Indignación ante el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres en Honduras

berta cáceres

Firme defensora de los derechos humanos, Cáceres lideraba la comunidad lenca y movimientos campesinos. Hace sólo una semana denunció amenazas.

La coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, ha sido asesinada en el interior de su vivienda, en el departamento del Intibucá del sur-occidente del país. Durante el asalto, también resultó herido su hermano.

Firme defensora de los derechos humanos, Cáceres lideraba la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos. Hace sólo una semana ofreció una rueda de prensa en la que denunciaba que cuatro dirigentes de su comunidad habían sido asesinados y algunos recibieron amenazas, según informa Telesur.

En abril de 2015, Cáceres recibió el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas del medio ambiente. Según el informe ¿Cuántos más?, Honduras fue el país que registró más asesinatos per capita de defensores del ambiente en todo el mundo en 2014.

El secretario general del Partido Libertad y Refundacion (LIBRE), Juan Barahona, ha lamentado el asesinato en un mensaje en su cuenta de Twitter: “Asesinaron a la compañera Berta Cáceres esta noche en su casa”.

El asesinato de Berta Cáceres es el último de una larga lista de personas que dieron su vida por defender el medio ambiente frente a los intereses de las grandes corporaciones. Al menos 78 activistas medioambientales fueron asesinados el pasado 2015, según la ONG Global Witness. De ellos, la gran mayoría se concentran en Asia y América Latina.

A lo largo del jueves se sucedieron las muestras de indignación en todo el mundo. Ecologistas en Acción destacó que “además de identificar con toda claridad a los tratados de libre comercio como parte de un mismo engranaje que asegura la impunidad de las empresas transnacionales, Berta luchó por la salud, por la tierra y contra el patriarcado y la violencia. Se opuso al golpe de Estado del 28 de junio de 2009, que para el COPINH fue un instrumento de violencia al servicio de las empresas trasnacionales para el saqueo de los bienes comunes y la represión de las organizaciones sociales que se han opuesto a él. Además, Berta Cáceres fue firme en su rechazo a la instalación de
bases militares estadounidenses en el territorio lenca”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner