Rajoy anuncia la suspensión de las reválidas hasta alcanzar un pacto por la Educación

Los sindicatos creen que la decisión es insuficiente, y piden una "derogación total" de estas pruebas.

MADRID // Sólo un día después de las multitudinarias manifestaciones de estudiantes en contra de la LOMCE, las reválidas y los recortes en el sistema educativo, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha anunciado que el Parlamento abordará “la suspensión de los efectos académicos de las evaluaciones finales de la ESO y del Bachillerato hasta que concluyamos el Pacto por la Educación”. Eso sí, ha querido dejar claro que ese Pacto de Estado que ha fijado para los próximos seis meses “no debe consistir en derogar la LOMCE ni en posturas maximalistas”. “Ya asistimos a la derogación de una ley a las 48 horas de que un Gobierno llegara a serlo. Eso no sirvió para nada ni puso ningún cimiento razonable para construir en el futuro”, ha apuntado.

En cualquier caso, el anuncio de Rajoy tiene truco, ya que la propia ley prevé que para el curso 2017-2017, la reválida de fin de ESO no cuente para nota y sólo sea una prueba de diagnóstico, y que en Bachillerato sólo contará para acceder a la Universidad. No obstante, una de las prioridades del nuevo Gobierno es modificar algunos apartados de la LOMCE. Y el punto de las reválidas es uno de ellos.

En declaraciones a la Cadena Ser, el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha reiterado que la prueba de Bachillerato “será muy similar” a la antigua Selectividad, y que la orden ministerial que aún deben aprobar sobre este examen, que entrará en vigor este curso, incluirá “ejemplos y simulaciones” para los estudiantes.

Las federaciones de Enseñanza de UGT y CCOO y el sindicato de profesores STES consideran “insuficiente” el anuncio de Rajoy.  En declaraciones a la agencia Servimedia, pidieron al líder del PP que “derogue las reválidas y se deje de anuncios vagos” sobre una “paralización temporal”. “Lo que nosotros pedimos es la desaparición de las reválidas como concepto, y la vuelta a la antigua Selectividad como garantía del distrito único universitario”, afirma Francisco garcía, de CCOO.  Por su parte, la responsable de Enseñanza de UGT, Maribel Loranca, insiste en que “si Rajoy quiere tener alguna credibilidad, el primer anuncio que tendría que haber hecho es que derogaba el real decreto de evaluaciones”.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner