lamarea.com

miércoles 25 abril 2018

Medio ambiente

Una guía para que los ayuntamientos eviten los contaminantes hormonales

Ecologistas en Acción presenta un documento enfocado a que las administraciones locales limiten la exposición de la población a los contaminantes hormonales.

23 mayo 2016
18:41
Compartir
Una guía para que los ayuntamientos eviten los contaminantes hormonales

La administración como aliada en la lucha contra los contaminantes hormonales. Es lo que se ha planteado la organización Ecologistas en Acción con la publicación de una guía para informar a la población de los riesgos que entrañan estos compuestos, también conocidos como disruptores endocrinos (EDC, Endocrine Disrupting Chemicals en inglés): sustancias químicas sintéticas capaces de alterar el funcionamiento del sistema hormonal de humanos y animales.

Entre otras cosas, la guía proporciona información y presenta alternativas seguras al uso de plaguicidas en zonas verdes, fomenta el el uso de alimentos sanos y el uso de envases libres de EDC. Asimismo, contiene pautas para informar a los ciudadanos y formar a sanitarios, educadores y periodistas sobre los contaminantes hormonales; sus riesgos, las principales fuentes de exposición y la forma de reducirlas.

“Es importante que los ayuntamientos tomen partido en este asunto”, señala Kistiñe García, responsable de la campaña Libres de contaminantes hormonales, en la que se enmarca la guía. “Estamos yendo poco a poco: de momento lo presentamos en Madrid y nuestro plan es hacerlo en Barcelona el próximo mes de junio”.

Entre los problemas a los que se enfrentan los ayuntamientos, según explica la portavoz de Ecologistas en Acción, destacan el uso de EDC como el conocido glifosato. “Muchos gobiernos municipales se ven en la situación de que no saben qué hacer, ni cómo pedirle a las empresas otro tipo de gestión libres del empleo de disruptores hormonales como este, que desgraciadamente es muy barato. Pero el precio no debe ser el único factor a tener en cuenta a la hora de contratar un determinado servicio”.

Presión ciudadana

Para García, la concienciación sobre el peligro que suponen para la salud humana este tipo de compuestos químicos “va en claro aumento”. Y aunque España está todavía “muy lejos del nivel de compromiso en la lucha contra los EDC que existe en otros países de Europa, especialmente en los del norte, la ciudadanía cada vez demanda más información sobre ellos. Por eso es importante que la presión se haga desde abajo, que sean los propios ciudadanos los que exijan a sus representantes municipales, o en su caso a las diputaciones o a las comunidades autónomas, que tomen las medidas necesarias para proteger a la población de la exposición a los contaminantes hormonales”.

Por otra parte, y aprovechando el lanzamiento de la guía, Ecologistas en Acción ha registrado este mismo lunes en el Ayuntamiento de Madrid una moción para reducir la exposición de la población y el medio ambiente a los contaminantes hormonales. La misma moción ya se ha aprobado en municipios como Lizarra (Navarra) o Anglès (Girona). También Aragón y La Rioja han aprobado Proposiciones No de Ley por las que se comprometen a solicitar a sus gobiernos un plan para reducir la exposición de su población a los contaminantes hormonales.

bannernewsletter

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Cabezas

Dani Cabezas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

_blank

LM59 – Abril 2018

mi master - la marea

Última hora

Tus artículos

¿Dónde está mi derecho a decidir?

"Se trata de hacer valer una más que dañada democracia, que parece que nunca acaba de despertar"

Los socios/as escriben

Voces de los migrados y migradas desde Berlín

Algunas reflexiones en un acto organizado por el círculo de Podemos Berlín y Podemos Andalucía.