lamarea.com

jueves 23 noviembre 2017

Medio ambiente

Jacob Lebel: “Nuestro sistema legal reconoce que el cambio climático amenaza nuestros derechos”

Entrevistamos a uno de los 21 jóvenes activistas climáticos de Estados Unidos que se han querellado contra contra el gobierno de Donald Trump por no proteger sus derechos.

23 octubre 2017
12:14
Compartir
Jacob Lebel: “Nuestro sistema legal reconoce que el cambio climático amenaza nuestros derechos”
El activista climático Jacob Lebel. Crédito: Andrea Willingham

Cuando en 2015 empezó a escuchar noticias de un gasoducto que se iba a construir a sólo un kilómetro y medio de la granja de sus padres, Jacob Lebel ya tenía conciencia ecológica. Sin embargo, fue esa amenaza la que le hizo unirse al caso que enfrenta a 21 jóvenes estadounidenses contra el gobierno federal. Sus derechos, afirman, no han sido protegidos como manda la constitución.

Sé que creciste en una granja en Oregón. ¿Cómo influyó tu educación para que te convirtieras en activista climático?

Mis padres me educaron en casa, así que tenía mucho tiempo para explorar los bosques y las cañadas alrededor de la granja. Me ocupé de los animales desde que tenía 9 o 10 años, y con 15 años ya cuidaba algunas plantas y tenía a cargo uno de los negocios de la granja, vendiendo frutas y verduras en la comunidad. No creo que nunca pensase en ser activista, en el sentido tradicional de la palabra, pero es cierto que me crié muy cercano a la naturaleza. Creo que eso me dio una base, aunque no me diese cuenta, para ser lo que soy ahora. Puede que otras personas que no tengan esa experiencia tengan más dificultades en entender lo que hacemos.

¿Cómo te sientes afrontando esta responsabilidad a los 20 años?

Puede que no te lo creas, pero me siento mayor. Soy el segundo mayor del grupo, después de Kelsey Juliana, que tiene 21. La mayoría de mis compañeros y compañeras son muy jóvenes, el menor tiene 10 años, y son increíbles. ¡Hablan en público mejor que yo!

También estoy muy agradecido. Cuando Trump fue elegido presidente, sentí que tenía una plataforma desde la que canalizar mi energía y la de muchos otros. Siento que estoy haciendo algo, cambiando las cosas. No he buscado nada de esto, pero estoy encantado. Es una auténtica suerte poder estar aquí.

¿Has sufrido alguna consecuencia a nivel de comunidad por enfrentarte a los combustibles fósiles?

Yo no he vivido nada demasiado reseñable, pero para una de mis compañeras, Jayden Foytlin [que vive en un condado petrolero en Louisiana] está siendo muy duro. La madre de su mejor amiga, por ejemplo, le impidió verla, por ejemplo, porque está enfrentándose a Trump. No sé si le importaba tanto cuando el denunciado era Obama.

Yo vivo en una zona predominantemente republicana. Todos mis vecinos votaron por Trump. Sin embargo, nunca he pasado por eso. Lo cierto es que aquí las personas se respetan unas a otras, hay mucho espíritu de comunidad. Intento educarme lo más posible para, cuando tengo la oportunidad de hablar con alguien, poder convencerlo de que estamos haciendo lo correcto.

Intento también no culpar a nadie a nivel individual. No sabes de dónde viene cada uno. No todos han tenido la posibilidad de entender este problema. Excepto a Trump. Con él hago una excepción.

Os estáis enfrentando a algunas de las personas más poderosas del mundo. ¿Por qué crees que vais a ganar?

La organización legal que nos ayuda, Our Children’s Trust, ya ha trabajado y ganado en casos similares en el pasado, contra gobiernos estatales. Hay muchos jueces que parecen receptivos a este discurso. Y hay otros casos en los que los jueces están tomando en cuenta los impactos climáticos de las emisiones de gases de efecto invernadero para otros asuntos, como dejar a manifestantes en libertad sin cargos. Nuestro sistema legal reconoce que ésta es una amenaza para nuestros derechos.

Creo que el poder ejecutivo en Estados Unidos está terriblemente corrompido en este momento. No se trata sólo de ganar y obligar legalmente a reducir las emisiones. Se trata de llamar la atención sobre el problema. Hacemos todo lo que podemos, y eso es todo lo que podemos hacer.

Donación a La Marea

Santiago Sáez

Santiago Sáez

1 comentario

  1. María R.
    María R. 23/10/2017, 20:39

    En EEUU de América, tal como sucede en el reino bien-atado de España, hay, por lo visto, mucha incultura, mucha cabeza rellena de paja, vamos, mucho entretenimiento para que la gente no piense y sobre toda mucha manipulación informativa de la prensa capitalista/consumista, ¿no, Jacob?
    Gracias, luchador, en tu país ser como tú eres tiene doble mérito.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones presidenciales en Chile: lo que está en juego

"En este momento ningún candidato puede sentirse realmente vencedor, por más que proclame lo contrario en su cierre de campaña". Manuel-Fabien Aliana analiza el panorama político de Chile a pocas horas de las elecciones presidenciales.

Los socios/as escriben

La gran guerra mundial

La guerra global de los ricos contra los pobres es silenciado y minimizada, sostiene el autor