Las puertas giratorias en Endesa: del control estatal al expolio de Italia

Central nuclear de Endesa en Vandellós, Tarragona. Foto: Endesa.

Endesa pasó de ser una de las empresas públicas más rentables del Estado, a estar bajo control de Enel, compañía pública de electricidad de Italia.

De baluarte para políticos y amigos de los diferentes Gobiernos de España a quedar gestionada prácticamente desde Italia. El consejo de administración de Endesa ha evolucionado con los cambios que la economía española ha sufrido en los últimos 40 años: el control estatal de gran parte del tejido industrial español en los años 70 y 80, su paulatina privatización en los 90 y la entrada y dominio del capital extranjero en la última década.

En este sentido, Endesa ha pasado de ser un gran grupo eléctrico español, una de las empresas públicas más rentables del Estado y una opción para los gobiernos de controlar un sector estratégico a través de sus consejeros a estar integrada en la empresa pública de electricidad de Italia, Enel. Esto ha conllevado sustituir los antiguos clanes españoles (Solchaga, Aznar) por un lobby italiano liderado por el presidente de Endesa, Borja Prado –a su vez consejero en Mediaset, propiedad de Silvio Berlusconi–.

En esta sucesión de camarillas, la última decisión llegada de Italia, según fuentes consultadas, ha sido disolver los consejos regionales que Endesa tenía en España, en donde aún permanecían políticos y miembros de gobiernos autonómicos. Entre las puertas giratorias más destacadas de los últimos años, resaltamos 27 estos nombres que puedes consultar haciendo clic aquí o directamente en la web de #YoIBEXtigo.


Donación a La Marea

aportacion la marea

Lucía Erice

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

5 respuestas a “Las puertas giratorias en Endesa: del control estatal al expolio de Italia”

  1. Los impresentables que indicaban las opiniones objetivas, tendríamos que meterlos en la cárcel y inavilitarlos a la palabra y opinión

  2. Me lo tienen que explicar 1 millón de veces. Y no lo entiende.
    Para deshacer una empresa estatal se la vendemos a una estatal italiana. Porque todo Europa tiene empresas estatales y España no puede tener ninguna

  3. Recuerdo perfectamente que mientras Enel se quedaba con Endesa, prácticamente a coste cero después de vender la filial Chilena y los créditos extraordinarios, en este país los medios de comunicación solo hablaban del pequeño Nicolás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner