lamarea.com

lunes 23 octubre 2017

Economía

Cinco países ‘altamente desarrollados’ centralizan la mitad del dinero que va a paraísos fiscales

El 47% del dinero que grandes corporaciones y fortunas esconden en paraísos fiscales pasa antes por cinco democracias del grupo de los ‘países más desarrollados’.

24 julio 2017
13:36
Compartir
Cinco países ‘altamente desarrollados’ centralizan la mitad del dinero que va a paraísos fiscales
Red de flujos de capital entre países 'desarrollados' y paraísos fiscales. El tamaño de los nodos es proporcional al valor total de los flujos de capital. Fuente: Scientific Reports.

La evasión fiscal es uno de los problemas que más notoriedad han adquirido desde que estalló la crisis financiera en 2008. Cada año los Estados de la Unión Europea dejan de ingresar entre 50.000 y 200.000 millones de dólares de grandes corporaciones que van a parar a paraísos fiscales, una cifra que se estima en 130.000 millones para el caso de Estados Unidos. A pesar de los renovados esfuerzos de las naciones industrializadas y ‘ricas’ para combatir la evasión fiscal, cinco democracias del grupo de las economías ‘más desarrolladas’ sirven de plataforma para el 47% de los flujos mundiales con destino a paraísos fiscales y centros financieros offshore, cuyo valor oscila entre 21 y 32 billones de dólares (como referencia, el PIB de España en 2016 fue de 1,2 billones), según revela un estudio de CORPNET (Universidad de Ámsterdam) publicado este lunes.

Siga leyendo en la web de YoIbextigo.

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM53 – Octubre 2017

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor