Podemos apura las posibilidades de dar voz a sus confluencias en Galicia, País Valenciano y Cataluña

Hasta este martes están abiertas todas las posibilidades que pasan por crear un gran grupo mixto territorial o alianzas con Izquierda Unidad-Unidad Popular.

Se acaba el tiempo. Entre este lunes y martes debe aclararse si las confluencias con las que Podemos acudió a las elecciones en Galicia, País Valenciano y Cataluña el pasado 20 de diciembre podrán disponer de grupo propio. La tarea parece difícil. Quien tiene que decidir es la Mesa del Congreso en la que PP y Ciudadanos tienen mayoría: cinco representantes frente a los cuatro que suman PSOE y Podemos.

La clave es el artículo 23 del reglamento del Congreso:

1. Los Diputados, en número no inferior a quince, podrán constituirse en Grupo Parlamentario. Podrán también constituirse en Grupo Parlamentario los Diputados de una o varias formaciones políticas que, aun sin reunir dicho mínimo, hubieren obtenido un número de escaños no inferior a cinco y, al menos, el quince por ciento de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieren presentado candidatura o el cinco por ciento de los emitidos en el conjunto de la Nación.

2. En ningún caso pueden constituir Grupo Parlamentario separado Diputados que pertenezcan a un mismo partido. Tampoco podrán formar Grupo Parlamentario separado los Diputados que, al tiempo de las elecciones, pertenecieran a formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado.

Los tres portavoces de las candidaturas de coalición, En Comú Podem, Compromís-Podemos y En Marea, recuerdan que cada una de ellas tiene un número fiscal propio, cumplen las condiciones del número de diputados y tanto por ciento e incluso la web del Ministerio del Interior los considera como grupos separados. Hasta el rey Felipe VI les ha llamado a consultas para formar Gobierno de manera separada. Para ello deberán hacer su petición formal a la Mesa del Congreso que, presumiblemente, la rechazará y entonces cada una de ellas tendrá opción a hacer otra propuesta.

Otras opciones

La opción B de unidad que se baraja es la de crear una especie de gran grupo territorial que acoja a los 27 diputados (12 de En Comú-Podem; nueve de Compromís-Podem-És el moment y seis de En Marea). Aunque se está barajando el temor a que se diluyan en exceso las voces y a un posible trasvase de diputados de Podemos al grupo de Pablo Iglesias, hace que no termine de ser la más deseada.

Las otras hipótesis pasan por una especie de «sálvase quien pueda». Los gallegos son los más partidarios de esta opción ya que ellos creen que su candidatura es la más «limpia» de Podemos. También lo creen desde la coalición catalana, quienes consideran que el proyecto En Común es quien pilota la candidatura.

«Nosotros lo tenemos más difícil», reconocen desde Compromís-Podem-És el moment. La coalición valencianista está buscando nuevas fórmulas ante un «no» de la Mesa del Congreso que pasarían por unirse a los diputados de IU-Unidad Popular para formar grupo propio. Aunque tener como compañero de viaje a Alberto Garzón sería una opción deseable por los dos diputados de Iniciativa (el partido de Mónica Oltra que forma parte de Compromís), esto podría suponer que se rompiese la unidad y que los tres diputados de Podemos valencianos se fuesen con Pablo Iglesias y los dos del Bloc pasasen al grupo mixto.

En un artículo publicado en El País, Oltra lanza esta propuesta al líder del PSOE, Pedro Sánchez: «Digo yo que si no le ha hecho ascos a DiL –con la que está cayendo- no se lo va a hacer a estas candidaturas. Con más o, al menos, con la misma razón podría cederles un diputado o diputada socialista de ida y vuelta para borrar su presunto pecado original y poder formar grupo parlamentario. Es más, por si tres diputados le resulta demasiado gravoso en estos tiempos que corren, se lo pongo más fácil: ceda Ud. un diputado para poder formar un grupo En Comú Podem, Compromís-Podem-És el Moment y En Marea. Mire qué fácil solución. Y después nos sentamos a hablar de las políticas que necesita este país y, si hay acuerdo, hablamos del gobierno. Que ya va siendo hora».

Los movimientos de esta peculiar partida de ajedrez continuarán a lo largo de este lunes y hasta mañana no será cuando la Mesa del Congreso anuncie quiénes conformarán los grupos parlamentarios de la Cámara baja. Una cuestión muy importante ya que son la base para repartir las subvenciones parlamentarias, la distribución del tiempo de los debates y la posibilidad de hacer proposiciones e incluso participar en las comisiones.

bannernewsletter

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner