lamarea.com

miércoles 26 septiembre 2018

Opinión

De himnos y rimas

Algunas reflexiones tras la actuación de Marta Sánchez y la condena de Valtònyc: “Un camino te lleva a poner tu impulso artístico al lado del mejor postor, el otro al lado del que nunca puede pujar”.

21 febrero 2018
09:40
Compartir
De himnos y rimas
El rapero Valtònyc junto a la Audiencia Nacional. FERNANDO SÁNCHEZ

Cuando hace unos meses, a propósito de la crisis catalana, escribía que España estaba más cerca de Turquía que de los Balcanes no pretendía exagerar nuestro contexto, sino trazar el rumbo del viaje que algunos han hecho emprender a este país hacia el recorte de libertades, hacia la deriva autoritaria. La actualidad, que es a veces suceso y a veces sucedáneo, va sobrada de escenografía, pero carece de escrúpulos, por lo que en apenas 48 horas nos ha brindado una nueva representación de este hundimiento.

El domingo, entre la chanza y la estupefacción, vimos cómo Marta Sánchez ponía letra al himno nacional. El espacio donde se cometió el letricidio no pudo ser más apropiado que el Teatro de la Zarzuela. En primer lugar, porque este giro precocinado de la actualidad a quien iba destinado era a las clases populares, lo mismo que el género chico. En segundo, porque si la Zarzuela recibe este nombre, coincidente con el del palacio de nuestra realeza, es porque las primeras representaciones tuvieron lugar allí. En tercer lugar, porque el himno nacional es la Marcha Real, que a fuerza de interpretarse en cada aparición regia acabó por ser asimilado popularmente a la encarnación musical de la nación.

Este país necesita urgentemente de muchas cosas, no se encuentra entre ellas una letra para su himno, como han insistido los líderes de la derecha azul y naranja en sus redes sociales. Que Marta Sánchez necesita dar impulso a su carrera, que siendo generosos podríamos calificar de descendente, parece obvio, casi tanto como que los políticos conservadores necesitan del rojigualdismo como la intérprete de Soldados del amor del aplauso del público.

Este país necesita urgentemente un nuevo modelo territorial, un plan de vivienda pública, sacar a su economía del ladrillazo, un modelo productivo que no esté basado en la precariedad, destronar a la corrupción de las instituciones y unas medidas efectivas contra la violencia de género. Como los políticos de la derecha azul y naranja o bien consideran a algunos de estos temas poco relevantes o bien su ideología les lleva a reafirmarlos, necesitan prefabricar actualidad de la manera que sea. Cuando meten a Venezuela en el armario, el miedo al coco comunista asusta menos y sus casos aislados de latrocinio se agitan, no hay nada como una buena ración de españolismo para salvar la cara.

Porque el españolismo es esto, no el amor hacia el país, sino la utilización de una idea muy concreta y retrógrada de país para tapar las vergüenzas y mantener los dineros. Lo de himno, que se pretendía épico, acaba siendo parodia porque detrás no hay un deseo sincero de una sociedad más decente, justa e igualitaria, sino de mantenerla como un cortijo para cuatro ratas codiciosas. Si las banderas ya destiñen en los balcones es, además de por su manufactura oriental, porque se van a necesitar muchos metros de tela colgados muchos meses para llevar el plan a cabo.

El rojigualdismo, sin embargo, no es la enfermedad sino el síntoma. Para acabar de cimentar el trono al Borbón regente y por ende al IBEX 35, auténtica corte de los milagros del felipismo, se necesita meter en vereda a toda esa gente que les dio un susto votando a quien no debía y saliendo a la calle más de lo que cualquier estabilidad burguesa aconseja. Para eso se necesita autoritarismo, es decir, convertir la porra y la toga no en una cesión de parte de nuestra soberanía ciudadana, sino en una imposición constante de la soberanía de unos pocos. Luego ayudan las divisiones de opinadores y los antidisturbios con columna que o bien te suavizan tal asuntillo o bien señalan al enemigo interior con insistencia.

Pero para que un sistema autoritario funcione, además es necesaria la connivencia de un grupo social lo suficientemente amplio, que no mayoritario, para hacer de correa de transmisión de tus necesidades. Si la pasada semana hablábamos de los anhelantes, esta nos referimos a los dispuestos. Al portero que señala, al estanquero que apunta, al limpiabotas que delata, a ese costumbrismo de pensión y brasero que vuelve. Gente que entiende que la idea que tienen del país los que presiden los consejos de administración es el país en sí mismo y que, por tanto, defendiendo a su España, lo único que hacen es defender al IBEX.

Últimamente repito mucho eso de que es políticamente baldío moralizar el gusto, sin embargo hoy me voy a permitir una excepción. Tengo pocas esperanzas en que alguien que saca una entrada para ver a Marta Sánchez entienda nada de esto, que se resume en que los que estaban aplaudiendo en la Zarzuela, el teatro, son un número despreciable en una estadística para los que aplauden en la Zarzuela, el palacio. No así que exista aún mucha gente, estos últimos meses entre estupefacta y atemorizada, que frente a la dureza insoslayable de su día a día vea este despliegue de patrioterismo como lo que es: un sainete trágico.

Otro cantante, Valtònyc, un rapero mallorquín de 23 años, ha sido condenado a tres años y seis meses de cárcel por sus rimas. Aunque posiblemente sea una cita apócrifa, producto de un tiempo de incertidumbres en que las buenas ideas necesitan de una autoridad moral para ser tenidas en cuenta, se atribuye a Woody Guthrie la siguiente frase: “El trabajo de un cantante popular es consolar a las personas apesadumbradas y molestar a las personas acomodadas”.

Valtònyc, sin guitarra pero con bases, se decidió por seguir los pasos de Guthrie en vez de los de cantantes ligeros que igual te valen para el hilo musical que para jugar a starlette en la Guerra del Golfo. Un camino es fácil, al menos en lo que a relación con lo penal se refiere, el otro no. Un camino está al servicio del entretenimiento, que no es nada malo salvo que se torne escapismo, el otro está al servicio de la turbación. Un camino te lleva a poner tu impulso artístico al lado del mejor postor, el otro al lado del que nunca puede pujar. Uno te convierte en una estrella o un payaso –a menudo ambas cosas a la vez–, el otro te suele mandar al ostracismo.

La rimas por las que Valtònyc ha sido condenado son a ratos descriptivas y a ratos brutales. Vivimos en un país de una institucionalidad corrupta porque así se ha construido esta economía y su relación con la política. El rapero, por tanto, describe lo que ve. Cuando, por contra, de lo que habla es de kalashnikovs, grupos terroristas y bombas nucleares, lo que hace es dar una respuesta brutal a un sistema brutal. Guthrie no utilizaba la violencia explícita en sus letras posiblemente porque la vivió, Valtònyc se expresa violentamente porque la pasión destruida renace en la pasión por la destrucción.

Se puede decir que la mayoría de personas que ahora tienen menos de 25 años comenzaron su vida adulta cuando palabras como recorte, ajuste y despido se hicieron parte consustancial de nuestro día a día. Que nadie espere ahora que, frente a este panorama, escriban letras amables y confiadas. Que Valtònyc se exprese con extrema crudeza es solo parte de una ecuación que pretende compensar las toneladas de sonrisas de una televisión que obvia las lágrimas. Es verdad que muchas de sus letras son desagradables, pero más lo fue ver a gente suicidándose por perder su casa y que ahora nos digan que todo eso nunca pasó.

Los señores de la toga saben que Valtònyc no es un peligro para nadie, pero esto no se trata de una cuestión judicial. Se trata de repetir a gran escala lo que ya pasó en Euskadi hace unas décadas, hacer que la Zona Especial Norte sea todo el país. Hacer que tengamos miedo a salir a la calle, a expresarnos en público, a tomar nuestras armas, que son teclados y micrófonos, para hablar de lo que nunca se habla y narrar a los que nunca son narrados. Para reducir nuestra vida a lo mostrenco, a un aplauso perpetuo a un ritmo decadente, a la angustia de pensar que estamos solos.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Daniel Bernabé

Daniel Bernabé

Nacido en Madrid en 1980, aunque siempre vivió en Fuenlabrada, ciudad de la periferia donde las eses se sustituyen por jotas y el orgullo de clase obrera es todavía un valor a tener en cuenta. Ha probado suerte en el periodismo y la narrativa, y ha practicado el dandismo sin mucho éxito. Su último ensayo se titula La trampa de la diversidad.

8 comentarios

  1. topo
    topo 16/03/2018, 21:35

    valtonyc y el colectivo la insurgencia no les han detenido por cantar contra la corrupcion hacían apología del terrorismo defendían en sus canciones a los grapo o decían que había que matar a las personas con las que no estaban de acuerdo como la familia real o políticos de otro sino político como los del PP. Si estas en contra de que encarcelen a estas personas también estarás en contra del tuitero que han condenado a dos años y medio por mensajes machistas ¿no?https://politica.elpais.com/politica/2018/02/16/actualidad/1518795143_463998.html si

    Las empresas del Ibex 35 y la economía en general es algo sumamente importante ya que para que se pueda pagar sanidad educación pensiones tiene que haber dinero y las empresas ponen una buena parte sin una economía fuerte no hay trabajo sin trabajo no hay aportaciones por IRPF ni consumo para recaudar impuestos por IVA. Deja que caigan las empresas y lo que veras no será una crisis será la desaparición del estado de bienestar
    Tu generación no es la única que ha sufrido crisis todos hemos pasado por ella mi generación paso la del 92 generaciones anteriores tuvieron las suyas como la del 73, es decir cada 20 años hay una crisis.
    Por otro lado no entiendo tu problema con los símbolos como la bandera española o el himno nacional que no es la marcha real se llamaba marcha de honor también la llamaron marcha de granaderos el nombre popular de marcha real se le dio debido a que se solía interpretar en los actos públicos a los que asistía el rey o la reina

    y por cierto el comunismo si es el coco como demuestran Mao o Stalin que son los dos mayores genocidas de la historia por delante de Hitler otro ejemplo de comunismo es Pol Pot que se cargo un 20% de la población del país. cuba corea del norte Vietnam laos o china son los únicos países comunistas que quedan y todos ellos son autoritarios y hay miseria así que no veo el comunismo como una salida…

    Responder a este comentario
  2. jep
    jep 01/03/2018, 13:45

    Lo que describe el autor no es distinto de lo que sucede en el resto del occidente. El papel que aquí juegan los “separatistas” e incluso los catalanes en general, en otros países lo ejercen los islamistas o el Islam. El miedo destruye el pensamiento racional y, combinado con el -inexistente- nacionalismo español, es una poderosa arma política. Los gobiernos europeos están en la misma onda que Rajoy y por ello, mientras pague la deuda, no le van a parar los píes.

    Responder a este comentario
  3. toni
    toni 26/02/2018, 17:16

    ¿Dónde paga sus impuestos Marta Sánchez? En Miami, como buena patriota.

    Responder a este comentario
  4. Chorche
    Chorche 23/02/2018, 21:16

    TODOS SOMOS VALTONYC Y HASEL
    videoclip del grupo de Hip Hop chileno ‘Lenguaje de Guerra’, integrantes también del PTR (Partido de Trabajadores Revolucionarios), en solidaridad con los raperos Valtónyc y Pablo Hasel, víctimas de la persecución hacia la libertad de expresión en el Estado español.
    http://www.laizquierdadiario.es/Todos-somos-Valtonyc-y-Hasel?id_rubrique=2653

    Responder a este comentario
  5. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 22/02/2018, 10:15

    …No es casual que la autora de la letra del himno español sea la misma que, con menos dignidad que ropa, se dedicó a subirles la moral a los soldaditos que participaron en la criminal invasión de Irak (impropiamente denominada “Guerra del Golfo”).

    Y tampoco es casual que entre quienes se declaran conmovidos por los penosos ripios de Marta Sánchez (M. Rajoy, Albert Rivera, la Guardia Civil…) se cuenten aquellos cuyos antecesores asesinaban, encarcelaban y condenaban al exilio a los poetas de verdad…
    (De el himno de la rubia tonta, de Carlo Frabetti)
    Ahora, como parte de la Unión Europea que somos, ya no los pueden asesinar, pero pueden encarcelarlos, pues los poderes del Estado, incluído el judicial, siguen fieles a la voz de su amo.
    Anteayer fué el rapero-poeta Pablo Hasel, ayer el rapero-poeta Valtonyc.
    Ambos personas comprometidas, que cantan las fechorías que los fascistas encubren y manipulan.

    Responder a este comentario
  6. Carmen C.
    Carmen C. 21/02/2018, 18:05

    Las banderas desteñidas de los patriotas de pacotilla.
    ¿Quien me puede decir que a esos patriotas se les ha visto alguna vez defendiendo la sanidad, las pensiones, la escuela pública, un trabajo digno, luchando contra le precariedad, contra la falta de libertades, contra los recortes, contra toda injusticia?
    Firmarán, siquiera, esta petición?:
    LA CIENCIA SE DESANGRA:
    Más de 90.000 empleos perdidos en los últimos años. Desde 2009, los presupuestos para I+D se han reducido en un 36% según la Conferencia de Sociedades Científicas Españolas. El déficit que acumula España supera los 20.000 millones de euros según los presupuestos generales del Estado. La ciencia se desangra.

    El progresivo abandono de la ciencia española provocada por los recortes y la fuga de cerebros está enviando al destierro a una “generación perdida” de científicos españoles.

    A estos recortes se suma la no ejecución de varias partidas presupuestarias. Se han restringidos plazas de investigación, cada vez es menor el apoyo a las infraestructuras científicas y las subvenciones a proyectos. En 2017 descendieron una vez más el número y la cuantía de subvenciones destinados a Proyectos de I+D+i del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación.

    Esta situación repercute negativamente en todo el sistema de ciencia y tecnología de todo un país, incidiendo además de modo dramático en investigadores jóvenes que no pueden establecer nuevos grupos de trabajo.
    https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-actuar-contra-los-recortes-econ%C3%B3micos-y-humanos-en-la-investigaci%C3%B3n-espa%C3%B1ola

    Responder a este comentario
  7. Nadaobtuso
    Nadaobtuso 21/02/2018, 13:11

    Excelente artículo.

    Responder a este comentario
  8. ñú
    ñú 21/02/2018, 13:03

    Síntomas de descomposición.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".