lamarea.com

martes 26 septiembre 2017

Opinión

Silencio mediático ante un acto multitudinario en Valencia sobre el referéndum

Cientos de personas abarrotaron la Universitat de València para escuchar a los diputados catalanes Anna Gabriel y Josep Nuet pese a las amenazas fascistas.

14 septiembre 2017
17:43
Compartir
Silencio mediático ante un acto multitudinario en Valencia sobre el referéndum
El acto organizado por AContracorrent en Valencia. GABRIEL RODRÍGUEZ

La Universitat de València se despertó llena de pintadas nazis el pasado miércoles. Nada que no hubiera pasado ya anteriormente, más aún cuando está a pocos metros del estadio Mestalla, una zona habitual de los ultras, que a menudo se divierten decorando las paredes de las facultades con toda clase de simbología fascista y amenazas. Esta vez, las pintadas estuvieron motivadas por el acto que tendría lugar por la tarde en la Facultad de Geografía e Historia, organizado por el sindicato de estudiantes AContracorrent, en el que estaban anunciados los diputados Josep Nuet, de Catalunya en Comú, y Anna Gabriel, de la CUP, y el periodista valenciano David Segarra.

“Tiro a Ana Gabriel”, “Ana Gabriel eres una puta”, “Muerte al traidor”, “Sieg Heil”, “CUP jamás bienvenidos”, “Fuera CUP” y “Viva España”. Todas estas pintadas alrededor del lugar del acto fueron reproducidas por varios medios de comunicación, atentos a la escalada de tensión entre el Estado y los que defienden el derecho a decidir de Cataluña. Todos los medios explicaron que las pintadas contra Gabriel eran la bienvenida que daba la extrema derecha a la charla de por la tarde. Las muestras de solidaridad llegaron de todas partes, algunas más tibias que otras, pero se habló del acto previsto. A priori. De lo que pasó después, del acto en sí, hoy, un día después, ni una palabra. Y no porque no hubiese prensa. Ni porque fuera un fracaso. Todo lo contrario.

Quien conoce un poco Valencia ciudad sabe que las acciones de la extrema derecha contra la izquierda y contra el independentismo son más que habituales, y han disfrutado de una impunidad sospechosa durante décadas desde la Transición. La conocida Batalla de València, que alargó y secuestró la transición valenciana más aún, se conoce poco fuera del País Valenciano, pero es uno de los ejemplos más evidentes de la virulencia y la impunidad de la extrema derecha en España, con la característica casi única de la catalanofobia. Sus víctimas han sido desde intelectuales considerados catalanistas, como partidos políticos, organizaciones, librerías, centros sociales, artistas, individuos e incluso las Universidades. Todos los que forman parte del supuesto plan imperialista catalán encarnado por los “traidores” valencianos que lo son solo por aceptar la unidad de la lengua catalana, esto es, que valencianos, catalanes y baleares hablamos el mismo idioma, un hecho sin ningún tipo de discusión filológica.

Da igual que esto no signifique una defensa de los Países Catalanes (la reivindicación de la unidad política de estos territorios),  ni siquiera la independencia. Reconocer la unidad de la lengua ya te ha convertido en catalanista en Valencia. Y a excepción de quienes señalan, el resto son todos catalanistas manipulados o vendidos al oro catalán. Esta persecución y acoso ha continuado hasta hoy en día, aunque la violencia ha disminuido considerablemente desde hace escasos cinco años hasta ahora. Es importante explicar esto porque sino no entenderemos la importancia y la excepcionalidad del acto de ayer y el silencio mediático al respecto.

Con los antecedentes expuestos, las pintadas provocaron un llamamiento a defender un acto que, lejos de ser un mitin del independentismo, pretendía dar voz a dos posiciones distintas respecto al proceso catalán, enmarcadas dentro del derecho a decidir que defendían ambos oradores, tanto Gabriel como Nuet. El sindicato que organizó el acto, AContracorrent, no es independentista. Está ligado a organizaciones de izquierdas, sí, pero el voto nacionalista en las universidades históricamente se ha dirigido hacia el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y el Bloc d’Estudiants Agermanats (BEA).

El hecho de que fuese AContracorrent quien organizó el acto era cuando menos una apuesta por el diálogo y por las ganas de escuchar las diferentes izquierdas que defienden el referéndum catalán. Y es que la Universidad y los estudiantes que la llenan quieren saber, escuchar y aprender. Parece lógico, pero hoy en día puede ser incluso objeto de amenazas y de denuncia, como es este caso. Aun así, a pesar de ello, la sala se llenó una hora antes del acto, y cerca de 200 personas se quedaron sin poder acceder por el aforo limitado. Entre el público había mayoritariamente estudiantes, pero también algunos profesores, diputados valencianos de distintos partidos, activistas sociales y grupos feministas que querían mostrar su apoyo a Anna Gabriel ante las amenazas recibidas. Por otra parte, numerosas personas habían acudido solo para proteger el acto, sabiendo que no entrarían, pero permaneciendo en las puertas para evitar cualquier intento de agresión o boicot de la extrema derecha, como advertían las pintadas aparecidas por la mañana. Pero allí no vino nadie que no fuese a escuchar respetuosamente la charla. No aparecieron los grupos neonazis que hace 10 años se presentaban en cada acto tachado de catalanista, como lo hicieron reiteradas veces en la Universidad, pero también, incluso, en presentaciones de libros o en un concierto de Raimon en el Teatro Olympia. La charla de ayer se desarrolló con absoluta normalidad, y la sala estaba llena de periodistas que fueron testigos. Hoy, sin embargo, la mayoría de los medios presentes no explica nada de esto.

David Segarra, el periodista valenciano que compartía mesa con los diputados catalanes, trató de explicarlo in situ, consciente de la importancia de lo que se vivió ayer en Valencia: “Hemos derrotado al fascismo”. La sala estalló en aplausos. Entre el público, en segunda fila, estaba el padre de Guillem Agulló, militante independentista y antifascista asesinado en 1993 por un grupo neonazi. La sala gritó “Guillem Agulló, ni olvido ni perdón”, un grito vigente todavía casi 25 años después del crimen, un icono de la memoria colectiva de los valencianos conscientes del sangriento y constante embate de la extrema derecha en el País Valenciano. Efectivamente, si la extrema derecha tenía previsto hacer acto de presencia, no lo hizo, posiblemente al ver la gran cantidad de gente que desde una hora antes se había concentrado en las puertas de la Facultad.

La prensa ha silenciado todo esto, incluso el acto, en un contexto donde cualquier anécdota referida al proceso catalán se repite en todos los medios, más aún cuando es fuera de Cataluña. La noticia de ayer fue, en cambio, el acto que intentó hacer la CUP por la mañana en el centro de Valencia, que no estaba anunciado, por lo que no se convocó más que a la prensa, y que tan solo preveía la presencia de las diputadas Anna Gabriel y Mireia Vehí, acompañadas por representantes de la izquierda independentista de Valencia. Así, la noticia del diario más vendido en Valencia, el Levante-EMV, es “La CUP reduce su acto soberanista en Valencia por la presión policial“, refiriéndose a la lectura del manifiesto de la mañana, que terminó con la identificación de los presentes por parte de la Policía Nacional. Un acto que no fue anunciado ni que esperaba “ampliarse” de ninguna manera. Era un acto simbólico sin convocar a nadie más que la prensa. El artículo habla también de las pintadas y resume en una frase el evento de la tarde, sin contar que la sala estaba llena y que 200 personas se quedaron en la puerta: “Por la tarde, la diputada Gabriel participó en un acto en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia”. Y ya está. Eso sí, dedica toda una página a la denuncia de un abogado y exlíder de la extrema derecha anticatalanista contra Gabriel, Nuet, AContracorrent y la Universidad por el acto.

El otro periódico más leído en Valencia, Las Provincias, ni siquiera habla del acto de la tarde, y se centra en la lectura del manifiesto de la mañana. “La Policía identifica a Anna Gabriel (CUP) en el acto a favor del referéndum catalán en la Plaza de la Virgen de Valencia celebrado sin autorización“. La información sobre las amenazas de muerte neonazis se diluye en medio de la noticia, que destaca el hecho de no tener permiso para el encuentro simbólico de la mañana.

Tampoco El País hace mención del acto de la tarde más allá de reproducir unas declaraciones de Anna Gabriel captadas por varios medios antes del debate en la Universidad. Con el titular “La CUP organiza actos de apoyo al referéndum en los Países Catalanes“, remarca el acto de la mañana y hace referencia a las pintadas nazis. Nada más. Por otra parte, ni Público, ni La Vanguardia, ni eldiario.es, que habían informado a primera hora de las pintadas nazis, han hecho ninguna referencia al acto.

El ABC, en cambio, sí que hace crónica de la charla, y dedica una noticia entera titulada “Un acto de la CUP en Valencia se reivindica como lucha contra el fascismo“, destacando las palabras anteriormente mencionadas del periodista valenciano David Segarra. La información explica que la sala estaba llena y que casi un centenar de personas se quedó fuera. También El Mundo, bajo el título “La CUP traslada a Valencia su mensaje independentista“, cuenta que “la Facultad de Historia presenta un importante lleno 40 minutos antes de empezar. El ambiente tenso durante toda la jornada con mensajes alertando de posibles altercados acabaron provocando un efecto llamada que colgó el cartel de aforo completo”. El recién estrenado periódico El Salto y el digital catalán Vilaweb también se hacen eco del acto y del simbolismo de haber llenado la sala ante las amenazas. “Acto multitudinario en Valencia sobre el referéndum“, titula VilawebEl Salto, por su parte, titula la noticia “Las amenazas fascistas no impiden los debates sobre el referéndum en València”. También El Temps, ha publicado la crónica “Odio fascista en València contra la CUP”. Ningún otro medio, ni valenciano, ni catalán ni español, explica nada más.

El silencio general en los medios respecto a este evento en Valencia, por la importancia simbólica que tiene, no es inocente. No hubo incidentes, como muchos medios que vinieron esperaban, y como venía siendo habitual desde la Transición. Más aún en el contexto actual, con el foco mediático en el proceso, y con las pintadas nazis que amenazaban a Anna Gabriel. El acto se pudo desarrollar tranquilamente, no pasó absolutamente nada más que un interesantísimo debate y una enorme solidaridad que desbordó todas las previsiones, y que muy posiblemente disuadió a los grupos de extrema derecha de hacer acto de presencia. Esta es, en mi opinión, la verdadera noticia, la sensación que muchos valencianos tuvieron ayer simultáneamente. Quizás se borra el contexto, inocente o conscientemente, porque no se ha sufrido así, o porque se sabe que es una victoria frente a la censura y la coacción del fascismo que hay que minimizar. Por eso he considerado que debía escribir algo al respecto. Y sobre algo tan sencillo como un debate. En una Universidad, refugio de la razón y del aprendizaje. Donde debía ser. Y más aún si cabe, simbólicamente, se hizo en la sala que lleva el nombre del maestro de Sueca, Joan Fuster. Uno de los personajes más atacados y odiados por la extrema derecha, la misma extrema derecha que ayer trató una vez más de silenciar y atemorizar a los disidentes, y de impedir a los valencianos escuchar, debatir y aprender. Pero no lo consiguieron. Evidentemente, ayer fue una batalla ganada al fascismo.

Miquel Ramos

Miquel Ramos

19 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 18/09/2017, 18:55

    “Estamos con vosotras. Ocurra lo que ocurra vamos a estar a vuestro lado”, dicen los representantes de Izquierda Castellana. “No se trata de una lucha entre pueblos, como nos quieren hacer creer. Se trata de la lucha de un pueblo con un inmenso bagaje cultural que quiere dejar de estar bajo el yugo del Estado Español”, dicen en su mensaje al “pueblo catalán”.
    https://www.elplural.com/politica/2017/09/11/segovianos-por-la-independencia-catalana-al-gobierno-tengan-cuidado

    Responder a este comentario
  2. Benicadell
    Benicadell 16/09/2017, 11:15

    Miguel Ramos. Intencionadamente o no te has olvidado comentar lo de la cuatribarrada sin azul en Valencia. ¿También se puede no ser catalanista pero sí ser de cuatribarrada sin azul?

    Responder a este comentario
  3. Benicadell
    Benicadell 16/09/2017, 00:23

    “Reconocer la unidad de la lengua ya te ha convertido en catalanista en Valencia. Y a excepción de quienes señalan, el resto son todos catalanistas manipulados o vendidos al oro catalán.” El que no es catalanista es un ignorante de la historia del pueblo valenciano.”Sus víctimas han sido desde intelectuales considerados catalanistas, como partidos políticos, organizaciones, librerías, centros sociales, artistas, individuos e incluso las Universidades. Todos los que forman parte del supuesto plan imperialista catalán encarnado por los “traidores” valencianos que lo son solo por aceptar la unidad de la lengua catalana, esto es, que valencianos, catalanes y baleares hablamos el mismo idioma, un hecho sin ningún tipo de discusión filológica.” ¿Seguro que no hay ningún tipo de discusión filológica? ¿No será que la Universidad de Valencia esta infestada de catalanistas? De Manuel Sanchis Guarner que con 21 añitos firmó las Bases mal llamadas normas de Castellón hablamos otro día.

    Responder a este comentario
  4. Benicadell
    Benicadell 15/09/2017, 23:48

    Miguel Ramos. ¿De verdad eres periodista? Valenciano y catalán no han sido nunca la misma lengua hasta que llegaron los catalanistas valencianos hace cuarenta años y por lo que leo veo que tienes muy naturalizado el catalán estándar que nos impusieron la derecha españolista del PP y la derecha catalana de Jordi Pujol en connivencia con el PSOE. Valencia más que nunca necesita de gente que defienda su cultura e historia y le sobra gente victimista como tu que cuenta la historia desde su prisma particular.

    Responder a este comentario
  5. mari
    mari 15/09/2017, 16:40

    Independencia? Que clase de independencia?.. Son anticonstitucionales y antidemocráticos..Así no se hacen las cosas..van a la desesperada..vergüenza ajena dio el parlamento los días 6y7 .ese govetn que se ha deshecho de aquellos que titubeaban acerca de la forma en que se debía actuar..y la presidenta? Dios…con cartulinas proporcionadas para decir o actuar según pregunta hecha por la oposición..vergüenza ajena es lo que dan.El gobierno español debe actuar firme y contundente.. Si quieren independencia pues que recorten Cataluña y la manden al mediterráneo mientras tanto que trabajen por su comunidad y respeten las leyes del estado español…y si no que se atengan a las consecuencias pues no todos los catalanes son independentistas y también tienen que ser tenidos en cuenta.

    Responder a este comentario
    • Chorche
      Chorche 18/09/2017, 20:52

      Joer con la mari…
      Las Marchas de la Dignidad recuerdan que quienes niegan el derecho de autodeterminación a los pueblos, son los mismos (PP, PSOE y ahora Cs.) que sostienen el régimen del 78 heredero de la dictadura con el rey a la cabeza y son los mismos que reformaron en apenas una semana el artículo 135 de la “intocable” Constitución, con el objeto de atacar todo tipo de derechos sociales bajo las ordenes de la UE.

      Responder a este comentario
  6. josep
    josep 15/09/2017, 14:15

    Bravo Miquel, amb dos ous i dient la veritat. Molts a Catalunya no sabem d’aquest tipus de xusma nazi que per sort no tenim per aquí (Lleida per exemple). La Gabriel no és Sant de la meva devoció, però res comparat amb tots els lladres dels darrers governs de La Meseta ( a València teniu grans exemples jj). Respecte i diàleg és el que cal. Ah, hi si hi ha feragmentació del País, que li diguin al PP pq va dinamitar l’estatut refrendat pels Catalans. Visca Catalunya i els nazis tranquils que fan riure tot plegat.

    Responder a este comentario
    • mari
      mari 15/09/2017, 16:15

      Tu y Miquel podéis irse a…tomarse algo…Recortad Cataluña del mapa y lanzarla al mediterráneo así seréis independientes. Cuanta hambre vais a pasar.. OS han comido el tarro pero bien…igual que a los yihadistas…

      Responder a este comentario
  7. Joalvsend
    Joalvsend 15/09/2017, 09:52

    Que vergüenza que esa clase de gente venga aquí! Porque todo lo que sea intentar dividirnos y provocar enfrentamientos entre nosotros es vergonzoso!!. Esa gente está anclada en el pasado,una sociedad como la española tiene que avanzar haciendo el futuro y estar unidos y ser un país fuerte. porque aún así nos pisotean en europa.imaginense si estamos divididos en pequeños países y sin casi recursos. El futuro no es requesbrajar todo y a todos,es unir una sociedad e ir todos a una!

    Responder a este comentario
  8. Antonio
    Antonio 15/09/2017, 04:56

    Los pro-anchsluss van preparando el terreno!

    Responder a este comentario
  9. Antonio
    Antonio 15/09/2017, 04:53

    Cientos de personas en una ciudad de casi un millón de habitantes es “multitudinario”…?. Desde luego los titulares de los pro-anchsluss no tienen desperdicio, mayor manipulación imposible!

    Responder a este comentario
  10. Mick
    Mick 14/09/2017, 23:57

    Me deben una cámara y un cristal esos valencianos, y no me voy a olvidar.

    Responder a este comentario
  11. JGJ
    JGJ 14/09/2017, 19:21

    Reconocer la unidad de la lengua…¿Quién no reconoce que haya una unidad lingüística catalanoparlante?. Lo que no se reconoce, porque nunca ha existido, es el ente que los pancatalanista llaman Países Catalanes. También hay una unidad lingüística castellanoparlante que abarca distintos continentes y países, con un pasado común, pero a nadie se le ocurre abogar hoy día por su unidad política. Algunos parecen empeñados en que el mapa político de la Península Ibérica sea el anterior a la unión dinástica entre Isabel y Fernando, no sé qué ventajas le verán…los que seguro se frotan las manos son las élites globalistas, la península ibérica troceada en 10 Estados minúsculos, enfrentados entre sí y sin peso ni fuerza alguna en el panorama internacional.

    Responder a este comentario
    • frenchi
      frenchi 15/09/2017, 07:58

      Asi es. Ni tiene sentidp alguno y es mas la mayoria ni les interesa. Pero claro son 20años con el pruces y el seny…gastando invirtiendo manipulando

      Responder a este comentario
    • mari
      mari 15/09/2017, 16:21

      Todo lo que les han prometido con el referéndum es MENTIRAAA…están endeudados con España hasta la medula espinal..luego vendrán las lágrimas.. El gobierno debe actuar firme y contundente..ya esta bien..!!!

      Responder a este comentario
    • mitcoes
      mitcoes 15/09/2017, 16:37

      Vente por aqui, aunque sea de fin de semana, y pregunta a los paisanos. La batalla de Valencia la ganaron los fachas llaman valencia (que es el conjunto de dialectos de aqui) al catala? dicen que es distinto, celebraron cerrar los repetidores de TV3, y C9, etc.

      Responder a este comentario
  12. Luis Márquez
    Luis Márquez 14/09/2017, 18:56

    El periodismo en España muy previsible, todo depende del prisma ideológico del autor del artículo, aquí se centran en un hecho condenable con pintadas amenazantes a Anna Gabriel, mientras en ABC lo hacen con las amenazas y pintadas con tiro en la frente de Rajoy, el Rey y Albert Rivera. Fanáticos hay en todos sitios, pero periodistas y periódicos imparciales es difícil de encontrar.

    Responder a este comentario
  13. Enric
    Enric 14/09/2017, 18:44

    El derecho a la autodeterminación está reconocido por el derecho internaciona. España ha firmado tratados internacionales obligándose a cumplir el derecho internacional. Espero que cumpla el derecho internacional según tengo entendido y respete la libertad de expresión. Gracias. He escrito un libro La fortuna deis valors. Tenemos que crear espacios de buena convivencia. Paz, justicia social y altruismo.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM52 – Septiembre 2017

Última hora

Tus artículos

Harto de historia(s)

El escritor Boris Matijas, nacido en Knin (Croacia), reflexiona sobre las similitudes dialécticas que encuentra entre el conflicto de los Balcanes y Cataluña a raíz de un artículo publicado por Antonio Maestre.

Los socios/as escriben

Intelectuales en la vida pública: desmontando mitos

"El siglo XX parió dos grandes sistemas dictatoriales -comunismo y fascismo-, y bajo su sombra crecieron  los llamados intelectuales filotiránicos", escribe la autora.