Amnistía Internacional pide a Apple que aclare si usa cobalto extraído por menores

El cobalto se extrae de forma manual en las minas de la RDC y a menudo participan en el trabajo menores. © AI y Afrewatch

La organización denuncia la explotación infantil en las minas de la República Democrática del Congo.

¿Respeta Apple los derechos humanos? Amnistía Internacional (AI) ha pedido a la compañía que investigue su cadena de suministro para asegurarse de que sus productos no contienen cobalto extraído en situaciones que vulneran los derechos humanos, como el trabajo infantil o el trabajo realizado por adultos en condiciones peligrosas. En un comunicado, AI insiste en que si Apple no dispone de esta información debe dar los pasos adecuados para obtenerla y no mirar hacia otro lado.

Para ello, ha solicitado los nombres de las empresas proveedoras de cobalto que participan en su cadena de suministro, incluyendo el máximo de información posible sobre el lugar y las condiciones de extracción. “De comprobarse que existen violaciones de los derechos humanos en la cadena de suministro, la empresa debe tomar medidas para reparar el daño sufrido”, afirma la organización.

Según recoge Amnistía Internacional, la República Democrática del Congo (RDC) produce al menos el 50% del cobalto del mundo. “Uno de los mayores procesadores de mineral del país es Congo Dongfang Mining (CDM), filial en propiedad exclusiva del gigante chino del comercio de minerales Zhejiang Huayou Cobalt Ltd (Huayou Cobalt). Más del 40% del cobalto que adquiere Huayou Cobalt procede de la RDC”, sostiene la organización, que presentó recientemente junto a Afrewatch una investigación que documentaba cómo Huayou Cobalt y su filial CDM procesan el cobalto antes de venderlo a tres fabricantes de componentes para baterías en China y Corea del Sur.

“Los mineros que trabajan en las zonas donde CDM compra el cobalto corren riesgos para la salud a largo plazo y un alto riesgo de sufrir accidentes mortales. Al menos 80 mineros artesanales murieron en los túneles en el sur de la RDC sólo entre septiembre de 2014 y diciembre de 2015. Se desconoce la verdadera cifra, pues muchos accidentes no se registran y se dejan los cadáveres enterrados bajo las rocas”, denuncia Amnistía Internacional.

En el caso de los niños, AI asegura que trabajan hasta 24 horas diarias en la mina, con pesadas cargas, para ganar entre uno y dos dólares al día. Según Unicef, en 2014 había alrededor de 40.000 niños trabajando en minas en todo el sur de la RDC, muchas de ellas de cobalto.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner