lamarea.com

domingo 25 febrero 2018

Opinión

Felipe VI es un meme de Paulo Coelho

El discurso del rey Felipe VI estuvo plagado de frases de autoayuda y lugares comunes, el simplismo y la nadería como muestra de representatividad institucional.

25 diciembre 2016
10:36
Compartir
Felipe VI es un meme de Paulo Coelho
Felipe VI, durante su discurso de navidad.

MADRID// Los momentos de propaganda regios que nos brinda el discurso de Navidad son siempre una oportunidad para descubrir la trascendencia que alcanza la nada en los medios cuando sale de un congénere de sangre azul de nuestra insigne monarquía.

En un momento de exaltación de la familia se agradece que el que sólo tiene como aval el mérito que otorga ser “hijo de” se meta en la cena de Navidad para adoptar el statu quo de cuñado y que a nadie nos falte el personaje que realiza sentencias mezcla de una taza de Mr Wonderful y un meme de Paulo Coelho.

El rey comenzó su discurso con una frase de coaching que merecería estar en cualquier best seller de autoayuda: “Los momentos más difíciles de la vida son las mejores oportunidades para descubrir nuestra fuerza interior”. A la plebe deberían darle una camiseta con su insigne sentencia para que sepa bien que no hay que rendirse cuando estás hecho mierda, sin curro o en precario, o cuando hayas tenido que ir al comedor social para cenar en Navidad. Eso sí, a los que hayan cortado la luz por falta de pago habría que mandarles una carta porque no habrán podido escucharle por televisión.

Porque el rey sabe lo que sufre su pueblo, lo ha visto en “diferentes lugares de la geografía nacional”, siempre reunido con la gente de los barrios, de los pueblos, cercano a la realidad social. Su agenda no miente, en el último mes estuvo inaugurando una exposición en el Museo Arqueológico, reuniéndose con los miembros del Patronato de la Fundación Princesa de Girona, en una cena de honor en ABC en unos premios de periodismo y recibiendo el premio 2016 Lord Jakobovits Prize of European Jewry por parte de la Conferencia de Rabinos Europeos, en la base militar de Retamares, o en las instalaciones del Grupo Zeta. ¿Cómo no va a conocer la realidad del pueblo con semejante agenda?

No sólo eso, el rey además de darnos una sesión gratis de coaching nos enseñó el verdadero camino, el de los entrepeneurs. Que es sin duda la palabra del año por encima de la posverdad. Felipe VI nos dijo: “He visto, también, en muchos compatriotas la decisión de asumir riesgos para crear o defender puestos de trabajo, y el valor para levantarse y reemprender la tarea después de haber visto destruidas obras hechas con ilusión y gran sacrificio”.

Qué gran mensaje, nada político ni ideológico, algo que cualquier ciudadano de bien podrá compartir. Yo también he conocido a muchos, aunque eran de los vagos que no supieron volver a levantarse y rehacerse. Muchos de ellos que cuando se quedaron en el paro tras la burbuja inmobiliaria cogieron sus exiguos ahorros para hacer caso a estas frases de apología del emprendedurismo y abrieron un pequeño bar sin tener noción alguna de hostelería. Cerraron y se arruinaron, arriesgaron, todo, pero no tenían a nadie que los rescatara y ahora viven ahogados entre deudas. El obrero cuando arriesga suele perder. No tiene red. Aunque nuestro rey tiene un mensaje para esa persona que lo ha perdido todo: “no puede tenerle miedo al futuro”.

No sólo se ha preocupado el rey por el bienestar de la gente llana. Sino que también realizó un alegato encendido a la diversidad y al respeto a la libertad de expresión: “La intolerancia y la exclusión, la negación del otro o el desprecio al valor de la opinión ajena, no pueden caber en la España de hoy”. Lo que tiene que ser sin duda una crítica velada y subliminal a la detención de tres miembros de la CUP y puesta a disposición judicial en la Audiencia Nacional por haber quemado fotos del rey en un legítimo ejercicio de la crítica política. 

Felipe VI acabó con una frase que firmaría el Paulo Coelho de nuestro Parlamento: “son tiempos para profundizar en una España de brazos abiertos y manos tendidas, donde nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas”. Ni rojos ni azules, dejad ya de dar el coñazo con la fosa del abuelo.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.