lamarea.com

viernes 20 julio 2018

Opinión

La niebla de la cultura digital

Mery Cuesta denuncia “un paradigma del cambio continuo, un ‘pensamiento anestésico’ que supone en realidad un regreso a viejas tendencias”

06 marzo 2016
11:28
Compartir
La niebla de la cultura digital

La Rue del Percebe de la Cultura y la niebla de la Cultura digital (Consonni, 2015) es una colisión entre ensayo, crítica de arte y cómic, nacido de la cabeza y las manos de Mery Cuesta. Sólo una persona como Cuesta, que ha trabajado como crítica, comisaria de arte, dibujante y música de rock podría tener una visión tan lúcida sobre las turbulencias actuales en torno a la cultura. Hay que resaltar que el homenaje al célebre cómic de Francisco Ibáñez 13 Rue del Percebe es mucho menos gratuito de lo que pudiera parecer: en el año 2002 el entonces secretario de Estado de Cultura Luis Alberto de Cuenca prologó una reedición de las aventuras de esta peculiar comunidad de vecinos y además logró que Ibáñez recibiera la Medalla de Oro de Bellas Artes.

Las ideas que Cuesta expone dialogan, de manera consciente o inconsciente, con César Rendueles en Sociofobia (Capitán Swing, 2013) o Esteban Hernández en Nosotros o el caos (Deusto, 2015). En concreto, la conexión más evidente es la denuncia de un paradigma del cambio contínuo, un “pensamiento anestésico” que supone en realidad un regreso a viejas tendencias a las que se intenta dar una apariencia diferente. Por otra parte, la autora sí reivindica explícitamente la obra de Thomas Frank La conquista de lo cool (Alpha Decay, 2011), recuperando la historia de la extraña simbiosis entre contracultura y capitalismo, que llega hasta nuestros días en forma de “cultura digital”.

El planteamiento central de La Rue del Percebe de la Cultura es cómo el edificio donde se ubicaría alta cultura en el ático, cultura oficial en un primer piso, cultura popular en los bajos y underground/subculturas en el sótano, se ha derrumbado. Y cómo, al colapsar esta construcción histórica y arrastrar con ellas sus ascensores sociales, entre los cascotes y escombros aparece una espesa niebla, denominada cultura digital. Cuesta es contundente a la hora de evaluar el contexto actual: para la autora, esta cultura digital es “una forma de control que no es democrática, en la que no todo es compartible y ni siquiera publicable, y en la que cualquier atisbo de altruismo se monetiza y se saquea de raíz”.

La autora cierra el libro animado a “dejar de trabajar contínuamente”, reivindicando un “espíritu antisistema de hacer cosas inútiles y dejar escapar el tiempo entre las manos”, después de alertarnos de que “la oposición alta cultura/baja cultura o cultura popular” no es más que la traslación de “la lucha de clases más tribal y atávica que podamos imaginar”. Reflexiones imprescindibles para intentar orientarnos en todas las guerras culturales que está creando la derecha.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
David García Aristegui

David García Aristegui

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.