lamarea.com

miércoles 14 noviembre 2018

Internacional

Mélenchon, el candidato sorpresa en Francia

El líder izquierdista de Francia Insumisa se dispara en las encuestas, y confía en superar a Le Pen o a Macron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

10 abril 2017
13:26
Compartir
Mélenchon, el candidato sorpresa en Francia
El candidato del Partido de Izquierda en Francia, Jean-Luc Mélenchon.

¿Y si Jean-Luc Mélenchon se colara en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia? Esta misma pregunta, formulada hace un mes, sonaría a chiste. Hoy ya no tanto. El candidato de Francia Insumisa (FI), la izquierda real francesa, se ha disparado en las últimos sondeos y se encarama como el tercer candidato con mayores opciones de superar la primera vuelta de los comicios presidenciales, por detrás de Marine Le Pen (Frente Nacional) y el liberal Emmanuel Macron.

En las últimas tres semanas, Mélenchon ha subido seis puntos en las encuestas, hasta situarse en el 18% y, pese a que la distancia con los principales favoritos es aún significativa (Le Pen y Macron empatan con el 24%), su discurso está tomando impulso con fuerza en los últimos días. De hecho, los estudios demoscópicos confirman que el líder izquierdista es, con diferencia, la gran revelación de todos los candidatos. Por detrás de Mélenchon en intención de voto, los sondeos sitúan al conservador François Fillon (17%) y al socialista Benoît Hamon (9%).

Mélenchon abandonó en 2008 el Partido Socialista al observar su deriva derechista y sus políticas de austeridad. Este pasado fin de semana, el veterano político de 65 años atacó al actual Gobierno de François Hollande, al afirmar que “hay que acabar con esa casta dorada de parásitos incapaces e inútiles”. “Se tiene que acabar la guerra contra los pobres”, proclamó con el tono entre indignado y acusatorio que le caracteriza. Mélenchon, que se definió como “el candidato de la paz”, criticó con fuerza lo que considera “una aprobación total” de Hollande y de la canciller alemana, Angela Merkel, del bombardeo de EEUU en Siria, informa Efe.

Lo cierto es que la capacidad de movilización de Mélenchon es incuestionable. Su programa electoral conjuga keynesianismo tradicional con fiscalidad innovadora, capaz de sostener tanto a los hogares de clase media como a las pymes. Más de 70.000 personas se congregaron el domingo en Marsella para seguir de cerca su mitin, en el que criticó a la Unión Europea por provocar “la miseria y la desesperación en España o en Grecia”, y obligar a muchos ciudadanos, principalmente jóvenes, a emigrar.

Hace una semana, el candidato de Francia Insumisa también fue el más convincente en el debate electoral televisado entre los 11 candidatos a las presidenciales. En la encuesta celebrada tras el debate, Mélenchon obtuvo el 25% del apoyo de los telespectadores, incluso por delante del favorito a suceder a Hollande en el Elíseo, Emmanuel Macron. El 23 de abril, fecha de la primera vuelta de las presidenciales, se verá si Francia Insumisa es capaz de dar la sorpresa y disputar a Le Pen o Macron la presidencia de la República.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".