lamarea.com

sábado 21 octubre 2017

Opinión

Lo que aún no ha entendido Juan y Medio (ni la sociedad)

“Tras varios días leyendo sobre el sketch en Canal Sur, llego a una conclusión: no somos conscientes del daño que una broma como esa puede causar”.

16 septiembre 2017
09:37
Compartir
Lo que aún no ha entendido Juan y Medio (ni la sociedad)

Creo que Juan y Medio apoyaría campañas contra la violencia machista –si no lo ha hecho ya– con pleno convencimiento. Tras varios días leyendo artículos sobre el sketch emitido en Canal Sur y hablando sobre él con amigos y amigas, llego a una conclusión: no somos conscientes del daño que una broma como esa puede causar. Por eso creo que Juan y Medio dijo que había que tomarse las cosas con calma y su compañera Eva Ruiz alegó que era una broma pactada –nunca pensé que no lo fuera–. Porque no somos conscientes. El problema es precisamente ese, que no somos conscientes de por qué no podemos hacer bromas como esa.

No podemos porque, a la vez, necesitamos explicar todos los días que cuando una mujer dice no, es no. No tengo ninguna duda de que Juan y Medio y Eva Ruiz apoyan también esas campañas contra el acoso y la violación –que han empezado a ser tenidas en cuenta no hace mucho, por cierto–. Pero el mensaje de esa broma –pienso que sin pretenderlo– hace saltar por los aires toda esa lucha. El problema de fondo, insisto, es que ni Juan y Medio, ni Eva Ruiz ni la sociedad en general somos conscientes de que bromas como esa alimentan la educación machista que con tanto esfuerzo estamos intentando combatir.

Por eso dijo también Juan y Medio aquello de “ladran, luego cabalgamos” y que lo que importa es que la gente se lo pase bien. Por eso respondió Eva Ruiz que no era víctima de nada. Porque todavía no hemos comprendido qué es y qué genera la violencia machista, porque en el imaginario colectivo aún creemos que la violencia machista solo es cosa de unos cuantos maltratadores que surgen de la nada, porque parece que si no hay moratón, no hay violencia, y por eso a muchas mujeres se las llama exageradas.

El problema no es solo la broma de Juan y Medio, son todas las bromas y mensajes que recibimos a diario, que van calando y alejándonos de esa educación que necesitamos para llegar a sociedades más igualitarias. Educación en la escuela, en el parque, en la tele –pública o privada, da igual, y con mucha más razón con más audiencia– y por supuesto en casa.

Todos somos responsables de las sociedades que creamos y todos tenemos que contribuir a mejorarlas, los medios de comunicación también. Sobre todo, por las nuevas generaciones –un estudio reciente, elaborado por Carmen Ruiz Repullo, identifica esas formas de violencia basadas en el control más que en los golpes como el gran problema en la adolescencia–. Pero también por los mayores. Hoy ya entendemos que detrás de las emotivas reconciliaciones de Lo que necesitas es amor se escondían muchas veces historias de violencia machista. Mañana entenderemos más cosas. Porque la igualdad avanza, entre otras cuestiones, por no dejar pasar ni una.

Donación a La Marea

Olivia Carballar

Olivia Carballar

14 comentarios

  1. Claudia
    Claudia 19/09/2017, 08:43

    Esto no fue una simple broma. Como dice la autora, transmite más que un mensaje humorístico. Soy mujer y todos los días tengo que aguantar cómo hombres desconocidos me persiguen, me gritan por la calle… por ser yo, a su juicio, un mero objeto sexual al que hay que decir lo guapa que es. ¿Qué me importa su opinión? ¿Acaso hay que ir acosando a las mujeres? Observo que los que decías que esta columna de opinión es una ”tontería” deberías experimentar lo que sufre una mujer todos los días cuando sale a la calle.

    Responder a este comentario
  2. Rafael
    Rafael 17/09/2017, 23:59

    Demasiada importancia para una tontería. Nos estamos encorsetado tanto en clichés y buenas maneras que estamos perdiendo el sentido del humor. Sólo demuestra la gente que no ha perdido el sentido del ridículo. Cosa que me parece por la reacción ante cualquier cosa.

    Responder a este comentario
  3. jose antonio
    jose antonio 17/09/2017, 10:56

    yo creo que eso no se debe dar en TV.pues ahi niños que los ve y yo tengo nietos que le diria un padre a la maestra del cole si mi nieto le levantara la falda a una niña en el cole
    lo verian normal yo creo que no lo castigarian no se cuanto.pero ahio esta que reflexioneis los que dicen que no pasa nada

    Responder a este comentario
  4. Gobierno tijeretero
    Gobierno tijeretero 17/09/2017, 10:05

    Eva y Juan ya han dicjo que fue una broma pactada. Pero como se le puede sacar punta y cote a la tijera, pues a machacar. Y si mañana al guionista se le ocurre incluir un episodio de juego del escondite, pues más leña por perseguidor. Y, entretanto, a tolerar a toda la recua de tijereteros de recortes vitales: ministros, empresarios…

    Responder a este comentario
    • Malo
      Malo 18/09/2017, 10:10

      Una cosa no quita la otra. Hablamos de machismo y luego si tú quieres tocamos también los recortes, pero no mezclemos temas que no vienen a cuento.

      Responder a este comentario
  5. Ive
    Ive 16/09/2017, 22:04

    Han exagerado el tema.. No hay nadie más protector de la mujer, los niños y los mayores que Juan y Medio… Defiendo la idea de que sólo era parte del guión a manera de broma… Déjenlo en paz ya.

    Responder a este comentario
    • Alfred
      Alfred 17/09/2017, 09:21

      Leyendo un poco más se aumenta la comprensión de lo leído, y la reflexión aumenta la capacidad de argumentación. La critica constructiva siempre ha de tomarse como algo positivo y nos hace avanzar como sociedad. Ánimo no es nada difícil.

      Responder a este comentario
  6. Alma errante
    Alma errante 16/09/2017, 17:51

    Pensamiento arcaico, nada de acuerdo en lo que he leído, están actuando, se le fue la tijera, nada más, ver algo sucio y machista en ello sólo quiere decir una cosa, el problema lo tiene quien ve algo sucio, y llevarlo a una parte de vuestra vida con poca frescura. Por lo demás son envidias hacía el personaje. Me pregunto por qué no os parece mal otros programas más penosos,plenos de subnormalidad y presentadores que se apuntan a lo que sea. Juan y medio, por lo menos dedica un programa a la tercera edad y se lo pasan bien, olvidan la soledad, simplemente se lo quieren cargar, algún politiquillo que no le entra por su ojito derecho, y después los medios se mueven como hilos dirigidos…

    Responder a este comentario
    • ferrante
      ferrante 16/09/2017, 20:32

      Lee de nuevo. La argumentación es clara, y es obvio que se condenan hechos más evidentes. “Me pregunto por qué no os parece mal otros programas más penosos”, esto no aparece y tampoco es el objetivo del artículo, que es sobre otro tema. En otras ocasiones se han condenado, yo creo que es una constante en éste y otros medios. Aquí se critica una forma de machosmo subterráneo que nos debería sobresaltar automáticamente. La suciedad y el machismo está en la sociedad, que nos impide ver que este tipo de bromas ocultan una agresión contra todas las mujeres (ojo, dentro del humor podemos hacer todo tipo de bromas, pero el contexto de estos programas es lo que las hace inapropiadas: normalizan el machismo).

      Responder a este comentario
  7. Miguelito
    Miguelito 16/09/2017, 13:39

    Pues si,la verdad, no se podía decir mejor. Enhorabuena por el artículo. Deberí leerse en voz alta en las Escuelas….y en el Parlamento.

    Responder a este comentario
  8. Cecilio Gordillo
    Cecilio Gordillo 16/09/2017, 11:57

    Maravillosa y pausada reflexión, cosa que hoy es difícil de encontrar, debido en parte a la inmediatez de las redes. En alguna ocasión he comentado que Juan y Medio lo que necesita es un par de años de descanso, pues aunque tenga mucho personal a su servicio, le hace falta reciclarse y no será por falta de medios económicos.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM53 – Octubre 2017

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor