Pactos electorales: los partidos alemanes superan sus líneas rojas

Sarah Wagenknecht en un acto del Die Linke en Alemania.

Los socialdemócratas se replantean su veto a Die Linke para facilitar un futuro gobierno de centroizquierda. ¿Qué ocurrirá en España?

En el otoño de 2013, la oposición en Alemania tenía la oportunidad de echar del poder a la canciller Angela Merkel. En las elecciones parlamentarias de ese año, el Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y Die Linke (La Izquierda) juntos obtuvieron más escaños que la Unión Democristiana (CDU) de Merkel, con su socio en Baviera, la CSU: 320 frente a 310. Sin embargo, no hubo acuerdo de centroizquierda porque los socialdemócratas habían prometido una y otra vez durante la campaña electoral que no pactarían con Die Linke. 

Este rechazo se basaba en una mezcla de resentimientos históricos, reparos porque la formación sucesora del viejo partido comunista (SED) que mandaba en la República Democrática de Alemania (RDA) no se había distanciado lo suficiente del régimen anterior y cálculos electoralistas, ya que el SPD quería evitar que la derecha reforzara su campaña acusándole de hacer causa común con “radicales y extremistas”. Así que el presidente socialdemócrata Sigmar Gabriel aceptó formar un gobierno de gran coalición con los conservadores, gracias a lo cual Merkel sigue mandando en Alemania y en Europa.

En las cuatro décadas de democracia, en España nunca ha habido un gobierno estatal compartido por dos o más partidos.

Puedes seguir leyendo este reportaje en #LaMarea40. 

Thilo Schäfer

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner