno por hacerlo.

Si se define así, ¿desde cuándo y por qué?

¿Recrimina a sus amigos actitudes machistas –por ejemplo, cuando estos piropean a mujeres en espacios públicos, cuando las cortan constantemente mientras hablan, etc.–?

Tengo pocos, muy pocos amigos hombres, y los que tengo no lo hacen (al menos delante de mí) o bien reciben mi crítica sin demasiado problema. Lo hago con conocidos y desconocidos cuando el miedo a que me partan la cara o me despidan (en el caso de mis jefes) no es más fuerte.

¿Ha reclamado alguna vez la paridad en su puesto de trabajo (en una junta de accionistas, en una tertulia, en una reunión de partido…)?

No. En todos mis puestos de trabajo los hombres hemos sido minoría (y solemos serlo porque ni siquiera buscamos ese tipo de puesto).

¿Siente que tiene privilegios por el mero hecho de ser hombre?

Sí. No se me ocurre ningún ámbito desde el cual no partamos en situación de ventaja por el mero hecho de serlo.

En caso afirmativo, ¿cree que debería renunciar a algún privilegio? Si es así, ¿a cuál/es?

A todos. No es realista (son estructurales, transversales, a veces condicionales y no hay muchos a los que puedan renunciarse individualmente) ni serviría de mucho tratándose únicamente de mí, pero es la única manera de reparar, siquiera parcialmente, algunos de los daños fruto del patriarcado y de redistribuir los bienes existentes y las tareas que se necesitan realizar en cualquier comunidad. Básicamente, asumiendo como mínimo por igual las tareas y trabajos de cuidados o relacionados con ellos, hasta el momento peor o directamente no remuneradas.

Te recordamos que puedes comprar #LaMarea58 en kioscos y en nuestra tienda online. Puedes suscribirte aquí

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.