Muere el joven herido en las protestas contra los asesinatos racistas en Charlotte

Mientras dure el estado de emergencia, la alcaldesa de la localidad, Jennifer Roberts, mantendrá el toque de queda de 00.00 a 6.00 horas.

Justin Carr, el chico de 26 años que estaba en estado crítico tras recibir un disparo, ha fallecido finalmente. El joven fue herido de bala -según la versión oficial, por un civil- mientras protestaba en la segunda jornada de movilización en repulsa por el asesinato de Keith Lamon Scott a manos de un policía en Charlotte.

La tensión de la noche provocó que el gobernador de Carolina del Norte, el republicano Pat McRoy, decretara el estado de emergencia. Esta maniobra le ha permitido llamar a la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva estatal compuesta por voluntarios entrenados militarmente, y a la State Highway Patrol, una agencia paramilitar cuya misión habitual es controlar el tráfico. Mientras dure el estado de emergencia, la alcaldesa de la localidad, Jennifer Roberts, mantendrá el toque de queda de 00.00 a 6.00 horas.

La muerte de Scott, que al igual que el 35% de los ciudadanos de Charlotte era negro, se produjo el martes a las 4 de la tarde. La policía argumenta que iba armado, y que suponía “una amenaza de muerte inminente para los agentes”. La familia niega la mayor, y sostiene que el fallecido estaba leyendo un libro mientras esperaba para recoger a su hijo del colegio. Su muerte seguiría siendo, en todo caso, objeto de polémica.

Gregory Wallace, profesor de derecho en la Universidad de Campbell, advierte de que “el mero hecho de llevar una pistola no es motivo suficiente, ya que es legal en Carolina del Norte”. En la misma semana, un niño de trece años y un hombre al que se le había estropeado la furgoneta han sufrido el mismo destino que Keith Lamon Scott.

 

faldon_noticias

Miguel Gómez Garrido

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner