Podemos propone cinco puntos para guiar la reforma constitucional

Pablo Iglesias advierte al PSOE: "Si no entiende que España es plural, entonces entregará el poder al PP". Y asegura que le preocupa que "los que mandan en el PSOE están buscando una gran coalición".

MADRID // Con más de media hora de retraso por un fallo en los micrófonos, aparecía Pablo Iglesias ante los medios. Al líder de Podemos le acompañaron sus colaboradores más cercanos.

Iglesias arrancó su intervención como si de un discurso institucional se tratase: “Se abre un periodo de nueva transición”, enumeraba con su tono pausado habitual de la campaña electoral. “Nos ha faltado una semana y un debate”, se lamentó nada más comenzar.

A continuación expresó su deseo de reunir el Consejo Ciudadano del partido. También ha anunciado el plan de verse con todas las formaciones que ha conseguido representación en el Congreso de los Diputados para abordar una reforma constitucional. Sólo en el atril, sin nadie a su lado, enumeró los cinco puntos básicos que debería abordar “esta nueva época que el 15-M inauguró”: reforma electoral y proceso revocatorio; blindar los derechos sociales, incluidos los medioambientales; nuevo encaje territorial, incluyendo un referéndum en Cataluña; independencia de la justicia y rechazo explícito a las puertas giratorias en empresas estratégicas.

El líder de Podemos esquivó las preguntas sobre quién podría ser el próximo presidente, “no es momento de hablar de investiduras”. Aunque sí dejó claro que “ni por activa, ni por pasiva, Podemos va a permitir que gobierne el PP”. Y lanzó un dardo envenenado al PSOE al segurar que “si no entiende que España es diversa y multinacional, entonces lo que va a hacer es entregar el gobierno al PP”. “Me preocupa que los que mandan en el PSOE estén buscando una gran coalición”, concluyó sobre este asunto.

Sobre una posible repetición de las elecciones aseguró que “si los ciudadanos deben volver a votar, seremos más optimistas” ya que, “cada vez que hay unas elecciones a Podemos le va mejor”.

Antes de cerrar su intervención volvió a pedir «calma», «altura de Estado» y «reflexionar sobre lo que ha sucedido en el país».

«Es momento de hablar de una nueva transición, es momento de hablar de España, no de investiduras», concluyó su comparecencia ante la prensa un Pablo Iglesias que sacó su lado más estadista un día después de las elecciones generales. Sobre el próximo presidente o los posibles pactos, ni palabra.

bannernewsletter

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner