lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Sociedad

La URJC acoge el curso de una asociación que busca “evangelizar a través del arte”

La entidad católica Nártex imparte estos días un curso en el campus de Fuenlabrada de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).
Los trabajadores denuncian que es otra muestra de cómo los sectores más extremistas de la Iglesia “campan a sus anchas” por una universidad pública y aconfesional.

11 febrero 2016
11:52
Compartir
La URJC acoge el curso de una asociación que busca “evangelizar a través del arte”
Entrada al campus de Móstoles de la URJC.

“Pública y preparada para ti”. Es el eslogan de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la segunda en número de estudiantes de Madrid tras la Complutense. Unas palabras que parecen chocar frontalmente con una de las últimas iniciativas que acoge su campus de Fuenlabrada: el curso de la asociación católica Nártex, según denuncian a La Marea algunos de sus trabajadores.

La página web de Nártex no deja lugar a dudas sobre sus propósitos: “Nuestra intención es servir de herramienta para la Nueva Evangelización a través del arte”, apuntan abiertamente en la pestaña “Quiénes somos“. Una labor que llevan a cabo a través de visitas guiadas a iglesias, catedrales y monasterios, cursos de formación, trabajos de investigación y publicaciones de toda índole en colaboración con diversas instituciones religiosas.

El curso, que arrancó este miércoles y se ha organizado conjuntamente con la Pastoral Universitaria de la Diócesis de Getafe, se prolongará hasta el próximo 4 de marzo. Lleva por título Belleza tan antigua y tan nueva. Lo sagrado en la estética del arte contemporáneo, y en él se analizará el trabajo de artistas como William Turner, Vincent Van Gogh o Edvard Munch.

Lo que podría pasar por una simple aproximación al legado de esos artistas es, para los trabajadores, sólo la punta del iceberg de una estrecha colaboración entre determinadas congregaciones religiosas y la URJC. “Todo el personal de la universidad es perfectamente consciente de que esta gente campa a sus anchas en el campus, hay pasillos y departamentos enteros copados por el Opus Dei”, denuncia uno de ellos. Aun así, apunta, casi ninguno está dispuesto a hablar de ello: “Si no entras al juego y cuestionas cosas como ésta hay incluso quien te mira mal. La mayoría tiene asumido que eso es lo correcto, y que eres tú el que se equivoca si lo pones en entredicho”, se lamenta.

El citado trabajador apunta que la Universidad Rey Juan Carlos -que cuenta con campus en Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada, Vicálvaro y Aranjuez- “fue creada por Alberto Ruiz-Gallardón para tratar de compensar al resto, a las que consideraba demasiado ‘rojas’. Por eso lo primero que hizo fue poner en marcha en cada una de ellas centros ecuménicos. “Eso, unido a que tanto Pedro González-Trevijano, anterior rector, como el actual, Fernando Suárez, son personas cercanas al Opus Dei, lleva a que sea habitual ver en la universidad ceremonias religiosas de todo tipo, incluso en horarios lectivos. En el campus de Vicálvaro la decana usa el correo oficial para difundir actos religiosos como el del miércoles de ceniza. No se cortan un pelo”.

Toda esta colaboración y buen entendimiento entre la URJC y determinados sectores de la derecha se plasmó también en las informaciones sobre tratos de favor a políticos cercanos al Partido Popular. Familiares del propio Gallardón, Cristina Cifuentes, Jaime Mayor Oreja o Alberto Granados, entre otros, han tenido relaciones laborales de diversa índole con la universidad.

Un curso “aséptico”

Por su parte, la presidenta de la asociación Nártex, Isabel Fernández, asegura en conversación con La Marea que el curso que imparten en la URJC es “fruto de un acuerdo entre la Diócesis de Getafe, que también anuncia el curso en su web– y la universidad, que “también se imparte en otras universidades como el CEU” (privadas, eso sí) y que su contenido es “totalmente aséptico”, salvando las “lógicas referencias religiosas” de las propias obras. “Evidentemente, si en un curso hablamos de La Anunciación de Fra Angelico habrá que hablar de Dios”, apunta Fernández. “Pero no obligamos a nadie a asistir a los cursos”. En ese sentido, Fernández asegura que este tipo de actividades son “muy bien recibidas” por los alumnos, especialmente los de Humanidades.

Miguel Ángel Íñiguez, delegado diocesano de la Pastoral Universitaria de la Diócesis de Getafe, tampoco entiende las quejas de los trabajadores. “El curso se imparte en virtud de un acuerdo con la Universidad Rey Juan Carlos que, a su vez, se apoya en los acuerdos del Estado español con la Santa Sede”, explica. “No se trata de evangelizar ni de dar catequesis, sino de explicar el arte, parte del cual también tiene su lado sagrado, claro está. Los profesores son doctores y catedráticos, y el curso no está vinculado con otras actividades de la asociación, de la misma manera que la labor que yo desempeño en mi parroquia no tiene nada que ver con la Pastoral Universitaria”, señala.

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Cabezas

Dani Cabezas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".