lamarea.com

miércoles 20 septiembre 2017

Opinión

Retrato de Rafa Hernando, el desprecio y sus complejos

“El comentario machista de Rafa Hernando es delator de lo que no es capaz de asumir: es peor que Irene Montero, es muy inferior en sus capacidades a una mujer de 29 años. Es el ego dolido del machito español”.

15 junio 2017
09:45
Compartir
Retrato de Rafa Hernando, el desprecio y sus complejos

Irene Montero fue la indiscutible protagonista de la moción de censura a Mariano Rajoy. Su discurso de más de dos horas no tuvo momentos de oscuridad, siempre con ritmo, contundente, con una tremenda dureza, con momentos demoledores que obligaron al presidente del Gobierno a escuchar lo que siempre evita hacer: la podredumbre de su partido. Un trabajo brillante que significó la consolidación de una parlamentaria que hasta ese día no había mostrado un excesivo protagonismo, ni talento. La parlamentaria, y encima millennial, enseñó su valía y, además de poner nervioso al PP, activó todos los complejos que cualquier machista tiene en lo más interno y que constantemente lucha por ocultar en una tribuna pública.

Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, al final de su intervención, afirmó: “Hay quien dice que estuvo mejor la señora Montero que usted, pero no diré nada porque no sé qué voy a provocar en esa relación”. La frase intentó ser una crítica a Pablo Iglesias, pero como todo machista no se dio cuenta de que para eso utilizó uno de los complejos más prototípicos de este ejemplar patrio: usó el orgullo herido del macho por la excelencia de su compañera además de desdeñar la valía de Irene Montero insinuando que tiene que estar siempre por debajo de su ‘poseedor’. El desprecio a Montero solo revela los complejos de un pobre hombre que se sabe inferior en su oratoria a la capacidad de su contrincante y no puede soportarlo. Su comentario es delator de lo que no es capaz de asumir, es peor que Montero, es muy inferior en sus capacidades a una mujer de 29 años. El ego dolido del machito español. Su porte de falangista de los 40, de cadenero de Fuerza Nueva de la transición, no es capaz de soportar tamaña humillación.

Sus debilidades argumentales son de tal porte que tiene que usar su cáncer en el debate para defender a Amancio Ortega. No hay familia en esta España que no haya tenido que pasar por el sufrimiento que provoca esa enfermedad, y eso no aporta legitimidad a su servilismo. La única diferencia entre quien critica al estado por nutrirse de donaciones de millonarios y de quienes loan a millonarios es que los que nos oponemos no manoseamos nuestros dramas familiares para dar emoción y epatar al receptor del mensaje. No quiera dar pena, señor Hernando. Para eso tendría que haber mostrado un ápice de humanidad en el pasado, no solo miseria y crueldad.

La calaña de que la está hecha el señor Hernando la demuestra en cada intervención. Utilizar de forma política la última víctima española del terrorismo fue solo una muestra más. La instrumentalización de las víctimas que pueden servir a sus intereses y olvidar e insultar a todas aquellas víctimas que molestan a su relato de indignidad. No solo Irene Montero es mejor que usted, señor Hernando. Le voy a poner otro ejemplo de mujer con una dignidad y enormidad que jamás alcanzará. Se llama Ascensión Mendieta. Es una de esas personas que usted, señor Hernando, insultó y despreció cuando aseveró que las víctimas del franquismo solo se habían acordado de sus padres para desenterrarlos cuando había subvenciones. La actitud de un miserable quedó una vez más en evidencia esta semana, Ascensión Mendieta recuperó el huesito de su padre sin subvención y eludiendo el desprecio actual de los herederos de quienes dejaron a su padre 80 años bajo tierra. Irene Montero y Ascensión Mendieta son el ejemplo de dos mujeres que con su dignidad dejan al desnudo los complejos de Rafael Hernando. Contra su desprecio, vuestro orgullo.

Donación a La Marea

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM52 – Septiembre 2017

Última hora

Tus artículos

Harto de historia(s)

El escritor Boris Matijas, nacido en Knin (Croacia), reflexiona sobre las similitudes dialécticas que encuentra entre el conflicto de los Balcanes y Cataluña a raíz de un artículo publicado por Antonio Maestre.

Los socios/as escriben

¿La república catalana será de izquierdas?

"No parece que la mayoría de liderazgos independentistas tengan especial afán democratizador, más allá del referéndum y el proceso participativo para hacer la nueva constitución", apunta el autor.