lamarea.com

domingo 18 febrero 2018

Política

‘El Tesorero’: tú también puedes ser un corrupto

El creador de un juego de mesa que parodia la corrupción en España pide 5.000 euros a través de un crowdfunding.
Los suscriptores de La Marea o los mecenas del juego pueden disponer de una carta especial, La Marea Leaks.

29 marzo 2016
18:06
Compartir
‘El Tesorero’: tú también puedes ser un corrupto
El Tesorero

Un juego de cartas* para divertirse en familia o entre amigos mientras emulamos a algunos de los mayores corruptos de España. Es la idea que se esconde tras El Tesorero, un proyecto de Rafael Conde, profesor de sociología y márketing en diseño y desarrollo de videojuegos. “Soy una persona a la que, como a muchos ciudadanos, le preocupa la corrupción”, explica. No se trata de frivolizar sobre un tema tan grave como éste, sino de echarle un poco de sentido del humor al asunto. Porque la comunicación tiene que ser a varios niveles. Lo que es una frivolidad es volver a votarles”, añade Conde.

Lo que empezó como “una broma” fue tomando forma de manera más y más seria, y ahora se ha convertido en un crowdfunding en la plataforma de micromecenazgo Verkami, a través de la cual Conde y su socio, el ilustrador Miguel Rejas, tratan de conseguir el dinero necesario para hacer realidad su proyecto. En total, 5.000 euros, para lo que tienen poco menos de un mes. Entre las recompensas por apoyar el proyecto -que tienen nombres como Finiquito, Gürtel o Tarjeta Black- destacan premios como una suscripción a La Marea.

“Quisimos hacer el juego realidad, pero nos dimos cuenta de que no teníamos ni un duro”, recuerda Conde. “Y queríamos hacerlo bien, porque el objetivo no es lanzar un juego que sólo regales para hacer la gracia, sino que además sea un buen juego, divertido y al que tengas ganas de jugar muchas veces”.

Y es que Conde es un gran aficionado a los juegos de mesa. De hecho, la idea de crear El Tesorero surgió jugando a Monopoly Deal: “Nos dimos cuenta de que a menudo se produce esa situación: me debes dinero, te pago con un sobre por debajo de la mesa… Algo muy parecido a lo que se produce en los casos de corrupción. Así que nos dijimos, ¿por qué no hacer un juego?”. Los responsables del proyecto tenían claro que el momento era éste, y no otro. “Creo que ahora es cuando la gente está realmente cabreada con este tema: es posible que dentro de no mucho tiempo estemos pensando en otra cosa”, asegura.

Más allá del tablero de juego, una pregunta hace reflexionar a Conde: ¿cualquiera puede ser un corrupto? “No es nada fácil: para ser un buen corrupto hay que saber. Hace falta un tinte de profesionalidad para convertirse en un Bárcenas”, concluye.

* Actualización: 10/4/16, 21.30 h. Los autores del juego ofrecen a todos los mecenas que sean suscriptores de La Marea o que elijan una recompensa que incluya la suscripción, una carta extra: La Marea Leaks. Ésta simula una información priviliegiada, así que permite ver durante unos segundos las cartas de los demás.
**Rafael Conde es socio usuario de la cooperativa MásPúblico, editora de La Marea.

bannernewsletter

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Cabezas

Dani Cabezas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".