lamarea.com

domingo 19 agosto 2018

Política

“La República no perdió la guerra, fue apuñalada por el Pacto de No Intervención”

De padres valencianos, el francés José Almudéver se alistó a las Brigadas Internacionales a los 17 años.
Este viernes fue homenajeado en Torija (Guadalajara).

29 octubre 2016
12:07
Compartir
“La República no perdió la guerra, fue apuñalada por el Pacto de No Intervención”
José Almudéver, de 97 años, durante el homenaje a los brigadistas internacionales el 28 de octubre de 2016 en Torija (Guadalajara). FOTO. SANTIAGO SÁEZ

Cuando estalló la Guerra de España, José Almudéver tenía 17 años, pero se alistó voluntario para defender la República, primero como miliciano y más tarde en las Brigadas Internacionales. Almudéver (Marsella, Francia, 1919) es el último brigadista internacional vivo en Europa. “Yo estaba en Valencia con mi familia, porque mi madre estaba enferma y se estaba recuperando. Mis padres estaban orgullosos de mí, y lo estarían más aún si vieran lo que se ha formado aquí”, afirma el ex combatiente, que a sus 97 años asistió el viernes al homenaje que se rindió en Torija (Guadalajara) a las Brigadas Internacionales.

¿Cómo ve la situación política ahora en España?

Cada vez hay menos trabajo, pero los ricos tienen cada vez, más ¿cómo se explica eso? A eso no hay derecho. No llego comprender cómo las izquierdas, teniendo mayoría, no se pueden reunir. Eso para mí es burlarse de la clase obrera que dicen que representan.

La clase obrera, y todos los demócratas, porque hay muchos que no son obreros pero piensan como nosotros, deberían reunirse dejando atrás la cuestión de partidos. Hacer un Frente Popular como en el 36. Habría que hacer eso y darle al pueblo lo que necesita, lo que le hace falta.

Cada vez hay más tensiones en Europa, más violencia. ¿Qué opina de los atentados terroristas en Francia?

Si los demócratas quisieran, tendría que ponerse fin a la fabricación de armas. Si no hubiese armas no habría guerras, ni atentados como los de París o Niza. Pero detrás de ISIS hay mucho más. Llegan con tanques a las ciudades ¿de dónde los sacan? No tienen ni fábricas de pistolas, ¿de dónde sacan los tanques? Alguien se los vende.

Fue herido en la guerra, y también prisionero en un campo de concentración y una prisión. ¿Cómo recuerda todo aquello?

Tengo todavía metralla en una pierna. Intentaron operarme acostado en un banco de hacer cajas de naranjas. Los primeros días me dolía, pero después de unos días quedó aislada por la carne. Cada vez que me pasan por rayos X lo ven, y yo les digo que lleva ya un tiempo ahí. Y cuando paso por un detector de metales en un aeropuerto los guardias me preguntan si llevo armas.

La ONU nació para poner fin al nazismo y al fascismo. ¿Por qué reciben a Franco en 1952? ¡Que él era fascista y aliado de Hitler! Yo estaba en libertad condicional, y ese día me dieron la libertad entera. Con una condición: me impedían entrar en España. No pude volver a entrar hasta el 5 de agosto de 1965, trece años después. ¿Para qué me das la libertad si no me dejas entrar en el país?

Usted es francés, y siempre ha defendido que el Pacto de No Intervención, promovido por Francia y el Reino Unido, fue la clave de la derrota republicana.

Es que el jefe de la República Francesa, [Edouard] Daladier, fue un criminal, al igual que Léon Blum, que encima se decía socialista.

España había comprado armas a Francia antes del golpe, y ya incluso las había pagado. Si Blum hubiera tenido dignidad cuando estalló la guerra, hubiera llamado al gobierno de la República Española y le hubiera dicho “ven a por las armas que te debemos, porque voy a crear el Comité de No Intervención y no podré dártelas”.

Pero creó el Comité, y cuando la República pidió las armas, dijo “no te las puedo dar porque el Comité de No Intervención me lo impide”. ¡Criminal! La República no perdió la guerra. La República fue apuñalada por detrás por la No Intervención. ¿Por qué Hitler cuando detuvo a Léon Blum y a Georges Mandel [ministro de Finanzas francés], sólo ejecutó a Mandel?

¿Que se siente al ser homenajeado a los 97 años?

Es increíble que la gente se acuerde todavía después de 80 años, aunque también son cosas que no se deben olvidar, porque se quedaron 6.000 brigadistas enterrados, sin contar a los que salieron heridos y murieron en los hospitales de sus pueblos.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Santiago Sáez

Santiago Sáez

Periodista especializado en cambio global, con un ojo en el cambio climático y otro en sus causas. Además de para La Marea, escribe en PIQD, Deutsche Welle, Chemistry World y, ocasionalmente, en Mongabay y Atlas Obscura. Antes curraba en la sección de noticias de CNBC. También traduce de vez en cuando.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

Quorum global, en busca de un diccionario de retos comunes

Con motivo de la celebración del encuentro de Quorum Global en Málaga en octubre, publicamos una serie de artículos. Hoy escribe Ruth de Frutos

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.