El gadget definitivo de estas Navidades: un sentador de madres

"El invento definitivo con el que los hombres descubrirán que no solo tienen manos para pelar gambas".

MADRID// En la cena de Navidad, ni las copas de vino se rellenan solas, ni el horno se apaga cuando considera que la comida está lista. Para hacer todo eso las mujeres pasan la mayor parte del tiempo de pie, de un lado para otro. “¿Qué pasa, nadie más sabe apagar el horno? ¿Nadie sabe dónde está la cocina? ¿O será la mala costumbre?”, denuncia el vídeo que la revista digital feminista Locas del Coño ha lanzado para ofrecer una solución: el sentador de madres. “El invento definitivo con el que los hombres descubrirán que no solo tienen manos para pelar gambas”, explica la voz en off del anuncio. Se trata de un cinturón de nylon con autolock de tres dígitos, un sistema ajustable a todo tipo de sillas y madre friendly, “para un fácil lavado por cualquier familiar”. Esta Navidad, además, incluye el palo brindis con el objetivo que las madres no levanten el culo de la silla ni para el chinchín.

Lidia Infante, editora y cofundadora de Locas del Coño, explica que el vídeo pretende visibilizar la desigualdad en las tareas de cuidados: “por un lado, los hombres no hacen nada, y, por otro, las mujeres hacemos demasiado”.  “A muchas mujeres nos pasa que no nos queremos sentir parásitas del trabajo de los demás”, apunta Infante, que insiste en la naturalización de los roles de género: “yo veo a mi madre levantarse y siento que la tengo que ayudar, creo que a muchas nos pasa”. Con el sentador de madres querían dirigirse a este impulso, el de atender todas las peticiones de la familia que se sienta en la mesa en Navidad, del que “cuesta desprenderse”, según Infante, y hacer una llamada a “dejarnos cuidar”.

Desde que se publicara este sábado, el vídeo ha tenido más de 260.000 visualizaciones y es el número tres en los vídeos del momento de Youtube. “Hemos recibido la respuesta de madres que dicen que quieren el producto y también la de personas que dicen que como su padre puso la mesa en la Navidad de 2006, ya se han repartido las tareas al 50% y no hay necesidad de estas cosas matriarcales”, explica Infante. De momento no se venderá ni en Amazon ni en la Teletienda, pero su viralidad ha puesto el debate sobre la cena navideña y, quién sabe, quizás no haga falta materializarlo.

Alba Mareca

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner