La paciencia de los ciudadanos

"La base de la política, que es el cinismo, se parece demasiado a los ejercicios de crueldad infantil en el patio de un colegio".

Resulta curioso cómo se pasa de la comedia a la tragedia y viceversa. Ayer ardían las calles, como quien dice. Hoy los diputados juegan como niños en un cumpleaños triste a patearse por los dulces que han caído de la piñata rota, mientras la niña Cifuentes reparte banderitas rojigualdas entre los de la esquina de los matoncillos. La base de la política, que es el cinismo, se parece demasiado a los ejercicios de crueldad infantil en el patio de un colegio. Pero ni el cinismo ni la crueldad son propias de los ciudadanos en general, de esos que creyeron, de los que sufren, de los feroces ni de los taxistas. Según algunos que dicen saber, a ellos les son propias la tosquedad y los cuernos. No lo creo. Más bien un tirar hacia delante contando las moneditas de siempre. Y si es posible, leer.

Esa idea que intenta convencernos de que cuanto más tosca sea la mentira política, más predicamento, esa idea podrida… Es sencillamente paciencia. Lo de los ciudadanos es, por el momento, sencillamente paciencia ante los dulces, la piñata, el cinismo y esa forma infantil de crueldad que es la frivolidad en política.

Donación a La Marea

Cristina Fallarás

Periodista y escritora. También colabora en Público.es y Cuatro, entre otros medios. Su última novela es Honrarás a tu padre y a tu madre. Recibió el Premio del Director de la Semana Negra de Gijón (2012) y el Premio Dashiell Hammet de novela negra (2012), entre otros galardones. Previamente trabajó para El Mundo, Cadena Ser, RNE, Diario ADN, Telecinco, Antena 3, La Sexta...

Comentarios

5 respuestas a “La paciencia de los ciudadanos”

  1. Aún sería peor que desapareciera la política que es lo que pretenden los poderes económicos. Que sea administrado todo por gestores o técnicos, mentes frías y mercantiles.
    Los políticos que tenemos hoy en el gobierno del reino de Españistán es lo que merece el pueblo de Españistán de hoy, un pueblo profundamente manipulado y conducido como un gran rebaño de borregos.
    Un pueblo de ovejas engendra un gobierno de lobos. Cada país, salvo una pequeña minoría sufriente, tiene el gobierno que merece.
    Al menos Cataluña, pueblo y gobierno, luchan. En España lxs poquitxs valientes que han plantado cara al sistema están o en la cárcel o pendientes de juicio.

    • ¿Porque luchais en Cataluña? por el 3% que os roban Pujol, Artur MAs y Puigdemont? o por lo que os roban los amigos de Oriol Junqueras?
      me parece que tu eres otro borrego, te la han colado bien

  2. Efectivamente, lo de los políticos con el pueblo, grosso modo, es un caso de “bullying” a gran escala; del mismo modo que -pienso- el proceder del Gobierno español y adláteres para con Cataluña es el de un maltratador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner