lamarea.com

sábado 21 abril 2018

Política

“Un gobierno progresista tendría que desobedecer los tratados de la UE”

La Marea aprovecha el viaje de los dos representantes europeos a Barcelona para participar en un acto conjunto para ponerles, ahora que sus partidos han logrado ir en coalición en España, la grabadora a los dos al mismo tiempo

10 junio 2016
08:11
Compartir
“Un gobierno progresista tendría que desobedecer los tratados de la UE”
Marina Albiol y Miguel Urbán, junto a la estación de Sants, en Barcelona

Marina Albiol (Grao de Castellón, 1982) y Miguel Urbán (Madrid, 1982), de Izquierda Unida y de Podemos respectivamente, son dos de los eurodiputados más viajeros. Se marcan el objetivo de contribuir a formar alianzas a nivel europeo y de combinar el trabajo institucional con el de “activistas” sobre el terreno. Será en este campo continental y de doble dimensión donde se jugará realmente el futuro de la izquierda que aspira a llegar a las instituciones. “No tenemos fines de semana”, bromean. La Marea aprovecha el viaje de los dos representantes europeos a Barcelona para participar en un acto conjunto para ponerles, ahora que sus partidos han logrado ir en coalición en España, la grabadora a los dos al mismo tiempo.

¿Cómo está siendo su trabajo en estos momentos en la UE?

Urban: Yo me definiría un poco como un activista con abono transporte. No tenía experiencia en actividad parlamentaria, mientras que Marina sí, con lo que para mí ha sido una cosa extraña. Además la propia estructura de la UE yo siempre digo que es una especie de centro comercial de burócratas. Tienes de todo, hasta un Carrefour en la planta menos dos.

¿Literalmente?

Urbán: Literalmente. Y peluquería, agencia de viajes, gimnasio, tres bancos. Tienes cama en tu despacho y una ducha, con lo cual…

Pero luego hay fama de que los eurodiputados no van a trabajar tanto como deberían.

Urbán: Depende. Hay un sector que no va y otro que se mata a trabajar. Si tú quieres trabajar en los institucional te puedes morir de papeles. Si no quieres hacer nada y aparentar que haces algo también lo puedes conseguir. Es bastante curioso. Yo he intentado ligar el trabajo institucional con el de activismo político, tratando de que hacer que éste se salga de sus parámetros.

¿Cuáles son sus prioridades en la UE en estos momentos?

Albiol: La izquierda tiene tres grandes cuestiones: la lucha contra el TTIP, el CETA y el TISA, los refugiados y refugiadas y la lucha contra las mal llamadas políticas de austeridad. En todos estos ámbitos nuestra acción es a nivel parlamentario pero también en la calle, en el activismo político. La UE es una institución bastante opaca, antidemocrática, en la que hay poco margen para hacer política, porque además es un monstruo burocrático. Por eso es importante combinar las luchas.

Son diputados de IU y de Podemos. Trabajan juntos en el plano europeo, pero ¿y en el español?

Urbán: Bueno, yo creo que hemos hecho también un esfuerzo de comprensión de que había muchas cosas en común, que era mucho mejor abordar de forma coordinada. Lo hemos hecho desde el principio. No hemos necesitado a Unidos Podemos para trabajar de forma unitaria.

Albiol: Y luego también porque es cierto que había muchos espacios en que nuestras organizaciones ya estaban trabajando juntas. Por ejemplo en la plataforma contra el TTIP. No sólo nosotros, también con Compromís, con ERC…

Albiol afirma que cada vez es más europeísta y menos de la UE

Albiol: Claro, porque la UE es un conjunto de políticas y estructuras criminales, como se ve con el tema de los refugiados, de las migrantes, de los recortes de derechos… sus instituciones están al servicio de una élite. Eso es la UE, eso no es Europa. Tenemos que saber apuntar bien al enemigo. A eso hay que responder no encerrándonos en nuestros estados nacionales sino con una alianza de toda la clase trabajadora de Europa, para hacer ese proceso constituyente europeo.

Ese nuevo proyecto, ¿se construye sobre las bases de la UE o sobre sus ruinas?

Albiol: Nosotros pensamos que la UE desde el principio se creó para defender los intereses de una élite y que todas sus instituciones, desde los tratados de Maastrich, de Lisboa, la moneda, los nuevos que vienen como el TTIP… todas están en realidad creadas para eso. Por tanto entendemos que la UE no es reformable. Eso no significa que no tengamos un proyecto a escala europea.

De modo que no se trataría tanto de participar en la UE como construir una estructura diferente.

Urbán: Bueno, realmente participamos en el Parlamento, que yo creo que es una cosa también diferente a la UE. De hecho es el único estamento con elección directa y es el que menos competencias tiene. Con lo cual, ¿cómo vamos a plantear reformar algo si en el único sitio en el que los ciudadanos pueden votar de forma directa no tiene apenas ningún tipo de poder? Gran parte de nuestros problemas cotidianos se llaman UE y gran parte de las soluciones se llaman construir una Europa diferente. No podemos dar el espacio de impugnación a este sistema antidemocrático a la extrema derecha. Hay que disputarlos desde una perspectiva internacionalista y perspectiva que permita una salida a este monstruo. Nosotros no somos euroescépticos, quien lo es es la UE.

¿Tendrían por tanto pensado construir una estructura supranacional paralela a la UE?

Urbán: De momento sería adelantar muchas pantallas. Lo primero que tendría que hacer un gobierno progresista, que quiera proteger a su gente, sería desobedecer a los tratados de la UE. Hacerlo en clave propositiva, porque el PP ya lo hace. Nosotros creemos que hay que incumplirlos para poder plantear que no es viable ese marco político y económico.

Albiol: La UE está creando un enfrentamiento entre las dos Europas. La central y la periférica, o la norte y la sur… Nuestra alternativa no puede nunca ser en clave de enfrentamiento de Europas. Hay que tejer alianzas y desobedecer, romper las reglas, para que las políticas den respuesta a la mayoría social.

En cuanto a la confluencia Unidos Podemos. ¿Va a haber un problema a la hora de unir en campaña a Podemos e IU a nivel discursivo?

Albiol: Creo que la virtud de este acuerdo es que hemos sido capaces de poner el interés general por encima de los intereses de cada partido en clave identitaria. Ha sido un acuerdo pensando en las clases populares de este país, que necesitan que desalojemos a la derecha de las instituciones.

Urbán: Seguramente habrá problemas. Y si no los hubiera me preocuparía. Porque además un momento de campaña electoral es de mucho trabajo, mucha tensión, y surgen problemas hasta con la pareja. No está sólo IU y Podemos, hay un multiplicidad de actores. Eso también es muy interesante, la coralidad con la que vamos a ir a estas elecciones, que expresa también la pluralidad de un movimiento popular diverso. Es normal que tengamos problemas. Yo creo que vamos a saber gestionarlos. El reto es qué vamos a hacer después del 26-J. Porque para mí el acuerdo con Unidas y Unidos Podemos lo importante no son sólo las elecciones, sino el día después: cómo vamos a estar preparados para sostener un gobierno que pueda enfrentarse a la troika o para parar los recortes que vengan de un gobierno títere de la troika. Para eso es importante este acuerdo. La troika no negocia, chantajea.

Albiol se reivindica comunista, algo con lo que están atacando desde la derecha a la coalición Unidos Podemos. ¿Qué significa el comunismo hoy en día?

Albiol: Bueno, comunismo significa que todos y todas podamos tener una vida con dignidad, que nuestros recursos estén para que den respuesta a las necesidades que tiene la mayoría de la población. Y cuando hablamos de comunismo hablamos también de defender los derechos humanos, que en estos momentos están siendo machacados. Pero el hecho de que constantemente se intente atacar a la coalición por este tema, lo que demuestra es el miedo que tiene la derecha y los poderes económicos de este país. Se les acaba el chollo de robar, de seguir haciendo políticas en beneficios de las grandes empresas.

Urbán: De hecho se lo creen más que nosotros, eso de que podemos ganar. No sé qué encuestas deben tener, pero están muy nerviosos.

Albiol: Se ha demostrado que no puede haber un capitalismo de rostro amable, un capitalismo bueno, y por tanto la socialdemocracia lo que ha hecho al final es acabar asumiendo los postulados neoliberales. Esa vía ya no es posible. Apostamos por una sociedad en la que el dinero de todos y de todas no sirva para rescatar a la banca privada sino la factura de la luz de aquellos que no la pueden pagar.

Albiol es parte del llamado 49% que no acababa de lograr hacerse con la directiva de IU. Ahora que eso ha cambiado, ¿en qué se va a notar?

Albiol: Las líneas por las que vamos a guiarnos están en ese documento que ha aprobado la militancia. IU tiene que ser útil para los trabajadores. Lo ha sido y lo sigue siendo. Durante muchos años ha sido la única fuerza que ha estado presente en todas las luchas sociales y haciendo esa oposición en muchos casos casi heroica con pocos diputados y mucha derecha. Para seguir siendo útil necesitamos adaptarnos a los cambios sociales que se han producido. Queremos hacer una organización más ágil, menos burocrática, más participativa, y centrándonos mucho en el conflicto social. Entendemos que las conquistas se hacen en las calles. Las instituciones lo que hacen es plasmar todo lo que hemos conseguido en las calles. También tenemos que recuperar el movimiento político y social que es IU.

¿Cómo valoras el trabajo de Alberto Garzón? ¿Es también una victoria suya?

Albiol: Sí, claro. Es cierto que hemos sufrido mucho en los últimos años. Algunas encuestas ns daban la desaparición institucional. Se hizo una muy buena campaña en el 20-D y Garzón ha sido una de las piezas fundamentales. También es un trabajo colectivo de miles de militantes que cada día están en la calle, en las sedes, poniendo tiempo y dinero de sus bolsillos para hacer político.

¿Será IU una especie de garantía de izquierdas en un gobierno con Podemos?

Albiol: Creo que nos estamos adelantando muchísimo. Primero la gente tiene que votar, tenemos que ver los resultados y evidentemente no es lo mismo en qué posición quede cada partido. No es lo mismo apoyar un gobierno desde fuera que formar parte de él. Si la pregunta va por si IU puede tirar de Podemos hacia la izquierda, creo que la virtud de esta coalición es que hemos sido capaces de llegar a unos puntos en común. Por otra parte cada uno mantiene su programa propio y sus valores.

¿Urbán valora positivamente los cambios internos a nivel organizativo de Podemos?

Urbán: Ha muerto el proyecto de Vistalegre. No porque se le cortara la cabeza a nadie, sino porque se ha visto incapaz de implementarse. Se ha visto que Podemos era un movimiento popular al que intentaron convertir en partido. Cuando resurge más la idea de movimiento popular es cuando a Podemos le va mejor en todos los sentidos. Echenique es una persona mucho más conciliadora y se acerca mucho más a los postulados que yo defendí en la asamblea de Podemos. Estoy más cómodo. Ahora, quiero verle trabajar. No le doy un cheque en blanco a nadie. Echenique no lo va a tener fácil, va a tener todo nuestro apoyo para democratizar, pero también encontrará nuestra crítica si hace todo lo contrario. Ningún cheque en blanco, ni a Pablo Echenique, a quien quiero muchísimo, ni a nadie.

¿Tiene mucho trabajo por delante?

Urbán: Mucho. Que haya fracasado Vistalegre no significa que hayamos podido tener el espacio, el tiempo o la serenidad para poder repensar el modelo. Creo que es lo que hay que hacer. Y evidentemente el acercamiento a IU, que algunos defendimos desde el principio, nos parece una buena opción. Se está demostrando que no era sólo una percepción de unos cuantos, sino una voluntad generalizada de la población.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

_blank

LM59 – Abril 2018

mi master - la marea

Última hora

Tus artículos

Aumentar la masa de borregos

¿Te molesta que Cristina Cifuentes haya obtenido su máster con una 'ayuda' que tú no has tenido? En 'La Marea' queremos escucharte y darte voz. Estas son algunas historias.

Los socios/as escriben

Voces de los migrados y migradas desde Berlín

Algunas reflexiones en un acto organizado por el círculo de Podemos Berlín y Podemos Andalucía.