lamarea.com

martes 17 julio 2018

Opinión

Ujieres con dinamismo

“Servir a España es muy esclavo, yo se lo digo a mi cría. Ahora, eso sí. Yo soy ujier pero aquí la iniciativa política se le pega a uno. Yo como ujier tengo mi ideología. Yo creo que un ujier tiene que ser proactivo”

18 febrero 2016
13:33
Compartir
Ujieres con dinamismo
Mariano Rajoy junto a un ujier en el Congreso de los Diputados. FERNANDO SÁNCHEZ

[Este artículo está incluído en la edición impresa de La Marea, que puedes comprar aquí]

Acércale un vaso de agua al diputado, chaval, que ha carraspeado. Juventud, divino tesoro, sí, pero no os enteráis de nada. Venga, que estamos en directo por la tele, ritmo, chaval, ritmo, hay que llenar la pantalla, que España nos mira. Un poco de dinamismo, me cago en la leche. Sin posavasos pero bueno, al menos no has salpicado. Yo en mi segunda legislatura ya reconocía 40 tipos diferentes de carraspeo. Y los 40 tipos significan lo mismo: dale agua a su señoría, coño. Un carraspeo de diputado es como cuando el Rafa Nadal se coloca el calzoncillo, ¿crees que le molesta? No, es una señal para decir que quiere pelotas nuevas y tú eres el chaval de las pelotas, no sé si me entiendes. Y hay que estar rápido. Vaya servidor del Estado estás hecho.

No me mires así, que sin leña no se aprende. Si conmigo no hubieran sido duros cuando Felipe González iba en pantalón corto no estaría aquí de jefe de ujieres. Me decía el jefe de entonces, Marcial, al ascensor, y allí que iba Marcial a darle al botón del segundo para que Fraga subiera parriba; Marcial, a la puerta, y allí que iba Marcial a decir hola buenos días, hasta luego buenas tardes; Marcial al suelo que viene Tejero, y Marcial al suelo que iba. Eran tiempos duros pero había seguridad en el trabajo.

Ahora mira tú, empieza la legislatura y un diputado no sabe si va a durar más de dos meses, si hay que repetir elecciones, si forma grupo propio o lo mandan al cuartillo de las fregonas con el grupo mixto. Me cago en la leche, qué temporalidad virgen santa, hasta Adolfo Suárez tenía más estabilidad laboral. Qué tiempos modernos nos han tocado. Yo a mi niña la mediana que quiere ser servidora pública como su padre, le digo que si quiere seguridad se meta mejor a domadora de leones. Y me dice la cría, coño, papá, pues como tú, domando leones. Qué jodía la niña, pero no le falta razón. Somos domadores de leones, o cuidadores más bien.

Me cago en la leche, qué trabajo. Un ujier vale más por lo que calla que por lo que cuenta. Te voy a contar la historia de cuando Pepe Bono nos puso a construir la clínica capilar y la capilla en la azotea del Congreso. Espera nene, otro carraspeo, venga ese vaso de agua, luego te cuento lo de Bono, que ahora hay trabajo. Servir a España es muy esclavo, yo se lo digo a mi cría. Ahora, eso sí. Yo soy ujier pero aquí la iniciativa política se le pega a uno. Yo como ujier tengo mi ideología. Yo creo que un ujier tiene que ser proactivo. Búscalo en el Internet. Proactivo. ¿Qué quiere decir? Que en estos tiempos convulsos los ujieres tenemos que ser un poco emprendedores. ¿Que ves que el debate se atasca? Toma la iniciativa y échale un chorreón de brandy al café.

No me mires así, chaval. Se trata de dinamizar. Hay que optimizar los recursos del Estado, y si el brandy puede ayudar a sacar adelante una Proposición no de Ley, pues ahí es donde está el ujier para servir a España y para servir un carajillo bien cargado. Estoy pensando en montar una startup: “Ujieres Con Dinamismo” (UCD), en homenaje a Suárez también. Y vender servicios a países subdesarrollados, como Mozambique o Portugal, para que el gremio sirva desde los parlamentos como impulso dinamizador de las economías emergentes.

Me regaló mi señora por reyes un libro de un entrepreneur de esos y me está gustando. Se aprenden conceptos. Son tiempos de cambio, chaval y los ujieres tenemos que adaptarnos. Te dice un diputado, con rastas o sin rastas, con corbata o con vestido, como sea, “a la segunda planta”. Pues tú vas y le pulsas la primera para que se cruce con otro líder y haya pacto. No sé si me entiendes, chaval. Entrepreneur. Esa es la clave. Lo tengo que hablar con Patxi López. Carraspeo, chaval, carraspeo, que te mira de reojo la taquígrafa y te quedas en babia como la Villalobos. Dinamismo, dinamismo, pim pam pum, vaso de agua.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Gerardo Tecé

Gerardo Tecé

Modelo y actriz. Escribe, pinta y colorea cosas en sitios desde que tiene uso de Internet. También en Carne Cruda, Vice, CTXT, 20 Minutos y Atresmedia, entre otros.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.