Pablo Iglesias se distancia de Sánchez con un discurso agresivo y de izquierdas

Pablo Iglesias ha hablado por primera vez desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados. PODEMOS

La alocución del líder de Podemos ha estado trufada de referencias al pasado de la izquierda luchadora por los servicios públicos y a las conquistas de la lucha obrera

MADRID// El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha renunciado a la ambigüedad que tanto explotó en periodo preelectoral y realizó un discurso muy agresivo y comprometido con los valores tradicionales de la izquierda para separarse del acuerdo de la “oligarquía” de Pedro Sánchez y Ciudadanos.

Sus primeras palabras fueron para recordar a Salvador Puig Antich y los trabajadores asesinados en Vitoria en 1976. Un discurso trufado de referencias al pasado de la izquierda luchadora por los servicios públicos y a las conquistas de la lucha obrera, en el que a su vez, Iglesias no ha olvidado a los movimientos sociales más actuales como el 15-M o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, tan importantes en su llegada a la tribuna de oradores.

El discurso inicial del líder progresista fue destinado a interpelar a todos aquellos que quieren evitar que Pedro Sánchez gire a la izquierda y pacte con Podemos. Instó al candidato a presidente del gobierno que no haga caso a Felipe González: “Su partido, señor Sánchez, fue el partido de la corrupción, el tráfico de influencias y el crimen de Estado. Desconfíe de quienes tienen manchado el partido de cal viva”. El líder de Podemos declaró que asistíamos a la primera entrega de un pacto de las oligarquías que empujaban a Sanchez a una gran coalición con Ciudadanos como Bisagra. Fue precisamente, con Ciudadanos -al que llamó en repetidas ocasiones “la naranja mecánica”- y con Albert Rivera con los que se mostró más duro.

Pablo Iglesias se refirió al líder de Ciudadanos, con continuas apelaciones a Nicolás Maquiavelo, como de una persona que se pone del lado de los que mandan. Un títere de las oligarquías al que le da igual todo con tal de servir a las grandes corporaciones: “Señor Rivera, quien no tiene más bandera que su cercanía con el poder, se convierte en su marioneta. El señor Rivera sería el jefe del Komsomol (Juventudes del Partido Comunista ruso) en la Unión Soviética y jefe de escuadra en la posguerra”.

“Hijos del totalitarismo”

En sus continuas apelaciones a todos aquellos que pueden componer la gran coalición de las oligarquías también tuvo para el Partido Popular, al que acusó de ser herederos del franquismo y devolvió las acusaciones de totalitarismo que habian llegado durante estos meses por parte de los conservadores: “Señores del PP, permítanme que les recuerde que muchos de ustedes son hijos políticos del totalitarismo. Su partido nació del acuerdo de siete ministros franquistas”.

Terminó, en su contrareplica con un duro enfrentamiento con los diputados del PSOE al acusar, nuevamente, a Felipe González de estar manchado con la cal viva de los GAL. Los continuos abucheos, insultos y desprecios que llegaban desde la bancada socialista obligaron a intervenir al Presidente del Congreso. Patxi López tuteó a Pablo Iglesias, lo que provocó que el enfrentamiento se trasladara a la presidencia de la mesa con el líder de Podemos. Acabó la intervención de Pablo Iglesias como empezó, de forma áspera, agresiva y muy distanciada del resto de actores que hoy se daban cita en el Congreso.

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner