lamarea.com

martes 16 octubre 2018

Internacional

La unión de la izquierda tumba al gobierno conservador en Portugal

Triunfa la moción de censura contra el Ejecutivo de Pedro Passos Coelho. Los socialistas firman un acuerdo con el Bloque de Izquierda y los comunistas para que apoyen un gobierno en minoría de António Costa.

10 noviembre 2015
20:02
Compartir
La unión de la izquierda tumba al gobierno conservador en Portugal
El líder socialista, António Costa. Foto: PS/Flickr

La unión de los partidos de centroizquierda ha dejado fuera del Ejecutivo portugués a los conservadores. Tras un duro debate, el Parlamento luso ha aprobado esta tarde la moción de censura al programa de Gobierno del primer ministro en funciones, Pedro Passos Coelho, con los votos de socialistas (PS), el Bloque de Izquierda (BE), comunistas (PCP), Verdes y el partido animalista PAN.

Ahora le corresponde al presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, decidir si le encarga la formación de gobierno al líder socialista António Costa o, si por el contrario, apuesta por un ejecutivo consevador sin mayoría en el Parlamento para aprobar los presupuestos y otras medidas urgentes. En este caso, parecerían inevitables nuevas elecciones el año que viene.

Antes de la votación en Lisboa, Passos Coelho acusó a Costa de haber creado una “mayoría negativa”. Asimismo, el todavía primer ministro reivindicó la política de recortes y subida de impuestos de los últimos cuatro años, la mayor parte bajo el rescate internacional. “Siempre defendimos el interés público, también cuando hicimos privatizaciones”, dijo.

En las elecciones generales del pasado 4 de octubre, los dos partidos de centroderecha, el PSD de Passos Coelho y el CDS, que habían formado la coalición de gobierno en la última legislatura, se presentaron con una lista conjunta. Portugal à Frente fue la fuerza más votada con el 38,6% pero no logró renovar la mayoría absoluta.

Sólo unas horas antes de la moción de censura, el PS cerró definitivamente el acuerdo con Bloque y los comunistas. La propuesta es que no haya una coalición formal, sino apoyos parlamentarios a un gobierno en minoría liderado por Costa. Las tres partes se comprometen a ponerse de acuerdo en reuniones bilaterales ante votaciones importantes, especialmente en materia presupuestaria.

Entre otras medidas, Costa prevé revertir los recortes de los salarios en la función pública y de las pensiones, así como algunas privatizaciones en marcha. Sin embargo, se ha comprometido también a cumplir con las obligaciones de Portugal con sus acreedores internacionales y seguir con la consolidación fiscal, aunque a menor ritmo que ahora. Los tres partidos subrayan que se trata de un acuerdo con vocación de durar toda la legislatura.

El líder socialista reivindicó el derecho de la izquierda a formar gobierno frente a los esfuerzos de deslegitimización del centroderecha. “Ha llegado el momento de que entiendan, de una vez por todas, que no tienen un derecho natural para gobernar”, dijo Costa, “y que todas las fuerzas representadas en esta cámara tienen la misma legitimidad para apoyar y participar en las soluciones de gobernabilidad”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".