La movilización del electorado frena a la ultraderecha en Francia

Mitin de Marine Le Pen previo a las elecciones de 2012. FRONT NATIONAL.

Tanto Sarkozy como el primer ministro socialista Manuel Valls han pedido que no se olvide lo ocurrido. “No podemos caer en ningún triunfalismo” frente a la ultraderecha, ha advertido este último

La ultraderecha del Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen no ha logrado finalmente imponerse en ninguna región de Francia, gracias, en parte, a una mayor movilización del electorado con respecto a la primera vuelta, de un 50% a un 60%.

Por tanto, el Partido Republicano de Nicolás Sarkozy ostentará el gobierno de siete regiones, entre ellas la de París -arrebatada a los progresistas-, mientras que el Partido Socialista se queda con cinco. Por su parte, los nacionalistas corsos han logrado el gobierno de la isla de Córcega.

De este modo, se frena el fantasma de la ultraderecha. El FN había ganado en seis de las 13 regiones francesas en la primera vuelta. En la segunda, no ha podido lograr ni uno. Ha sido el Partido Republicano el que más ha logrado movilizar a sus votantes. Aun así, el FN no deja de crecer y, pese a que ha quedado en tercer lugar, ha logrado un 28’8% de los votos.

Es, por tanto, una victoria que puede ser un simple aplazamiento. Tanto Sarkozy como el primer ministro socialista Manuel Valls han pedido que no se olvide lo ocurrido. “No podemos caer en ningún triunfalismo”, ha resaltado este último, ya que “el peligro de la ultraderecha no se ha alejado”.

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner