lamarea.com

miércoles 20 septiembre 2017

Internacional

La policía griega traslada refugiados de Lesbos maniatados con bridas

Un vídeo grabado en el ferri que une Mitilene y Kavala demuestra que le atan las manos con bridas. Posteriormente les suben a autobuses para llevarlos a un campo militar, donde serán recluidos a la espera de ser deportados o no a Turquía

04 abril 2016
14:50
Compartir
La policía griega traslada refugiados de Lesbos maniatados con bridas

JESÚS RODRÍGUEZ // La Directa ha tenido acceso a imágenes registradas en el interior de un ferry donde se han hecho traslados de refugiados desde Lesbos hasta la Grecia continental, un operativo organizado por la policía griega fruto del pacto con la Unión Europea. La grabación muestra cómo un grupo de entre 200 y 230 refugiados son trasladados en parejas, con las manos ligadas con bridas y custodiados por policías griegos. Los hechos ocurrieron entre las 10.45 y las 11:15 horas del sábado 2 de abril, mientras el barco estaba anclado en el puerto de Mitilene, Lesbos.

“Los iban subiendo al barco en medio de un gran dispositivo policial y los encerraban a todos en la misma sala. Por unas ventanas que daban a la cubierta pudimos ver cómo les obligaban a estar sentados con las manos atadas y con policías vigilando. El resto de los pasajeros del ferry estábamos en otras dependencias”, nos explica la periodista catalana Sara Montesinos, que se encontraba en el barco con el fotoperiodista David Zorrakino, cuando lo pudieron grabar escondidos, pese a la fuerte presencia de policías de uniforme y de paisano. “Pasaron todo el viaje atados, pero nosotros no pudimos seguir grabando porque la policía se dio cuenta y nos amenazó. Justo después bajaron las persianas”, explica Montesinos.

“Cuando el ferry llegó a Kavala (Grevia continenta), primero bajaron los viajeros. Había seis o siete autobuses griegos de traslado de detenidos, a los refugiados los bajaban por una rampa, los buses daban marcha atrás, entraban en el ferry y hacían subir a los refugiados. La gran mayoría eran pakistaníes, nosotros sólo vimos hombres adultos”, detalla la periodista. “Muchos llevaban una mochila de la ONG Samaritan’s Purse, una de las pocas que se mantiene en el interior del centro de internamiento de Moria, de donde hace pocos dias se marchó Médicos sin Fronteras, entendiendo que ya no era un campo de refugiados”, sigue explicando en conversación telefónica.

Montesinos nos explica que en Kavala hay un campo militar de donde ya no se puede salir libremente. Es allí, precisamente, donde quedarán reclusos y en un limbo legal. El Gobierno griego y la UE tendrán que decidir si los deporta a Turquía, ya que formarían parte de los 50.000 refugiados que llegaron a Grecia antes del 20 de marzo. Los militares están llegando masivamente a Lesbos, donde se ha desplegado desde hace días la comandania de la policía griega y de los funcionarios europeos de Frontex que coordinará toda la operación de detención de refugiados.

“Ahora la gente cuando llega a las playas de la isla sale corriendo, para esconderse, saben que les detendrán. En Lesbos, desde hace unos días todo ha cambiado, ya no es un lugar de acogida y no es el centro de atención mediática, la prensa se ha ido y la policía persigue a las refugiadas para detenerlas”, relata con indignación la joven catalana que desde hace un par de meses está involucrada en las campañas de solidaridad con las refugiadas. Montesinos y Zorrakino ahora se han trasladado a Idomeni, para seguir vigilando la actuación de las autoridades europeas. Los últimos cálculos de Médicos sin Fronteras sitúan unas 15.ooo personas todavía bloqueadas en este punto de la frontera con Macedonia.

[Artículo publicado originalmente en catalán en La Directa]

La Directa

La Directa

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM52 – Septiembre 2017

Última hora

Tus artículos

Harto de historia(s)

El escritor Boris Matijas, nacido en Knin (Croacia), reflexiona sobre las similitudes dialécticas que encuentra entre el conflicto de los Balcanes y Cataluña a raíz de un artículo publicado por Antonio Maestre.

Los socios/as escriben

¿La república catalana será de izquierdas?

"No parece que la mayoría de liderazgos independentistas tengan especial afán democratizador, más allá del referéndum y el proceso participativo para hacer la nueva constitución", apunta el autor.