lamarea.com

martes 21 agosto 2018

Economía

Los teleoperadores cuelgan los cascos para exigir mejoras laborales

Los sindicatos de Contact Center exigen una subida de sueldos, contratación de nuevos trabajadores y ajustes en los turnos.
Denuncian que el convenio está atascado desde hace 23 meses.

28 noviembre 2016
13:14
Compartir
Los teleoperadores cuelgan los cascos para exigir mejoras laborales
Imagen de archivo de una sala de call center.

Madrid // Miles de teleoperadores del sector de Contact Center de toda España han colgado este lunes los cascos en una jornada de huelga convocada por los sindicatos UGT, CCOO, CGT y CiG. Casi 90.000 trabajadores están llamados a sumarse a esta nueva jornada de protestas, en la que los sindicatos exigen avanzar en el convenio que regula el sector.

Las negociaciones con la patronal, agrupada en la Asociación de Contact Center Española (ACE), llevan 23 meses atascadas a pesar de la multitud de propuestas presentados por los sindicatos con el fin de llegar a un acuerdo. Sin embargo, hay varios escollos que por el momento parecen insalvables: el tema salarial; la subcontratación por ETT’s o Multiservicios; otro escalado de horas médicas y que los indefinidos se hagan progresivamente, y no a fin del convenio.

Como medida de presión, los convocantes de la protesta han llamado a boicotear a las tres empresas (Banco Santander, Movistar y Vodafone) que más subcontratan el servicio de atención al cliente a las compañías de telemarketing. El objetivo es perjudicar a estas tres empresas que les prestan servicio.

El Convenio de Contact Center está vigente en ultraactividad, con el sueldo congelado desde el 1 de enero de 2014. Además de esta circunstancia, los trabajadores -que ganan entre 700 y 800 euros al mes– denuncian la ilegalidad de varias cláusulas del convenio colectivo que la patronal se niega a cambiar, que los contratos son por obra y servicio, y que existen turnos de trabajo de hasta 11 días consecutivos. Tras numerosos desencuentros, la gota que colmó la paciencia de los trabajadores en la mesa de negociación llegó el 17 de noviembre, cuando los miembros de la patronal ni siquiera acudieron a la reunión convocada para ese día.

El pasado jueves, los sindicatos se reunieron en el Congreso de los Diputados con representantes del PSOE, Unidos Podemos y ERC para explicarles los problemas del sector y los motivos de la huelga. Los tres partidos se han sumado a las reivindicaciones, y este lunes les han apoyado en las distintas manifestaciones celebradas en cada provincia. “Nuestra lucha por el convenio es la lucha contra la precariedad”, argumentan los sindicatos. “Somos la cara visible de las empresas del Ibex 35”, denuncia Sofía Castillo, representante de CCOO. En una nota, este sindicato lamenta que los trabajadores y sus familias ven cómo sus condiciones laborales “empeoran por la avaricia de unos cuantos”.

Los paros y las prtotestas proseguirán en los próximos días. UGT ha convocado otros siete paros en el mes de diciembre (todos los días del macropuente de la semana que viene) para “visualizar la importancia que tiene este sector que, sin embargo, es menospreciado por las grandes compañías de los principales sectores económicos de nuestro país: banca, telefonía, transportes de viajeros, energéticas, seguros, etc”, denuncia.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Ramiro V. Latorre

Ramiro V. Latorre

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

El viejo oficio de hablar mal de Barcelona

"¿Existirá también una campaña inversa equivalente? De medios catalanes que hablen mal de Madrid, justificada o injustificadamente, los hay y bastantes. Que hablen de España como una sociedad al borde de un conflicto violento sin justificación alguna, no", argumenta Èric Lluent