lamarea.com

sábado 24 febrero 2018

Política

Las izquierdas llegan a las generales con el viento en contra

Llega el momento para el que Podemos nació: las elecciones generales. Es ahora cuando hay que echar el resto

01 noviembre 2015
08:31
Compartir
Las izquierdas llegan a las generales con el viento en contra
Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante un debate en febrero de 2014 en la Sala Mirador (Madrid) - PODEMOS

A menos de dos meses de las elecciones, no dejan de salir encuestas que dibujan un panorama nada esperanzador para las izquierdas. Este viernes, tanto El Confidencial como El Español publicaron sondeos que confirman las tendencias de las últimas semanas: el PP ganaría las elecciones y un Ciudadanos cada vez más crecido sería la llave para formar gobierno. Hoy por hoy parece un escenario muy improbable la formación de un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.

Entretanto, los principales partidos a la izquierda del PSOE -IU y el propio Podemos- se encuentran ya en la línea de salida, cogiendo impulso para una campaña que las dos formaciones están presentando como históricas. El número uno de la federación, Alberto Garzón, lleva meses advirtiendo que estamos ante una “Segunda Transición” y hay que evitar que en ella “se consolide el liberalismo”. Tras el fracaso de las negociaciones para confluir con Podemos, Garzón se ha presentado a las primarias de Ahora en Común y ha arrasado, con un 96% de los votos. El dato no es todo lo positivo que pudiera parecer, ya que evidencia que en la plataforma no ha habido competencia real, y por tanto una base social grande y organizada más allá de IU. Además, refuerza la imagen de que la federación habría cooptado la iniciativa, como han denunciado algunos sectores.

Garzón, tras el alejamiento con Podemos, ha hecho énfasis en lo que les separa para tratar de captar el voto más a la izquierda y ha comenzado a dar más fuerza discursiva a las nacionalizaciones de sectores estratégicos, por ejemplo, o al impago de la deuda ilegítima. IU, que no parece que vaya a ser determinante para formar gobiernos, se enfrenta a un reto principal: conservar el grupo parlamentario que tiene en el Congreso, algo que se antoja difícil a la luz de las encuestas, aunque Garzón parece dispuesto a pelear. Quizá por eso, en una entrevista con Europapress publicada hace unos días criticó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por no querer tener un debate con él. Izquierda Unida quiere llevarse el voto de la izquierda definida. Sobre todo ante el intento de disputar el centro por parte de Podemos. El problema de IU, pese a que Garzón ha mejorado la marca, sigue siendo el mismo: su escasa presencia en los medios de comunicación.

Por su parte, en Podemos se han producido algunos movimientos relevantes esta semana. Pablo Iglesias ha dejado su escaño en el Parlamento Europeo para centrarse en las generales: “Vuelvo a mi país para que no siga habiendo gente como ustedes en el Gobierno”, ha espetado, en un discurso que ha corrido mucho por redes sociales. Podemos se ha visto enredado de nuevo en el tema del independentismo en Cataluña, después de que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, le convocase en Moncloa, además de a Albert Rivera (C’s) y Pedro Sánchez (PSOE), para tratar de consensuar una estrategia. Iglesias ha repetido que “Cataluña tiene derecho a expresarse votando” y pide que se la reconozca como nación. Un discurso que puede restarle votos.

El partido de Iglesias está también afilando su programa de cara a las generales. Este viernes se ha abierto el plazo de votación del paquete de medidas con el que se presentará en el sprint final a La Moncloa, y se cerrará el martes. Entre ellas, se encuentra una reforma fiscal que contempla subir el IRPF a partir de los 60.000 euros, así como el plan de renta garantizada. El objetivo de Podemos, pese a la bajada en las encuestas, sigue siendo mucho más ambicioso que el de IU: se trata de lograr el suficiente apoyo como para ser determinantes a la hora de formar gobierno. Un objetivo que a día de hoy parece difícil. Sin embargo, Podemos ya ha empezado a enseñar el tono de su campaña con un vídeo titulado Ganar el futuro. La clave es generar ilusión por el cambio. No en vano, llega el momento para el que Podemos nació: las elecciones generales. Es ahora cuando hay que echar el resto. Aunque Iglesias se confesara “cansado” en las últimas semanas, algo comprensible, sobre todo cuando Ciudadanos cada vez le roba más votos por la derecha e IU quiere hacerlo por la izquierda -recuperando los que Podemos absorbió anteriormente-.

Y, en los momentos previos de una pelea que se prevé difícil, esta semana se ha producido una buena noticia: Barcelona en Comú ha presentado su candidatura a las generales. La izquierda catalana ha soltado al kraken. Ada Colau ya se ha convertido en viral estos días con un discurso muy duro contra PP, PSOE, Ciudadanos y CiU. Queda una duda: ¿dará algún paso en este sentido Manuela Carmena y el resto de los llamados “alcaldes del cambio”?

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.