México aprueba la legalización de la marihuana para uso lúdico

La Suprema Corte autoriza el cultivo, transporte y consumo de marihuana a los clubes de fumadores sin ánimo de lucro, en un fallo que ha sido calificado como histórico.

México es el último en sumarse a la lista de países que apuestan por una política de regularización del cannabis. La Sala Primera de la Suprema Corte de la Justicia ha aprobado, por cuatro votos a favor y uno en contra, el cultivo y consumo de marihuana con fines recreativos y sin ánimo de lucro. Los magistrados han primado la libertad personal frente a los posibles daños a la salud, y lo han hecho situándose un paso por delante de los políticos, que en esta materia se han mostrado titubeantes ante la división de opiniones que el tema genera en el electorado.

El caso de México es especialmente significativo: se trata del primer productor de marihuana a nivel mundial, sólo superado por Marruecos. Y también, y sobre todo, el principal proveedor de EE UU. Se calcula que existen unas 12.000 hectáreas de cultivos de marihuana en el país y, aunque no existen cifras oficiales, algunas fuentes apuntan a que la venta de drogas mueve casi 40.000 millones de dólares al año. La lucha a sangre y fuego contra el narcotráfico ha dejado más de 80.000 muertos en la última década.

El fallo judicial es fruto de un recurso presentado por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, una entidad fundada en 2013 por cuatro abogados y empresarios con el objetivo de poner sobre la mesa el debate por la vía jurídica. El consumo de marihuana estaba ya técnicamente despenalizado en México -desde 2009 se podía llevar hasta cinco gramos encima- pero todo lo que había que hacer para conseguirla era ilegal, desde el cultivo hasta la preparación y el transporte, y acarreaba penas que podían alcanzar hasta los 25 años de prisión.

“La lucha contra las drogas ha fracasado”

En el proceso ha jugado un papel esencial el magistrado Arturo Zaldívar, uno de los jueces más progresistas de la Corte, que decidió hacer suya la petición tras haber sido rechazada por la Administración, alegando que vulneraba la legislación sanitaria. Zaldívar decidió defender la legalización de la marihuana ante sus cuatro compañeros de la Sala Primera, conocida por haber avalado el matrimonio homosexual, apoyándose en el argumento de que el riesgo para la salud de la marihuana es menor o similar al tabaco, y su prohibición, por tanto, resulta desproporcionada respecto al derecho constitucional a la autonomía individual.

“Esta sentencia es exclusivamente para el autoconsumo y no permite el comercio”, ha explicado Zaldivar. “Tampoco se sostiene que la marihuana sea una sustancia inocua, sino que el veto que hay ahora es excesivo”. Otro de los magistrados, José Ramón Cossio, ha apuntado que “la lucha contra las drogas ha fracasado, por lo que se requiere un amplio debate social”.

bannernewsletter

Dani Cabezas

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner