lamarea.com

domingo 27 mayo 2018

El archivo

El Archivo

Ciudadanos se rinde en su cruzada contra la corrupción

El partido de Albert Rivera vuelve a cambiar de opinión. La malversación y la prevaricación ya no son motivo para dimitir, a diferencia de sus exigencias en el caso de Chaves y Griñán.

24 agosto 2016
22:18
Compartir
Ciudadanos se rinde en su cruzada contra la corrupción
Albert Rivera, en una foto de archivo. Ciudadanos

MADRID// El secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, ha bajado el listón de la corrupción política a únicamente los casos en los que ha habido enriquecimiento ilícito, según ha asegurado en una entrevista en la Cadena SER. Siguiendo la senda comenzada por el portavoz de la formación naranja, José Manuel Villegas, ha aseverado que no es lo mismo “meter la mano que meter la pata”, y ha añadido que los delitos de malversación, prevaricación o fraude fiscal en la vida privada quedarían excluidos del pacto anticorrupción firmado con el PP. Paradójicamente sí valen para el PSOE y los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán porque, aunque quedarían fuera del listón, se trata, según De Páramo, de “un caso distinto”. Lo que no ha especificado el dirigente de Ciudadanos es por qué es distinto que sin haberse enriquecido de forma ilícita, Chaves y Griñán hayan tenido que dimitir.

Sobre el diputado del PP por Castellón Oscar Clavell, procesado por malversación y prevaricación, deja, sin embargo, a elección del partido la decisión sobre si es o no apartado de su cargo, e insiste en que esa cuestión no forma parte de su acuerdo por corrupción. Pretender que cualquier imputado tenga que ser apartado de su cargo es “demagogia pura y dura”, ha afirmado.

La modificación de las causas de corrupción para dimitir, uno de los puntos del acuerdo previo para sentarse a negociar, se produce sólo cinco días después de que se firmaran unas condiciones que Albert Rivera consideraba innegociables. De Páramo aseveró antes de firmar el pacto: “No hay matices contra la corrupción”. El punto del texto firmado decía: “Separación inmediata de cualquier cargo público que haya sido imputado formalmente por delitos de corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial”. Ahora Ciudadanos ha vuelto a cambiar radicalmente su posición.

La frase pronunciada por el secretario de Comunicación -“No es lo mismo meter la mano que meter la pata”- forma parte del argumentario de Ciudadanos estos días. También José Manuel Villegas e Inés Arrimadas han incidido en esa diferenciación y el propio Albert Rivera la decía para minimizar el escándalo de su formación en la Asamblea de Murcia, donde se cargaron facturas del partido al erario público.

No obstante, el líder de Ciudadanos consideraba anteriormente que meter la pata por prevaricación tenía que conducir al abandono del acta y la política de manera fulminante. No había lugar a dudas, era lo mismo y era motivo de dimisión. Eran los tiempos en los que su discurso -pose, para algunos- contra la corrupción le granjeaba apoyos.

 

Captura de pantalla 2016-08-24 a las 21.48.27

faldon_noticias

 

 

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

El último doctorado

"Esta es, por fin, mi última tesis doctoral. Tras 40 años trabajando como investigador, tengo mucho que agradecer y una buena pila de historias que compartir. Para los jóvenes de hoy, valgan estas líneas como excursión a un pasado remoto", escribe Àlex Gaita en esta serie de.ficción

El famoso chalet

"Podemos ya había dado un giro bastante difícil de explicar. Había pasado en unos pocos meses del discurso radical empleado a uno mucho más moderado, claramente posibilista."