lamarea.com

martes 20 febrero 2018

Política

Elecciones vascas (II): el compromiso de su sociedad civil

Con una población muy activa y comprometida por el bien colectivo, su censo electoral destaca por la fragmentación ideológica aunque proclive a reconocer la plurinacionalidad española.

21 septiembre 2016
09:07
Compartir
Elecciones vascas (II): el compromiso de su sociedad civil
Un acto del lehendakari Iñigo Urkullu en la Plaza de Arriaga de Bilbao. PNV

BILBAO // Con un censo electoral que no llega a los dos millones de personas, Euskadi acostumbra a sacar pecho de que “todos nos conocemos, al menos, de vista y sabemos cómo piensa el de al lado”. Esa es una realidad que, en ocasiones, ha servido para escribir capítulos sangrientos de su historia reciente pero también para mantener movilizada a una sociedad civil con un sentimiento de protección del bien colectivo inquebrantable.

Los vascos tienen muy claro que no sólo son las ventajas fiscales de su autogobierno y el Concierto económico los motivos para atenuar el impacto de la crisis y la corrupción que ha devastado otras regiones del estado. “La sociedad civil vasca está muy viva, bastante más que en otras comunidades autónomas. Este es el motivo de que la agenda social siempre tiene especial relevancia en unas elecciones, por encima incluso de las ideologías políticas”, explica el consultor Iván Redondo.

Y de esta hiperactividad asociativa que ha perdurado desde los albores de la democracia -pese a la existencia de ETA o, quizá, a causa de ella-, en casi todos los ámbitos de la vida se han edificado los dos triunfos electorales consecutivos de Elkarrekin Podemos. La población vasca menor de 40 años representa el 34% del censo electoral actual, un espacio demográfico que fue ocupado durante muchos años por la izquierda abertzale con mensajes alternativos sobre la independencia y la agenda social igualitaria.

De esta manera, la gran mayoría de los votantes que se declaraban ecologistas, progresistas o izquierdistas en Euskadi inclinaban sus opciones electorales hacia la izquierda independentista. El cambio más radical ha llegado con la ruptura de la dicotomía histórica entre nacionalismo versus constitucionalismo por parte de una nueva generación de votantes con un perfil ideológico más proclive a una plurinacionalidad española siempre que respete la identidad vasca y su ámbito territorial, las fuentes que han alimentado al independentismo.

Reparto del voto

Y aunque parezca excesivamente generalizado, muchos de ellos son hoy profesionales surgidos del entramado cooperativista, algunos con formaciones técnicas complementarias que a nivel laboral tienen salidas más que aceptables en el entramado industrial de Euskadi. “Buena parte de los votantes de Podemos tienen este perfil y eso es algo que preocupa al PNV porque también se nutría de los apoyos de este sector de la población”, asegura Redondo.

Otra particularidad de la comunidad autónoma vasca en relación a la evolución ideológica en el resto del Estado afecta directamente al PSE. Hasta hace unos años, el pulso entre socialistas y nacionalistas era tenaz en cada cita electoral. El 60% de la población vasca (con picos que llegaron al 80% que se reconocía socialista o, simplemente, socialdemócrata) no tenía duda a la hora de elegir el color de su papeleta: el PSE. Todo eso ha mutado como cambia la tonalidad de la piel de un camaleón en peligro.

Estudios sociológicos recientes, sobre todo a raíz de la irrupción vigorosa de Podemos, han detectado que los socialistas se han quedado con un tercio de ese electorado que declara sentirse abiertamente socialista en Euskadi. Otro tercio fluctúa, según el ámbito de los comicios, entre el PSE y la formación morada, mientras que el resto ha encontrado acomodo en la nueva fuerza progresista. Y, de momento, sin dar muestras de importarle mucho el ámbito geográfico de los comicios.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Gorka Castillo

Gorka Castillo

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".