lamarea.com

martes 26 septiembre 2017

Política

El controvertido banco suizo UBS plantea mudarse a Madrid

El gigante financiero suizo, salpicado por los principales escándalos de evasión fiscal, blanqueo de capitales y nexos con el crimen organizado, podría mover su sede londinense a Madrid.

14 septiembre 2017
13:31
Compartir
El controvertido banco suizo UBS plantea mudarse a Madrid
Entrada a un edificio del banco suizo UBS. Foto: Martin Abegglen.

Siguen los movimientos en la primera división de las finanzas mundiales tras el Brexit. En julio el banco estadounidense Citibank anunció que traerá parte de su negocio de finanzas privadas a Madrid. Ahora UBS, el mayor banco de Suiza, está considerando la capital española como posible destino de su actual sede en Londres. Así lo reconoció este miércoles Andrea Orcel, jefe de Banca de Inversión de UBS, en declaraciones a Bloomberg TV que también recoge el diario Expansión.

Algunas de las figuras más destacadas del mundo de la economía y los negocios en España difundieron y aplaudieron la noticia, resaltando las ventajas que tendría traer a Madrid a hasta 5.000 empleados del UBS en Londres. Uno de ellos fue Daniel Lacalle, que desde el año pasado y a petición de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (le asignó un presupuesto de 180.000 euros), anima a fondos de inversión, bancos y otras multinacionales que se plantean salir de Reino Unido tras el Brexit a que se instalen en la capital de España.

UBS es una de las entidades financieras más antiguas (fundada en 1856) y el mayor banco privado del mundo, por delante de Bank of America Merrill Lynch y Morgan Stanley, aunque eso no impidió que Suiza e incluso el gobierno de Singapur tuvieran que rescatarla en plena crisis subprime. Conocido como Union Bank of Switzerland (Unión Banquera de Suiza) hasta 1998, se trata también de uno de los bancos más controvertidos por su frecuente aparición en escándalos de alcance mundial relacionados con delitos económicos y financieros, a menudo vinculados al crimen organizado, una faceta que con frecuencia queda apartada de las noticias que protagoniza, incluida la de este miércoles.

¿De dónde viene la mala fama del UBS?

UBS tiene una plantilla de 59.000 personas repartidas en 54 naciones. Su cartera de activos alcanzó los 1,73 billones de dólares en 2016, una cifra superior al PIB de Rusia, España, Canadá, México y otros 182 países ese mismo año, según las cifras del Banco Mundial. Solo las 9 mayores potencias económicas del planeta generan en un año un monto superior a los bienes en manos del UBS.

La mala fama mundial del UBS tiene sus raíces en la Segunda Guerra Mundial, cuando este banco aprovechó la neutralidad y el secreto bancario de Suiza para hacer negocios con la venta de oro robado, títulos ilegales y otros activos, en gran parte procedentes de familias judías expropiadas y asesinadas por el nazismo. La información sobre los negocios del UBS con los nazis no vio la luz hasta los años 90. El tema se zanjó a finales de aquella década cuando la entidad aceptó colaborar con investigaciones sobre fortunas nazis y el pago de 1.250 millones de dólares para compensar a las víctimas del Holocausto.

Cuando parecía que UBS comenzaba a superar aquella crisis de imagen, un tribunal de Zúrich imputó Josef Oberholzer, antiguo subdirector de esta entidad, por haber ayudado a los cárteles de la droga colombianos a blanquear 150 millones de dólares, el mayor caso de lavado de dinero ilícito hasta la fecha.

Unos años después, en febrero de 2009, con los efectos de la crisis propagándose por todo el planeta y por las propias cuentas del UBS, las autoridades de Estados Unidos impusieron una multa de 780 millones de dólares a este banco suizo por ayudar a sus clientes a evadir impuestos en ese país por valor de 20.000 millones de dólares. La información que dio lugar al caso fue posible tras una filtración realizada por Bradley Birkenfeld, antiguo empleado de UBS ahora condenado a dos años y medio de cárcel. Este fue el detonante para que las principales potencias económicas, con problemas de déficit presupuestario y con Estados Unidos a la cabeza, pusieran en marcha nuevas leyes para endurecer la lucha contra la evasión fiscal.

A pesar de las sanciones, UBS siguió adelante con su particular modus operandi y en 2012 volvió a ser condenada a pagar una sanción de 1.530 millones de dólares por manipular durante cinco años el Libor, tasa de referencia en el mercado mundial de préstamos interbancarios (calcula la media de los tipos de interés de los bancos que operan en la City londinense). Los empleados de UBS se ponían de acuerdo con brokers y banqueros de otras entidades para coordinar compras y ventas masivas capaces de alterar la evolución de la bolsa, generando así plusvalías millonarias e ilícitas en cuestión de segundos. La manipulación del Libor también salpicó a entidades financieras como el Barclays.

UBS también figura entre los bancos que entre 2011 y 2014 procesó más de 70.000 transacciones de millones de dólares de un amplio esquema ruso de blanqueamiento y fuga de capitales destapado por la organización Proyecto de Informes sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP) y el diario ruso Novaya Gazeta en abril de este año. Con la ayuda de UBS y otras entidades, como Barclays, JP Morgan y HSBC, más de 500 fortunas procedentes de Rusia lograron mover parte de su dinero hasta los paraísos fiscales de Reino Unido en el Caribe y el Canal de la Mancha.

Precisamente en 2014 los tribunales belgas y francesas, con ayuda de Alemania, abrieron varias investigaciones contra UBS por supuesto lavado de dinero y participación en una organización criminal a través de otro esquema de fraude fiscal con el que la entidad captaba clientes de forma ilegal y blanqueaba sus fortunas, procedentes de fuentes lícitas e ilícitas, por valor de 12.000 millones de dólares. El juicio aún está abierto y de momento UBS ha tenido que pagar la fianza más alta de la historia de la judicatura francesa: 1.100 millones de euros.

Antes de que estallara la crisis financiera, UBS también saltó a las portadas por ser el banco encargado de transferir, a través de su sede en Ginebra (Suiza), los 1.500 millones de dólares que Angola le debía a Rusia por una serie de préstamos garantizados con el petróleo angoleño que formaban parte del esquema creado por la petrolera francesa Elf Aquitane para evadir el fisco en varios países africanos, como se supo más tarde. La operación a través de UBS fue ejecutada por Abalone Investment Limited, sociedad propiedad del controvertido empresario y traficante de armas Pierre Falcone, condenado a cuatro años de prisión en Francia por el caso de lavado de dinero conocido como ‘Angolagate’. En ese caso también estuvieron imputados varios altos cargos políticos franceses. Según la organización Global Witness, que tuvo acceso al sumario del juicio, entre 1993 y 2000 Falcone transfirió al menos 54 millones de dólares a Angola para pagar sobornos de funcionarios de ese país.

En un sector de la alta sociedad española, UBS también figura como una de las entidades suizas favoritas para ocultar grandes sumas de dinero al fisco. Las fortunas españolas acumularon 8.000 millones de euros entre 2006 y 2008 en la sede suiza del UBS, según reconoció la Agencia Tributaria en octubre de 2016, después de que esta entidad suiza alertara a sus clientes de que estaba siendo investigada por la Hacienda española. Por ejemplo, el exembajador de España en Iraq y Afganistán, Elías de Tejada, llegó a tener más de dos millones de euros en una cuenta del UBS hasta 2011, tal y como revelaron los Papeles de la Castellana. También los Aristrain, familia destacada de la industria siderúrgica española, empleó cuentas del UBS para ocultar 27,2 millones de euros al fisco español. Los Aristrain llegaron a acumular la segunda mayor fortuna de España, por detrás de los Ruiz Mateos.

En octubre de 2016, UBS compró al Santander un edificio de 13.000 metros cuadrados en la localidad madrileña de Las Rozas, además de un inmueble de 11.000 metros junto a la céntrica avenida Diagonal de Barcelona. La entidad explicó que, además de Madrid, también baraja mudar su sede a Fráncfort y Ámsterdam.
Donación a La Marea

José Bautista

José Bautista

1 comentario

  1. Tiberio
    Tiberio 17/09/2017, 14:37

    Evasión fiscal,blanqueo de capitales,crimen organizado…está claro que la España ppsoera es el lugar ideal para este banco donde establecer su sede.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM52 – Septiembre 2017

Última hora

Tus artículos

Harto de historia(s)

El escritor Boris Matijas, nacido en Knin (Croacia), reflexiona sobre las similitudes dialécticas que encuentra entre el conflicto de los Balcanes y Cataluña a raíz de un artículo publicado por Antonio Maestre.

Los socios/as escriben

Intelectuales en la vida pública: desmontando mitos

"El siglo XX parió dos grandes sistemas dictatoriales -comunismo y fascismo-, y bajo su sombra crecieron  los llamados intelectuales filotiránicos", escribe la autora.