lamarea.com

lunes 18 diciembre 2017

Opinión

#HolaQuéTal

Los que no besan a la policía

“Considerar un valor no haber ido nunca a una manifestación da sin duda un retrato del neo-manifestante”, sostiene Fallarás.

09 octubre 2017
21:01
Compartir
Los que no besan a la policía

Por un lado, están los que salen a la calle agarraditos a la bandera. A una o a otra, a la que sea. Por otro, los que ni tienen bandera que enarbolar ni se les ocurriría comprarla.

Por un lado, están los que besan a la policía y le regalan flores, sea una policía u otra, y les dan vivas y los jalean. Por otra, los que no besan policías. Besar a la policía, se mire como se mire, no es un gesto normal.

Mucho se ha repetido que este domingo salió a la calle “la minoría/mayoría silenciosa”. Incluso los propios manifestantes lo repetían “hola, soy de la minoría silenciosa”, etc. De hecho, por si no quedaba los suficientemente claro, muchos de ellos insistían en el hecho de no haber asistido nunca a una manifestación. Considerar un valor no haber ido nunca a una manifestación da sin duda un retrato del neo-manifestante.

Así que no, esos silenciosos tampoco salieron el domingo a la calle en Barcelona.

Los que han salido, hasta ahora: de un lado, los que besan a los Mossos e insultan a la Policía Nacional y la Guardia Civil; de otro, los que besan a la Policía Nacional e insultan a los Mossos. Unos enarbolan la estelada y los otros la bandera española, si acaso junto a la señera. No son muy distintos, unos y otros.

Los del silencio son el resto, los que no besan a la policía. Y, por más que insistan los medios de comunicación, siguen calladitos.

Donación a La Marea

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Cristina Fallarás

Cristina Fallarás

7 comentarios

  1. Rude
    Rude 03/12/2017, 13:55

    Pues yo soy de las que no salen con estelada, con ninguna bandera, nunca la he tenido y no he tenido necesiadad, tampoco voy a besar nunca a ningua policia, y yo sí que salí a la calle, salí a cortar carreteras, salí a darle a la cacerola todo por protestar contra el Gobierno Español. Y todos esos que dicen q españa no es fascista, que se vive muy bien, son los mismos que no se mueren de hambre y que se quejan por un día de vaga o por 5 minutos de cacerolada… iros a honduras

    Responder a este comentario
  2. Silviabarna
    Silviabarna 11/10/2017, 12:47

    Gracias por este artículo!!!!!

    Responder a este comentario
  3. Rafa
    Rafa 10/10/2017, 18:02

    Primera noticia que tengo de vuestra existencia y me dais auténtica grima. La marea nunca mais

    Responder a este comentario
  4. Miriam
    Miriam 10/10/2017, 12:54

    Disfruté mucho de la publicación de La Marea de octubre. Me ha sorprendido esté artículo. Muy, muy, muy malo.

    Responder a este comentario
  5. Viva Espa?a
    Viva Espa?a 10/10/2017, 12:23

    Unos fueron a un acto ilegal y los otros, en familia, bien arreglados a un acto democrático

    Responder a este comentario
  6. Maurici
    Maurici 10/10/2017, 10:08

    Unos fueron zurrados, los otros no. Empieza a preocuparme la equidistancia de La Marea…

    Responder a este comentario
    • No
      No 10/10/2017, 14:01

      No es equidistancia. Es oposición a los otros dos “bandos”. Está hablando del tercer vértice del triángulo, ese que es ninguneado desde los otros dos vértices. Ese que lleva años pidiendo que se sienten a hablar viendo la que se estaba armando.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones en Chile: por qué puede ganar el centro-izquierda

"A pesar de todas las críticas, Alejandro Guillier podría ganar a Sebastián Piñera en las elecciones de este domingo en Chile", sostiene Manuel-Fabien Aliana.

Los socios/as escriben

Otra mujer confiesa que la han violado

"Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable", reflexiona Amparo Ariño