lamarea.com

lunes 23 julio 2018

LABORAL

Uber y Lyft conducen a los choferes a la pobreza y la desesperanza

“No trabajaré como un esclavo por unas monedas. Prefiero estar muerto”, dijo un taxista de Nueva York, poco antes de suicidarse frente al edificio del Ayuntamiento

10 febrero 2018
13:17
Compartir
Uber y Lyft conducen a los choferes a la pobreza y la desesperanza

DEMOCRACY NOW! // El lunes pasado por la mañana, un taxista y conductor de limusinas profesional de la ciudad de Nueva York llamado Douglas Schifter hizo un último viaje al área del Bajo Manhattan. Varias horas antes había publicado en Facebook una acusación contra las autoridades políticas por permitir que empresas de servicios de transporte en línea como Uber y Lyft desmantelen la industria del taxi de la ciudad y dejen sumidos en la pobreza a miles de conductores de taxi, entre ellos él mismo. Estacionado frente al edificio del Ayuntamiento en un sedán negro alquilado se suicidó de un disparo en la cabeza.

Schifter escribió en su publicación de Facebook: “Debido a la gran cantidad de coches disponibles, con conductores desesperados por intentar llevar el pan a sus hogares, [las empresas] reducen las tarifas a un nivel inferior a los costos operativos y los profesionales como yo nos quedamos fuera del negocio. [Las empresas] cuentan su dinero y nosotros quedamos tirados en las calles por las que antes conducíamos, sin hogar y con hambre. No trabajaré como un esclavo por unas monedas. Prefiero estar muerto”.

La mayoría de las principales ciudades tienen un servicio de taxi regulado desde hace mucho tiempo, lo que limita el número de taxis con licencia y exige un estricto cumplimiento de las normas de seguridad y de cobertura de seguros. Uber y Lyft, las principales plataformas de servicio de transporte en línea o “empresas de redes de transporte”, han logrado eludir esas leyes y multiplicar la cantidad de coches en las calles.

Bhairavi Desai, directora ejecutiva de la Alianza de Trabajadores del Taxi de Nueva York, un sindicato sin fines de lucro con más de 19.000 miembros, declaró en una entrevista para Democracy Now!: “Antes solía ??haber solo unos 13.000 taxis amarillos y otros 40.000 de otras compañías y coches negros, en total. Ahora hay más de 130.000. Nadie puede ganarse la vida así”.

Un nuevo informe elaborado en conjunto por el Proyecto de Ley Nacional de Empleo (NELP, por sus siglas en ingés) y la Asociación para Familias Trabajadoras, titulado Interferencia estatal por parte de Uber: cómo las empresas de redes de transporte compran, intimidan y engañan para lograr su desregulación, señala: “Las [empresas de redes de transporte], principalmente Uber y Lyft, convencieron a legisladores de la gran mayoría de los estados a anular y pasar por encima de las regulaciones locales y despojar a los choferes de sus derechos. La velocidad y la efectividad del uso de esta estrategia por parte de la industria, conocida como interferencia (o apropiación) estatal, no tiene precedentes”, indica el informe. El estudio también compara las tácticas de lobby utilizadas por Uber y Lyft con las de los grupos de presión de la industria del tabaco y las armas de fuego, e identifica 41 estados donde este cabildeo agresivo ha reducido o eliminado los derechos de las ciudades para regular las empresas de servicios de transporte en línea.

Nuevamente, estas son palabras de la portavoz de la Alianza de Trabajadores del Taxi, Bhairave Desai: “Es una carrera hacia el abismo. En 2016, Uber y Lyft gastaron en lobby más que Amazon, Walmart y Microsoft juntos. Recurren a su poder político para lograr la aprobación de leyes de desregulación de los servicios de transporte. La mayoría de sus lobbystas, por cierto, provienen del Partido Demócrata. Muchos de ellos pasaron directamente desde la Casa Blanca de [Barack] Obama a trabajar para Uber”.

La muerte de Douglas Schifter fue precedida por otro suicidio, unas semanas antes. Danilo Corporan Castillo se precipitó a su muerte desde lo alto de un edificio el 20 de diciembre, tras una audiencia ante la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad de Nueva York (TLC, por su sigla en inglés), en la que lo amenazaron con revocarle la licencia de conductor. Corporan Castillo escribió su nota de suicidio al dorso de la citación de la TLC.

En abril del año pasado, Bhairavi Desai testificó ante la TLC (acrónimo extraño para una comisión conocida por no brindarles a los taxistas de la ciudad una “atención amable”, sino, más bien, por imponer drásticas multas por incontables infracciones menores). Desai declaró:

“En mis 21 años de activismo en esta industria, jamás había visto personas en tal crisis: las bancarrotas, las ejecuciones hipotecarias, los avisos de desalojo. Ahora recibo llamadas telefónicas con pedidos de información sobre servicios para personas sin hogar, gente que quiere saber sobre líneas directas de prevención del suicidio. Hay un nivel de crisis muy arraigado entre los conductores de taxis. Debo decirles desde el fondo de mi corazón que, como defensora, algunos días simplemente no sé qué hacer. Esta es una crisis humana grave debido a la plaga financiera que existe en esta industria desde hace tres años. Esto me lleva a preocuparme seriamente por cómo será el futuro de las personas y, sin duda, por el nivel de crisis al que se enfrentan hoy en su vida cotidiana. Es una violenta carrera hacia el abismo. Para matar de hambre al taxista, Uber mata de hambre al chofer de Uber. Ese es el núcleo de la cuestión. Reducen las tarifas, lo que deja a los conductores en una pobreza abrumadora. Y lo hacen para poder reducir las tarifas de los otros sectores. Ningún chofer puede ganar en esta carrera hacia el abismo”.

La dirigente de la Alianza de Trabajadores del Taxi Bhairavi Desai lucha por fijar un límite en la cantidad de taxis y otros servicios de transporte privado, el uso de taxímetros en los diversos servicios de automóviles para garantizar un salario digno para los conductores y acceso a beneficios, principalmente atención médica para los conductores. Además, el Proyecto de Ley Nacional de Empleo y la Asociación para Familias Trabajadoras afirman que las legislaturas estatales deben dejar de hacer lo que exigen las empresas Uber y Lyft.

Douglas Schifter expresó en su publicación final en Facebook: “El propósito de la vida es aprender, enseñar y amar”. Además de conducir taxis durante cuatro décadas, fue un prolífico columnista de la revista especializada en limusinas Black Car News. Schifter escribió: “No sé de qué otra forma tratar de marcar la diferencia si no es con una exhibición pública de un asunto muy privado. Espero que, con el sacrificio público que hago ahora, se preste algo de atención a la difícil situación de los conductores, que la gente quiera salvarlos y que esto no haya sido en vano”.

© 2018 Amy Goodman

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Amy Goodman y Denis Moynihan

Amy Goodman y Denis Moynihan

8 comentarios

  1. Txori
    Txori 09/03/2018, 11:38

    Lo curioso es que el sector del taxi no ha evolucionado prácticamente nada en los últimos 50 años. Cuando las tecnologías han crecido exponencialmente en los últimos 15. Una pena. En management se empieza a utilizar la expresión “cara de taxista” para explicar la no adecuación a los tiempos de cualquier empresa.

    Responder a este comentario
  2. Viejo Árbol
    Viejo Árbol 14/02/2018, 17:13

    Nos fijamos en las ramas que se van rompiendo, pero será una tarea inútil si no atacamos las raices podridas del árbol, el sistema capitalista. Una tarea prioritaria podría ser una enmienda al artículo 17 de la Declaración Universal de DD HH, regulando el derecho de propiedad, que según ese artículo es ilimitado e intocable.

    Responder a este comentario
  3. Nui
    Nui 13/02/2018, 20:03

    …. politicuchos de la administracion de Obama pasandose a UBER… eso es la socialdemocracia en el mundo, una especie de “adormidera politica” para que el pueblo no salga a la calle a cortar cuellos de los que les explotan…
    Simplemente me dan asco.

    Responder a este comentario
  4. El Lepero
    El Lepero 12/02/2018, 19:02

    Lo peor y mas dramatico es que en su mayoría los taxistas siguen ninguneando el problema, para cuando se quieran dar cuenta sera demasiado tarde. Espero y deseo equivocarme. El Lepero.

    Responder a este comentario
  5. Taxiva24h
    Taxiva24h 12/02/2018, 10:37

    Cuanto más para prohibir este tipo de empresas? Cuantos más han de morir en vano?

    Responder a este comentario
  6. Cristian
    Cristian 11/02/2018, 22:12

    La culpa la tienen los gobiernos. Como puede ser que en Argentina, cuando te subis a un taxi, le pagas el suedo al chofer, el mantenimiento del auto y la ganancia al dueño. Porque dejan que empresas extranjeras desvirtuen el mercado cuando la tecnologia y las leyes para implementar servicios de calidad y a un precio asequible, dejando de lado intermediarios innecesarios, es posible.

    Responder a este comentario
  7. Rogelio
    Rogelio 11/02/2018, 11:06

    Es denigrante lo que el liberalimos arrastra, pero esto no acaba en los taxi hay un uber esperanda para emerger en cada actividad economica, tiempo al tiempo.

    Responder a este comentario
    • Baldtaxi
      Baldtaxi 12/02/2018, 19:03

      Cuanta razón. Llegará a abogados, sanidad, administraciones ….. aunque parezca increíble son un poder que dominaran el mundo si lo permitimos.
      Puede parecer ciencia ficción, en 1980 ir viendo la tele por la calle y hablando por teléfono sin cable también lo era y no han pasado ni 40 años. Si no se levanta la población integra mal futuro tenemos y no es un llamamiento de izquierda o derecha, esto nos va a afectar a todos. Probablemente contra mejor posición se tenga más perjudicado sera

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.